17 de Diciembre de 2017
Abr
22

Crítica: Repo Men

 

Ficha Técnica:

-Título original: Repo Men

-País de orígen: EEUU

-Año: 2010

-Dirección: Miguel Sapchnick

-Producción: Scott Stuber

-Guión: Eric Garcia y Garrett Lerner

-Fotografía: Enrique Chediak

-Edición: Richard Francis-Bruce

-Música: Marco Beltrami

-Reparto: Jude Law, Forest Withaker, Liev Schreiber, Arice Braga y Carice Van Houten

 

Muy buenas compañeros. Hoy quisiera compartir con vosotros otra cinta de ciencia-ficción de los últimos años que se ha convertido en una de mis favoritas. Justo por las mismas razones que una película de ciencia-ficción puede convertirse en una gran película dentro de su género: Nos muestra un futuro interesante que nos hace reflexionar, nos hace preguntarnos cosas, nos hace filosofar un poco, pero sin olvidarse de que tiene un público que entretener y cuya atención debe captar. En resumen, una película con dosis de acción y reflexión a partes iguales.

En este caso me gustaría hablaros de Repo Men, genial película del año 2010 que, no será perfecta y tendrá sus fallos, pero desarrolla diversos temas tan bien y de forma tan reflexiva, que la convierten en una de las mejores en su campo. Así que sin más preámbulos, pasemos a reseñarla:

 

 

Os confieso que no puedo ser muy objetivo con este género. Todo lo referente a mundos distópicos, donde el futuro no es tan prometedor como parecía y a la sociedad no le va tan bien como pretendía, siempre me ha fascinado. Este es el caso de la cinta que nos ocupa. En ella, se nos presenta un futuro distópico en el que la humanidad parece haberse librado del problema de las enfermedades terminales, pero no parece haberse librado de un problema mayor: Sus deudas.

En este futuro se nos presenta el milagro de los órganos artificiales. Aquí todos los órganos del cuerpo humano se pueden sustituir con otros de fábrica que son perfectamente funcionales. ¿Qué tienes un cáncer terminal de pulmón? ¡No pasa nada!  Puedes acudir a la compañía y comprarles un pulmón artificial que funcionará mejor que el que tenías incluso cuando estaba sano. Pudiendo llevar una calidad de vida extraordinaria. ¿El problema? Que también es extraordinariamente caro. ¿Y qué haces cuando no puedes pagar las costosas mensualidades y estás endeudado hasta las cejas? Pues que te lo embargan…

 

 

Pero tal y como suena lo que acabo de decir. Al igual que ahora vemos como se llevan los muebles y demás posesiones que no podemos pagar, los de embargos se llevarán tu pulmón para que el banco lo pueda reclamar. ¿Qué no has podido pagar tu pulmón en las mensualidades acordadas? Una lástima la verdad… Pero el banco se lo tiene que llevar. Así que el embargador cogerá y, sin pensárselo dos veces, te dejará inconsciente y el mismo sitio que te encontró y te abrirá en canal para recuperar lo que ahora al banco pertenece. ¿Como te quedas con la copla?

 

 

Bueno, me da que no podrás bailar más copla porque después estarás ¡Jodidamente muerto!  Es interesante a la par que desgarrador ver como esta película no va tan desencaminada en mostrarnos algo que hipotéticamente podría suceder de aquí a unos años. En la actualidad pagamos por plazos absolutamente de todo: Pedimos créditos, hipotecas y préstamos para casi cualquier cosa, y llegamos a endeudarnos casi por cualquier cosa. Bien sea por la sociedad cada vez más consumista en la que vivimos o por las prácticas cada vez más estafadoras y usureras por parte de los bancos y las corporaciones. ¿Quién te dice que no llegará un momento en el que no seamos capaces de hipotecar nuestras vidas?      

Ese es el tema central que nos propone esta película: Llegará un momento en el que pagaremos para vivir y viviremos para pagar. Seremos hipotecas con patas y activos bancarios más que seres humanos. Víctimas de los bancos por nuestro deseo desesperado de vivir, por el cual daremos nuestra vida a cambio de saldar nuestra deuda con dichos bancos.  Pero lamentablemente la película no lo desarrolla del todo, ni lo profundiza lo bien que me gustaría. Todo ello a favor de un ritmo encauzado más a la acción desenfrenada que a la reflexión profunda. Pero aún así se lo monta lo bastante bien como para que nos haga reflexionar y entrenernos con acción espectacular a partes iguales.

 

 

La historia se centra en Remy (Jude Law) un embargador de la compañía que, junto con su compañero y mejor amigo Jake, (Forest Withaker) son los mejores embargadores de la ciudad.  Remy es un tío que vive bien y acomodadamente y disfruta sádicamente de su trabajo cercenando órganos a la gente, pero las tornas cambian cuando sufre un accidente en uno de sus encargos y acaba él con un corazón artificial.

Ahora, al ver que su pellejo también está hipotecado, Remy se da un hostión de proporciones épicas con la realidad. Viendo que la compañía se está lucrando a base de la desesperación por vivir de la gente, Remy organiza una cruzada contra la organización. Puede que el arco argumental central no sea su punto más fuerte, pero funciona para mostrarnos ambas caras de la moneda en este mundo futurista. Además, en todo momento se nos narrará la historia con grandes dosis de humor negro, ironías y espíritu macarra desde el monólogo interno de Remy que nos recordará muy gratamente al estilo de Tarantino. Eso, lo quieras o no, redondea la historia principal.

Y respecto a la acción es de la más impresionante y demencial que he visto en años. Esta cinta tiene un par de escenas que ostentan para mí el podío de las escenas de acción más alucinantes que he visto en las películas actuales. Esas escenas al combinar de forma fenomenal la acción más salvaje y violenta con una banda sonora acojonante, consiguen tener un aura de “Cool”, de algo molón, con estilo y personalidad. Con que miréis esta escena en particular, sabréis inmediatamente a que me refiero:

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

Pero entrando otra vez en sus puntos negativos, lamentablemente tengo que deciros que esta película no es para todo el mundo. Tiene casquería, MUCHA CASQUERÍA. Demasiada, incluso hasta para mi. Si, es increíble que yo haya dicho esto, pero creedme lo he dicho. Así que os podéis imaginar… Y también os podéis hacer una idea de por qué esto es así: Si esta película trata de mendas que embargan órganos, pues no nos vamos a quedar sin nuestra buena ración de riñones, pulmones y corazones al aire, junto con demás órganos y entrañas al sol…

No en vano, en su estreno la crítica la llegó a calificar de película con Altas dosis de “Violencia Orgánica.” La verdad, no sé que es peor.  Si que la película tenga eso o que ya exista un término específico para definirlo…  Para mí esto no supuso un problema, pero digamos que es una cinta para estómagos fuertes… Ya que en más de una ocasión veremos uno de estos al aire…  Otro de sus problemas puede ser su final, el cual es muy cabrón. No voy a spoilearos nada, tranquilos. Solo me limitaré a decir que el final puede gustarle a unos mientras que a otros puede parecerle una basura. Pero lo bueno de este, es que no dejará indiferente a nadie e invitará y mucho a la reflexión. Lo cual cierra bastante bien teniendo en cuenta que los últimos minutos de la cinta es un festival de acción ultraberraca y sin descanso.

 

 

 

Como os he dicho, esta película no es para todo el mundo. No es perfecta y tiene sus fallos, se inclina un poco más hacia la acción desenfrenada (Pero con un estilo sensacional) que a la reflexión, y puede ser demasiado violenta para el público más sensible. Pero con todo ello, es una fantástica cinta de ciencia ficción que siempre nos invitará flexionar sobre temas tan variados e importantes como el corporativismo, los peligros de una sociedad consumista, la libertad humana, etc…

Si una película de estas pretensiones (Plenamente de acción) logra tener tanta crítica social y sacar tantos subtemas interesantes que reflexionar. Lo único que puedes hacer es alabarla. No es perfecta y podría haber sido incluso mucho más, pero si sois como yo y disfrutáis siempre con películas de esta índole, sabréis apreciarla tal y como se merece.

NOTA: 8         

 

 

Si todavía tenéis curiosidad, también podéis leeros la novela en la que está basado: El Mambo de la Reposesión. Seguro que lo encontráis en cualquier librería, es muy reciente. Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado con la crítica. Un Saludo a todos.

0

5 Comentarios:

No entiendo como no pueden

No entiendo como no pueden encontrar el error para que los blogs se logueen , si gamefilia esta escrita solo en una linea de codigo xD

BUENAS NOCHES PRIMERAMENTE

Amigo, solo dire que OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII IIIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO el maldito y cabron final de esta buena pelicula; en serio, me corto los animos que me habia generado todo el fregado, pero estos finales se estan volviendo una moda muy peligrosa ultimamente. No lo cree usted? por cierto, que paso con GABE LOGAN sigo esperando esa reseña hermano.

Repo Men se ha vuelto en la

Repo Men se ha vuelto en la pelicula de la muerte de Gamefilia xD

La película de la semana

La película de la semana sin duda XD. Quería poner el emoticono pero me da error. Hay publi en lugar de la info del bloguero, no se puede acceder a un blog de alguien pulsando su nick.....Nos han dado el login y nos han quitado tres cosas....

Una pregunta, Sergio, ¿cuál dirías que es el arma más destructiva de tu armería? Sólo por curiosidad. 

 

Un saludo con indignación empática. 

La tengo pendiente

La temática me llama. A ver si esta semana me la alquilo. Hasta ese entonces, buena reseña ;)