25 de Octubre de 2014
Feb
19

TEST DRIVE II: THE DUEL, si bebes no conduzcas

PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: DISTINCTIVE SOFTWARE

PUBLICACIÓN: ACCOLADE

AÑO: 1992

GÉNERO: VELOCIDAD

JUGADORES: 1

Test Drive II: The Duel es un clásico entre los videojuegos de velocidad, y ello se debe a una propuesta de conducción diferente, en la que la simulación prevalece sobre las altas dosis de adrenalina. Esto no quiere decir que TDII sea un juego carente de emoción, digamos que se defiende con otras armas, por ejemplo, haciendo que nos preocupemos por vicisitudes como quedarnos tirados sin gasolina en mitad de la carretera, o ser multados por el policía de turno porque no hayamos respetado los límites de velocidad de la vía. Estos son sólo dos ejemplos de lo que podemos encontrarnos en TDII, también podremos sufrir en nuestras carnes las imprudencias de otros conductores, y evidentemente, las nuestras propias, saltándonos la mediana y chocando con los vehículos que circulan en sentido contrario -o saliéndonos de la carretera y cayendo por un despeñadero… en fin, dejemos el tema-. Por eso digo que TDII es un título que ofrece otras cosas, o por lo menos, las presenta de manera diferente. El fin de esta experiencia automovilística es completar las distintas rutas antes de que lo haga nuestro rival, para eso contamos con la opción de elegir entre tres verdaderos cochazos, un Ferrari F40, un Porsche 959 (mi preferido) o un Lamborghini Diablo. Las diferencias entre estos lujosos deportivos radican en sus prestaciones y en el acabado de los interiores, con curiosos detalles en los salpicaderos que hacen que cada prototipo sea único. Por lo tanto, si aún no te has sacado el carné de conducir ya estás tardando, eso sí, ten cuidado de no quemar el motor del coche y recuerda eso de "si bebes, no conduzcas".

G: 69  S: 71  J: 72 - PUNTUACIÓN TOTAL: 72

*TOP: 7º Out Run, 8º Test Drive II: The Duel, 9º (pendiente).

0

5 Comentarios:

Creo que a parte de cambiar

Creo que a parte de cambiar los gráficos, el Porsche era más fácil de conducir pero más lento, el Ferrari el término medio y el Lambo el más pepino pero bastante incontrolable en los giros... En su momento descubrí mucho antes el Test Drive en PC (un vetusto 286 en blanco y negro) que en la mega, y me da un poco la sensación que llegó a la consola un pelín desfasado, pero no está nada mal...eso sí, un poco desesperantes los choques y la poli una vez empieza las persecuciones, que con un vulgar coche patrulla nos adelanta aunque vayamos en un cochazo... Un saludo!

Esta saga nunca me ha

Esta saga nunca me ha llamado la atención, ni en PC ni en consolas ya que le he visto siempre demasiado raro y también que he sido más de Need for Speed (sobre todo del segundo), pero a ver si algún día en el emulador le doy una nueva oportunidad. Por cierto, un juego de carreras que siempre me ha gustado y que lo tuve fue el jaguar xj220 del Mega-CD, ¿habrá algún día un análisis del juego?

Estoy contigo molsupo, yo

Estoy contigo molsupo, yo también descubrí este juego en un flamante 286 (lo bien que me lo pasé con ese ordenador) y lo cierto es que la versión Mega Drive llegó algo tarde, quedando un poco anticuado respecto a los juegos que ya tenía la consola. Pero bueno, no deja de ser un juego muy particular y bastante adictivo, sólo por eso y por la caja rosa de cartón merece la pena Cool.

No miniflo007, no he tenido la suerte de jugas al Jaguar de Mega-CD pero recuerdo verlo analizado en las revistas de la época y me parecía tremendo. Lo más parecido en la Mega es quizás el Lotus, que tampoco está nada mal. Un análisis, no lo sé, pero quién sabe si algún dia... A ver si ma paso por tu blog que últimamente tengo menos tiempo.

Saludos!!!

Pues yo lo tuve en spectrum,

Pues yo lo tuve en spectrum, y me decepcionó porque esperaba algo mas arcade, tipo outrun, y que quereis que os diga, el spectrum no era la maquina mas idonea para un simulador. De hecho la megadrive tampoco lo es.

En Spectrum!! joerr, este

En Spectrum!! joerr, este ordenador se atreve con todo... Las consolas de 16-Bit en general no fueron los sistemas más adecuados para hacer buenos simuladores, eso es verdad, pero como siempre, los programadores siempre tienen la última palabra. A mí por ejemplo, el F22 me parece un simulador de combate muy bueno que sabe salvar las limitaciones de la consola.

Y como rectificar es de sabios, he modificado ligeramente la nota porque tal vez se ma haya ido un poco la mano...

Ciaoo!