16 de Diciembre de 2017
Sep
2

Aquaria


Aquaria es uno de los proyectos independientes más ambiciosos de los últimos años. Una aventura submarina con reminiscencias metroidvaniescas, llevada a cabo por un exiguo equipo de desarrollo: Derek Yu y Alec Holowka. Quizá algunos lo conozcáis, puesto que lleva en el mercado desde el 2007, aunque los nombres de sus autores os suenen a chino mandarín.

Se ha escrito mucho (y bien) sobre este viaje acuático; probablemente, poco puedo añadir al grueso de críticas que ha recibido a lo largo de los años, pero prácticamente desde que inauguré el blog, reseñarlo ha sido una de mis causas pendientes.

Así pues, seguid adelante si queréis saber más sobre el enigma submarino de Naija...

Modelando el mundo bajo el agua


Concebido originalmente por Alec Holowka, Aquaria fue en sus comienzos un juego de rol a la antigua usanza: un escenario gigante plagado de misiones secundarias, por el que el jugador se desplazaba a través de una interfaz puramente textual. La complejidad de aquellos primeros prototipos auguraba la enésima encarnación del rol occidental más arcaico.

Sin embargo, un año después, Derek Yu se unió al proyecto como responsable del apartado artístico. En el mundillo del desarrollo independiente, su nombre es ampliamente reconocido; autor de numerosos videojuegos gratuitos, todas sus creaciones destilan personalidad y dedicación a raudales1. Quizá por su influencia, o simplemente porque al unir fuerzas quisieron llevar a buen puerto una idea con enorme potencial, decidieron simplificar al máximo la premisa inicial.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Trailer de Aquaria

Tras dos intensos años de desarrollo, el rol clásico se convirtió en aventura de exploración, y el entorno textual en un diseño artístico detallado y colorido. Aunque el remanente de algo más complejo todavía se percibía en los recovecos de sus grutas submarinas, la filosofía de su propuesta jugable había cambiado radicalmente: control asequible y vistosidad gráfica.

La expectación generada fue considerable, así que una vez estuvo disponible, se sucedieron todo tipo de reacciones opuestas. La sensación generalizada de los críticos, sin embargo, era relativamente unánime: Aquaria era una creación notable, con impresionantes valores de producción, pero también ciertas taras incomprensibles.

A pesar de que no llegó a tener la repercusión que sus autores buscaban, nada impidió que se convirtiera en un clásico independiente, habitualmente nombrado como ejemplo a nivel artístico o directamente homenajeado en otros juegos independientes del calibre de Super Meat Boy.

La soledad de Naija


Aquaria es la historia de la búsqueda personal de Naija, una criatura submarina con forma humana. Durante años, ha llevado una existencia apartada y contemplativa, pensando sólo en sobrevivir y convivir pacíficamente con las criaturas que la rodean.

Atrapada por una inmensidad de grutas acuáticas, su vida apacible no le lleva a cuestionarse nada. Sus días pasan entre la inacción y la desidia de una soledad que no se molesta en comprender. Sin embargo, un día como otro cualquiera, una misteriosa persona encapuchada le muestra una visión desconcertante: ella misma, convertida en una figura rebosante de energía, luchando contra criaturas inmersas en la oscuridad.

Antes de que pueda entender su significado, la sombra encapuchada desaparece. De pronto, un intenso torrente de preguntas le asola la mente: ¿quién soy? ¿Por qué estoy sola? ¿Qué es este mundo? Tras incontables años de absoluta ignorancia, Naija cobra conciencia de sí misma y de lo que la rodea.


Asustada, pero decidida, se embarcará más allá de las aguas tranquilas que son su hogar. Interrogantes y misterios que antes no existían, le impulsan ahora hacia lo desconocido. Por el camino, no sólo se descubrirá a sí misma, sino la propia esencia de los reinos submarinos.

Con un punto de partida interesante, más por lo enigmático de la ambientación que por el contenido de la trama en sí, el juego ofrece una historia peculiar. Durante la mayor parte de su desarrollo, seremos testigos de varias leyendas que ilustran el triste destino de las razas inteligentes que habitaron Aquaria.

Tras el prólogo de rigor, tendremos una considerable libertad para explorar las ruinas de civilizaciones pasadas. Cada vez que completemos alguna de las zonas importantes, una cinemática narrará brevemente la suerte de sus antiguos moradores. Poco o nada se nos dirá sobre la propia Naija, que siempre estará nadando (nunca mejor dicho) en la ignorancia.


Dada la extensión del mapa y lo prolongado de los periodos jugables, el nudo del argumento se antoja excesivamente difuso. Se podrían haber añadido ciertos detalles que no convirtieran la historia de los reinos en una repetición constante. Y es que todas las civilizaciones, aunque con identidad y trasfondo propios, sufren el mismo “aciago destino”, que tras quince horas de exploración puede resultar reiterativo.

Afortunadamente, el desenlace da sentido a todo lo mostrado, añadiendo un valor inesperado a una trama que, por culpa de unas formas poco inspiradas, peca de afectación en su desarrollo. Es una lástima que sus creadores no se esforzaran por dotar al nudo del argumento de una mayor consistencia. Sólo al final se llega a sentir cierta afinidad con la protagonista.

Con todo, los más pacientes sabrán apreciar su intención, a pesar de sus fallos. El giro argumental que resuelve de un plumazo todas las incógnitas, está ejecutado con maestría.

Más allá de las aguas tranquilas


El concepto jugable de Aquaria está a medio camino entre la aventura de acción y la simple exploración. Aunque existen un buen número de obstáculos que impiden visitar todas las zonas desde un principio, una vez tengamos acceso al “mar abierto” la libertad concedida es considerable.

El mundo submarino a nuestra disposición es, simple y llanamente, inmenso. El número de grutas que dan forma a los reinos es gigantesco, muy por encima de lo ofrecido por el metroidvania independiente medio. Y es que quizá, etiquetar a Aquaria de metroidvania sea algo injusto. Si algo define a su jugabilidad es la exploración y el descubrimiento, más que la superación de impedimentos con poderes y mejoras.

En ocasiones, de hecho, parece que su objetivo es mostrarnos la diversidad del mundo acuático. En ese sentido, recuerda a vanagloriados títulos comerciales como Shadow of the Colossus, que una y otra vez nos llevan a paisajes de una belleza increíble, pero que jugablemente se tambalean en su irrelevancia.


Por supuesto, el caso de Aquaria no es tan extremo, aunque la enormidad del mapeado lleva a cuestionarse su sentido. Tras completarlo, resulta evidente que una extensión más modesta le habría beneficiado; decisiones jugables inexplicables, como el escaso número de medios para moverse con rapidez entre las diferentes zonas, no hacen sino aumentar el desconcierto.

Podríamos decir que la mecánica de exploración funciona sólo en sus comienzos, cada vez que descubrimos una nueva civilización o un rincón oculto a primera vista; pero a la larga, cuando el propósito es hacerse con los medios para avanzar en la aventura, su ritmo pausado le pasa factura. Por otra parte, es innegable que la belleza y personalidad de los decorados, así como la espectacular cantidad de especies que habitan las aguas de los reinos, seducirán a los que se dejen engatusar por su apartado artístico.

Para poder abrirnos camino por las aguas agitadas de Aquaria, Naija tiene a su disposición un arma bastante original: el verso. Al pulsar el botón derecho del ratón, la protagonista se verá rodeada por ocho marcas que simbolizan notas musicales. Al encadenarse en un determinado orden, nos concederán diversos poderes. Los más importantes son los aspectos, que cambiarán la forma y las habilidades de nuestra sufrida nadadora.


Gracias a los aspectos, podremos defendernos de las muchas criaturas hostiles que se interpondrán en nuestro camino hacia la verdad. Otros, permitirán la resolución de ciertos puzles u obstáculos, que tienen su mejor encarnación en lo imaginativo de los jefes.

Otros detalles aderezan la constante exploración, como el libro de cocina o los tesoros; en vez de recurrir a los típicos power-ups metroivaniescos, Naija encontrará ingredientes y recetas repartidas por el escenario: los objetos que podemos crear con ellos nos concederán una ventaja considerable (aunque nunca necesaria) para salir victorioso de los enfrentamientos más peliagudos. Los tesoros, por el contrario, serán en su mayoría decorativos; algunos son trajes que mejoran o conceden habilidades, pero son muy escasos.

Tanto el verso como las recetas aportan una diversidad encomiable. Se echa en falta un mayor número de poderes o mejoras permanentes, pero el sistema de creación de objetos lo suple con una perspectiva diferente. Los momentos de acción están muy bien resueltos; tanto que se echan de menos durante los largos periodos de exploración.


De vez en cuando, un puzle se cruzará en nuestro camino. Por lo general, son bastante asequibles (mucho más que los enemigos finales, por ejemplo), pero existen un par de excepciones que requieren algo de imaginación por nuestra parte. Los más perseverantes, verán recompensados sus esfuerzos con unos cuantos secretos; de hecho, el juego tiene dos finales dependiendo de que cumplamos o no ciertas características: un detalle agradable y que mejora todavía más el buen sabor de boca de su tramo final.

Algo que lo distancia del grueso de títulos independientes es su duración: completar la aventura principal con su final auténtico ronda las 20-25 horas. Pero si nos decidimos a recoger y descubrir todos sus objetos, recetas e ingredientes el número se multiplicará exponencialmente. Y más aún para los que disfruten desbloqueando logros; Aquaria cuenta con un buen número de ellos, algunos con cierta mala leche.

En definitiva, Aquaria es una experiencia jugable que va in crescendo. Juzgarlo por sus dos primeras horas (lo que dura el prólogo, aproximadamente) sería precipitado. Merece la pena darle la oportunidad de desplegar todas sus virtudes, por mucho que se vean empañadas por la inmensidad de su mapeado. Desde luego, no gustará a aquellos que renieguen de la exploración, pero incluso los más escépticos deberían esperar a sus momentos de acción climáticos.

Arte acuático


Resulta irónico que un juego con un apartado artístico tan llamativo fuera una ficción interactiva rolera en sus comienzos. Todo el entramado técnico, sobre todo el visual, brilla por su personalidad y calidad.

Los escenarios, delimitados por la negrura de las grutas, muestran una gran cantidad de detalles y efectos. Desde zonas plagadas de colorido y vida como Kelp Forest, hasta la tétrica oscuridad del abismo; todos los paisajes tienen su propia fauna y flora, y aunque inevitablemente se repiten ciertos elementos, la sensación de visitar lugares inhóspitos es constante.

La inmensidad del océano es sorprendente, pero son las ruinas de las civilizaciones extintas las que mejor lucen el buen hacer de Derek Yu. La catedral de Mithala, con sus cúpulas derruidas y retratos maltrechos; las esculturas arnassi, mutiladas en la roca; o los pasillos rectilíneos del templo solar, todos los niveles resultan enigmáticos y agradables para la vista.


Las mismas alabanzas merecen los personajes y criaturas, de una diversidad apabullante. Los colores suaves de los animales pacíficos contrastan con los chillones de los hostiles; las formas redondas de unos, con las angulosas y punzantes de los otros. La claridad del dibujo casa perfectamente con las paletas de colores, aunque tanto detalle no se ve correspondido por unas animaciones a la altura: casi todos los personajes, Naija incluida, tienen algunos movimientos excesivamente artificiales.

Son tantos los detalles que enriquecen el aspecto visual de Aquaria que podría dedicar toda esta crítica a describirlos. Baste decir que pocos juegos pueden presumir de una dirección artística como la suya.

La banda sonora cuenta con un buen número de melodías, la mayoría al mismo nivel que sus gráficos. Ciertos temas son especialmente llamativos, canción vocal incluida. Sin embargo, a pesar de su incuestionable calidad, no todas casan como debieran con la atmósfera del reino submarino. Se echan de menos composiciones más sobrias, que favorezcan la dinámica jugable de exploración.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Dark Places


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Arnassi


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Undiscovered Waters


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Remains

Sorprendentemente, todas las líneas de diálogo de Naija están dobladas. Un detalle muy poco común en el desarrollo independiente y que añade su granito de arena a la excepcional ambientación. Aunque es un recurso sobreexplotado, sus reacciones en forma de gritos, risas y suspiros, dotan de una vida inusual a la protagonista.

En general, Derek Yu llevó a cabo un trabajo soberbio. Si por algo se recuerda a Aquaria, es precisamente por su entramado técnico y atractivo visual, alejado de los tópicos retro del desarrollo independiente.

En lo más profundo del océano...


Después de terminar con Aquaria, Alec y Derek aparcaron su asociación -llamada Bit Blot-. Dedicados a nuevos proyectos y aspiraciones, el sueño de la aventura submarina terminó con la epopeya de Naija. Se rumoreó que existiría una continuación, pero su posibilidad real ha sido negada constantemente.

Otros comentan que Alec trabaja en un sucesor espiritual, pero las conexiones que pueda tener o no con Aquria son francamente difusas. Yo me inclino a pensar que ésta será la primera y última entrega de la hipotética serie.


Aunque obtuvo muy buenas críticas, el esfuerzo que requirió de sus creadores fue desorbitado. Basta un vistazo a los pantallazos para percibir la titánica odisea que implicó su trabajo. La inclusión de un editor, la complejidad de los niveles, o el asombroso detalle de todos y cada uno de sus apartados justifican el que a priori puede parecer un precio exagerado. Recomiendo, eso sí, que los amantes de géneros más frenéticos se lo piensen dos veces antes de llevar a cabo el desembolso.

A los demás..., en fin, ¿qué más os puedo decir? Se habla con frecuencia de la relación entre arte y videojuegos. Muchos consideran que la calidad visual de las creaciones de Ueda los elevan a la categoría de arte; en mi caso, creo que la jugabilidad debe estar presente en esa consideración. Y en ese sentido, Aquaria es muy superior a algunos de sus experimentos. Mi consejo es que lo probéis, que os acerquéis a su propuesta aventurera con mente abierta, dispuestos a sumergiros en un mundo de sugerente riqueza.

Valoración final: 8

PÁGINA OFICIAL
(Podéis comprarlo a través de la página oficial, aunque también está disponible en Steam)

PÁGINA DE DEREK YU

PÁGINA DE ALEC HOLOWKA



1. Aquí podéis acceder a la lista completa. Os recomiendo, sobre todo, la brillante mezcla entre plataformas, acción y dinámica roguelikeana de Spelunky. Y para los que no tengan problemas con los gráficos desfasados, la aventura de Mia en Eternal Daughter. (VOLVER)

5
Valoración media: 5 (6 votos)

18 Comentarios:

Joder, bravo. Pedazo de

Joder, bravo. Pedazo de artículo te has montado. Yo aún no lo he jugado pero desde que lo vi me dió la sensación de ser una mezcla de generos muy bien orquestrada, es lo que tienen los juegos indie: buscan en mayor o menor medida ser un expeimento. Por la nota final creo que, aunque sea un 8 una nota más que loable, yo no puntuaria por el simple hecho que está más cerca de ser una experiencia que de un producto.

Saludos!

Impresionante...

No solo el curro que lleva todo el juego, sino la entrada que has escrito. Te ha quedado genial y además me encanta como escribes. Respecto al juego, pues no lo conocía pero todo lo que explicas pinta muy interesante, sobretodo el tema exploración a lo castlevania/metroid, pero en un contexto submarino y mucho más grande.

Es una lástima, a pesar del titánico trabajo, que luego el juego tenga algunas fallas. Eso siempre me ha dado rabia... Ideas muy buenas que se acaban desinflando por razones diversas...

Saludos y 5 estrellazas!

bestial...

  ...lo del apartado técnico de este juego: me ha bastado ver los gameplays para, hablándo en plata, empanarme de forma literal. Gráficos y sonido son bestiales, pero la dirección artística y los efectos especiales se llevan la palma. De hecho  en juegos independientes ha pasado a ser la siguiente prioridad que tengo en cabeza. 

Ya sabes que yo soy un jugador al que el ritmo frenético que mencionas no le supone un inconveniente Very Happy , pero tampoco la carencia del mismo si está de sobra justificada, y ya solo por la dirección artística ya parece que, en el día de juego literal que dura, aquí se da el caso.

Un análisis brutal!, me ha gustado mucho. saludos y 5 estrellacas! 

Mira que me he aficionado a

Mira que me he aficionado a los juegos indie (Veasé Capsized y Bastion que me han encantado), asi que más adelante lo probaré, despues de esta fantástica entrada como para no , el problema es que ahora tengo varios juegos (Xenoblade sobre todo me tiene poseido xDDD) que me quitan mucho tiempo lo jugaré.

Saludos.

Buen juego, buena reseña

El juego del que hablas esta vez es uno de los grandes. Ciertamente, es lento cuando ves que tienes que ir a la otra punta de ese INMENSÍSIMO mundo pero, tras un tiempo, dejas de lado ese defectillo y te embebes en la enorme cantidad de detalles que te puedes encontrar (desde las estatuas que mencionas a, incluso, las letras grabadas aquí y allá (resulta inquietante la incripción de la sopa arcoiris... (NdD: Groovy!))). Secretos a tutiplén, un mundo más inmenso de lo necesario (el verso helado no tiene ninguna importancia en el argumento; por no haber, no tiene ni civilización propia); una cantidad interesante de trofeos (con su utilidad, bastantes de ellos, una vez Naija los pone en su hogar)... un buen juego, con buen arte, buena música, un control simple sin ser exigente (leñe, que es sólo el ratón) y, en general, que mantiene más que entretenido al personal.

Lo primero de todo es que

Lo primero de todo es que el juego es de los más bonitos que he visto de los muchos que ahs puesto. Viendo el trailer me he quedado a cuadros por la ambientación y la música (algo que ha aumentado el ir escuchando alguna melodia más de las que has puesto en la entrada a medida que leia) en ese sentido solo puedo decir que el juego impresiona, y mucho. De hecho me ha recordado muchísimo a un juego de 360, The Undergarden:

Además po lo de las grutas y demás me ha recordado mucho a él, no asi por la historia y la jugabilidad claro :D

Es una pena que la excesiva amplitud le haya hecho tener ese punto negativo, muchas veces encontrar el punto justo para ese tipo de cosas es muy dificil... y también es una pena lo que dices de la historia, porque el trabajo que se nota hay tras el juego es espectacular, que reciba criticas por esos elementos (que se supone deberian haberse evitado) es una autentica pena.

Gran entrada (para variar :D) 5* 

Pinta interesante

¡Genial! Estupenda entrada Zerael.

Me agrada la propuesta de Aquaria, me encantan los juegos en donde prima los puzles y el factor exploración.

Habrá que echarle un guante a la demo.

@ *

@ lolworld: ¡Muchas gracias! Hombre, el caso de Aquaria no es exacatmente el de un juego independiente experimental. Es cierto que ahonda en el concepto de exploración, pero jugablemente es bastante clásico en todos sus aspectos. Hay muchos juegos independientes como Judith o Fathom que son más experiencias a secas que experiencias intereactivas ^^

@ Daman: ¡Gracias! ^^ La verdad es que el tema del mapeado gigante puede joder la experiencia, pero aun así merece la pena. Si algún día quieres adentrarte en el mundillo indi, Aquaria es una buena forma de hacerlo. 

@ Strelok: Sin duda, Aquaria es de esos juegos que entra por los ojos ^^ Todo el entramado técnico y la dirección artística juegan un papel fundamental. El problema de los momentos frenéticos es que son mucho más escasos que las largas sesiones de exploración ^^ Es algo que hay que tener en mente antes de comprarlo (por lo que te aconsejo la demo ^^)

@ IGRuiz: Pues si estás con otros juegos, o te falta tiempo, no lo empieces ^^ Aquaria requiere bastante dedicación. Yo suelo ser bastante lento, y en su día me llevó 25 horas llegar al final. Y me dejé bastantes cosas por el camino ^^

@ Jeshua: Tenía muchas ganas de hacerle la reseña... pero es que hacer estos especiales me da muchísima pereza. Pero bueno, no quería volver a dejar el blog aparcado sin hablar sobre él ^^ Y sí, comparto tu apreciación: si te dejas seducir por el detalle, por su brutal apartado visual, los viajes se hacen más amenos. Mi problema con los trofeos es que en ocasiones los encontraba cuando necesitaba otras cosas. recuerdo que estuve atascado porque era incapaz de dar con la forma de luz, y me recorrí mil mapas con la esperanza de dar con la dichosa canción. Era frustrante encontrar una vasija en su lugar ^^u 

@ Shaiyia: Vaya... se parece un montón. En cuanto tenga un rato buscaré información a ver si tiene algún sentido (es que he visto hasta los símbolos del verso ^^u). Sí, es una pena el tema de la jugabilidad y la historia. A mi modo de ver, es lo que le impide ser una obra maestra. Es jodido hallar el punto medio ^^u

@ Markov: Pues si te gusta, ya me comentarás qué tal ^^ Pero te advierto que se trata de una jugabilidad algo peculiar.

 

¡Muchas gracias a todos por los comentarios y las estrellas! 

 

Zerael, los ismbolos que has

Zerael, los ismbolos que has visto vienen de los musicos que te vas encontrando en las diferentes grutas. En el juego nuestra misión es polinizar el fondo marino (como si fueramos una abeja vaya) y llenarlo de música y color. El manejo del personaje es una delicia la verdad. No es un juego para todos porque no tiene ese ritmo frenético que buscan muchos, es más bien pausado (al tener que ir polinizando todas las zonas e intentar coseguir los itemes secretos y un 100% en la pantalla) pero no dudo que los creadores del juego se inspiraran en Aquatica tras leer tu entrada, la ambientación es increiblemente parecida, igual que la luminosidad de los 'enemigos' :)

Curioso que menciones la forma luminosa...

...la primera vez que me paseé por el abismo fue sin esa forma. Llegué lejísimos sólo con la ayuda de los animalillos luminosos que te encuentras en el principio de esas oscuridades inmensas. ¡Incluso logré conseguir el vestido de medusa (genial vestido, todo sea dicho) sólo con esa poca luz! No pude avanzar todo lo que quise porque con tan poca luz no se podía hacer mucho pero menuda partidita hardcore me pegué por no saber descifrar los enigmas del templo de la luz...

@ *

@ Shaiyia: Pues con eso ya me lo dices todo ^^ Sin duda se inspiraron en Aquaria: los símbolos son notas musicales para formar melodías-poderes (lo que dentro del juego se llama verso). Y encima en el fondo marino... ojalá no me hubiese perdido esta generación consolera xD 

@ Jeshua: Buah..., yo lo intenté (seguir a los pececillos), pero perdí la paciencia tras varios intentos. Me parece acojonante que pillaras el vestido medusa sin la forma solar... ¡vaya tela! Sin el traje medusa, por cierto, dudo que hubiese conseguido pasarme el jefe de la ciudad perdida. 

 

¡Gracias por los comentarios!  

Demo culminada :D

Y vaya que no mentían con respecto a "con esta demo a duras penas has arañado un poco la superficie de la experiencia Aquaria".... Por lo menos no son tan mezquinos como las demos de ciertos juegos comerciales (..coff..sonic generations...coff...coff).

Me llevé una agradable impresión del apartado visual, muy vistoso y vívido, la banda sonora consiguió transmitirme esa sensación  de estar sumergido dentro de una gruta submarina.Razz

Y sí, la jugabilidad es un tanto peculiar,me gustó que Naija pueda nadar más rápido aprovechando el impulso inicial al apoyarse desde una superficie, hace que el desplazamiento sea más fluido e interesante Razz. En cuanto al "verso", en primera instancia me trajo reminiscencias de las mágicas nota musicales  de Zelda OoT, ya que se debe de recitar una secuencia de "versos" en virtud de conjurar un determinado hechizo.

Es la primera vez que juego a un Metroidvaniano donde el personaje vaya narrando en plan protagonista, aunque confieso que en un principio me pasó un poco desapercibido, pero cuando surgieron las primeras interrogantes y de cierta aparición que se presenta a los pocos minutos empecé a prestarle mayor atención.

Y con respecto a la extensión del entorno marino, no me quejo en lo absoluto.

Pues eso, pinta muy prometedora su propuesta aventurera. Puede que cuando adquiera la tarjeta de crédito lo compre,pero de momento, tendré que conformarme con el regusto que me dejó la demo.

See ya

 

@ Markov

Me alegro de que te hayas lanzado a probar la demo ^^

Visualmente es muy llamativo, sin duda. En general todo el entramado artístico y técnico brilla con luz propia. Y sobre la jugabilidad..., la exploración, en la demo, imagino que se limitará a la "Cueva del verso" y "Home Waters". Esos mapas son los primeros, y es fácil moverse por ellos. Ahora imagínate esos dos mapas, hazlos más grandes, y añade alrededor de 20-30 más. Eso es Aquaria XD Una locura, te lo aseguro. Es gigantesco.

(este es el mapeado que logré descubrir en mi partida, y sé que me dejé parte por ver; puedes hacerlo más grande si clicas sobre él) 

Y el tema del verso está muy muy conseguido: aprendes canciones que te permiten transformarte en diferentes formas (la más chula, la que sale en la visión; Naija se cubre de una pequeña armadura negra y puede disparar cual rambo submarino).

Un saludete ^^ 

Tiene pintaca

Habrá que probarlo, lo haré la próxima semana que pienso acabarme el Bard's Tale del tirón :)

¡Saludos y buena review!

La diversión se diluye en tan gran océano.

Aquaria me atrapó visualmente cuando lo vi por primera vez, así que me descargué la demo para probarlo. Me llevé una desilusión jugándola y decidí que quizá no valía la pena la compra. Posteriormente acabé adquiriéndolo con el Humble Indie Bundle y me dispuse a jugarlo de nuevo, pensando que quizá la versión completa me acabaría gustando. El análisis que haces del juego coincide con mi impresión de que es un juego que adolece de acción en un escenario demasiado extenso. En mi caso, en cambio, no voy a ser tan benevolente con Aquaria: Creo que su magnífico apartado artístico no excusa el tedio que llega a producirme una exploración que muchas veces no conduce a ningún sitio. No me importaría tener que recorrer un océano de un extremo a otro, siempre que el camino sea ameno o la recompensa final fuera acorde al esfuerzo que supone dicho recorrido, pero el mero hecho de deambular (o nadar, en este caso) durante tantos tramos del mapa solamente por el hecho de admirar el apartado gráfico me parece un error tan grande que me impide llegar a disfrutar realmente el juego. Aún así, como dices, algunos momentos de acción, sobre todo contra los jefes y algunos puzles me resultan ciertamente interesantes y divertidos, así que lo salvo del suspenso.

Cuánta hermosura junta...

Descubrí este juego por azar hace un par de meses. Es la belleza hecha juego, tanto para el oído como para la vista. Hasta por donde voy, la dificultad es razonable, aunque los medios para evitar que entres en según qué zonas pueden ser un poco pochos. Es verdad que es enorme y eso al principio abruma un montón, pero creo que a medio plazo (si eres el tipo de friki al que le gustan esas cosas de exploración) acaba mereciendo la pena y se disfruta. Vamos, que me parece una maravilla de principio a fin. Aunque creo que el tema de las recetas no acaba de estar muy bien llevado. [..] Yo le habría puesto más de un 8, sinceramente. Pero no sé si darle el 10 o dejarle sólo un 9'5 y guardar el 10 para otros clásicos mejor acabados como el Symphony of the Night. Bah, ni números ni pollas, son maravillas jugables los dos :D.

¿¡20 euros!? ¡La

¿¡20 euros!? ¡La ostia! Shocked

Tras el shock inicial... la verdad, este juego me ha dejado un poco frío, y no lo digo por lo del precio, sino por su trailer. No sé por qué, pero todas las bondades que dijiste sobre él en el artículo se me hicieron difíciles de ver en el trailer (lo vi tras leer la entrada). Sé que es estúpido juzgar un juego por su trailer, pero creo que es la primera vez que un promocional me quite el ánimo de jugar a un juego  LMAO

Eso sí, curradón de entrada  Wink

 

@ *

@logan: Gracias ^^ Pásatelo bien con el bard's tale ;)

@cyber2: Sí, se podría decir que ese es el gran fallo de Aquaria. A algunos les pesa más, y a otros menos. En mi caso, mientras iba por la mitad de la partida, pensaba que pesaría demasiado. Pero acabé acostumbrándome, vaya usted a saber por qué. Y como el tramo final me pareció soberbio, mejor que mejor ^^ Pero vamos, comprendo perfectamente que mucha gente se sienta decepcionada por el tema a de su inmensidad y ambigüedad jugable.  

@Ñbrevu: xD Las notas se las lleva el viento ;) Es cierto, lo de las recetas no termina de cuajar como debiera. Adolece de un problema conocido: es demasiado grande xD Pero fuera coñas, van de perlas para algunos de los jefes. Y sobre la inmensidad, qué te voy a contar. Hay gente que no la tolera lo más mínimo. Yo acabé aceptándola, tratando de centrarme en lo positivo ^^

@tidus7: Muchas gracias, tidus ;) Aunque te haya dejado frío, puedes probar la demo ^^ Aunque si el tráiler no te ha llamado demasiado, dudo que te atrape por su jugabilidad. Aquaria depende mucho de su entramado artístico. De cualquier forma, merece la pena intentarlo.

 

¡Gracias a todos por los comentarios y las estrellas!