25 de Noviembre de 2017
Ago
24

Lo que no me gusta de la TV: Horarios

Categorías: 

Warning: Tocho inside

Una cosa que no me gusta de la TV es su poca seriedad a la hora de cumplir con los horarios. Pueden anunciar un programa para tal hora y empezar un cuarto de hora más tarde como si nada hubiera ocurrido. O eliminar el programa de la programación de un plumazo porque el anterior programa se alargue tanto que se haya comido todo el tiempo del programa afectado y porque sea más importante para la cadena emitir el siguiente programa. Así es imposible programar una grabación para poder ver lo que no puedes por estar fuera de casa o cualquier otra cosa. Diría que lo único que concuerda con el horario indicado son las noticias y los eventos deportivos, aunque también han hecho cada "pifia" que tiene tela.

Informativos.

Los informativos suelen empezar a la hora estipulada, ya sea a la hora en punto o a menos 3 minutos, empiezan puntuales. Pero cada cadena tiene su horario de noticias. En el caso del mediodía, TVE siempre empieza a las 15 horas, aunque a las 14 ponen las noticias regionales en desconexión. Las autonómicas suelen empezar las noticias a las 14 horas. Y en las privadas "cunde el caos", ya que empiezan a las 14 laSexta, 14:30 cuatro , 15:00 Telecinco, 14:57 Antena3... Las que entran en "guerra de audiencia" son Antena3 (que empieza minutos antes de las 3 para captar más espectadores), Telecinco y TVE. Cuatro y laSexta se desmarcan intentando captar audiendia sin la competencia de las cadenas con más audiencia.

Deportes

Sobre los eventos deportivos, cada cadena los trata de una forma diferente. Desde las que conectan media hora antes del comienzo para ir comentando y calentando motores hasta los que conectan con el evento deportivo cuando va a empezar o increíblemente ya ha empezado el partido/carrera. En todo caso, no tienen más narices que empezar la transmisión como muy tarde a la hora (y algo) que empieza el evento deportivo.

Hasta aquí (informativos y eventos deportivos) las cadenas cumplen casi a rajatable, pero... ¿y el resto de la programación? Evidentemente en la franja del prime time no. Aquí está el caso más grave que no viene de ahora, sino de años, y no comprende sólo la puntualidad del comienzo, sino a las horas a las que empieza y a las horas a las que acaban los programas de máxima audiencia programados para el prime-time.

Prime-time

Antiguamente, cuando en el panorama televisivo sólo había dos canales, los estatales (y durante los primeros años de las autonómicas más antiguas), el "prime time" empezaba cuando acababa el telediario, que duraba media hora, es decir, a las 21:30. Desde que entraron las cadenas privadas en este panorama el prime time ha ido retrasándose sin darnos cuenta, de manera que el prime time se retrasó a las 22 horas. Por ello las cadenas de TV han ido "rellenando" el hueco que pudiera habe entre informativos de noche (depende de la cadena empiezan a las 20:30 o 21:00) haciendo los informativos más largos (casi una hora con predicción del tiempo incluida), o meter programas pre-primetime, mayoritariamente de humor hoy en día. Pero la cosa no es sólo eso, sino que cadenas como telecinco anuncian su programa prime time para las 22 y al final empieza a las 22:15 muchas veces tragándose el espectador 15 minutos de publicidad esperando que el programa que va a ver empiece. Bueno, ahora la cosa ha cambiado, porque esa costumbre la tenían hace tiempo, luego empezaron a anunciar sus programas para las 22:15 y actualmente suelen empezar y anunciar sus programas prime-time a las 22:30. Y a eso le sumamos la duración exagerada de sus programas prime time y la emisión de varios capítulos de la serie que toque ese día, tenemos que el espectador se puede acostar después de ver el programa a horas casi intempestivas, más propias del final de programas de late-night que del final de programas prime-time. Aunque normalmente las demás cadenas empiezan a las 22 horas, pocas cadenas empiezan sus programas late-night antes de la 1:00. Y los que lo empiezan a media-noche o un poco antes pierden audiencia por el alargamiento del prime-time de las cadenas mayoritarias.

Late-night

Del late-night, ¿qué decir? Los programas se tienen que amoldar a cuando las emisoras quieran acabar sus programas prime-time. En cuatro por ejemplo había días que Noche Hache comenzaba a las 12 de la noche, y otros que empezaban a la 1:30 de la madrugada, perjudicando a su vez el horario de Cuatrosfera, que tenía una política de horarios también "nefasta": en vez de poner las series siguiendo un orden ascendente de la edad recomendada, ponían primero la serie para mayores de 18 años (South Park en aquellos tiempos) y luego la de mayores de 13 (series de animación japonesa principalmente). Esto para un fan del anime japonés era cargante, si te enganchabas a una serie anime que esperabas que emitiesen (como Paranoia Agent o Full Metal Alchemist), te encontrabas con que podías ver un día un capítulo a la 1 de la madrugada, y otros días no empezaba hasta casi las 3 de la mañana, si es que lo emitían porque ya se tragaba el horario de los anuncios de televenta. Eso en el caso de cuatro. En telecinco desde que acabó la emisión de Crónicas Marcianas no han tenido un programa late-nigh decente, por lo que alargan los prime-time hasta límites insospechados. Y ese es un problema, porque siendo Telecinco un canal "para marujas", como tengas a una "marujilla" en casa olvídate de poder ver Buenafuente o cualquier otro programa del late-night.

Contraprogramación

También tenemos otro elemento maltratador de las cadenas respecto de los horarios, y es la contraprogramación y los cambios de programa anunciado. Las cadenas (sobretodo Telecinco y Antena3) siempre han "luchado" para conseguir más audiencia cambiando de día sus programas para contrarrestar la audiencia del programa de la competencia a contraprogramar de una semana para otra. Es muy mosqueante ir a ver un programa y comprobar atónito que no lo están emitiendo y no lo han anunciado. O esperar ver un programa o capítulo determinado y te pongan una reposición cuando te han anunciado nuevos capítulos.

Esto antes no era posible (legalmente, claro, pero como las cadenas privadas se saltan la ley como quieren y luego van exigiendo...) porque la programación de un día concreto debía estar fijado y publicitado con 11 días de antelación. Ésta era una medida para la contra programación. Las cadenas privadas presionaron para que se eliminara esa ley, y al final lo consiguieron pero no todo lo que querían: la ley les permite anunciar su programación tres días antes. La excepción es si ocurre un hecho importantísimo y grave sobretodo a nivel informativo con el que pueden suspender parte o toda programación del día.

Retirada de programas de la parrilla

Bueno, pues anunciando tres días antes las cadenas tienen vía libre para cambiar de día de la semana la emisión de un determinado programa, además de otras "ventajas", como la de eliminar de la programación un programa que no haya tenido los resultados esperados después de su primer programa. Todos hemos visto cómo ha habido programas que han pasado con más pena que gloria por las parrillas de programación de distintas cadenas, y si con la antigua ley estaban obligados a emitir un segundo o casi un tercer programa si era de emisión semanal, u 11 días más si la emisión era diaria, ahora mismo se pueden cargar de un plumazo un programa después de la primera emisión si es semanal, o al final de la semana si es diaria (normalmente programas que se emiten de lunes a jueves), medidas que desconciertan al espectador que sí le interesara el programa retirado. Y esto no lo hacen de vez en cuando, lo hacen continuamente. Y lo que es peor, se llegan a saltar la ley (qué noticia...) y se han dado casos de programas anunciados el día anterior y no emitirse.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

0000

1 vez mas , coincido contigo