1 de Agosto de 2014
Feb
9

Juegos que marcaron mi infancia: Shining Force II

Categorías: , , ,

 

Portada del juego. Como era habital en los 90, poco que ver con lo que te encontrabas luego XD

Tenía 11 ó 12 años. Era la época de las 16 bit y en mi salón, como buenas compañeras, estaban la Megadrive y la SNES. Cada una me había proporcionado muchas alegrías (y también alguna decepción), pero habría de ser un juego de la máquina de SEGA la que marcaría  definitivamente mis gustos videojueguiles.

Hay que remarcar que fue a esa edad cuando me sumergí en el mundo de la literatura fantástica cuando cayó en mis manos El Hobbit. Pasar a El Señor de los Anillos fue sólo un comportamiento natural. Para cuando llegó mi cumpleaños, yo ya tenía mi cabeza adolescente llena de elfos, magia y dragones.

Y entonces me regalaron Shining Force II. Lo había visto en HobbyConsolas y me había llamado la atención, pero también era consciente de su precio (11.990 pts, lo que pasado a euros de ahora serían 72€, pero en 1993...). Tenía unos ahorrillos y pensaba camelarme a mis padres para que me completaran lo que me quedaba por mi cara bonita, cuando me encontré en mi fiesta de cumpleaños con uno en la mano y una sonrisa de oreja a oreja de mis adorados progenitores. 

¿Por dónde empezar a hablar de un cartucho lleno de magia y diversión?

Shining Force II cuenta la historia de un joven guerrero y sus amigos, envueltos en una historia llena de traiciones, demonios, maldiciones y profecías antiguas que te atrapaban desde el primer momento.

Poco a poco se te iban uniendo más y más compañeros. Al principio todo iba bien, ya que el sistema de batallas (juego de tablero) permitía que te acompañaran hasta once luchadores. Pero cuando avanzabas más en la historia te encontrabas con un número cada vez mayor de aliados y comenzaba a influir a quiénes escogías. ¿Te convenía tener a Slend, el hombre rata ladrón o tal vez aparcar a Jaha, tu amigo enano, demasiado lento en los combates? A lo mejor el poderosísimo Gehralt, el hombre lobo, resultaba ser demasiado frágil y convenía sustituirlo por May, la centauro arquera. Hasta treinta aliados para escoger, cada uno con su propia personalidad y carisma que los hacía muy especiales.

Ejemplo de mapa donde se combatía 

Como he comentado antes, las batallas eran de tipo tablero. En un lado el enemigo y en el otro tú. Por turnos, había que hacer avanzar a tus fuerzas, defendiendo a los más débiles, teniendo en cuenta las flaquezas de los adversarios, administrando tus puntos de magia, usando objetos para mejorar a los personajes o curarlos... Cuando atacabas o te atacaban, la pantalla cambiaba y se veía un dibujo espectacular de los personajes con la animación correspondiente a la acción llevada a cabo. Bien fuera un efecto de magia (siempre recordaré a la serpiente de fuego del Blaze de niv 3 o las invocaciones de los Summoners). Cuanto más lucháramos, más fuertes se hacían nuestros personajes, subiendo niveles, mejorando estadísticas o aprendiendo nuevos hechizos.

El mayor quebradero de cabeza era administrar a los magos. Cada uno podía tener un máximo de cuatro hechizos, y no había dos distribuciones iguales, ni para hechiceros ni para sanadores. Esto se debía a las peculiaridades de cada personaje y, un elemento clave, a las promociones de las profesiones. En Shining Force II, cuando un personaje llegaba a niv 20 podía promocionar a una nueva profesión, cambiaba nuestro retrato, nuestros sprites, nuestra animación de combate y, sobre todo, nuestra evolución como personaje. Más aún, había profesiones que tenían promociones secretas, mediante objetos que podíamos recoger a lo largo de la aventura, que les permitían acceder a las promociones más espectaculares. Los centauros Caballeros, por ejemplo, en vez de convertirse en Paladín, pasaban a ser un Caballero Pegaso, creciéndoles las alas y mejorando espectacularmente su movilidad. Las sacerdotisas podían convertirse en Monjas Guerreras (con unas mallas de rejilla de lo más sugerentes) y sus habilidades guerreras crecían de forma exponencial. Los achaparrados enanos podían obviar su transformación en Gladiadores por convertise en acorazados Barones, ampliando su armamamento a espadas y hachas.

De Espadachín a Héroe 

Las opciones de combate se multiplicaban y a la par, los combates crecían en dificultad. No era raro tener que huir de algún enfrentamiento y tener que resucitar a algún compañero en la iglesia, pero también es cierto que esta dificultad estaba medida a la perfección y que los encuentros se acababan ajustando a tu experiencia para que siempre resultaran desafiantes.

Pero lo que de verdad me atrapó de Shining Force II fue la increíble historia que contaba y los maravillosos personajes que contenía.

Lo que parecía ser la historia de unos cuantos chavales aprendices de aventureros va creciendo poco a poco, mezclándose con continentes antiguos ignotos, demonios ancestrales y profecías ya olvidadas. Hasta los mismos dioses tomarán parte en nuestra odisea, prestándonos su ayuda u oponiéndose a nosotros. Seremos traicionados, puestos a prueba y veremos un crisol inigualable de personajes cruzar ante nuestros ojos. Sarah, nuestra amiga de juventud con la que habrá una fuerte atracción; Peter, el poderosísimo Fénix que nos acompañará cuando nuestra aventura comience a vislumbrarse como lo que realmente es y no lo que creíamos que era; Odd, un amigo que se queda ciego y que luego resulta clave en los acontecimientos por devenir; Luke, orgulloso guerrero del pueblo de los hombres pájaro; Slend, un hombre rata primero Ladrón, y luego Ninja, que es el que inicia toda la cascada de acontecimientos que nos lleva a vivir la aventura de nuestra vida...

Me pasaría horas y horas hablando de Shining Force II, pero mi mejor consejo es: jugadlo. Como sea (Consola Virtual de Wii), pero hacedlo.

Una pequeña ayuda para los que lo hagáis ;) 

5
Valoración media: 5 (2 votos)

5 Comentarios:

Creo que este juego...

nos marco a muchos XD hace ya un par de años hice una entrada sobre el, y es que sin duda es mi numero 2 de mi TOp 10 de juegos. Magico como el solo, lastima que el estilo "rol estrategico" no se de mucho, salvo en la saga "fire Emblem" (Grandiosa tambien)... 

¡Buenas entrada!

¡Nos vemos! 

Este juego entra en mi

Este juego entra en mi dingoo a320 del tirón, como sea la mitad de lo que cuentas tiene que ser puro vicio. ¿Existe alguna versión o remake? ¿alguna traducción al castellano?

Un rpg que no he probado,

Un rpg que no he probado, hay tantos en esa generacion que tengo una lista de espera que nunca acabare.

@ ErikAdams Si es que es un

@ ErikAdams Si es que es un juegazo del 15. Todavía lo tengo guardado, con su cajita e instrucciones y todo. Taaaaantas horas de diversión. Echo de menos la saga XD 

@Kiovich Pues me temo que ni remakes ni traducciones, era de la época en la que los juegos nos llegaban en perfecto inglés. Puedes conseguirlo en la CV de Wii (si la tienes) o ir a un portal de emulación, que seguro que lo encuentras. Lo he visto también por ebay, pero por menos de 40€ no lo encuentras.

@chispiroth La verdad es que la época de los 16bit ha sido la mejor, con mucho, de los JRPG. La pena es que apenas llegara material a Europa. Si te gusta el género, Shining Force II debería ser uno de los primeros en tu lista ;)

De los mejores juegos que

De los mejores juegos que he podido jugar en mi vida y al que de vez en cuando todavía le doy una pasadita. Las batallas eran memorables, la sorpresa final al terminar el juego también Vaya desafío!!! Ya el Shinning Force 1 me pareció muy bueno, pero el 2 era sublime, después las secuelas fallaron bastante, pero los dos primeros eran increíbles. Mi personaje favorito era la tortuguita que al promocionarla se hacía mucho más fuerte.

 Gran entrada compañero, sin duda.