19 de Enero de 2019

Compartir

Desde esta página puedes compartir "Beyond good and evil", o de como un videojuego avanza de forma natural con otros usuarios en internet a través de los siguientes servicios.
Compartir página en...
"Beyond good and evil" es un juego que me sorprendió en su momento por la grandísima interactividad que tenías con el entorno. Lo jugué en Playstation 2, una consola que se me hizo imprescindible gracias a juegos como este. En este videojuego encarnabas a Jade, una valiente reportera que se veía atrapada en una turbia conspiración del gobierno. 

Jade no sólo era una reportera con cuya cámara podías hacer fotos donde quisiera y a lo que quisieras. Y es que, además de la libertad que te ofrecía, también te daba un aliciente: fotografiar ejemplares de cada especie viva del planeta Hylian te daba recompensas en forma de dinero, más corazones de vida, "boost´s" para tu lancha, etc. El juego, de una forma natural te invitaba a fotografiarlo y a conocer el entorno y la vida.

Y, hablando de la forma natural en la que se desenvolvía el juego, el avance en su historia se antojaba de la misma forma. Conspiraciones gubernamentales, abducciones alienígenas, grupos clandestinos en las sombras... todo se fundía con gracia y dinamismo, seguías el desarrollo de la historia de una forma ágil, sin puzzles forzados, si caminos preestablecidos y lineales con muros invisibles que te obligaban a ir a un sitio determinado... aunque, obviamente, si analizáramos el juego desde un punto de vista técnico, sí que encontraríamos su fronteras y muros invisibles en el mapeado. Pero, la grandeza del trabajo de Ubisoft en este juego fue enmascarar eso. Crearon un juego cuyo desarrollo se notaba natural, como si la historia la impulsaras tú mismo controlando a Jade, como si el mundo se abriera ante tus actos y no fuese al revés, que el mundo te obligaba a ir de un punto A al B, y luego del B al C, sino que en todo el transcurso de la historia, fuese luchando al más puro estilo Matrix, navegando por el mar con tu lancha, cazando y fotografiando animales extraños; usando el sigilo y la infiltración para adentrarte en bases secretas del gobierno o hablando, conociendo y relacionándote con los entrañables personajes del mundo de Hylian; el juego se sentía natural, orgánico y que correspondía tus acciones.

"Beyond good and evil"  era un juego "vivo", que escondía muy bien sus engranajes y sus artificios para mostrarte una aventura que avanzaba contigo. Te daba la sensación de que todo lo que sucedía en el juego, desde una escena cinematográfica, a la aparición de unos monstruos o la apertura de un camino antes bloqueado; era debido a los cambios naturales de un mundo vivo, y que nunca sabías lo que iba a suceder. Y esto era un logro que muy pocos juegos consiguen, porque a la mayoría les notas sus engranajes y su esquema, y puedes hacer una segunda partida jugando de memoria y de una forma automática. "Beyond good and evil" lo enmascaraba para brindarnos una aventura única.
0