24 de Octubre de 2014
Ene
10

Habilidades extraordinarias de los videojuegos: Modo Berserker

 

Entre tantas armas, tanto tiro, casquillos y pólvora, ¿Nunca os han entrado ganas de mandarlo todo a la mierda y pegarle una buena hostia a alguien en la cara? Seguro que muchas veces en los shooters os habréis cansado de tantas armas y habréis tenido la sana necesidad de repartir tollinas con vuestras manos desnudas. Dejar un lado los tiroteos para pasar a una buena bronca de bar y darle marcha a vuestros nudillos.

El principal problema de esto es que en cuanto dejamos nuestras armas ya estamos empezando a cavar nuestra propia tumba. Iniciar un combate de boxeo contra un ciberdemónio armado con lanzacohetes hará que tirémos la toalla incluso antes de empezar el primer asalto. Nuestros puños desde siempre han estado como arma de último recurso que no hace absolutamente nada de daño, lo cual los relega a un plano ornamental en nuestro inventário, hasta ahora. Porque grácias a los chicos de ID tenemos una habilidad especial que nos convierte en el puto Mike Tyson y Muhammad Ali a la vez, y el juego pase de un FPS al Punch Out en menos de un segundo: El modo Berserker. ¿Queréis saber de que va? Pues seguid leyendo:

 

¡DESPIECE DE POLLO, LISTO PARA COMEEER! 

 

El modo Berserker es una habilidad tan antígua como alucinante. Apareció por primera vez en el abuelete de los FPS: Doom, y desde entonces nos ha sido una de las habilidades más útiles para acabar con los demonios de manera rápida, eficaz y tremendamente sucia y sangrienta. Una habilidad que nos venía de perlas si teníamos muchos enemigos que masacrar pero poca munición. Esta habilidad consiste sencillamente en transformarnos en lo más parecido a un boxeador iracundo puesto de éxtasis y con la fuerza de un trén de mercancias desbocado en cada uno de sus puños. Prácticamente transformamos nuestras manos en dos armas de destrucción masiva.

Una vez adquirimos la habilidad, la pantalla se torna roja, multiplicamos por 10 nuestra fuerza y velocidad y pasamos a usar automáticamente nuestros puños como arma predeterminada. Pero esta vez, nuestros puños harán algo más que cosquillas a los enemigos. Esta vez podremos hacer lo que siempre soñamos hacer desde que vimos cualquier película de Chuck Norris o Steven Seagal: Hacer papilla a nuestros enemigos con nuestras manos desnudas. Pero hacerlos papilla literalmente... Ya que el punto fuerte de esta habilidad es que cada puñetazo que demos a cualquier enemigo supondrá la muerte instantánea de este de la forma más sangrienta que vuestros inocentes ojos puedan ver. En cuanto demos un puñetazo a un enemigo este acabará volatilizándose en una nube roja de sangre, vísceras y gore y jamás volverá a molestarnos. MOLA. 

 

¿UNA CAJA DE PASTILLAS JUANOLA O UN POWER UP ACOJONANTE?

YO MIENTRAS TENGA BIEN SUAVIZADA LA GARGANTA...

 

Su forma de presentación es siempre la de un botiquín pero de color negro para diferenciarlo de los botiquines comunes. Incluso también actua como tal. Recogerlo siempré hará que nuestra salud se recupere al 100%. Pero vamos a lo que más interesa: Con esta habilidad podemos triturar con nuestras propias manos a los enemigos y de un solo puñetazo transformarlos en potitos nutribén y puré de manzana. ¡Dios!, me encanta ver como de un buen hostión transformamos a nuestros enemigos en un charco de sangre... Es como golpear una bolsita de Ketchup de las que te dan en el McDonnals... Aunque su punto negativo es que la habilidad solo dura unos segundos asi que tenemos que ser rápidos si queremos montar una buena carnicería.

 

¡ES COMO GOLPEAR UNA BOLSITA DE KETCHUP DEL BURGER! ¡JE, JE!...

 

Pero eso es sobre el papel. Como veterano del Doom que soy, os voy a contar un pequeño secreto, un truquito de esta habilidad. Lo que mucha gente no sabe, es que en los Doom originales con esta habilidad parece haber uan especie de bug o error que hace que una vez que la habilidad se ha acabado, desaparezca solo en parte. Muchos se piensan que cuando ya la pantalla deja de estar en rojo, ya no podremos hacer papilla a más demonios. ¡Error!, si que podemos. Si da el caso de que hemos recogido el Berserker en algún momento, podremos seguir utilizándolo durante todo el nivel. La habilidad nos dura todo el nivel entero. De manera que podemos liarnos a licuar a puñetazos a todos los enemigos del nivel si nos dá el venazo...

 

UUMM, PARECE EL CASCO DE GHOST RIDER... 

 

En su impresionante secuela de 2004, Doom 3, también regresa esta habilidad. Aunque como esta secuela está más enfocada al terror que a la acción, hace una aparición breve, pero lo justo para que nos quedemos flipados otra vez con ella. Solo la podemos utilizar en dos niveles concretos: La zona de transferencia de comunicaciones y el mismísimo infierno. Tan solo dos simples apariciones, pero memorables. Todavía recuerdo en la pantalla del infierno cuando recogí el icono. Justo en ese momento aparecía un ejército de demónios, zombies y hellknights listos para ser apalizados. Me ecanta como presentaron esta habilidad en el Doom 3. Una vez recogida, no solo tenemos las ventajas antes citadas, sino que también dispondremos de tiempo bala y un efecto borroso en la pantalla como si estuviéramos colocados de Speed...

Esta habilidad es mucho más alucinante aquí porque nada más recoger el Berserker te mueves a velocidad de vértigo meintras todo lo de a tu alrededor se mueve a cámara lenta. De manera que puedes inflar a hostias y asesinar a todos los enemigos del nivel antes de que toquen el suelo. Aquí cambiaron también el icono del Berserker. Ahora ya no es un botiquín especial de color negro, sino una especie de calavera demoníaca parecida a la cabeza de un ciberdemonio. Curioso, pero lo flipante llega cuando la usas y todo se ve borroso y tu personaje no para de gritar corriendo de un lado para otro dando hostias. Es como si hubieras entrado en modo: "Boxeador encabronado con sobredósis de anabolizantes." Descojonante... ¿Véis niños, lo buenas que son las drogras? XD

 

PARA QUE LUEGO DIGÁIS QUE NO TENGO CORAZÓN...

 

Pero no os preocupéis, su ausencia en el Doom 3 fue compensada con su genial expansión: La Resurrección del Mal. Aquí ya directamente la tenemos como un arma más de nuestro inventário. Es como una especie de corazón del infierno que se va alimentando de las almas de los muertos, similar al Cubo de las Almas del Doom 3. Y si sabemos alimentar bien a nuestro Tamagochi particular, se nos recompensará con el poder de los Dioses en nuestras manos. Al principio esta artefacto raro solo nos proporciona la habilidad de tiempo bala (La cual ya es bastante útil de por si, al sacar ventaja táctica en cada combate), pero según vamos avanzando y matando jefes, se nos premiará con nuevas habilidades para este artefacto. Desde nuestro queridísimo y extrañado modo Berserker del Doom 3 (Que esta vez podremos utilizar siempre que nos de la gana) hasta la mayor y más acojonante habilidad de todo el juego: La invencibilidad.

Como lo estáis leyendo chavales, no solo este corazón negro sacado de un fumador compulsivo os dará tiempo bala y modo berserk "By the face", sino que también os dará el don de la inmortalidad durante unos instantes. Vamos, que seréis lo más parecido a un jodido Dios iracundo y destructor imparable. Imaginaros tener de una sola tacada: Tiempo Bala, Modo Berserk e Invencibilidad. Todo en uno durante unos segundos... El cúlmen de la chetanía, la orgásmica apoteósis de las trampas, el sueño húmedo del hacker... Y lo mejor de todo es que en el nivel de dificultad "Pesadilla", ya desde el principio nos dan el artefacto con las tres habilidades activas. Haciendo que nuestro viaje por el infierno sea un paseo por el parque y nuestra pesadilla pase a ser un sueño erótico... De las mejores habilidades y de las más chetadas que he probado.

 

¡ESO ES DUKE!. ¡DEMUESTRA QUE LOS ESTERÓIDES SIRVEN PARA ALGO MÁS QUE DEJARTE IMPOTENTE!... 

 

Pero este no es el único juego en el que podemos catar esta habilidad, muchos juegos han incorporado este power up para darle más vidilla a sus mecánicas de juego, su gameplay y, ¡que coño!,  también para que nos echemos unas risas. Pero como ahora solo me acuerdo de uno, pues voy con este. Del que hablo es de Duke Nukem Forever que, gracias a su patrocinio de la revista Men's Health y la asociación de chulo-piscinas y pesocas sin fronteras, se ha incorporado en él la habilidad de inflarnos a anabolizantes y esteróides hasta que nos revienten las venas... Y con tan solo inflarnos de estas pastillitas mágicas tendremos la mísma habilidad berserker que en los juegos de ID. Aunque con la salvedad de que nos pueden herir pero nos hacen menos daño que en modo normal, de manera que podremos reventar cráneos a gusto y sin complicaciones.

Simpre es bueno dejar de un lado las armas, tomarse un respiro y repartir estopa del modo tradicional. Con este modo es posible. Tal es su potencia que hasta Mike Tyson encolerizaría de envidia de solo saber que podemos reventar en pedazos a un enemigo entero de un solo puñetazo, cuando el solamente puede reventarte la cabeza... ¡Bah!, aficionado.... Si me lo permitís esta vez quiero finalizar con una canción. Una muy especial. Siempre que tengo esta habilidad activa, dejo de pensar y solo hay una palabra que resuena en mi cabeza: "¡APLASTA, Sergio, APLASTALOS A TODOS!". Y ya que de aplastar personas y convertirlas en zumo de arándanos va la cosa, ¿Qué mejor canción para aplastar que el temazo "Crush' em!" de Megadeth? Disfrutad chicos:

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

 

 

Y recordad, despues de vuestra orgía de destrucción, lavaos bien las manos antes de comer. Comentad. Un Saludo a todos.

 

0

2 Comentarios:

TiGrEtóN

El poli cagón de Jumanji te ha marcado de por vida JAJAJAJAJA Buena entrada

Respuestas:

@Tigretón: Tu lo has querido:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

LMAO