23 de Noviembre de 2017

Compartir

Desde esta página puedes compartir Pues yo de peque era de SONIC con otros usuarios en internet a través de los siguientes servicios.
Compartir página en...
Feb
8

Pues yo de peque era de SONIC

Ah, los noventa. Los maravillosos noventa. Los acojonantemente awesomizantes noventa para unos, los ridículos, insulsos e insípidos noventa para otros. Una época tan retro, tan de dientes de sierra, tan demodé. Una época en la que no existían los términos "casual", "hardcore", "Megaupload" o "Fundación Nóos". Una época en la que los ahora oldfags y maestros de las interwebs, otrora conocidos como niños-rata-repelentes, nos peleábamos entre nosotros. No había ni Sonyers, ni Xboxers, ni Nintenderos. O eras de Mario, o eras de Sonic, así de simple.
-
En un duelo de tales proporciones, Mario recibiría hostias hasta debajo del paladar 
-
Esta peculiar pugna de desgaste mutuo era avivada por nosotros, prepúberes y niñatillos varios por aquel entonces. Como si de un Barcelona-Madrid se tratase (sí, pongo primero el Barça porque pese a que el fútbol me suda los cojones, odio a los merengues), esto se trataba del típico "o estás conmigo o estás contra mí". Pese a que a la hora de comprarse videoconsolas realmente había un mundo de posibilidades más allá de Sega Mega Drive y Super Nintendo Entertainment System, nuestra corta edad y desconocimiento de un sector que crecía aún tímidamente hacía que sólo nos comprásemos una de estas dos videoconsolas.
-
Desde pequeñito siempre he sido partidario del erizo azul. Y ahora que ya tengo los huevos más negros que el sobaco de Mr. T, sigo opinando lo mismo. Su dinamismo, así como el propio diseño del personaje, la jugabilidad de sus títulos, la belleza de los escenarios en los que transcurre la acción, y la magnífica banda sonora que por regla general poseen los videojuegos del erizo azul, hicieron que prefiera mil veces más a este simpático puercoespín antes que a su por aquel entonces archinémesis a nivel comercial. Sí, me gusta más Sonic que ese fontanero italiano gordinflón con bigote y gorra llamado Mario.
-
Pese a compartir género -plataformas- la jugabilidad de ambos títulos está muy diferenciada. Mientras que Mario prácticamente fue el padre de las plataformas, en las que tenemos que tomarnos todo con algo de calma, Sonic era justamente lo contrario. Nos proponía avanzar a toda hostia por escenarios multinivel enormes, repletos de secretos, bellos estéticamente y liquidando badnicks por el camino. Este es uno de los aspectos en los que para mí ganan de calle los videojuegos de Sonic. Pese a que muchas veces, sobre todo en los últimos videojuegos que han salido, la jugabilidad sea básicamente ensayo y error. Ahí está la gracia, en lo jodidamente complicados que pueden llegar a ser estos títulos -Generations no, es un puto paseo- y lo realizado que puedes llegar a sentirte una vez los completas. Una hazaña para auténticos machos. Pero machos cabríos.
-
Los Marios por lo general me parecen mucho más sencilletes que los Sonics, enfocados a un público más joven y, por consiguiente, más casualizados. Se nota también el paso del tiempo en ambas sagas, con unos videojuegos en los que había algunos picos de dificultad bastante absurdos en sus inicios, mientras que ahora son meramente más complejos que ir a bajar a comprar el pan a la panadería de la esquina. Y además con tutoriales. ¿Qué cojones es eso de un tutorial? Una gilipollez supina que han implementado en los videojuegos para los pánfilos que no se leen los manuales, ni más, ni menos. 
-
Sí, pero igual que es rápido para llenar de lefilla a Peach, también tardará poquito en recuperarse y volver a la acción. Lo que viene siendo un claro caso de "las gallinas que entran por las que salen"
-
Otra cosa que me toca bastante las gónadas es la trama, prácticamente inexistente en los Marios. Sonic no es que sea Hamlet precisamente, pero es que Mario es un calzonazos de cuidado. ¿Qué es eso de tener que ir siempre a rescatar a la zorrupia de Peach? ¿Acaso no puede marcarse un Jason Fleming, como en Shadow Complex? Por no mencionar de la ineptitud tanto de Mario como de la propia princesa, que ha sido secuestrada un número absurdamente alto de veces, el cual oscila entre el número pi e infinito.
-
Sonic por su parte lucha no por motivos egoístas -porque Mario hace lo que hace para no tener que matarse a pajas, las cosas como son- sino por salvar tanto a su mundo como a los animalillos que lo pueblan, del malvado doctor Robotnik/Eggman. Se quedaron también en la santísima gloria los que le pusiesen el nombrecito de marras al doctor con un inverosímil cociente -que no coeficiente- intelectual de 300. Aparte, el hecho de tener que luchar contra este doctor chiflado hacía que los escenarios tuviesen que adaptarse a la situación; muchas veces en los últimos compases de los Sonics tenemos que viajar a la base secreta chachiguay de la muerte factoría del caos mortal de conservas de foie-gras de Hacendado, poblada por el propio doctor y sus más horripilantes y actualizadas creaciones robóticas. En castellano: me gustan más los escenarios de corte industrial de los Sonic que esa suerte de cosas pseudooníricas de los Marios.
-
En cuanto al nivel de personajes secundarios, el de los Sonic mola un cojón, el otro, y parte de uno de tus riñones. En cambio, los secundarios de los Marios son todos unos mamarrachos supinos, a excepción de Wario que es una deidad a la que todos deberíamos idolatrar y que de hecho insto a que lo hagamos. Porque con Mario es originalidad cero en este sentido, ya que usando la típica dualidad bien/mal se sacaron de la manga a Wario y Waluigi con respecto a Mario y Luigi. De Bowser, y de su enormísimamente enorme prole -y que conste que esos son sólo los hijos reconocidos- podría hablar durante horas y horas. Simplemente diré que me parecen muy insulsos tanto en lo concerniente a diseño como en lo concerniente a personalidad y carácter. Personajes más planos que el pecho de Mariví Bilbao. Estos de Nintendo eran unos cachondos, y unos visionarios, y se adelantaron a la creación de los personajes prototípicos de Modern Warfares y juegos de similar calaña.
-
OR ELSE YOU WILL DIE, SCUMBAG
-
En fin, no quiero hacer demasiado extenso este despropósito con patas que estoy escribiendo en estos momentos. No quiero decir que los Marios me parezcan una mierda -contrólate- ni tampoco que sean una angustia de videojuegos para nenitas afeminadas -que te controles te digo- sólo que para gustos los colores, y para tetas los sujetadores -al final has escapado bien.
-
Eso sí, seas de Mario, de Sonic, o de Gordon Freeman, al final el único nexo de unión que tendremos todos los videojugadores será el alzar nuestros puños al cielo y gritar a pulmón pelado: ¡¡¡ME CAGO EN LOS PUTOS ONLINE PASS, DLC'S DE ÍNFIMA CALIDAD, SEASON PASS, DRM, ACTIVISION, UBISOFT, ELECTRONIC ARTS, CAPCOM, GAME, GAMESTOP, ZAVVI, Y EN LAS TETAS DE LA MISMÍSIMA VIRGEN PARA QUE JESÚS CRISTO -nombre compuesto- ESTÉ MAMANDO MIERDA IN SAECULA SAECULORUM!!!
-
Y ni talando todo el Amazonas pueden generar suficiente papel para limpiarme después de todas las cosas en las que tengo que cagarme. Perdón, defecar. Excretar. 
-
4
Valoración media: 4 (4 votos)