25 de Noviembre de 2017
Ene
13

WONDER BOY IN MONSTER WORLD, la rebelión de los monstruos

 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: WESTONE

PUBLICACIÓN: SEGA
 
AÑO: 1991

GÉNERO: ACCIÓN/RPG

JUGADORES: 1





REVIEW


Pelea contra setas viscosas, peligrosos espíritus y trata de llegar hasta las cavernas subterráneas llenas de criaturas horripilantes. Monster World se encuentra en gran peligro, ¡ve rápidamente porque te espera la Reina Eleanora!

Wonder Boy In Monster World es el cuarto título de una mítica saga de juegos publicados por SEGA, cuya evolución ha derivado en esta excepcional adaptación que mezcla las plataformas con toques de rol. A nivel visual, estamos ante un juego simple pero muy vistoso, los decorados son la mar de coloridos y grandes. Se caracterizan por tener 
una apariencia especialmente cautivadora y aunque no hay apenas detalles técnicos que sobresalgan, sí que podremos disfrutar de un suavísimo scroll de pantalla, casi tanto como el papel higiénico de Scottex. Si hablamos del "prota" hay que apuntar sobre él su simpático diseño y sus sencillas animaciones, lo cual, es una constante en el resto de personajes, enemigos y elementos que irán apareciendo conforme avancemos en la aventura. En resumidas cuentas y como dice el refrán, menos es más...
 

 
Sobre el sonido, el diagnóstico es exactamente el mismo; las músicas tienen una calidad de reproducción bastante buena, todas las piezas son realmente agradables y pegadizas, te las aprenderás en un par de escuchas. Los efectos de sonido son mas bien discretos aunque se adaptan perfectamente a las visicitudes de este mundo de monstruos. Confirmando otra vez la teoría, menos es más…
 

 
Y vayamos a lo que hace especial al juego, que no es otra cosa que su buena mezcla de acción, rol y plataformas. No sé por qué razón, los action/RPG suelen ser el patito feo de los juegos de rol por eso de alejarse de lo que se supone que es la esencia del género, o por lo menos, eso es lo que suelen argumentar los más puristas… No voy a ser yo quien critique esto y me voy a centrar exclusivamente en aquello que hace de WBIMW un juego adictivo como pocos, lo cual, empieza por su simple pero efectiva historia y la acertada manera en que se desarrolla. Otra característica de la jugabilidad es la necesidad de explorar cada una de las secciones, para ello habrá que estar finos con el pad de control puesto que no hay que olvidar que el factor plataformero ocupa una parte importante en la acción. WBIMW es un juego que cuenta con características típicas de los RPG, incluye un inventario para almacenar toda clase de objetos preciados y armas, de esta manera podremos aumentar el "nivel de experiencia" de nuestro héroe. Siendo más concisos, WBIMW es un juego que no es considerado uno de los grandes del mundillo pero no cabe duda que lo es, y si no lo crees, juégalo...
 



PUNTUACIONES
 

GRÁFICOS: 88. No te dejes engañar por su aparente sencillez… ¡Son fantásticos!

MÚSICA: 90. Sube sin miedo el volumen de tus cascos o TV y disfruta de sus agradables melodías.

SONIDO FX: 87. Cumplen sin alardes el motivo de su existencia y eso ya es más que suficiente.

JUGABILIDAD: 91. Un juego completísimo que te mantendrá enganchado durante un largo tiempo. Además se puede grabar la partida.
 
TOTAL: 91. Una excelente programación escondida tras su sencillez técnica.


CONCLUSIÓN: Se puede decir muy alto y muy claro, WBIMW es otro juegazo de Mega Drive.



*TOP3: 1º Light Crusader, 2º Wonder Boy In Monster World, 3º Shining In The Darkness.
 
 
 
 
 
0

7 Comentarios:

Yo jugue al ultimo de los

Yo jugue al ultimo de los wonderboys, que creo que no salio de japon, porque la rom estaba parcheada. Definitivamente estaba bastante bien. Era todo lo que dices de este, pero el protagonista era una tia.

Sí, el Wonder Boy que

Sí, el Wonder Boy que comentas es el V juego de la saga, y como bien dices no salión en Europa; gráfica y conceptualmente es muy parecido pero tampoco puedo decir mucho más porque no lo he jugado, aunque también tiene muy buena pinta.

Gracias por comentar, un saludo.

A mi...

siempre me encanto el "Wonderboy III: The Dragons Trap" para MSII y Game Gear, pero este era estupendo tambien :)

¡Buen analisis colega!

¡Nos vemos! 

Juegazo

Para mi tb fue uno de los mejores juegos de la megadrive.

Junto con Revenge of Shinobi, Mercs, Swat, Quackshot, Castlevania, Rocket Knight y Contra.

Pero quizás me quede con Thunderforce 3. (Me encantan los de naves)

Sólo una pregunta:

¿Donde ves tu unos gráficos sencillos?

Yo veo el juego con mejor colorido y con un diseño artístico en cada uno de los elementos que componen el decorado de una esquisitez perfecta.

Para mí, este y el Mystical Ninja de Snes son los juegos con mejor paleta de colores en consolas de 16 Bits.

Respuesta a tu pregunta:

Respuesta a tu pregunta: veo unos gráficos sencillos (no he dicho simples, lo cual significaría otra cosa) debido a que no cuenta con efectos visuales rimbombantes como pudieran ser rotaciones, zooms, scalings... etc, además de que las animaciones son muy simples (ahora sí) y de que sólo cuenta con un único plano de scroll, lo que no quita que el diseño sea muy chulo, como bien apuntas... Por ésto le puse un 89 de puntuación en gráficos, que no deja de ser una notaza...

Gracias por pasarte por el blog.

Demasiado chungo

¿Nadie ha comentado la dificultad del juego? Lo jugué hace tiempo vía emulador, y poco a poco fui avanzando; pero al llegar al monstruo "almighty demon king" (que sólo llegar a él ya cuesta lo suyo), BUFFFFFFF... Sudé sangre y tinta para vencerlo. Y el que viene después, Biomeka... sencillamente es IMPOSIBLE. No pude derrotarlo de ninguna de las maneras, por culpa de la cinta transportadora y la sierra del suelo, ni con todas las magias. Nada, imposible, lo intenté y lo reintenté, pero no había manera, no conseguí ver el final hasta que conseguí un código Game Genie para ser invulnerable. Muy mal, muy mal. Una cosa es hacer un enemigo final difícii, y otra cosa es pasarse...

Yo no lo veo como un juego

Yo no lo veo como un juego especialmente difícil, a excepción de lo que comentas sobre el último jefe, de hecho, no llegué a pasármelo...