30 de Abril de 2017
Jul
10

Alternativas roleras indie - Degeneración del rpg, capítulo 2


Imagen extraída del blog de Gaslamp Games

Hace unas cuantas semanas pinté un panorama desalentador para los juegos de rol occidental. Si fue una radiografía acertada o el desvarío de un gordopecero perturbado será decisión de vuesas mercedes. Tanto si patiné como si no, toda pista de hielo tiene sus rebeldes (ole, ole, que vivan las metáforas absurdas). Precisamente por eso, hoy trataré de hacer un pequeño repaso a varios títulos independientes que pueden servir como alternativa y analgésico a los que todavía buscan una miaja de rol oldschool.

Partamos de la base que sitúa a los rpgs occidentales entre los géneros que más trabajo exigen de los estudios que los acometen. Es una afirmación discutible, pero no tengo ningún interés en entrar en ese debate. Suponiendo que sea cierto, cabe preguntarse si los estudios independientes tienen la autonomía necesaria para llevar a cabo productos respetables; lo cierto es que como en tantos otros casos, un estudio pequeño debe hacer concesiones. Y a mi modo de ver, serán esas concesiones las que en última instancia separen a la excelencia de la simple morralla.

Empecemos, pues, con el repaso de marras.

Avernum: Escape from the pit


Spiderweb software, decana indie del rol occidental, tiene en este remake uno de sus buques insignia más queridos y respetados por los jugones treintañeros de pelo en pecho (also known as jugón jarcor quenohatocadoteta). Hablar sobre su naturaleza de remake es meterse en un berenjenal considerable, así que bastará con decir que se trata de la segunda revisión de un clásico que vio la luz por primera vez en 1996.

Avernum: Escape from the pit hará las delicias de todos aquellos que ansíen regresar al peculiar mundo abierto de Baldur's Gate -ese que no sacrificaba la libertad al dios del no-argumento, en plan Bethesda-. Quizá se echen en falta los “carismáticos” personajes del título de Bioware1, pero en todo lo demás cumple a rajatabla. Enormes cantidades de quests, ciudades, combates tácticos y mucha, mucha conversación. Como todos los títulos de Spiderweb, sin embargo, la brutal cantidad de contenido tiene un precio importante: gráficos, música y sonidos se ven reducidos a su mínima expresión -especialmente la banda sonora, inexistente-. La gran baza de Avernum, lo que consigue separarle de lo execrable, es la calidad de sus textos. A todos los niveles, Avernum está mejor escrito que la gran mayoría de rpgs occidentales. El propio Jeff Vogel es admirador de Bioware -valorada por algunos como la compañía con mejores escritores del panorama comercial-, pero en mi modesta opinión, los chicos de EA tienen mucho que aprender del amo y señor de Spiderweb.

Eschalon


La saga Eschalon cuenta ya con tres entregas, y su principal leitmotiv es la fidelidad a los clásicos de Origin -los abanderados de la saga Ultima, sobre todo, a los que homenajea con descaro-.  Cada nueva entrega ha ido ahondando un poco más en los recovecos jarcor del rol oldschool, pero sin renunciar a cierta flexibilidad que permite el acercamiento por parte de jugadores menos dados... a tirar los dados (te invito a una cerveza si sigues leyendo esta entrada después de esto).

La gran baza de Eschalon, aparte de contar con todos los ingredientes del rpg occidental clásico, es que tiene un aspecto mucho menos intimidante que otros títulos de la esfera independiente. Tanto el entramado gráfico como sonoro es agradable, en ocasiones incluso notable. A pesar de que cada entrega se vende como un capítulo de la saga, su extensión es considerable: las posibilidades son enormes y hay un sinfín de quests y objetos mágicos para descubrir. Quizá que todo el juego esté planteado por turnos, y no únicamente los combates, eche para a atrás a los menos roleros del lugar, pero doy fe de que en absoluto entorpece el ritmo de juego. Si se le puede achacar algún defecto es lo anodino de su argumento; no es que sea prescindible, pero carece de la imaginación y riqueza de los grandes en este terreno.

Legend of Grimrock


Ah, la leyenda de Grimrock. El maná de aquellos que lloran la pérdida de los vetustos rpgs en primera persona de los 90. Eye of the Beholder, Lands of Lore, Wizardry... clásicos representativos de una mecánica jugable tan definida como extinta. Hasta que llegaron los chicos de Almost Human, claro, y nos “regalaron” esta pequeña joya.

Cuando se dieron a conocer los primeros pantallazos y vídeos de Grimrock, muchas fueron las voces que auguraron su fracaso. Con el avance tecnológico y el rápido desarrollo de los mundos tridimensionales, ¿quién hubiera apostado por un entorno tan rígido como el de los dungeon crawler? Y sin embargo, Legend of Grimrock ha sido un éxito incontestable; para ello, se ha servido de la nostalgia y un diseño fantástico. Estamos ante un rpg oldschool hasta la médula, sí, pero que aporta un toque personal y suavizado a las exigencias de esta clase de títulos. El resultado es un rpg de exploración, plagado de puzles soberbios y una constante sensación de angustia. Quizá los combates podrían haberse pulido un poco más, pero en absoluto desmerecen el conjunto.

Dungeons of Dredmor


Al contrario que otros géneros pioneros en el mundo de los videojuegos, los roguelike siempre han gozado de una salud de hierro en el panorama independiente. Quizá no tanto en el plano comercial, pero su presencia siempre ha sido una constante.

Mazmorras de Dredmor es un roguelike atiborrado de humor, mala leche y mucho, mucho talento. Cualquier amante del rpg occidental clásico podrá encontrarle una virtud, si bien es cierto que desesperará a aquellos que busquen experiencias menos orientadas a la jugabilidad pura y dura. Pero si eres de los que disfruta con mecánicas complejas y dificultad barriobajera, Dredmor te dará meses y meses de diversión. Su aspecto desenfadado, humor a espuertas e interfaz amigable puede servir, además, como introducción perfecta al nutrido género de los roguelike.

Avadon: The black fortress


Spiderweb repite en esta recopilación, por dos motivos fundamentales. El primero, que como persona física incapaz de desdoblarme tengo un tiempo limitado para los videojuegos, y segundo, que a pesar de ser un título de Spiderweb, difiere bastante de su estilo habitual.

Si la saga Avernum es un complemento perfecto para aquellos que lloren la pérdida del rol que Baldur's Gate engendraba, Avadon es el retrato perfecto de lo que Dragon Age: Origins supuso para el rpg occidental “moderno”. Con un argumento aún más trabajado, mejores textos y personajes enjundiosos, Avadon se parece mucho al estilo pseudooldschool del primer título de la saga del año del dragón. Algunas personas criticaron su estilo más lineal y dramático, pero a mi modo de ver es una forma tan válida como cualquier otra de recrear rpg occidental de calidad. En su día, le dediqué un extenso análisis que podéis leer aquí. Aunque sigue teniendo las carencias técnicas propias de Spiderweb, puede disfrutarse mucho si se sabe encajarlas.



Antes de terminar, añadiré dos menciones de honor que por un motivo u otro, no cuadran del todo en esta entrada. The Spirit Engine 2, un juego de rol gratuito con tintes de jrpg, pero un contexto único más cercano a las formas occidentales. Trístemente, apenas tuvo repercusión en su época, a pesar de su incuestionable calidad. Y aunque no creo que necesite mención alguna, sé que muchos habrían añadido la vanagloriada saga Torchlight en esta recopilación; personalmente, me parecen dos juegos divertidísimos, que capturan la esencia del hack and slash mejor que sus contrapartidas triple A.

Y con esto, ahora sí, termina mi particular serie de recomendaciones para los que como yo, añoran un tipo de juego que ha desaparecido casi por completo del panorama comercial. Por supuesto, tenéis otras alternativas en diversos frentes: varios casos sonados en kickstarter, nombrados hasta la saciedad -aunque me tomaré la libertad de mencionar uno relativamente desconocido en España, el prometedor Divinity: Original Sin- y, cómo no, los clásicos revisados y preparados para ser jugados en sistemas modernos. Gracias a tiendas digitales como GoG (tan odiada como amada), o emuladores de DOS tipo Dosbox, esta alternativa sigue siendo posible.



1. Las comillas no son casuales, ¿cuándo lo son? El caso es que siempre he tenido ciertas reservas para reconocer que los personajes de Baldur's Gate 1 tienen algún tipo de interés; más allá de su presentación inicial y contadas líneas de diálogo, apenas tenían presencia. Afortunadamente, la cosa mejoró considerablemente en la segunda parte. (VOLVER)

5
Valoración media: 5 (1 voto)

6 Comentarios:

Muchas gracias por la

Muchas gracias por la entrada, es muy interesante, bastante más que los 60.000 análisis de The Last of Us que han invadido Gamefilia, porque de estos juegos nunca se dice nada y no sabes si el dinero a gastar merece la pena o no. Muy útil, 5*. Saludos fremen

@AtreidesXXI

Muchas gracias ^_^ Si te sirve de algo, bienvenida sea la entrada. A pesar de todo, siempre es mejor probarlos de primera mano. Si te gusta el género está claro que le encontrarás cierto gustillo a mi selección, pero quién sabe si luego no te arrepetirás del desembolso. Esto es especialmente cierto para los juegos de Spiderweb (todos tienen demo, y te aconsejo encarecidamente que las pruebes en caso de que te plantees comprarlos).

¡Spirit Engine 2!

Hombre, pues al Spirit Engine 2 lo jugué hace unos cuantos años; no sé dónde vi la recomendación, igual fue aquí mismo. Recuerdo que me gustó, aunque la estética era un poco rara (que no tiene por qué ser malo). Curiosamente, al 1 no pude porque se me quedaba bloqueado al poco de empezar, aunque ahora que tengo otro ordenador igual ya no me sale el mismo error.

Ya me puedes invitar...

...a dos chupitos de fanta naranja. Bromas aparte, buena disertación y agradable la mención de Dungeons of Dredmor (hoy mismo me lo he vuelto a descargar, ¿casualidad...?). He visto que le han añadido nuevos oficios ("Comunista" y "Banquero" entre ellos (ya podéis hacer chistes acerca del telón de acero o la falta absoluta de moralidad). Mientras haya grandes historias seguirá habiendo gente que quiera vivirlas aunque sea moviendo únicamente sus dedos.

@ *

@Ñbrevu Puede ser que lo vieras por aquí, sí. En su día me dio fuerte por ese juego y le dediqué una entrada kilométrica :D El 1 nunca he llegado a probarlo. Supongo que el desencanto del autor me quitó las ganas (renunció a hacer más juegos).

@Jeshua LMAO Dos o tres, lo que tú prefieras. Desde luego te lo has ganado. Y sí, el Dredmor tenía que salir en esta lista de todas todas. Uno de los pocos roguelike que he jugado hasta el final. Esa mala leche y complejidad con envoltorio de humor desenfadado me desarma :D Hace tiempo que no lo juego, pero en steam está muy, muy vivo. Quizá lo reinstale para ver las novedades ^^

Las joyas...

El mejor RPG de los últimos años (sea indie o no) no está en esta lista, lo cual me molesta. ¿No ha sabido de Knights of the Chalice? Frayed Knights también es bueno. Pero no importa, en los últimos años el cRPG occidental está renaciendo luego de más de diez años de oscuridad (quienes juegan en consolas no lo notan, pero los principales desarrolladores murieron todos al comenzar los 2000, dejando sólo a los entonces novatos Bethesda y Bioware) gracias a la magia de kickstarter, sea directa o indirectamente. Blackguards, Might & Magic X y Expeditions: Conquistador son los nuevos grossos hasta la llegada de los esperados Divinity, Wasteland, Eternity y Torment (y Grimoire, lol).