22 de Octubre de 2017
Feb
15

Análisis: Splinter Cell: Blacklist. Espía como quieras

 

Hoy estoy de buen humor así que vamos a alabar descaradamente y chuparle la polla bien fuerte analizar objetivamente uno de los juegos con los que mejor me lo he pasado los últimos meses. Si, ya lo sé, estaba estudiando, pero eso no significa que no pueda tocar una consola y que me tenga que alejar de cualquier atisbo de tecnología. En cualquier caso no había nada más relajante para quitarte esa presión estudiantil que empezar a partir cuellos y reventar cervicales cual quiropráctico loco en una zona atestada de terroristas.

Eso es Splinter Cell Blacklist, no solo el mejor de la saga, sino el juego de sigilo más fluido, el más divertido y el más accesible que he probado en los últimos años. Si queréis saber por qué opino así  (Sin indagar en posibles sobornos de Ubisoft…) pues tirad para abajo y seguid leyendo:

 

ESTOY MUY CABREADO CON AMÉRICA PORQUE NO ME COMERCIALIZARON LOS ACTION MAN EN IRAK, ¡ASI QUE NO ME JODAS O TE AFEITO A LO RASO SIN ESPUMA! 

 

Comencemos por lo más flojo pero no necesariamente lo malo del título: Su historia. Para que os hagáis una idea el argumento es el típico de cualquier peli o serie de espionaje moderna que no se esfuerza mucho en señalar quienes son los malos de turno. Aquí se nos presenta a una celula terrorista internacional conocida como “Los Ingenieros” cuyo único propósito y motivación es… ¡Adivinad!  Atentar contra las principales norteamericanas, porque E.E.U.U es demonio capitalista..bla, bla, bla… Cuyo imperialismo ha conducido a tantísimas guerras a favor del todopoderoso dólar, bla, bla, bla cuya política es la cuna de la decadencia occidental.. Y bla, bla, bla… ¡MUERTE A AMÉRICA, ALÁ ES GRANDE! (Insertar típico discurso de fundamentalista islámico aquí)

Pero no la toméis demasiado en serio la historia, bueno tienen algunos momentos que nos harán estar pendientes de ella, pero a fin de cuentas lo único para lo que sirve es para lo que se la pedía: Tener una excusa legitima para que volvamos a romper cuellos y apuñalar por la espalda  como los sádicos hijos de puta que somos, pero esta vez respaldado con todos los derechos que nos dan las leyes de acción antiterroristas ¡Y un montón de barras y estrellas! Nada dice más America Fuck Yeah! que meterle a un Iraquí un cuchillo de combate por el culo.

 

TODO ESTE NIVEL DE DETALLE CON UNA FLUIDEZ ABSOLUTA, INCLUSO CUANDO ESTAMOS CON UN COLEGA A PANTALLA PARTIDA Y LA LIAMOS BIEN PARDA. PARA QUITARSE EL SOMBRERO. 

 

Pasando a los gráficos, la verdad es que estoy un poco confuso. Pues al iniciar el disco me salía el inconito de: “Powered with Unreal Engine” y no sé donde cojones está el Unreal Engine. Pues aquí lo que veo son gráficos con una calidad técnica tan soberbia que no tienen nada que envidiar a los juegos de la next gen. Solo veo gráficos de calidad en lugar de los típicos errores de carga tardía de texturas y demás mierdas a lo que nos tiene acostumbrados  el motor de Epic. Pero luego indagando un poco descubrí que en realidad se trata de una versión extremadamente modificada del Unreal Engine creada por Ubisoft llamada: Lead Engine.

Bueno, sea como sea, no sé cómo demonios se lo han montado, pero lo cierto es que han conseguido no solo sacarse uno de los motores más vistosos de esta generación, sino también uno de los más fluidos que he probado nunca. Tendremos mucho Cryengine, poderío gráfico y todo lo que tú quieras, pero ninguno de esos motores ha sido tan respetuoso con la tasa de frames por segundo que este.  Todo se deja jugar a las mil maravillas, de forma fluida, sin tirones ni ralentizaciones. Yo me atrevería a decir que es uno de los pocos de esta gen que ha conseguido mostrarnos gráficos apabullantes a 60FPS tirados. Lo cual, teniendo en cuenta el hardware disponible, es digno de las más merecidas alabanzas.

Lo único que no me ha gustado es que se decidiesen a quitar el fantástico juego cromático y de luces que era el pasar a blanco y negro cuando estabas escondido que nos mostraba el Splinter Cell Conviction. Pero vamos esto es solo una mera queja menor y más cuestión de gustos personales que un punto negativo.

 

SIGILO: DÍCESE DEL MODO DE JUEGO QUE CONSITE EN IR EN CUCLILLAS POR LA ESPALDA DE LOS ENEMIGOS Y REZAR PARA QUE NO SE DEN LA VUELTA... 

 

Pero vamos a lo que realmente importa de un juego: Su jugabilidad.  Y tengo que deciros que estáis ante el producto jugable más completo, versátil y accesible que hayáis probado nunca. Vamos por partes. En primer lugar, para encarar la campaña tendremos 3 estilos a elegir: “Fantasma” Que es el sigilo puro: Completar la misión sin molestar a ningún guarda, sin que nos vea nadie y usando técnicas no letales. “Pantera”: Mi estilo favorito, matar a todo aquello que respire, pero de forma sigilosa y entre las sombras, como un depredador. Y finalmente el estilo “Asalto”: Que ya es entrar a saco, ametralladora en mano, bandana roja en la cabeza  y gritando y matando como ese cachas hiperfibrado con estrés postraumático que volvía de Vietnam…

Y lo mejor es que todos los estilos son igual de válidos. En este juego es igual de válido dar un rodeo e ir por las sombras sin alertar ni molestar a nadie, que reventar la puerta del complejo con C4 y coser a perdigonazos del 12 a todos los que están en la habitación. Aquí juguemos con el estilo que juguemos no tendremos penalización de ninguna clase y nos lo pasaremos igual de bien independientemente de cómo lo hagamos. Los puristas de la saga dirán que esto de entrar a saco y reventar a todo quisqui, es matar la esencia de la franquicia, pero que les follen. Jugar a Splinter Cell nunca ha sido tan divertido.

 

...HASTA QUE PIERDES LA PACIENCIA Y DECIDES VACIARLE A UN TIO UN CARGADOR EN LA CARA.

 

Y si a todo esto les sumamos las fantásticas mecánicas y control intuitivo de Sam Fisher que ya teníamos en Conviction (algo así como una fina y sutil mezcla entre Jason Bourne y un Yamakazi loco que apuñala gente…) pero de forma aún más refinada y perfeccionada, tenemos uno de los controles más fluidos, sencillos e intuitivos que hemos probado en un juego de sigilo. Se deja controlar tan bien, que si la cagamos en algún momento, la mayor parte de las veces será culpa nuestra. Así que ya estáis buscando otra excusa para no admitir que sois más ortopédicos que una vieja con esclerosis múltiple…

Además de que todas las misiones nos otorgarán una buena cantidad de puntos en función de lo bien que lo hagamos, puntuación que se transforma en dinero por nuestro duro trabajo (A ver, es normal. No somos una puta ONG que rompe cuellos por caridad…) Dinero que podremos utilizar para comprar toda clase de armas, gadgets y juguetitos de espías, sin olvidarnos de trajes tácticos para nuestro estilos tácticos predilectos (Mallas tácticas que no hacen nada de ruido al correr, o corazas que nos protegen hasta el agujero del culo)

 

¡¡¿QUE HAS DICHO DE MI MADRE, SO CABRÓN?!!

Y siempre el juego nos invitará a rejugar cada fase con un estilo diferente. A ver qué puntuación sacamos en Asalto o en Fantasma tras haberla jugado en Pantera y viceversa… De manera que la rejugabilidad se dispara estratosféricamente. Es más, es uno de los pocos juegos de los que ha conseguido divertirme más jugándolo en su máxima dificultad en modo Fantasma (Creyéndome un puto ninja…) que ir a lo fácil y entrar a saco jugándolo en normal. 

 

VALE COLEGA, SINCRONIZACIÓN! YO ME PIDO LA ENTREPIERNA Y TU LE INFLAS A COLLEJAS, ¿ENTENDIDO?

 

Y ahí no se acaba la cosa, pues cuando yo me refería al producto jugable más completo hablaba en serio. Una vez acabemos la campaña, tendremos la misiones 4º Echelon. Que son un buen puñado de misiones sueltas que podremos jugar tanto en solitario como en cooperativo. Pero Cooperativo del bueno, del que podemos jugar tanto online como a pantalla partida con un colega. Las hay de toda clase, desde misiones de caza y eliminación, modo horda, hasta misiones en las que el objetivo principal es pasárselas sin ser detectados. Y creedme, no hay mejor sensación que pasarse una de esas misiones con un colega sin ser detectados para creernos jodidos ninjas y fomentar momentos: “BRO-mance” sensacionales.

 

 

Pero aún le queda algo más para rematar todo lo que nos ofrece este inmenso paquete. Un multijugador que es uno de los más originales y entretenidos que he jugado en los últimos años: Espías VS Mercenarios. El genial modo nacido en Pandora Tomorrow vuelve en Blacklist más divertido que nunca. ¿Qué en qué consiste? Un equipo de mercenarios se bate en duelo contra otro de espías en los típicos modos de captura el maletín, control de datos, team deathmatch, etc… Hasta ahí nada nuevo, ¿Verdad?  ¿Pero y si os dijera que a equipos diferentes, la jugabilidad es diferente?  

Si eres un mercenario, la perspectiva y la jugabilidad cambian a la de un FPS al uso, y tienes que hacer las mierdas que has hecho siempre en los cientos de FPS multijugador que pueblan el mercado. Pero si te toca espía, la jugabilidad es la misma que la campaña: Sigilo en tercera persona. Y tendrás que valerte de todas tus habilidades y pericia para eliminar a los mercenarios sigilosamente y sin que te vean. Usando el escenario y todos sus recovecos, respiraderos,  cornisas y desniveles a tu favor para tenderles emboscadas y darles caza uno a uno.

Ya sé que suena muy bonito sobre el papel, ¡Pero aquí funciona de verdad joder! Las mecánicas no están mal implementadas y no hay equipos descompensados. No por ser mercenario y tener buena puntería significa que vas a ganar, ni tampoco por hacer el mono y esconderte significa que serás imparable. Hay que saber jugar bien en ambos bandos.

 

LO JUEGUES COMO LO JUEGUES, TE LO PASARÁS TETA CON ÉL.

 

Como conclusión me remito a las pruebas presentadas, su señoría: Campaña tremendamente versátil y rejugable, modo cooperativo divertidísimo, variado y a pantalla partida y todo rematado con un multijugador tremendamente original y enviciante que da gusto. Este es puedo asegurar que no solo es el mejor Splinter Cell de la saga, sino uno de los mejores de sigilo que en jugado en mucho tiempo. Es de esa clase de juegos que uno tiene que probar aunque no le atraiga el género, para animarse y ver todo lo bueno que se está perdiendo sin que tenga demasiados quebraderos de cabeza al jugarlo y se divierta sin complicaciones.  

NOTA: 9,5

 

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que os haya gustato el análisis. Un Saludo a todos.

 

5
Valoración media: 5 (2 votos)

5 Comentarios:

La verdad es que el juego

La verdad es que el juego tiene indudable calidad,  para como dices jugartelo al estilo que gustes. Blacklist hace que el resto de los juegos se ven planos y los protagonistas de otros títulos se vean como ancianos ortopédicos. El movimiento del protagonista es fluido, lleno de opciones, en las que practicamente puedes hacer cualquier cosa que se te ocurra, lo mismo que la personalización del equipo que es amplia y variada como practicamente no lo habia visto en ningún juego. En síntesis: Un magnifico juego. Saludos afectuosos.

Respuestas:

@Fenixwave: Es que el Sam aquí es como una fina y genial mezcla de Yamakazi loco y asesino en serie apuñalador que hace las delicias de quien lo este controlando. Es una pasada agarrarse a cualquier saliete y hacerle al guardia de la cornisa un "Ale Hop!" y al suelo. En cuanto ahorres un poco de pasta te lo tienes que pillar macho, merece la pena y mucho.

@CLAUSART: Creeme, este es el ejemplo de libro, (valga la puta redundancia...) de que no te fies de un libro por su portada. Es el juego de sigilo más accesible y divertido de esta generación. La gente se pensó que iban  a casualizar la saga y a convertirla en un simple TPS. Pero nada que ver, todo lo contrario. Con este juego la saga se vuelve más intuitiva y accesible, que no facilona. Para que te hagas una idea el juego se parece más a un Manhunt pero con una trama que justifica tus violentos asesinatos y con un montón de jugetitos ultratecnológicos de espía. Ahora que lo tienes rebajado de precio no se a que esperas, es un chollazo. UY!, Ya está he dicho la palabra mágica..LMAO

@honorat79: Y fijate que yo pensaba que no se podía mejorar más. Pero han conseguido refinarla de tal manera que da gusto jugarlo hasta en las máximas dificultades. Estos de Ubisoft son unos putos maestros. a ver como se lo montan con el Watch Dogs.

@LoganKeller: No puedo estar más de acuerdo contigo. Jugablemente es una delicía que puedes jugar como te plazca, complementado con divertidísimos modos cooperativo y multijugador. En la historia discrepo, hay muchos Tom Clancy con mejores hilos argumentales, RS:Vegas sin ir más lejos. No será para tirar cohetes pero te mantiene en vilo. Compararlo con el nuevo Ghost Recon todo es mejor, menuda decepión que me llevé... Y lo de que Fisher sea jefe de 4E y no pongan órdenes como mecánicas jugables casi que lo entiendo. Porque imaginate que se hubieran animado y les hubiera salido rana. Ya esa experiencia tan perfecta y pulida se hubiera ido al retrete. ¡Y déjate del puto World of Tanks y echemos una de Espías VS Mercenários, coño! LMAO

Gracias por vuestros comentarios. Un Saludo. 

¿Entonces no es Splinter Warfare 3, no?

Curiosamente yo a este juego lo miraba con malos ojos. Los colores de la portada me recordaban al del COD Modern Warfare 3. A partir de ahí, especulación. Lo que me venía la cabeza es que se habían querido copiar las portadas de COD para vender mas y que seguramente habrían calofdutizado la saga Splinter Cell. Todo esto por los colores de la portada eh xD ni lo he probado ni he visto nada mas allá de las imágenes que has puesto en tu entrada.

"Un gran juego de infiltración, el mejor de la saga"... Nunca te fíes de una portada. Y por cierto, otra saga que tengo pendiente.

 

Buena entrada muchacho. Ale, ¡Un saludo!

GRAN.

Grandimo juego, el mejor de la saga, por lo menos en duracion, posibilidades, y que es mas maduro, mejora la formula del Conviction para hacer un juego mas rico, el descanso que dio Ubisoft a la saga, le a sentado muy bien, un saludo.

Iguala al Chaos Theory

MI otro gran favorito de la saga.

Coge lo mejor del mentado CT, la acción del conviction y crea un juego en el que, por primera vez, puedes jugar como quieras y esta bien hecho ¿Sin matar a nadie? No hay problema, estudia las rutas de los enemigos, pero se rápido si quieres batir el tiempo y llevarte mas dinero ¿Asalto? No hay problema. ¿Matar sin ser visto? Lo mismo.

Lo complementa un cooperaitov buenísimo y un multijugador al que da gusto jugar. Mapas en apariencia pequeños para el mismo pero tan enrevesados que tras dos meses de juego sigues encontrando caminos en los mismos.

La historia, lo siento pero no estoy de acuerdo en que sea simple. Veamos, es una historia basada en la mitología de Clancy. Partiendo de eso ya sabes lo que te vas a encontrar, y no va a ser controlar el espionaje de andorra para defender Brunei precisamente. Quejarse de un juego en el que controlas a los estadounidenses en un juego de Tom Clancy me parece ir a probar un juego sin saber que te vas a encontrar. Dentro de eso, es muy buena. No es enrevesada ni tiene porque serlo. Tiene tensión justa y te hace sentirte parte de un equipo. Y si metes la mierda de historias que ha hecho ubi recientemente con las sagas de Tom Clancy (Future Soldier, por ejemplo) te sale algo mas que digno.

Algo que le echo en falta al juego y que no mencionas, es que mas allá de que argumentalmente Sam Fisher sea el jefe de 4º Echelon y de que por guión da las órdenes, nunca sentimos que jugablemente lo somos. Tampoco es el objetivo del juego, pero hubiese venido bien tener que gestionar recursos de la agencia, coordinar agentes en misiones aparte,... algo mucho mas allá del metajuego "En la sombra" que es entretenido, pero ya esta. ¿Quien sabe? Quizá en el siguiente.

Quitando eso, a mí me ha parecido un juegazo con todas las letras. Les ha costado dos Splinter Cell, pero han conseguido igualar (y en ciertos aspectos superar) a Chaos Theory. Aunque siendo sinceros, aún han de superar la increíble fase de atracar el banco en el CT.

Buen análisis