22 de Marzo de 2019
Jul
7

Leyendas Urbanas: BAJO TIERRAS...DE BARCELONA

Categorías: ,

Hoy os hablaré de algunas Leyendas Urbanas curiosas, todas ellas contadas por personas que realmente las creen, o que las han escuchado desde pequeños, y ya resultan de su cultura, o de la misma cultura popular.

¿A quién no le gusta escuchar una buena historia de miedo en la playa, rodeando una hoguera?

Para quien nunca haya vivido esa experiencia, sin duda la recomiendo. Puedes experimentar sensaciones jamás imaginadas...desde pasar un rato increible, rompiendo cada dos segundos a carcajadas a pleno pulmón...o pasando terror como pocas veces hayas vivido.

Yo recuerdo en especial una de estas ocasiones...fue hace ya tiempo, con lo cual mi memoria empieza a fallar...pero recuerdo ligeros atisbos.

En ese caso decidimos no contar historias de miedo tradicionales, de esas que contamos normalmente, sino que nos decidimos por darle un toque de innovación a la velada, en este caso, contando las Leyendas Urbanas,  "historias reales" más escalofriantes o simplemente curiosas que por nuestras mentes pasaran. 

Al mencionar "reales" nunca imaginé lo que en unos momentos escucharía...y es que verdaderamente, no era una la persona que relataba los sucesos creyéndoselos, sinó que, ante mi asombro, descubrí que aún existe mucha gente que cree en muchas cosas que yo nunca llegaría a sospechar que nadie creyera.

Los testimonios se transcurrían uno detrás de otro...y comiencé realmente a preocuparme...¿A todo el mundo le ocurre de todo y yo tan tranquila en mi casa? 

Aquí os contaré esas historias que más mi atención captaron, las que más me gustaron. Espero que las disfrutéis conmigo y que opinéis... ¿Verdad o mentira?


"Lo recuerdo con claridad, llevaba ya un tiempo trabajando en el metro de Barcelona, de hecho ya más de un par de años, y la confianza con mi jefe llegó hasta el punto que me invitó a su boda. Y ya se sabe lo que ocurre en las bodas...no falta el alcohol. Mi jefe es un hombre realmente encantador, del que no tengo una sola queja, y pregresivamente fue acercandose a lo que se le podría llamar un amigo. Entre risa y risa, ese día surgieron bromas, anégdotas, chistes... burradas varias, pero que te entretienen, sin lugar a dudas. 

Entre una cosa y otra, surgió, como no, el tema del trabajo. Hablábamos, más concretamente, de un supuesto ascenso o traslado de estación, ya que en esos momentos no puedes evitar intentar aprovechar la situación que se te ofrece...un jefazo bebido no se aprecia todos los días.

Recuerdo que no paraba de reír, y que de repente mencionó el nombre de una estación, seguida por más carcajadas...con lo que no pude contener mi intriga, y le pregunté por el tema en cuestión.

Para los que no conozcáis el Metro de Barcelona, la estación de Rocafort (L1) es una estación curiosa, porque resulta ser siempre la última en las peticiones de servicio de los Jefes de Estación. En otras palabras...nadie desea trabajar allí. El temor, fundado o no, viene de una serie inexplicable de suicidios en un corto periodo de tiempo. Concretamente, cuatro personas perdieron la vida en los raíles...en tan solo un mes. 

Fue un comentario más de todos los que se soltaron esa noche, y yo, que realmente no le di demasiada importancia, olvidé ese dia, junto a ese comentario, más rápido de lo que podría olvidar una buena tarde de cine.

Lo de el cambio de parada no fue realizado hasta un año más tarde, y yo, como no, ya había olvidado la conversación mucho tiempo atrás. 

Me instalé con buen ánimo en la estación de Rocafort, donde me entrevisté con mi compañero, el que iba a ser el ex jefe de estación de Rocafort, para conocer los puntos clave de esta. 

Parecía verdaderamente contento, y yo lo estaba más aun, y no le di ningun tipo de importancia a su alegría, ya que pensé que estaría debidamente condicionada por la mía.  

De todas maneras, antes de partir de su puesto de trabajo, y ya cuando había abierto la puerta de la oficina, se volvió atrás con vacilación y me miró a los ojos con cara de preocupación.

Lo que en unos momentos me iba a contar ese hombre causó en mi una carcajada interior, que más tarde no soportaría y explotaría en su cara...

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

...pero eso se debe a que yo aun no conocía lo que me ocurriría un tiempo después.

Por lo visto, diversos jefes de Estación, que no se conocían entre sí, dieron parte de haber presenciado por los monitores de TV personas paseando por los andenes de la estación, de una forma errática y aparentemente despreocupada, aunque… el último tren había pasado hacía tiempo y la estación estaba cerrada al público. En ningún caso se descubrió a nadie en los andenes. 

... 

Como antes mencioné, el comentario no produjo en mi otra cosa más que risa, pero de todas formas, no puedo negar que el asunto rondó más de un día, de dos y de tres...semanas...por mi mente...quizá bastante más. 

Y un día como cualquier otro...

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

¡De acuerdo ya voooy!

Y un día cualquier otro, a altas horas de la noche,  ya llevando yo un tiempo en el nuevo cargo, sucedió lo inesperado. Un pasajero, pálido y con cara de...sí, habéis acertado, con cara de sueño, se acercó a mi, el nuevo jefe de estación... ...y yo, como tal, me dirijí a él muy amablemente, preguntando por la razón que a mi le condujo. Con un extraño tono de voz, el hombre preguntó lo siguiente:

<<¿Cuando será inaugurada la línea 2?>>

Había sido inaugurada 7 años antes..."

 

Sobran los comentarios... hay cosas peores que la gente puede llegar a creer. Pero no es esa la única anégdota de las vías de nuestros metros catalanes.

Existió en tiempos una práctica muy extendida en el metro, consistente en subirse al techo de los vagones y disfrutar del subidón de tan peligroso viaje. Por supuesto, no tardaron en sucederse los terribles electrocutamientos que dejaron reducidos a cenizas a tan temerarios viajeros. Algunos pasajeros y personal del metro han comentado, con cierta ansiedad, haber visto sombras oscuras antropomorfas en lo alto de los convoyes que hacían su entrada en vía 2 en la estación de Plaza Catalunya (L1). En ese lugar habían fallecido dos personas hace tiempo. 

Otra anégdota que más de una vez he escuchado comentar és la siguiente...la preséncia de una estación fantasma.

En la línea 5, pasada Sagrada Família, existe una estación fantasma llamada Gaudí. Esta estación fue parte de un ambicioso proyecto turístico respectivo a la Sagrada Família (situada justo arriba) que por cuestiones financieras nunca se finalizó. Si uno se apoya en la ventanilla y hace hueco con las manos para oscurecer los reflejos, podrá ver dos andenes completos, con sus accesos, escaleras y carteles, aunque sumidos en una penumbra tenebrosa y llenos de cascotes y suciedad… Algunos podéis llegar incluso a ver personas esperando al metro con mirada ausente aunque todos los accesos hace décadas que se tapiaron... (jeje)

Da ganas de ir para allá... pero en otro momento, porque mi amigo, el del metro, no se quedó allí...sino que nos contó otra anégdota, pero esta vez nos desmientió el engaño... 

 

"El tren fantasma...una de esas Leyendas Urbanas típicas, de las que todos hemos escuchado hablar más de una vez...

El protocolo de cierre de una estación del metro consiste básicamente en cerrar los accesos cuando los últimos trenes en ambas direcciones han pasado y el pasaje ha salido de las instalaciones. En varias ocasiones, dependiendo de la línea, varios Jefes de Estación han alertado al Centro de Control de Metro de la parada de un tren posterior al último tren oficial… De una serie que se retiró hace decenas de años. 

Esta leyenda del tren fantasma tiene diversas variantes, y yo sufrí en mis carnes una de ellas. Los graciosos de mis compañeros no me avisaron de que detrás del último tren por vía 1 vendría un tren TRIPLE de maniobras que no efectuaría parada. Yo estaba recogiendo mis cosas para irme a casa cuando el familiar sonido del tren que se acerca llegó a mis oidos y noté en el cuello esa corriente desagradable de aire caliente que desplaza. No sé qué pasó por mi cabeza, allí solo, en una estación de mediados de siglo y estilo gótico, en penumbra tras haber apagado las luces… cuando un tren interminable, blanco como la nieve, pasa por la estación a toda velocidad, sin detenerse, como si nada alrededor existiera… emitiendo un horrible pitido de advertencia que me heló la sangre. Al día siguiente mis queridos compañeros se partieron de risa cuando les conté la historia." 

La siguiente história no tiene nada que ver con la velada ni con mi amigo el del metro...pero quise incluirla, saliendo un poco de la línea y del tema, ya que al escucharla me impactó de veras. 

Se la podría considerar ya un cuento popular, ya que esta Leyenda Urbana es muy conocida, pisandole los talones a la chica de la curva...pero puede que algunos de vosotros no la conozcáis, así que os la mencionaré, para que andéis con cuidado... (jeje...no te lo crees ni tú...) 

 

Esta es una historia que es muy común en las diversas ciudades del mundo que tienen ferrocarril metropolitano. Una mujer sube a un vagón a una hora avanzada de la noche. El mismo sólo lo ocupan tres personas, dos hombres y una mujer, sentados unos al lado de los otros, en un banco central del vagón. La mujer no tiene nada que temer pues el aspecto de estas personas es absolutamente normal. Se sienta enfrente de ellos. Cuando se dispone a leer, observa que la mujer, sentada en medio de los dos hombres, la mira fijamente pero sin verla. La mujer continúa su lectura sin dar mayor importancia aunque a lo largo del viaje constata que la otra mujer la mira fijamente. En una parada posterior sube un hombre con traje y se sienta al lado de la lectora. Transcurridos unos segundos, el tren dirigiéndose a la siguiente estación, el hombre susurra a la mujer que está leyendo: “Si usted sabe lo que le conviene se bajará en la siguiente estación conmigo”. La mujer queda aterrorizada pero una mirada al hombre la tranquiliza. Ambos bajan. Cuando las luces rojas del tren desaparecen por el túnel, el hombre, muy amable, le dice: “Perdóneme, no quería asustarla. Soy médico y esa mujer que estaba enfrente de usted estaba muerta. Los dos hombres la sostenían"


Y eso es todo por hoy...burradas varias que me entretubieron un rato al leerlas y escucharlas... ¿O no tan burradas?

Tan solo espero que la próxima vez que cojáis el metro tan alegremente penséis que ahí abajo hay muchas más cosas de las que jamás podremos llegar a conocer, que debajo de cada túnel en semipenumbra hay otro aún más oscuro y peligroso, que, amparada en esa oscuridad, la muerte sonríe con sus ojos pálidos y su afilada guadaña… 

 

Aaaah sí, sí...se me olvidaba. Voy a despedirme como siempre...con un vídeo. Y en este caso os quiero mostrar un misterio...un gran misterio...un gran, gran misterio...un gran, gran, graaan misterio...

OK, ya lo pongo.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

 

 

 


 

5
Valoración media: 5 (3 votos)

7 Comentarios:

Me he leido el articulo

Me he leido el articulo completo, pero seran ciertas las historia?. Son tremendas, sobre todo la ultima, yo jamas he presenciado nada de este tipo de cosas, pero quisiera saber si son ciertas por mi mismo, sino, no las creo mucho xD

Un saludo!

jejeje, he disfrutado mucho

jejeje, he disfrutado mucho con tu artículo, algunas de esas historias son realmente escalofriantes. A mí las leyendas urbanas me encantaban cuando estaba vivo.

Muy buenas, pero he vivido

Muy buenas, pero he vivido cosas igual o mas macabras.

Damn it...he estado en

Damn it...he estado en bosques, bosques borracho y en muchos sitios sin luz contando historias de miedo...pero no en la playa con una hoguera Ò.Ó Ya iremos algún día xDD

Sobre lo del metro... la oscuridad puede hacernos pasar malas jugadas y el señor palido con cara de sueño...posiblemente se hubiese quedado dormido del pedal que llevaba encima (H) xD Ni idea, son sucesos que no se pueden explicar de forma "lógica" menos si no los has vivido.

Eso del tren es una gran putada xD La cara que se le quedaría xDDD

Buena entrada sobre leyendas urbanas...los videos del APM son la hostia xD 5* guapa ^^

Un saludo!
Miquiprince

No me quiero quedar atras de

No me quiero quedar atras de Miqui asi que 5 Estrellas.... amiga XD.

@El camino: Ajà! Así que

@El camino: Ajà! Así que imitas mi modus operandi... interesante...muy interesante... yo te doy todas las estrellas que hagan falta Ò.Ó

(SI se sobrepasa el límite gamefiliano todas ellas imaginarias o en el peor de los casos en la nave espacial de Alien el octavo pasajero)

Siempre hay una letra pequeña (H) 

Un saludo!
Miquiprince 

Muchas gracias a todoos ^^

Muchas gracias a todoos ^^