20 de Septiembre de 2018

La Ciudad Olvidada, blog de Zerael


Septiembre ha comenzado, y con él, la segunda etapa del octavo certamen de relatos de Gamefilia. Puede que muchos estéis deseosos por saber los resultados del concurso, averiguar si vuestra creación se alza con el primer puesto… ¡pero para eso es necesario que votéis!

Recordad que sin la participación activa de la comunidad, el concurso no es más que una forma estúpida de arrejuntar letras. Si no hay gente que lea y vote los relatos siguiendo sus preferencias, esta iniciativa estaría muerta.

Así que os pido por favor… ¡votad a los relatos que más os gusten! Los participantes, y yo mismo, os lo agradeceremos profundamente.

A continuación os dejo una lista con las instrucciones/condiciones para votar. Si tienes pensado hacerlo y es la primera vez, léela con atención: NO se trata sólo de votar a tu relato preferido.
Ago
30

¡Sexo Gratis! (¡y ya van dos veces!)

Categorías: , , ,

EL TÍTULO DE ESTA ENTRADA ES UNA SUCIA MENTIRA: HAZ CLIC EN LEER MÁS PARA VER SU CONTENIDO REAL.

 

Ago
27

Tower Of Heaven - La tabla de la ley plataformera

Categorías: , ,

No cabe duda de que la Gameboy ha sido todo un hito en la historia de las consolas. Salvando las distancias, su caso es muy parecido al de la Wii –una consola técnicamente inferior a sus competidoras, pero que a pesar de ello se lleva las atenciones tanto del público como de la crítica–.

Ago
22

Odio lo que amo: Knytt Stories

Hace no demasiado tiempo, jugar a un videojuego era sinónimo de diversión. Desde las plataformas del Reino Champiñón, hasta las vastas llanuras de “Green Hill Zone”, los mundos que pululaban por nuestras pantallas servían sólo al propósito de hacernos pasar un buen rato.

Pero entonces llegó el refinamiento jugable. Ridículas desviaciones y vueltas de tuerca que dieron al traste con muchas sagas y franquicias de renombre. En esencia, la decadencia del ocio electrónico.

Durante los once meses que he pasado en Gamefilia, algunos de los blogueros que forman la comunidad me han pasado sus propias creaciones videojueguiles. Ya sea por iniciativa propia o porque he mostrado un interés directo, por mis manos han pasado varios jueguecillos amateur que merecen vuestra atención. Algunos de ellos incluso tienen análisis propios (y sinceros) por mi parte. Sea como fuere, me he decidido a hacer una recopilación con todos esos juegos con la esperanza de que la comunidad les dé una pequeña oportunidad.

Aunque muchos de ellos no pasan de ser grandes ideas con voluntad a raudales, costaron su tiempo y dedicación. Algunos, como las últimas creaciones de Erik Adams, pueden codearse con varios juegos indi que he analizado en profundidad aquí. Otros, como los proyectos de Ellolo, tienen detrás un trabajo de programación arduo que no está al alcance de la mayoría. Pero lo innegable es que en su desarrollo nuestros gamefilianos le pusieron un empeño que no debería pasar desapercibido…así que,  ¡pasen y vean! ¡Ante ustedes,  toda la creatividad gamefiliana por cortesía de la Ciudad Olvidada!

¡Albricias! ¡Agosto todavía está en su ecuador! ¡Y lo más importante… el concurso de relatos gamefiliano seguirá con su andadura independientemente del periodo vacacional! La mayoría estamos rascándonos la barriga, así que trataré de hacer una entrada concisa. A continuación detallaré una explicación general del certamen para todos aquellos que no sepan de lo que estoy hablando. Si ya eres habitual de esta competición, ¡pasa directamente a las directrices y reglas de este mes!

Hacer bien tu primera obra puede ser una maldición. En el cine hay casos sonados, así como en la literatura. Pero quizá sea más apropiado decir “universalmente aclamada” antes que “bien”; cuando la crítica y el público se ponen de acuerdo, su objeto de adoración tiene todas las papeletas para convertirse en un icono cultural (aún cruzo los dedos para que “el caballero oscuro” no forme parte en este proceso), y eso, para un artista novel, puede significar la mayor de las catástrofes.

Jul
20

Legend of Princess - Zelda'em up!


Hacer un fanmade1 no es siempre una tarea agradable. Por mucha nostalgia y cariño que nos produzcan sus protagonistas, un autor suele preferir creaciones originales –aunque éstas no sean más que burdas imitaciones de modelos universalmente conocidos-. 

Me imagino que para alguien tan prolífico y creativo como Joakim Sandberg –padre de la saga Noitu Love, el shooter Chalk y un montón de artwork impresionante-, el propósito de construir un fanmade sería especialmente incómodo. Pero es difícil no ceder ante la posibilidad de tributar un videojuego digno a nuestros ídolos... así que, ¿qué hacer?

La respuesta es sencilla: ¡plagiar la forma, cambiar el contenido! (y en este caso, además, pasarse por el forro el concepto jugable)


Pocas discusiones me sorprenden tanto como las surgidas a raíz del término “rol”. En el amplio espectro de contertulios sobre el particular, uno se puede encontrar prácticamente con cualquier cosa: desde el purista que lo cataloga como una experiencia social orientada al desarrollo de roles, hasta el avispado librepensador que defiende a capa y espada la relativización de sus límites.

Y digo yo, ¿acaso tiene importancia? Es decir, es obvio que existe un género llamado rol, que tiene múltiples manifestaciones. Renegar de un juego porque dice ser de rol, pero cuyas características no entran dentro de nuestra concepción sobre esta clase de juegos, me parece un acto de soberana estupidez. Etiquétalo como quieras, pero prueba lo que el videojuego pretende ofrecer.

Jul
4

Noitu Love 2 - All your love are belong to Xoda!

Categorías: ,


Uno de los primeros juegos que pasó por La Ciudad Olvidada fue la primera parte de Noitu Love. En su día recalqué hasta la saciedad que se trataba de una de mis debilidades, ya que más allá de un inspirado sentido del humor y toneladas de acción gratuita, no tenía demasiada profundidad jugable. Con el tiempo, sin embargo, he ido viéndole más virtudes.Hoy por hoy, sigue siendo uno de los juegos indi de acción más divertidos que se hayan hecho jamás.

Su autor responde al nombre de Joakim Sandberg, y aparte de tener un talento indiscutible para crear juegos, hace gala de un estilo gráfico único, y a mi juicio, técnicamente brillante. Basta con echarle un ojo a su galería de imágenes. Esto, por supuesto, repercute directamente en el aspecto de sus juegos, que sin excepción, muestran sus encantos pixelienses al mismo nivel que cualquier juego bidimensional de la actualidad.