1 de Mayo de 2017
Jun
8

Herramientas para Webmasters en Gamefilia: tutorial de instalación.

Si seguís el blog de markus (algo absolutamente recomendable para cualquiera con aspiraciones a hacer algo con su blog), os habréis dado cuenta de una de las novedades más recientes: la posibilidad de mejorar nuestras visitas mediante las herramientas para webmasters (administradores de páginas web) de Google, Yahoo, y Microsoft. ¿Para qué sirven éstas herramientas? Pues para que el trabajo de los buscadores llevados por esas compañías sea más rápido y sencillo. Como sabéis, los buscadores Google, Yahoo Search, y MSN Live Search indexan la Internet, y muestran los resultados más convenientes en las búsquedas. Gracias a las herramientas de Webmaster de esas compañías, podremos no solo mejorar nuestros resultados, sino obtener datos que nos ayuden a la hora de posicionar nuestro blog.

Para poder usar éstos servicios, normalmente hacen falta dos cosas: una cuenta, y hacer ver nuestra página a esos programa. Veamos cómo debemos hacerlo con cada servicio.

Antes que nada, debemos identificarnos en Gamefilia, acceder a nuestro blog, y pulsar Preferencias. En la pestaña General, accedemos a Optimización de motores de búsqueda. Aquí se nos suministrarán dos datos importantes: la dirección URL de nuestro blog (algo así como  http://blogs.gamefilia.com/the-unforgiven-too) y el XML Sitemap (que será algo del estilo de http://blogs.gamefilia.com/the-unforgiven-too/sitemap-the-un forgiven-too.xml). Además, tenemos dos cajas de texto por cada servicio, las cuales rellenaremos conforme nos den los datos en los servicios, por lo que es conveniente tener ésta pestaña del navegador abierta.

 


 

Google Webmaster Tools.

La solución de Google para éste apartado es, como viene siendo habitual, la mejor. Primero, debemos acceder a la página principal del servicio. Si tenemos una cuenta de Google (como la de Gmail), podemos identificarnos, y acceder directamente. Si no, es muy sencillo crearse una cuenta, y además tendremos acceso al resto de servicios Google. A continuación escribimos la dirección URL de nuestra página.

 


 

La página a la que se nos redirecciona es desde donde se nos avisará de si nuestra página está indexada, y si nos falta algún paso para mejorar esa indexación. Lo primero de todo es identificar nuestra página. Para ello, pulsamos en "Verifique su sitio web".

 


 

En la página siguiente, tenemos que elegir un método de verificación. Nosotros usaremos "Añadir una metaetiqueta".

 


 

Al elegir esa opción, se nos pedirá que añadamos una línea al archivo HTML principal. En vez de copiar la línea entera, sólo copiamos la ristra de números y letras que está después de content. Así, si la línea que nos da es <meta name="verify-v1" content="ZQLR5ppbenhayeZOZ8X5fztL35MedGD9GJBwE6KhniMx=" /> tenemos que copiar ZQLR5ppbenhayeZOZ8X5fztL35MedGD9GJBwE6KhniMx= Nos vamos a la pestaña que tenemos anteriormente abierta, en Optimización de motores de búsqueda. En Código de validación META para Google WebMaster Tools, copiamos la ristra, y guardamos los cambios. A continuación, en la página de Google Webmaster Tools que tenemos abierta, pulsamos en Verificar. A partir de ahí, debería poder verificar correctamente nuestra página.

 


 

La segunda cosa que tenemos que hacer es añadir los sitemaps. En los recuadros de la izquierda, nos vamos a Sitemaps, y ahí, en Añadir un Sitemap.

 


 

Tenemos que seleccionar un tipo, que será Añadir sitemap web general. Aparecerá una caja de texto, en la que tendremos que copiar la parte correspondiente de nuestra dirección XML Sitemap. Ojo, no copiemos la parte entera, puesto que Google ya nos mete la parte correspondiente a la página web. Por ejemplo, no debemos copiar  http://blogs.gamefilia.com/the-unforgiven-too/sitemap-the-un forgiven-too... , sino sitemap-the-unforgiven-too.xml . La comprobación de éste apartado dura más, así que no debemos preocuparnos si al instante no nos dice que todo está en orden.

 


 

Yahoo Site Explorer

La solución de Yahoo es muy parecida a la de Google, y no da muchos problemas. Debemos tener una cuenta Yahoo para poder usar sus servicios, como la de Yahoo Mail.

Nada más acceder introducimos la URL de nuestra web.

 


 

A continuación pulsamos en Authenticate. No vamos a usar la primera opción, sino que en vez de eso, copiamos la ristra de caracteres de <META name="y_key" content="bc9ff5470d50034c" > en To add a META tag to your home page. La copiamos en nuestro panel de preferencias, en Código de validación META para Yahoo! Site Explorer: A continuación pulsamos en el segundo botón que pone Ready to Authenticate.

 


 

Para añadir los XML Sitemaps, en la página principal en la que se muestra nuestra página web, pulsamos en Manage. Ahí añadimos la parte de la dirección XML, al igual que hicimos con Google.

 


 

Live Search Webmaster Center.

La alternativa de Microsoft es igualmente atractiva, sin embargo, a día de hoy está en fase Beta, y realiza correctamente la verificación. Si aún así queremos verificar nuestra página, sólo tenemos que identificarnos con nuestro usuario de MSN, por ejemplo, con la dirección de correo de Hotmail. El proceso es idéntico a los dos anteriores, aunque como digo, podemos encontrarnos muchos problemas.

En definitiva, éstas tres son herramientas muy buenas para mejorar el tráfico de nuestro blog, y para comprobar ciertos aspectos de cómo llegan los navegantes a él. Tan sólo falta que Microsoft se ponga las pilas, y tendremos tres excelentes opciones.

PD: Mi agradecimiento de nuevo a Lester_Knight por la idea de tratar éste tipo de servicios.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

2 Comentarios:

Quedan abiertos éstos comentarios

Shaiyia (quien si no) me avisa de que no se podía comentar en ésta entrada (ya pensaba yo que lo había hecho tan mal que nadie quería saber nada de mí X-D )

No se porqué, tenía mal configurada la opción de comentarios.... En fin, ya se puede comentar como véis.

Un saludo.

Otras, que bueno, se me había pasado esta entrada

Te enlazo desde la página de ayuda, y desde la que puse en mi blog presentando esta novedad. Otro día que hagas algo así, avísame!