21 de Abril de 2014
Ago
29

Un relato real de acoso escolar.

Viendo carpetas antiguas me encontre con esto que hize ya hace dos años, Lo que os voy a contar es una experiencía vivida en primera persona, os voy a contar el horror vivido por un par de idiotas que quisieron dominar el Colegio en el que estaba aunque tuvieran que pegar a cualquiera sin motivo alguno, creo que podriais darle una oportunidad y leerlo. Este relato fue expuesto en el periodico de mi instituto.

Ha habido muchos casos de violencia escolar. Me enteré  por la televisión ,en un programa informativo que un niño llego a tomarse pastillas para suicidarse ya que estaba sufriendo acoso escolar, recordemos también el caso del colegio suizo que la agresión se grabo en video en un móvil y a pesar de todo en el centro no se hizo nada,  y muchos otros casos.

 

Entre ellos se encuentra mi caso que yo sufrí en el colegio de primaria al que iba,  en infantil fui a un colegio en el que era muy feliz y tenía muchos amigos, pero mi familia se cambió de vivienda y entré en otro colegio de primaria. Desde primero empecé a tener problemas en el colegio con un niño, se llamaba Diego y ni siquiera era de mi clase sino del otro curso de Primero.

 

Este niño además era el líder  de otros y tan pronto me pegaba él como los otros que obedecían a sus órdenes. En el recreo de comedor, pasillos y recreo, éstos niños  me insultaban, me empujaban, me pegaban y lo peor de todo me amenazaban. Con lo cual ir al colegio para mí era una pesadilla, porque no me dejaban en paz, ni jugar y además me fui convirtiendo en el tonto al que todo el mundo tenía derecho a pegar, no me respetaba casi nadie.

 

Había niños a los que esto no les gustaba y se acabaron yendo del colegio.

 

Mi madre habló varias veces con mis tutores pero yo por miedo no le había contado todo. Además eran tiempos difíciles para mí porque se habían separado mis padres.

 

Yo me sentía muy mal y no entendía porqué nadie me ayudaba, creía que no tenía amigos, me sentía solo y a veces incluso me castigaban por quejarme.

 

En sexto una niña que era mi vecina le contó todo a su madre, intentó defenderme y fueron contra ella.

 

Mi madre y el novio de mi madre hablaron conmigo, al principio yo lo negaba por miedo pero al final les conté todo. Entonces fueron al colegio a solucionar las cosas, escribieron una carta a la asociación de padres  y  la  dirección del colegio.

Desde entonces hasta que terminé el curso no tuve más problemas.

 

Ahora estoy en el instituto y veo que hay bastantes matones y chulitos que a veces la toman con los más débiles, pero el instituto no permite que suceda nada.

Y si ahora me volviera a ocurrir sabría como actuar, lo primero contar todo a mis padres y a los profesores. No permitiré nuca más que me vuelva a ocurrir lo mismo.

 

Si a vosotros, lectores, os pasa alguna vez lo mismo no esperéis como yo  tanto tiempo sin actuar, pedir ayuda lo más pronto posible.

 

Ahora yo estoy contento y me siento bien, porque puedo ser yo mismo.

 

No hay que tener tolerancia con la violencia escolar: TOLERANCIA CERO

5
Valoración media: 5 (5 votos)

9 Comentarios:

Pues hay muchos casos de

Pues hay muchos casos de estos. Los niños, perdonadme la expresion, pueden ser lo más hijos de puta del planeta. Hay muchos matones de esos... y luego la vida les escarmentarán. Hay gente que cambia, otra que no, nunca madura. Es duro pasar por eso, pero después te haces más fuerte, ¿no?

Un saludo compañero.

Es algo que siempre ha

Es algo que siempre ha ocurrido y por desgracia seguirá ocurriendo, pues la dirección de multitudes de institutos pasa de todo, es una vergüenza.

De todos modos, el tiempo lo coloca todo en su lugar, y estos que maltratan, acaban siendo maltratados.

...

Las escuelas, institutos y demás... son una selva, básicamente. Y se rigen por la ley del más fuerte. Es un sitio en el que todos, en mayor o menor medida damos y recibimos. De vez en cuando sacar los dientes y no dejar que te intimiden no está de más, pues en muchos casos esos niñatos son poco más que palabrería.
 
En cuanto les plantas cara se amedrentan, o se escudan en su mayor número para atemorizar principalmente a los más callados y/o tímidos. 
 
A niñatos como esos, lo más efectivo que puede hacérseles es darles a probar su propia medicina, aunque comúnmente no sea ni lo más lógico ni lo políticamente correcto. Con lógico me refiero a que comúnmente los abusones lo son por tener una gran corpulencia o fortaleza física... lo cual puede servirte de excusa para usar tretas baratas como golpes bajos o armas en una pelea. Pero una vez le cortes la cabeza a la serpiente, seguro que dejan de molestarte él y sus lugartenientes. 
 
Ojo, no digo que te pelees. Uno (yo mismo) debe ser pacífico. Pero no tolero que un niñato de mierda se meta conmigo. Yo respondo con los puños directamente.
 
Del mismo modo, esto es una mera opinión o pseudoconsejo, eres libre de tomártelos como quieras. 
 
Un saludo, 5*
 
Y recuerda, no eres el único que ha pasado por algo así.

Yo tambien vivi lo mismo en

Yo tambien vivi lo mismo en primaria, y la sensacion de impotencia que produce es horrible.

Lo peor es que a los profesores siempre se las quieren dar de salvadores y en vez de expulsar a "ese" que jode a todo el mundo y saca las peores notas, lo pasan despues de hacerle 50 examenes de recuperacion.

Totalmente deacuerdo en la ultima frase: Tolerancia CERO! 

Vaya, parece que soy el

Vaya, parece que soy el único con una "infancia más o menos normal"... aunque visto el alto índice de casos de este tipo ya no se si lo normal es tener o no tener problemas... en fin, yo el único problema que tuve fue en 5 años con un gilipollas, tuve una especie de "pelea" con él (le pillé por banda un día que me echaran bronca mis padres estando todo encabronado y le crucé la cara LMAO) y desde entonces no solo no me volvió a dirigir la palabra, sino que, aún siendo ahora el triple de grande que yo, se cambia de acera cuando me ve (cosa que no entiendo, pues si hoy por hoy nos peleamos me muele a ostias fijísimo LMAO)

Vaya! Siento mucho que te

Vaya! Siento mucho que te pasara eso, desgraciadamente hay muchísimos casos como el tuyo e incluso mucho peores, como tu bien dices al principio de la entrada, hay algunos casos tan graves que las victimas de acoso escolar han llegado a pensar en el suicidio como forma de escape. Algo que nunca se debe hacer, lo primero es contarselo a tu familia o las personas mas cercanas a ti para que te ayuden y denunciarlo.

Hace tiempo hice una entrada sobre este tema, te dejo el enlace por si a alguien le interesa, ya que incluia algunos situos de ayuda :

http://blogs.gamefilia.com/xxxrakuexxx/28-01-2010/30127/12-m eses-48-causas-1x04-el-acoso-escolar-o-bullying#comment-1286 31

Gracias Ryudavis por compartir tu experiencia con nosotr@s.

Un saludo.

wow

muy bien lo que hisiste aun que algo tardepero funciono, yo tube suerte era de los mas grandes y jamas me molesto nadie pero si veia que muchos sufrian tipico de la escuela 5 estrellas

Es la mejor entrada que he

Es la mejor entrada que he leído en Gamefilia desde hace mucho tiempo. Me alegra que todo se solucionara. Y aun mas que aproveches este espacio para contarlo y aconejar a posibles maltratados sobre las medidas que deben tomar. Yo directamente cogía a ese Diego y lo mandaba a un reformatorio para fracasados sin futuro. Me alegro que todo terminara bien =) Y recuerda , permitir que te falten el respeto es como dejar de respetarte a timismo.

El acoso escolar es una de

El acoso escolar es una de las lacras educativas existentes hoy dia que debería erradicarse desde el momento en que se conoce el caso.

Lamentablemente en muchos casos la victima es la que debe cambiarse de centro y la que encima de todo lo que le ha ocurrido, sufre consecuencias paralelas al acoso.

A mi forma de ver en cuanto se conoce este tipo de casos se debe poner, lo primero, en conocimiento de los padres de los agresores y dependiendo de la actitud tomada por ellos - que en muchos casos es negativa y culpan al centro, en vez al comportamiento violento-agresivo de su hij@ - tomar otras medidas como la expulsión inmediata, abrir un expediente y el cambio de centro. Paralelamenta a esto la victima debería permanecer en el centro y darle consulta psicopedagógica-psicológica para ver si existen secuelas al acoso - autoestima baja, repetición de conductas como victima, miedos nocturnos, agresividad en el hogar como salida a la frustración personal, etc - y recibir el apoyo necesario, al igual que asesorar a su familia sobre el problema y llevar un tratamiento escolar-familiar. Peeeeeeeero, como eso es taaaanto trabajo, muchas veces se expulsa a uno y pista motorista.

Eso si, si sabeis de algún caso darlo a conocer SIEMPRE, la victima no se merece sufrir, y muchas veces recordad que el acoso puede llegar a limites dantescos, como el abuso sexual.