25 de Noviembre de 2017
Ago
18

Lo que no me gusta de la TV: La publicidad

Categorías: 

Esta va a ser una serie de posts en las que iré poniendo las cosas que no me gustan por temas, publicidad, horarios y programación, contenidos y canales, tecnología y “manipulación informativa” y “modificación/manipulación” de las costumbres. Muchas de las cosas que no me gustan son cosas que perjudican al espectador en general y que seguro que a muchos no les gusta, así que comparto esto con todos los que lo leáis.

La publicidad, el principal sustento de las televisiones. Se sabe que los anuncios tienen un precio que varía según la hora de emisión, el tipo de prorgrama y “target”, la audiencia del programa, la época del año, etc... Por culpa de esta atadura a la publicidad y una regulación bastante “floja” las cadenas hacen mil perrerías a los espectadores con tal de que no se despeguen del televisor ni cambien de canal y se traguen los anuncios.

Según la ley a las cadenas privadas se les permite emitir 16 minutos de publicidad a la hora, algo que a mí me parece escandaloso y exagerado sobretodo con la forma de actuar de ahora. Al principio de empezar a emitir las cadenas privadas en 1990, éstas hacían una pausa publicitaria aproximadamente a cada cuarto de hora, cuando antes los españoles estaban acostumbrados a una pausa cada media hora. Encima las pausas publicitarias eran muy largas. De ahí un chiste de principios de los 90:

- Papá, papá, ¿en qué trabajas?
- En la televisión, hijo.
- ¡Anda!, ¿trabajas en eso que ponen cuando cortan los anuncios?

El gobierno reguló el tiempo de publicidad de las cadenas de televisión, pero las cadenas racionan esa cantidad de tiempo que se les permite insertar publicidad de maneras bastante mosqueantes. Por ejemplo meter antes del inicio de un programa 15 minutos de publicidad seguidos. O incluso más, juntando los de una hora con los de la siguiente, habiendo casos de más de 20 minutos de publicidad seguidas.

A veces a las cadenas les da por emitir un bloque largo de programa sin interrupción, incluso de más de una hora, siempre al principio, algo que no veía nada más que en las películas sin cortes de las autonómicas. Pero cuando interrumpen para publicidad después de tanto rato... ¡zasca!: un cuarto de hora seguido de anuncios de nuevo, con el agravante de que algunos programas dejan para mitad de esa publicidad un contenido “exclusivo” del pograma para así atar al espectador a tragarse los anuncios.

Otra costumbre fea que tienen es que intentan colar “miniprogramas” durante la publicidad (100% sun, MQC, Mi revista de inversión, etc...) que en realidad son publicidad. Luego cuando acaba la publicidad meten una cortinilla de “tal marca patrocina este programa”, otro anuncio más, muy desesperante.

Otra práctica indecente es la de hacer una pausa publicitaria “cerca” del final de un programa para que al volver sólo digan “nos despedimos hasta mañana”, es decir, sólo para decir adiós y los créditos, y luego otra vez publicidad. Aunque hace tiempo había una práctica pero al principio del programa, después de la sintonía del programa o de una serie alguna cadena clavaba un par de minutos de anuncios después de la sintonía. Desde hace unos meses las cadenas vienen haciendo una práctica con las pausas de corta duración, y es la de anunciar el tiempo que habrá de publicidad: “un minuto y volvemos”, “3 anuncios y volvemos”, “4 minutos y volvemos...”. Curiosamente cuando la publicidad va a ser larga no anuncian el tiempo que estarán “pausados”.

Otra de las cosas que me mosquean es que durante la madrugada muchas veces se las pasan poniendo sólo anuncios. Sí, hablo de los programas de Televenta, que deberían tratarse como publicidad porque realmente lo son y sin embargo por las madrugadas se pasan hasta una hora entera con “programas” de televenta.

Con todo esto que he comentado yo haría una ley como la que sigue: no se puede emitir bloques de programa de una duración menor a 10 minutos, por lo que tampoco se pueden emitir contenidos “sólo durante la publicidad” si son inferiores a esos 10 minutos. No se cuenta como programa ningún publirreportaje que tenga relación con el producto que lo esté patrocinando. Las pausas publicitarias en ningún caso podrán superar los 5 minutos. Los anuncios de televenta no se consideran programas, sino publicidad (por lo que no podrán emitirse tampoco más de 5 minutos seguidos). Con esta ley se garantizaría que no se “colasen” con la publicidad, que se repartiese más “equitativamente” durante no sólo la hora, sino todo el día, se evitarían los contenidos “especiales” sólo durante la publicidad, el que se vayan a publicidad cuando sólo les queda decir “adiós”, que acumulen la publicidad permitida no emitida de una hora para emitirla junto a la de la siguiente hora, etc... Vamos, que el esquema para la emisión sería:

X:00 programa
X:11 anuncios
X:15 programa
X:26 anuncios
X:30 programa
X:41 anuncios
X:45 programa
X:56 anuncios

De esta manera tendría la cadena de TV sus 16 minutos de publicidad que tienen por ley, y los bloques de programa serían de 11 minutos, además de que no darían tanto por saco con la publicidad.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

4 Comentarios:

....

Hombre , hay algunos anuncios ke están graciosos , pero como tu dices , los explotan muxo , son muy pesaos , pero el mundo funciona así ke se le va a hacer.

Saludos , tu blog está muy currao

Como se nota que te has

Como se nota que te has parado poco a ver publicidad, a mi me encanta la publicidad porque hay muy buena por ahi, solo tienes que ver los festivales (como de Donosti) para comprobar que hay muy buena publicidad por ahi suelta

Comparando churros con meninas...

Sí que veo anuncios, de hecho si hablo de esto es porque veo la tele y veo lo que hacen con los cortes a publicidad, además de que hay anuncios que me gustan mucho y algunos antiguos me gustaría volver a verlos por lo impresionantes y muy imaginativos que son algunos: los de la lotería de navidad hace unos años, uno que no me acuerdo de qué era que eran muchíiisimas botellas de colores que encerraban palabras, en los años 90, más concretamente en el mundial del 94 los anuncios de Adidas, el anuncio de Nike del partido contra los demonios, de este año el de trina y el de fanta me parecen muy simpáticos... Me parece que confundes que no me guste la forma de cortar y dar paso a la publicidad con el que me guste o no los anuncios. Y hablando de anuncios, hace ya bastantes meses que emiten muchísimos anuncios reciclados no sólo del año pasado, sino de hasta 3 años. Serán cosas de la crisis. Saludos.

AMIGA , TUS DESEOS SON ORDENES PARA MI

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.