1 de Noviembre de 2014
Feb
21

Joyas Ocultas: Heroes of The Pacific

 

¿Un juego de aviones? Pues sí , otra sorpresita del tio Sergio.  Ya os estoy dando más sorpresitas que en el programa de la Isabel Gemio.  El género de la aviación y el combate aéreo o de naves espaciales siempre ha sido uno de mis favoritos gracias sobretodo a juegos como Rogue Squadron, Lylat Wars, Eagle One... Pero eso sí, juegos de combate aéreo sin complicaciones, nada de simulación y ultrarealísmo. De los de coger una avión y divertirte sin más bombardeando todo lo que tengas por delante, de los que solo tienes que preocuparte de escupir una lluvia de fuego desde los cielos y no de la elevación, la altura, el combustible y esas mierdas. Y este juego que os quiero presentar es uno de mis grandes favoritos y al que más horas le he echado en mi vieja PS2. Un juego cuya sencillez y diversión hacen que cualquiera pueda cogerlo  y pasárselo pipa durante semanas. Si os interesa saber más de esta joyita del combate aéreo, seguid leyendo:

 

 

  

En primer lugar, ¿Qué coño puede ofrecer un juego de aviación para que le guste al piltrafa del Sergio? Pues lo primero un control sencillo, intuitivo y fácil de dominar. Un control arcade tan sencillo de manejar que en un par de horas lo tienes dominado y haces virguerías con el avión dignas de un As.  Tan sencillo como que con la palanca analógica izquierda controlas la velocidad y  la inclinación o volteo del aparato y con la palanca derecha te encargas de maniobrar. Con R1 disparabas tu armas principales (Ametralladoras) y con L1 las armas secundarias (Bombas y cohetes) y ya está, no tiene más. Pero eso no significa que no tengamos que lidiar con muchos elementos de la aviación real. Por ejemplo, si elevamos el avión demasiado rápido y a poca velocidad, podremos entrar en pérdida, también tendremos que vigilar que no forcemos mucho el motor y por supuesto no podemos hacer las mismas virguerías con un bombardero que con un caza. Es como una fina mezcla entre un control sencillo aderezado con algo de realismo aéreo. Así da gusto pilotar.

 

 

CON UNA CAMPAÑA LARGUÍSIMA, HAREMOS DE TODO.  DESDE PIQUES Y TIROTEOS CON TU CAZA...

 

Pero aquí un juego de control simple no es sinónimo de un juego simple, todo lo contrario, este juego es uno de los títulos de aviación más profundos que he jugado desde el Rogue Squadron original. Con una de las campañas más largas, profundas e interesantes que he podido jugar en mi PS2, y sin exagerar. La campaña de este juego abarca todas las batallas más representativas de la guerra en el pacífico, combatiremos desde el bombardeo de Pearl Harvor, hasta la batalla de Iwo Jima. Pero esto no se reduce a un nivel por cada campaña, que va. Cada campaña va desde las 2 hasta las 4 misiones. Pudiendo incluso hacernos hasta 4 misiones y todavía no haber terminado la campaña de la isla de Wake o de las Filipinas. Con un total de 30 misiones, teníamos juego para aburrir. Y si daba el caso de que nos cansábamos, siempre podíamos pasarnos a las misiones históricas, un conjunto de 10 misiones basados en hecho reales relatados por pilotos veteranos del teatro de operaciones en el pacífico. En otras palabras, nos iban a salir cayos en los dedos de tano jugar.

 

...HASTA BOMBARDEAR AERÓDROMOS, TORPEDEAR PORTAVIONES Y UN MONTONAZO DE COSAS MÁS.

 

Y en lo de profundidad en el juego me refiero en que no solamente se basa en disparar aviones y bombardear a la peña.  En cada misiones había una serie de objetivos que cumplir de lo más variados y complejos. Desde bombardear un portaaviones,  destruir una ala de bombarderos, huir de una emboscada, defender la base, torpedear acorazados, proteger a los marines desembarcando en la isla enemiga.  Esta  variedad de objetivos  me recordó muy gratamente al genial Rogue Squadron de la N64.  Ambos juegos te obligan a completar objetivos y a centrarte en algo más que a derribar cazas enemigos si querías superar con éxito la misión. Incluso también objetivos secundarios que nos desbloqueaban jugosos extras.

 

CON MÁS DE 40 AVIONES A ELEGIR, DESBLOQUEAR Y MEJORAR, NOS TIRAREMOS REPITIENDO MISIONES TODO EL DÍA PARA PROBARLOS TODOS.  

 

¿Pero de qué sirve tener un plantel de misiones largo y profundo si nos falta lo más importante en un juego de aviación?: Los aviones. Pues orgulloso os tengo que decir que este es el juego con la mayor cantidad y variedad de aeronaves que jamás he jugado. Hay tantos aviones a elegir que no tendrás misiones suficientes para probarlos todos. Tenemos de toda clase: Cazas, bombarderos, bombarderos en picado, torpederos…  Tanto de los aliados, como del eje.  Si, si, habéis leído bien, aquí se puede pilotar hasta los aviones de los japoneses por tu cara bonita. Imaginaros que os apetece hacer algo diferente en la siguiente misión y en lugar de pilotar vuestro Corsair, os apetece pilotar un Zero o un Raiden Jack. Pues en este juego se puede y mucho más ya que, con un total de 40 aviones a elegir, podemos pilotar absolutamente todo lo que voló en el teatro de operaciones del pacífico. Desde los aviones más comunes del eje, hasta los prototipos más raros y vanguardistas de la época que jamás llegaron a surcar  los cielos, como los primeros cazas a reacción alemanes  (Aunque no hayan sobrevolado aguas del pacífico, nosotros lo pilotaremos By the Face) Con dos cojones!.

 

PODREMOS "TUNEAR" LOS AVIONES NO SOLO PARA MEJORAR SU ARMAMENTO Y BLINDAJE, TAMBIÉN PARA QUE TENGAN LA PINTA MÁS CHULA DEL BÁRRIO...

 

Pero ahí no acaba todo, ya que este juego tiene uno de los añadidos que mayor vidilla y rejugabilidad le puede dar al título: La opción de “Tunear” aviones. Si, ahora nos da el venazo Need for Speed… Si da el caso de que le tenéis mucho cariño a un avión, siempre podremos mejorarlo a lo largo de la campaña siempre que completemos los objetivos secundarios de cada misión. Objetivos secundarios muy entretenidos y desafiantes por cierto, que van desde  procurar que el objetivo a escoltar no sufra ningún daño y acabe indemne al final de la misión hasta objetivo burros como derribar más de 200 aviones enemigos en una sola misión o bombardear los dos acorazados que protegen el principal portaaviones a hundir.

Completar estos objetivos nos otorgan puntos de mejora que podremos utilizar para Tunear nuestros aviones. Estas no solo son ponerles mejores ametralladoras o armar con torpedos y bombas vuestro caza favorito, además  podemos ponerles  diseños, camuflajes y acabados impresionantes que convertirán vuestra aeronave, en la más “reshulona” del hangar. Coñas aparte, imaginaros lo chulo que es cambiar el camuflaje por defecto de la marina de vuestro Corsair por un diseño negro y rojo acojonante que haría enloquecer de envidia hasta el mismísimo barón Rojo. O pintar a vuestro P-40 una acojonante cabeza de tiburón en el morro para atemorizar a los japoneses. Si da el caso de que os sentís a gusto con un avión, os podéis pasar toda la campaña con él aunque os den aviones mejores, gracias a la ultrachetosa y sobrepotenciada máquina de matar que podéis conseguir mediante las mejoras obtenidas al completar los objetivos secundarios.

 

PODREMOS PILOTAR HASTA LOS AVIONES MÁS RAROS, COMO LOS PRIMEROS PROTOTIPOS A REACCIÓN ALEMANES

Y podéis obtener incluso más mejoras y aviones ocultos si os completáis las misiones en una dificultad mayor. De manera que la rejugabilidad del título aumenta exponencialmente. Bien sea por rejugar las misiones con aviones diferentes (típico caso en el que te quieres pasar la campaña del Mar del Coral entera con un puto caza a reacción alemán, por tus santos cojones) o porque quieres desbloquear todos los aviones y mejoras. Al final acabas como en pokemon y quieres hacerte con todos.

 

TODA ESTA ESCABECHINA DE AVIONES, BUQUES Y EXPLOSIONES CON TODO LUJO DE DETALLES Y CON UNA FLUIDEZ ABSOLUTA. ASÍ DA GUSTO JUGAR.

 

¿Y qué hay de los gráficos? A riesgo de parecer redundante en esta reseña, tengo que deciros que me impresionaron enormemente. Hasta en la versión más normalilla gráficamente como puede ser la de PS2, cada batalla es un puto espectáculo. Tomemos la batalla de Midway, por ejemplo, el mar rodeado de acorazados buques y fragatas que no paran de disparar y ves todos los fogonazos y humo de sus cañones por todas las partes. Bajas al islote, y puedes ver con gran claridad y bastante definición las edificaciones, torres de radio, nidos de ametralladoras, búnkeres, tanques y aviones en tierra. Vuelves al cielo y ves que hay más aviones que aire. Y todos comportándose de forma autónoma, atacándote a ti, o a naves aliadas.

Como dato importante, recalar que este juego presumía  de ser  el primero en mostrar más de 200 aviones simultáneamente en pantalla, y no se equivocaba.  Es un puro espectáculo de aeronaves, buques, destrucción y explosiones por doquier de forma frenética y extremadamente fluida. A pesar de tener tal escabechina en pantalla, el juego te va como la seda en todo momento, sin tirones ni bajones de frames. Y esto en una consola aparentemente inferior como la PS2, chapó por los tíos de Codemasters y Transmission games. Se han currado un juegazo en todos sus aspectos.

 

 

 

En definitiva, si buscáis un juego de aviación sencillo y sin complicaciones, con el que repartir ensaladas de tiros a cientos de aviones y bombardear todo lo que pilléis sin preocupaciones, pero al mismo tiempo con una campaña larga, profunda y con toneladas de cosas por hacer, este es vuestro juego. Seguro que lo podréis encontrar en las estanterías de seminuevos de la PS2 de las tiendas Game a patadas. Y creedme, por los míseros 2 pavos que cuesta, habréis hecho la compra de vuestra vida.  Mucho juego por poco casi nada de dinero, eso si que es amortizar la economía en tiempos de crisis, joder.

 

Os dejo con un video gameplay del primer nivel:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado de la reseña. Un Saludo a todos.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

4 Comentarios:

Se ve muy bien el juego, la

Se ve muy bien el juego, la verdad dan ganas de subirse y balacear todos los aviones enemigos. Que tiempos cuando las campañas duraban horasssss, y no 4 o 5 como algunos juegos de hoy. Saludos afectuosos.

me has causado curiosidad,

me has causado curiosidad, lo descargare para probarlo

semper fi

SC

Respuestas:

@Fenixwave: Ya te digo macho, ahora tenemos que rezar para que las campañas nos duren más de una tarde. ¿Que coño le ha pasado a la industria colega? Es una vergüenza.

@solid_caim: No se si lo tienes en la Store de PSN, quizá en la americana si. Pero siempre puedes descargarte la versión de PC en plan Jack Sparrow de internet XD

Gracias por vuestros comentarios. Un Saludo. 

Los juegos de ahora no son tan cortos como la gente cree

Un mito sobre los juegos actuales es que todos los juegos de ahora son cortos y apenas duran 5 horas,lo cual es falso en gran medida,en el único género que dura poco tiempo son los shooters bélicos enfocados al multijugador como COD ,battlefield,medal of honor,halo y gears. porque en en resto de shooters como resistance 3,bioshock,dishonored etc y otros géneros como los RPGs,sandbox,hack slash son considerablemente largos.