24 de Junio de 2018
Sep
23

Reflexión: ¿El cine me ha vuelto misógino? Mujeres VS Topicazos

 

Es un tema latente en mi cabeza sobre el que llevo reflexionando desde que soy adicto al cine (Prácticamente desde que tengo uso de razón) Pero nunca me he atrevido a hablar largo y tendido sobre ello. Pero han sido unas pocas películas recientes las que me lo han recordado, las que han despertado ese león dormitante y me han armado de valor para escribir sobre ello. Puede que ahora mismo no tengáis ni puta idea de lo que estoy hablando, pero ambos sabemos que solo hay una forma de salir de dudas, asi que tirad para abajo:

 

 

 

¡QUE FELICES QUE SOMOS! ¡Y QUE POCA PERSONALIDAD TENEMOS! 

¿De qué coño estoy hablando?  Pues de que el cine, (E incluso las series de TV), en cierto modo, incitan a odiar a las mujeres. Pero no se limitan solo a tenerlas cierto asco, sino que se esfuerzan al máximo en todos los ámbitos para que las odiemos con toda el alma. Y lo cierto es que, de alguna forma, da gusto odiarlas. Pero es que encima todo ese odio tan primario e instintivo está totalmente justificado por las deplorables acciones que cometen durante el film

Y ya se dan tantas veces que esto consigue ser un nuevo tipo de cliché. Un topicazo como una casa, para que nos entendamos. Y solo hace falta que se reúnan varias condiciones para que se produzca: Que la mujer sea un personaje secundario o un “sidekick” del protagonista, que sea el “alivio cómico” de la cinta o serie o bien que sea la antagonista de la película. Aunque este no contaría, pues el antagonista de la serie ya se merece justificadamente todo nuestro odio por sus malvadas acciones, independientemente de que sea hombre o mujer.  

Si no me creéis todavía, echad un vistazo a la siguiente lista de mujeres tópicazo del cine y la televisión.  Personajes femeninos prototipo que nos hemos cansado de ver una y otra vez en el cine, pero que los guionistas se han encargado con todo su empeño y esfuerzo de asegurarse de que las odiemos a base de bien:

 

¡¡AHHH, SOCOROOO, UNA PIEDRA!; ¡¡AHHH SOCORRO, UN TROZO DE MADERA! ; ¡¡¡AAH SOCORRO, OXIGENO!!

1: La nenaza llorica y gritona: Creo que el título ya lo explica lo suficiente, pero me explayaré un poco más. Es aquella secundaria cuyos minutos protagónicos en cada escena se reducen siempre a una sucesión de quejidos, gimoteos  y lloriqueos. Preferentemente gritando altísimamente y con una voz tan de pito que te sientes violado por las orejas. De esa clase de mujercitas que te dan ganas de darles una buena hostia con la mano abierta y gritarle: ¡Echalé huevos, coño! U ovarios en este caso…  Ejemplo: Willie en “Indiana Jones y el Templo Maldito”

 

 

¡VOY A DEVORAR TU ALMA!

2: La Pijotera amargada y vengativa: El personaje típico de cualquier película adolescente o universitaria. Incluso en películas de terror adolescente también se da este caso. Es la típica repipi estirada, de familia acomodada que disfruta torturando psicológicamente y haciendo la vida imposible a los protagonistas. Es esa chica que tiene sus habitación de color rosa, llena de ositos amorosos arcoíris y felicidad, pero en cuyo interior solo reside ira, odio, venganza y probablemente algún culto de adoración al demonio.  La que no parará hasta sacar las tripas al protagonista pero siempre manteniendo su estatus de niña mimada y refinada.  Ejemplo: Sarah Michelle Gellar en “Crueles Intenciones”

 

QUE BIEN QUE ME SIENTO DESPUES DE HABERME FOLLADO A TODA UNA CORBETA... 

3: La Puta de la Guerra: Otro arquetipo de libro. Aparece en todas las películas bélicas. Es aquella por la que uno de los miembros de la escuadra protagonista no para de hablar cuando las balas dejan de silbar a su alrededor.  Aquella por la que nuestro soldado protagonista se desvive, aquella de la que no para de evocar e idealizar. Un ejemplo de la mujer puritana según sus propias palabras. Hasta que el chaval regresa de la guerra y averigua que se ha estado follando a todo el pueblo…  Mientras el mataba Nazis/ Vietcongs/ Islamistas o cualquier otro enemigo de América, a ella la estaban matando a polvos follándose hasta el lechero del pueblo.

De los tópicos que más me repatean, pues nos obligan a creer el falso propósito de que tenemos que vigilar continuamente a las mujeres, pues según esto cometerán adulterio en cuento las demos la espalda. Cuando esto en la vida real ni de lejos es así, dándose  más el caso contrario. Ejemplo:   Kate Beckinsale en  “Pearl Harbor”

 

 

4: La Zorra Manipuladora: Es aquella metiche cotilla cuya única motivación es tener enfilado al protagonista. Atarle bien fuerte con una correa y no quitarle la vista de encima son sus principales metas. De la clase de mujeres que siguen a su marido a escondidas por cada sitio que va o llegan incluso hasta contratar un detective privado para vigilarle hasta cuándo va a mear.  Es de las que quiere controlar todos los aspectos de la vida del protagonista llegando hasta la más absoluta megalomanía. Ejemplo: Skyler de “Breaking Bad”  

 

 

 

 

5: La Calientapollas encasqueta bebés: La chica por la que está colado el protagonista todo el tiempo, la cual ve como un ángel sobre la tierra y no se da cuenta que es la calientapollas prototipo que disfruta torturándole. Que goza cada vez que le rechaza una proposición de salir con ella, saboreando ese empalme cortado por la gran sensación de pena y desonsuelo que conlleva tal rechazo. Una juega-lívidos como la suelo llamar yo. Y si ya es suficientemente deleznable la práctica de jugar con los sentimientos de una persona, imagínate encasquetarle un bebé. Bravo! Has llegado al nivel supremo de la mezquindad.

Aunque ejemplos no hay muchos, solo hay uno que se me viene a la mente como el parangón definitivo: Jenny  de “Forest Gump” No contenta con jugar con los sentimientos del pobre Forest, le abandona y se va por todo el país a follar con cualquier desconocido. Y después de haberse tirado a la mitad de EEUU durante dos décadas, va y un día llama a la puerta de Forest y le dice que tiene un Hijo, su hijo. ¡Mis huevos en salmuera! ¡Ese será hijo del Hippie que te tiraste hace un año para conseguir dos rayas de coca, puta Sidosa! Y el pobre Forest se lo cree y sin comerlo ni beberlo tiene otra boca más que alimentar. Y tú te libras de la manutención y educación de un hijo que no nunca quisiste. Bien jugado socia, bien jugado. No hace faltar decir que es el personaje que más odio de todos, ¿verdad?

 

 

Pero esta no es una reseña para hablar mal de los personajes femeninos en el cine, al contrario. Es una entrada de denuncia, porque  esta clase de personajes me encabrona sobremanera y se de sobra que está bien lejos de representar la realidad de las mujeres de hoy en día.  Hombre, fijo que algunos arquetipos darán en el clavo al representar algunas mujeres, de todo hay en la villa del señor, ¿No? Pero a donde quiero llegar es que me encabrona que me encabronen, odio el odiarlas.

Me fastidia que los guionistas siempre recurran al topicazo fácil y odioso a la hora de representar un personaje secundario femenino en lugar de currárselo y representar un personaje femenino profundo e interesante al que te guste conocer y no odiar. Menos mal que esto se da en su contraparte más directa: Las protagonistas femeninas

 

 

Cuando la importancia argumental recae sobre una mujer se cambian las tornas. A ellas se las representan como unas mujeres firmes, con decisión y con tanto o más valor que los hombres.  Mujeres valientes y con un par de cojones pero que por ello no dejan de ser mujeres. Pueden enfrentarse a cualquier situación peligrosa con valentía, pero no por ello dejan de ser buenas esposas o madres. Ellen Ripley de la saga Alien o Marge Gunderson en “Fargo”, Sarah Connor en "Terminator 2"  son buenos ejemplos de esta tendencia.

Pero lamentablemente siguen siendo escasas las protagonistas femeninas con estos buenos valores en comparación con los topicazos de mujeres despreciables a los que estamos acostumbrados en el cine. Fijate que solo se me han ocurrido 3 o 4 protagonistas y de haber más las podríamos contar con los dedos de la mano. Pero topicazos de secundarias los hay a pares, joder…    

 

 

Al menos hay un medio que toma conciencia de esto y nos da protagonistas carismáticas, con valores y  honradas: Los videojuegos. Samus Aran, Lara Croft, Faith y un montón más nos siguen demostrando que los personajes femeninos son algo más que un par de tetas, sino que son Heroínas en todo el sentido de la palabra. Pero lamentablemente este sigue siendo un medio que todavía no es tan popular ni generalizado como el cine.

El número de jugadores de todas las edades y géneros ha crecido exponencialmente desde luego, pero esos nuevos jugadores (La mayor parte gente de mediana edad que se anima por primera vez con los videojuegos) me temo que serán jugadores casuales que solo rasgarán la superficie con  juegos que no tendrán una narrativa original y profunda y que, por ende, no dispondrán de estos protagonistas femeninos.

Pero bueno, tengo fe en que en un futuro Hollywood y la Televisión recapacitarán y verán que si quieren volver a estar en la vanguardia, deberán copiar a ese “hermano menor” llamado videojuegos. Porque  si no dan historias con personajes tan interesantes como estos, no se comerán una mierda.

 

 

Bueno, esta ha sido mi reflexión de hoy. Espero que os haya gustado. Dejadme vuestra opinión en los comentarios. Un Saludo.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

4 Comentarios:

HAY.

Hay grandes actrices en el cine, pero tambien muy buenorras, la interpretacion de la tia del Templo Maldito me parecio muy divertida y cachonda, la de Kate Bechinsale en Pearl Harbor me parecio brillante pienso que es la mejor interpretacion de su carrera, aunque las otras como Underworld no se quedan atras, la interpretacion que tambien me encanto fue la de Connie Nielsen de Gladiator la hermana de Comodo ( Joaquin Phoenix ) que peliculon, un saludo.

-·-


El único que diría que se sale un poco de esos arquetipos es Ripley. Y algunos secundarios de Perdidos. Kate no, porque joder, es la calientapollas más grande de la historia. Ahora me follo a Jack, ahora me follo a Sawyer. Ay, no sé, no sé. ¬¬.  Pero algunas secundarias de Perdidos sí que son bastante buenas.
De todas maneras, en los videojuegos, cuando queremos meter un arquetipo, LO METEMOS PERO A LO BESTIA. Si no, date un paseo por el elenco de personajes féminos de Gears of Wars. O GTA.

Hay de todo. Dicho esto

Hay de todo. Dicho esto observe que flexibilidad, seguro que debe tener más aplicaciones practicas:

 http://www.youtube.com/watch?v=TUmDC7wBQq8

Respuestas:

@honorat79: Pues a mi el personaje de Willie me pareció molesto y sangrante desde el primer momento. Todo el rato gritando por cualquier cosa puede ser cómico al principio pero luego se vuelve tediosos. Y Kate Beckinsale fue la reina de las calientapollas en Pearl Harbor. Menos mal que le echó un par de huevos en Underworld

@Trax_Ash: Ripley y Sarah Connor diría yo que son las únicas que no son topicazos andantes y son mujeres firmes y con fuertes valores y convicciones. Y ahora que comentas lo de Kate, creo que esa fue una de las principales razones por las que dejé de ver Perdidos. Con esa pava estaba pareciendo más un culebrón que otra cosa... Y lo de las chicas del Gears of War son culos y tetas parlantes. Y me jode, pues con tan buenos personajes femeninos que se han construido otros juegos como los Metroid o los Tomb Raider, aquí estan los Gears of War para devolverlas al topicazo donde estaban antes...  

@STRELOK: Fast & Furious: Coches + Tiroteos + Peleas de calvos + Peleas de gatitas. Creo que he resumido la saga al completo XD