26 de Octubre de 2014
Dic
9

Cine de acción: The Expendables 2

 

Hay veces que un producto ciertamente mediocre nos puede entretener incluso más que otros con ínfulas y pretensiones mucho más grades, llámense libros, películas o videojuegos, todo depende de gustos y de lo que estemos buscando en ese preciso instante. Algunas veces no exigimos mucho más que algo que nos haga olvidar todo lo demás por un par de horas y que no nos pida esforzarnos mentalmente para entender de qué va la cosa. Pues bien, ese es el caso de The Expendables 2, una película sin mayor finalidad que la de hacerte pasar un rato entretenido sin ofrecer mucho al espectador, y eso, en casos como el mecionado, viene bastante bien. Se podría decir que es algo parecido a Call of Duty, brinda lo que promete en las dósis justas y quien lo juega sabe lo que va a encontrar. Eso es, acción frenética sin descanso y una historia absurda, lígera y de mera excusa para repartir tiros a diestra y siniestra.

Para los nosltálgicos del cine de acción ochentero, lleno de testosterona, tipos rudos músculosos, duros y sudorosos (sin connotaciones gay, ojo), explosiones por todos lados tipo Michael Bay y donde lo que prima es ver quién la tiene más larga (el arma, claro), The Expendables 2 puede suponer una muy buen y recomendable opción, máxime cuando en ella encontramos a actores que fueron todo un icono de este género unas décadas atrás, como Sylvester Stallone, Jean Claude Van Damme, Chuck Norris (Alias Dios todo poderoso creador del universo y todo lo que en él habita), Arnold Apellidolargo, Bruce Willis, etc. Todos y cada uno de ellos unos grandes y dignos representantes del más explosivo cine de acción de los 80's, junto con otros más contemporáneo, como Jason Statham. Toda una mezcla que resulta como el más dulce y apetisoso caramelo relleno de nitroglicerina y C4 para todos aquellos que aprecian este tipo de cine muchas veces vapuleado y apaleado por la crítica "especializada".

 

La historia, como mandan los canones del género, por lo general, no es nada del otro mundo y siendo sincero, no recuerdo ni de qué va, pues no es lo importante en una cinta como esta y no te pierdes de mucho si no te das por enterado de los motivos por los cuáles sucede todo, ya que la atención de centra exclusivamente en tipos disparando el arma más grande que te puedas imaginar (con munición infinita, al parecer) y poco más que eso, perfectamente podría no haber argumento alguno y nada cambiaría, ya que es un simple adorno de fondo para que todo tenga más o menos sentido, si es que lo tiene...

Algo que llama la atención en esta clase de filmes, es que los enemigos se cuentan por montones y todos tienen la puntería de un ciego en una montaña rusa (parece que se tomaron lo de ser malos muy a pecho, porque son malos con ganas disparando, no me jodan. Unas prácticas antes de entrar en combate no les vendría nada mal), mientras que los protas, esos grandes y sudorosos hombres (machos bien machos, no gay), disparan a lo loco, sin apuntar y en cualquier dirección dándole siempre a algo y, obviamente, The Expendables 2 no podía ser la excepción aquí. Un largometraje lleno de todo tipo de clichés habidos y por haber: El malo bien malo de turno, el plan malévolo que jamás puede faltar de por medio, la tipa que sólo sirve de adorno y para crear tensión sexual entre ella y el protagonista, el fornido de turno con apariencia de idiota y feo como él solo, el gracioso que siempre que puede suelta los chistes más malos y flojos que te puedas imaginar. Esta cinta no inventa nada nuevo y recurre a los estereotipos más usados en el género. Y para qué mentir, desde un punto de vista objetivo, es cutre, pero si estás ansioso por ver cosas volando por los aires y explosiones del tamaño de una explosión nuclear, la disfrutarás.

                                    Epic moment

En resumen, si te gusta el cine de acción ochentero desenfadado, estás aburrido y no tienes nada mejor que hacer y tus exigencias son mínimas, esta película es para ti. Estás advertido, las actuaciones son pésimas, así como el guión, pero por ver a nuestros héroes de acción de la niñez (viejos, pero todavía en condiciones de patear algunos culos), bien vale la pena el visionado.

Nota: Con actores como Anorld Schwarzenegger (Google, porque el apellido ni él sabrá cómo se escribe), y Chuck Norris, no podían faltar las referencias, el primero con Terminator y el segundo por esos chistes suyos que polulan por internet. The Expendables 2 es fanservice en estado puro.

 

 

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

Total, uno sabe que se puede

Total, uno sabe que se puede esperar cuando juntas a tanta leyenda del cine de acción, más acción, balas y explosiones con mucha gente muerta. En lo personal no tengo planeado su visionado, pero para el que si que tenga provecho.