15 de Octubre de 2018

Compartir

Desde esta página puedes compartir Y..... paramos un momento la Marcha Metálica (Y vamos al metal) con otros usuarios en internet a través de los siguientes servicios.
Compartir página en...
Ene
31

Y..... paramos un momento la Marcha Metálica (Y vamos al metal)

Categorías: 
Buenas tardes monicos! Voy a hacer un Alto en mi retrospectiva de Metal Gear, Y, así como en el primer blog fui descaradamente a Coger clicks impulsivos de gente incauta para que esto se expandiera como el Fuego, hoy voy a jugármela como jugué con mi Zelda en mis años mozos (Zelda es como llamaba yo a una parte de mi cuerpo concreta que dejo a su imaginación) hablando de una serie que no tiene mucha popularidad, pero que, habiendo acabado hace unos días la última temporada, me ha dejado con una sensación de ser una pequeña obra maestra.

Hablamos, como sabrán los que hayan descifrado mi primer parágrafo, de Halt & Catch Fire, una serie que cualquier tech person con unos pocos sentimientos debería ver. La serie me ha encantado principalmente por tres motivos. La primera, que te va contando (a su manera y creo que con algunas licencias pero muy bien), los orígenes de muchas de las tecnologías relacionadas con el mundo de la informática que hoy utilizamos a diario. Esto a cualquier persona un poco metida en este mundillo (para mundillo digo este agujero oscuro y sudoroso) le encantará. Te va narrando la creación, destrucción y absorción de startups dándote una visión muy global, humana, y al fin y al cabo simple, de cómo funciona todo esto. 
La segunda razón y la más importante son los protagonistas. Todos tienen una profundidad o/y personalidad que te atrapa, y puedes ver perfectamente como la mayoría son más inteligentes que tú (asúmelo, no estarías leyendo esto si no). Sus historias y evolución son de lo más interesante, e incluso llegas a entender perfectamente todas las traiciones y reconciliaciones entre ellos, dado lo bien construido que está todo. 
La tercera y última razón es la dirección. Se nota que le han puesto cariño. Esto es de capital importancia, ya que si no hay una buena dirección te va a matar sin escrúpulos, con alevosía, escupiendo en la cara y ojos y comiendo carroñosamente el cadáver de papel de cualquier guión por bueno que sea. Voy a poner un ejemplo que a mi me abrió los ojos. El primer capítulo de la no tan nueva ya nos estamos haciendo viejos por dios serie de Sherlock. La buena, la del Reino Unido (el que diga lo contrario ya podéis ir cerrando el PC. Y tíralo por la ventana, joder). Si buscáis por internet, o tenéis el DVD, podemos ver que "Study in Pink" tiene dos versiones. La que estrenaron en TV, y una primera versión que no llegaron a estrenar. En las dos versiones la historia es exactamente la misma, con las mismas localizaciones y prácticamente los mismos diálogos. La que estrenaron en TV es una obra maestra y la que no una mierda cantante y danzante del mundo. Y la única diferencia viene en la dirección, que le pone el sentimiento y la chispa/diferenciación necesaria para que te interese. Aquí, en Halt & Catch Fire, la dirección es lo suficientemente interesante para que te meta en la historia y en esos años 80. Se caracteriza principalmente por unos planos tranquilos que se toman su tiempo cuando es necesario, pero enfocados de una manera especial, sin miedo de aguantar los planos a los magníficos actores, pero también salta a otros made Brian de Palma, sin cortes y bastante largos, que te mantienen en medio de la acción (o dialogo o mirada o tecleo o respiración o paisaje o flurflis).

Así que ya sabéis, si confiáis en un blog random de un tipo que no conocéis de nada con tres tristes entradas (dilo rápido tres veces), id a ver esta serie corriendo. Aunque si es así, seguramente ya estáis presos siendo sodomizados por el señor con bigote que os ofreció caramelos y por ende sin acceso a internet. Enga a la mierda esta entrada, maldita sea.
0