17 de Agosto de 2017
Dic
17

Cara a Cara: Carretera Perdida vs Silent Hill 2, by Zerael

Hoy, en Raccoon Hill, contamos con la colaboración especial de Zerael, con una más que interesante deducción, que espero que os deje tan asombrados como a mí.


ATENCIÓN: Esta entrada contiene SPOILERS tanto del juego como de la película. 

Para todos aquellos que piensan en el cine y los videojuegos como dos mundos destinados a encontrarse, Silent Hill 2 es un claro ejemplo de cómo deben hacerse las cosas. Como el buen survival horror clásico que es, tiene las inconfundibles marcas del género: ambientación y dramatismo por encima de jugabilidad e interactividad. Como los dos extremos de una tensión irreconciliable, “libertad jugable” y “pulso dramático” se niegan a cooperar con éxito en ninguna creación videojueguil. ¿Es realmente posible mezclar ambas formas de entender el entretenimiento electrónico? Quién sabe, por el momento, asumiré que tal distinción existe, y que hoy por hoy, semejante juego es una utopía irrealizable. Los “obliviones” serán experiencias activas y los “metalgears” experiencias pasivas…dejémoslo así.

Desde esta doble perspectiva, Silent Hill 2 es una aventura casi cinematográfica que busca ofrecer una historia cautivadora antes que un concepto jugable complejo. Esto no significa, por supuesto, que su jugabilidad sea mala. Sencillamente es distinta. En cualquier caso, se presta más a una interpretación y comparación cinéfila que otros videojuegos. Y eso es exactamente lo que me propongo hacer hoy.

Como amante confeso del señor Lynch, director hollywoodiense polémico donde los haya, siempre he sentido que sus películas son muestras excelentes de las bondades que el surrealismo puede aportar a la ficción más clásica. Precisamente por eso, la saga de Silent Hill siempre me ha llamado la atención. En líneas generales, y no sólo en los dos casos concretos que destriparé hoy, las similitudes entre la filmografía de David Lynch y las historias del pueblo maldito son más que evidentes. Porque más allá de explicaciones canónicas, interpretaciones argumentales y demás desvaríos mentales fanboyistas -en el buen sentido-, el surrealismo, lo extraño y lo desconcertante son lugares comunes de ambas formas de ficción.

Recuerdos de un matrimonio trágico

Antes de entrar al trapo con las comparaciones y divagaciones varias, repasemos el punto de partida de cada uno de los argumentos, aunque me extenderé un poquito más con la película, que muchos de vosotros desconoceréis.

El de Silent Hill 2 es sobradamente conocido por la mayoría, así que seré breve: James Sunderland, un joven viudo incapaz de superar la muerte de su esposa, lleva tres años sumido en las miserias de la depresión. Un día, recibe una carta firmada por Mary, su esposa fallecida. Le pide, con alusiones un tanto vagas e inconexas, que se reúna con ella en Silent Hill, un pueblecito turístico donde pasaron momentos inolvidables. Contrariado, se resiste a creer que su esposa pueda seguir con vida, lo que no impide que ponga rumbo a las inmediaciones del lago Toluca. Sin saber muy bien por qué ha terminado tomando esa decisión, la misteriosa niebla que envuelve a Silent Hill empieza a dar rienda suelta a sus recuerdos. ¿Será posible? ¿Estará Mary esperándole en algún lugar del pueblo?


Carretera Perdida, por su parte, cuenta la historia de Fred Madison, un saxofonista de cierto éxito casado con René, una voluptuosa mujer de cuya fidelidad el músico tiene serias dudas. Una mañana, el matrimonio recibe un misterioso paquete: un sobre marrón con una cinta de vídeo en su interior. Se trata de una escueta grabación del portal de su propia casa, nada más. Extrañados, no le dan demasiada importancia, pensando que puede tratarse de la grabación que una inmobiliaria les ha enviado por error. Pero a la mañana siguiente vuelven a recibir otra cinta de vídeo; esta vez, la grabación es más larga. Tras un barrido momentáneo a la fachada, la cámara se adentra en el interior de su hogar…de hecho, llega hasta el dormitorio de la pareja. Quien quiera que hubiera grabado esa cinta, se había colado en su casa y les había grabado mientras dormían. Fred y René no salen de su asombro, y asustados, piden ayuda a la policía. Sin embargo, no parece que vayan a poder ayudarles; aunque es una situación desagradable, no tienen ninguna pista.

Y entonces, la situación de Fred cambia radicalmente. El siguiente vídeo que recibe le deja estupefacto: en él, se puede ver cómo asesina a René. ¿Qué ha sucedido? ¿Realmente ha matado a su esposa? ¿Por qué no recuerda nada?

A partir de ese momento, tras una escena desconcertante, la película cambia por completo y Fred Madison se transforma en otra persona. Sin una explicación clara, la narración se centrará en otro personaje, con una vida completamente distinta a la de Fred.

Aunque pueda parecer lo contrario, ambos argumentos tienen mucho en común. Cualquiera que haya jugado a Silent Hill 2 se habrá dado cuenta de que en cierta forma, la historia de Fred es la inversa de James. Pero vayamos paso a paso.

Cara a cara…¿inspiración o falta de ideas?

Antes de nada, dos aclaraciones: tened en cuenta que esto es una simple opinión basada únicamente en mis experiencias tanto con el juego como con la película; desconozco si hay alguna conexión real entre ambas historias, o si alguien antes que yo ha llevado a cabo una comparación seria de estas características; todo lo que expongo aquí es producto de mis mermadas facultades mentales. Además, voy a soltar SPOILERS a diestro y siniestro. Partes fundamentales de ambas tramas se van a destripar sin reparos. Quedáis avisados.

Carretera perdida se estrenó en 1997, y como la mayoría de las producciones de David Lynch, recibió valoraciones muy dispares. Las críticas y las alabanzas fueron las mismas de siempre: o es un genio incomprendido o un listillo sacacuartos. Ahora mismo no me importa, y no quisiera entrar en la polémica de su calidad como cineasta. Baste decir que la película es una de mis preferidas y el juego uno de mis predilectos. Me los llevaría a una isla desierta sin reproductor de DVD antes que a la mismísima Excel.

Creo, sinceramente, que la historia de James Sunderland está inspirada por la de Fred Madison. Y fijaros en que he dicho “inspirada”, y no copiada o plagiada ni nada por el estilo. Cuando terminé de ver Carretera perdida por primera vez, no podía quitarme ese regustillo extraño de que ya había visto todo eso antes, que la sensación que me transmitían muchas situaciones puntuales era la misma que había tenido al conducir a James hasta su terrible revelación. Tanto Fred como James son asesinos, y ambos no son plenamente conscientes de lo que han hecho. Sus “aventuras” giran entorno a esa situación equívoca de sus conciencias. Algo terrible se esconde entre sus recuerdos, y para bien o para mal, van tener que enfrentarse a ello; James, viajando a un pueblo maldito; Fred, adoptando una identidad ajena.


La interpretación más aceptada de Silent Hill 2, justifica la extraña peripecia de James aludiendo a una especie de castigo auto-impuesto a través de los misteriosos poderes sobrenaturales que inundan el que antaño fuera un enclave turístico. Su viaje a Silent Hill en busca de Mary, da forma a sus temores y secretos más oscuros con aberraciones legendarias en el mundillo videojueguil Así, los pilares fundamentales que explican la teoría de “aceptación” paulatina de James, son Mr Monstruo más Salido y Carismático del universo -también conocido como “Pyramid Head”- y Maria, la gemela malvada con ganas de marcha.

Según esta explicación, James se somete a un castigo progresivo para aceptar la verdad de su condición de homicida. “Piramid Head”, una especie de ejecutor demoníaco, se dedica a torturar y matar a Maria, que es una copia idéntica de su esposa con una personalidad completamente distinta. Tanto el monstruo como la “clon” de su mujer, son manifestaciones de su mente, que pide a gritos alguna clase de retribución por soportar la carga del asesinato. Porque, ya sea una mentira clásica o un caso de negación patológica, el jugador no es consciente de que su ilustrísimo Sunderland se cargó a su mujer en un arranque de desesperación, hasta que no lo ve con sus propios ojos en una cinta de vídeo. Hasta ese momento, James no es más que un santurrón que pasa mil y una putadas en pos del amor verdadero. Seguro que muchos coincidiréis conmigo al valorar este giro inesperado de la trama como uno de los más inspirados de lo que llevamos de historia videojueguil -que tampoco es que sea mucha-.


Creo que esta teoría del auto-castigo y demás es la más plausible para entender Silent Hill 2. De hecho, tras ver Carretera perdida toma un nuevo valor. Y es que como adelantaba hace unos cuantos párrafos, ambos protagonistas dan sentido a la trama con su hipocresía congénita.

Creo que no es demasiado aventurado tratar al personaje de Maria como una especie de “Súcubo” cuyo único sentido en la vida es servir de “purificación” para la conciencia de James. Además, es el elemento “frágil” y erótico fundamental sin el que la trama del juego carecería de sentido. El castigo de James es tal porque María está ahí para darle forma.

Si ahora volvemos la mirada a Carretera perdida nos podemos llevar una sorpresa: Fred Madison, para escapar de sus acciones, crea una realidad alternativa en la que ni siquiera él mismo existe. Su identidad es otra. Tiene otra vida, otro cuerpo, otra personalidad. Y de repente, en esta desalentadora realidad alternativa, una mujer reaparece: René -o una versión mejorada, más “pícara” que la original, convenientemente renombrada como “Alice Wakefield”-. La personalidad de esta nueva René es sospechosamente parecida a la de Maria. Al igual que la creación silenthilliana, “René 2” se muestra en una memorable escena de presentación: desde el primer momento queda claro que se trata de una mujer “descarada”, más lanzada. Vamos, que irradia sensualidad. La atracción que siente el protagonista hacia esta mujer es inmediata: a pesar de las reticencias que la situación le produce, la acaba aceptando -así como James acepta la compañía de Maria-.


 Patricia Arquette es la misteriosa Alice/René

A medida que avanza la película, la relación entre Alice y Pete Dayton -el alter-ego de Fred Madison en su fantasía- se intensifica. Desde luego, es mucho más obvia y “festiva” que la de James y Maria, pero en esencia se trata del mismo juego: una mujer descaradamente atractiva que atrae hacia sí a un protagonista perdido. Pero lo más llamativo es la conclusión de ambas relaciones, la interpretación más obvia que puede darse a ambos climax. ¿Qué pensar sino que James utiliza a Maria como “revulsivo” al verla torturada por dos “Pyramid heads” en el memorable tramo final del juego? No importa lo que haga, no puede salvarla. Al menos no mientras siga encerrado en la mentira…

Pete, por su parte, se involucra cada vez más en la dinámica caprichosa de Alice, que culmina con una revelación final en la que la fantasía se disipa. En un punto sin retorno, cuando la única vía de escape es seguir su relación con la exuberante rubia, se da cuenta de que todo es un “sueño”, una mentira. Alice es René (¿María es Mary?), recordándole con sus palabras y sus actos su horrible crimen. Fred Madison no es Pete Dayton, y nunca podrá tener su vida, porque la realidad es que no es más que un asesino que acabó con la vida de la mujer a la que amaba. Y es esta manifestación en forma de “súcubo”, de Alice Wakefield, la que le ayuda a afrontar lo sucedido, aunque con ello le haga sufrir de lo lindo.


 El joven Pete Dayton, alter ego del propio Fred Madison (Bill Pullman)

Pero las semejanzas no se reducen al papel de la “mujer-agita conciencias”, a pesar de que sea la más relevante. Aunque Fred Madison ve el asesinato que comete al principio de la película, resulta cuanto menos curioso la forma elegida para mostrarlo. Tanto en Silent Hill 2 como en Carretera perdida, las cintas de vídeo, las grabaciones caseras, son el único testimonio fiable de la realidad. James y Fred “recuerdan las cosas a su manera”, y tiene que venir un elemento externo para enseñarles cuál es exactamente el contenido de su memoria. Aunque invertido, el desarrollo de ambas tramas es análogo.

Pero entonces…¿¡es un plagio!?

¡Nada de eso! Me reitero: es una fuente de inspiración. Puestos en plan poético, ambas obras comparten el mismo “espíritu”. O lo que es lo mismo, tienen argumentos parecidos. Tienen equivalencias, pero desarrollan las cosas de modo distinto. En algunos casos, Silent Hill es superior a su “film progenitor”, pero en otros, Lynch es imbatible.

 
Robert Blake... ¡grande!

Por ejemplo, la figura de “Pyramid head” que tanto respeto infunde entre la comunidad de jugones más veteranos, tiene su fiel reflejo en el “Mystery man”. Se suele asumir que el monstruo libidinoso es un alter-ego de James que le guía violentamente hacia la verdad -aunque gracias a Silent Hill Origins esto ha quedado completamente desvirtuado- y lo cierto es que al compararlo con el personaje que interpreta Robert Blake en Carretera perdida pierde gran parte e su encanto. Si tuviera que quedarme con alguno de los dos, sería con el incómodo personaje que da vida a esta escena:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

Para mí, “Mystery man” -por si no está claro, me refiero al tipejo raro blanquecino del vídeo- es un personaje bastante más interesante que “Pyramid head”, famoso, principalmente, por hacer algo que en una película hubiera pasado sin pena ni gloria. Y su función en la historia es exactamente la misma.

Pero por otra parte, no tengo ningún problema en admitir que en líneas generales, el argumento de Silent Hill 2 está mucho mejor construido que el de Carretera perdida. Donde la película resulta desquiciante, el juego produce emociones. El film es extraño, la aventura de James evocadora. Y aunque sus personajes no tengan la profundidad de los del film, son memorables, y aportan mucho más a la trama general que los descabellados personajillos que pululan por Carretera perdida. Silent Hill 2 es mucho más emotivo, mezcla con bastante más audacia el surrealismo con una narración clásica. Y en definitiva, es más fácil y cómodo para el “espectador” -en este caso jugón- acceder a la complejidad de su trama.

Y para terminar…

Espero no haberos aburrido demasiado. Esto es algo que llevaba queriendo hacer desde hace mucho tiempo. He tratado de ser conciso, pero me temo que no lo he conseguido.

Quizás este texto tenga más valor para alguien que haya jugado a Silent Hill 2 y visto Carretera perdida, así que si no lo habéis hecho, os invito a que probéis la experiencia.

Y si eres amante de la saga de Silent Hill, es algo que no deberías perderte; quizá acabes como yo, poniendo velas en honor de Samael con la esperanza de que David Lynch dirija una posible continuación de la película de Cristophe Gans.


 ¡Esta entrada ha sido aprobada por la gran Across y su Excelencia IlPalazzo! ¡Así que comentad málditos y felicitad a mi esclavo amigo Zerael, si no quereis que la ira justiciera de la dulce Excel acabe con vuestros sufrimientos corruptos!

4.833335
Valoración media: 4.8 (12 votos)

14 Comentarios:

Vueh, bAlLa 1

Vueh, bAlLa 1 JiLyPoYez EsTe JuEgO eS uNa KaKa. El MeJoR eS eL fIfA y No EsTa MiErDa De JuEgO kAsUaL. AdEmAs LaS cHiCaS sOlO jUeGaN aL sImS y A lA DS RoSa. A cAgArLa

Comparativa

Un articulo muy interesante. No puedo opinar en profundidad, poque no he visto la pelicula ( siendo sincero, ni la conocia hasta ahora). En todo caso me parece probable que la pelicula inspirace mucho de esa joya que es SH2, pero yo no lo veo compo algo malo, porque la inspiracion sin plagio suele dar cosas muy interesantes.

Mil aplausos y 5 estrellas

Pues tengo que ver esta peli...

por que para variar me encanto el Silent Hill 2, y lo poco que he visto de Linch me ha gustado...

5 estrellazas!

¡Nos vemos!

Una buena colaboración y

Una buena colaboración y poco mas puedo decir porque no he exprimido ninguno de los 2 títulos. Lo cierto es que Zerael siempre me deja "patidifuso"... odio los filósofos xDDDDDDD

¡Saludos a los 2! :) 

Si tu lo dices....

Very Happy

Yo no puedo corroborar tu teoria, ya que la peli no la he visto, pero leyendo tu texto..en fin, colaboración 5*

Saludos.

@ *

Antes de nada, gracias por publicar la colaboración ^^ Me alegro -y me sorprendo- de que te haya gustado...pero sobre todo, gracias por tomarte la molestia de "maquetarla" tan bien. Las imágenes y comentarios que has puesto van que ni pintados ^^u  Y eso que no has visto la peli. Pos eso, muchas gracias ^^

@primus rainstar: No, yo tampoco lo veo como algo malo, pero siempre me ha sorprendido que no se hablara más de ello. Supongo que no es muy normal que la gente adoradora del señor Lynch sea muy dada a jugar a videojuegos. O eso, o es que estoy pasmado. Vaya usted a saber :P  

@ Erik: La peli es una rayada monumental...mientras tengas eso en mente, seguro que podrás apreciarla ^^u

@Logan: Yo también me odio xD Gracias, aunque sin haber visto la peli o jugado a silent hill2, te debe a haber sonado todo a chino ^^u

@ivanete84: ¿Quieres decir que te ha convencido o que no? ^^u Me descoloca ese "en fin" ^^uu  En cualquier caso, gracias por comentar y por las estrellas.

 

Gracias a todos por pasaros a leer esta colaboración ^^

 

@Zerael

No te creas, he leído ya tanto spoiler sobre silent hill 2 que me parece que lo he jugado sin probar un mando, y a eso añádele que algunas entradas de Rikku han sido Spoiler puro y duro sobre el juego xD (No me quejo ni nada, ella avisaba y yo leía)

No me importa porque si llego a jugar me sorprenderá igual. A mi me pueden contar el final de algo que me va a sorprender de la misma manera que si no supiese como se desarrolla.

PD: Iba a poner arriba que me trago todo lo que pone Rikku, pero sonaba mal Very Surprised Y esta es capaz de rezarle a Samael para que me retrasen el FEAR 2 y ESO SI QUE NO xD

De los spoilers se ha avisado, asi que...

...me he curado en salud.

@Zerael. Para mí a sido un placer colgar esta colaboración tuya porque siempre te expresas muy bien en todo lo que tratas (se nota que eres de Filosofía, ¡que manera de enrollarte! Razz), y la verdad, aunque Lynch no sea uno de mis directores favoritos, hay que reconocerle el mérito de trabar las historias de forma tan rocambolesca y con esos giros tal como él los hace. Vi Terciopelo Azul y creo que con esa ya tuve suficiente...

El paralelismo entre ambas obras es evidente, aunque no podría asegurarte que Sato sea fan de Lynch o si se inspiró directamente, pero las evidencias estan ahí, y yo no creo en las casualidades. Aunque coincido contigo en que a mi parecer, el argumento de Silent Hill 2 está mejor resuelto y consigue transmitir más cosas que la de Lynch, en parte gracias a esas historias secundarias como la de Angela "laloca" Orosco y Eddie, que le dan más profundidad. James es un puto hipócrita pero no puedes más que identificarte con él y sentir lástima, a pesar de que es un asesino.

Logan...

      

@Rikku

Coge una anda LMAO
 
 

Grandísimo artículo!

Enhorabuena por este grandioso artículo. Ví Carretera Perdida hace muchos años (en VHS) y estoy loco por encontrarla en DVD (actualmente está descatalogada en todos los sitios donde he mirado). Soy fan incondicional de David Lynch y Carretera Pedida es una de mis películas predilectas, junto con Mulholland Drive y la última y fantástica Inland Empire. Bueno, realmente me fascina toda la filmografía de D. Lynch, porque no se pueden dejar a un lado la genial Terciopelo Azul o las más "convencionales" Una Historia Verdadera y El Hombre Elefante....

Estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que se comenta en el artículo, aunque hay cosas que se me escapan.... Como ya digo ví la peli hace muchos años y hay partes que no recuerdo bien.

Como anécdota te comentaré que la primera vez que jugué al Silent Hill de PSX pensé: "Una peli de esto con un buen guión de David Lynch tiene que ser la ostia".... Que conste que no me desagrada Roger Avary, pero Lycnh es un maestro.

Un saludo y gracias por este fantástico artículo. A partir de ahora me pasaré más por el Blog. 

excelente entrada

vere la pelicula para cmprobar lo que dijistes, 5 estrellas

semper fi

SolidCaim 

Lynch

Cuando hablamos del maestro Lynch nunca sabemos que vamos a encontrar, a diferencia de un Spielberg o Coppola. Es un director al que NO le importa lo que piensen sus colegas y eso lo respeto mucho. Blue Velvet es mi película preferida de él.

O.O No he visto la

O.O No he visto la película, pero joer, tras leer la entrada es imposible no pensar loq ue tu estás afirmando, que existe una clara inspiración.

A ver si la consigo y puedo opinar mejor :-o

5 estrellazas.

Gran entrada

Había leído ya alguna vez lo de las similitudes entre estas dos obras, pero desde luego no tanto en profundidad y tan bien expresado como es el caso :)

Como muchos, aún no he visto la película, pero creo que después de esto ya toca buscarla sí o sí.

Saludos!