21 de Noviembre de 2017
Ene
23

Odio lo que amo: Legend of Zelda

Categorías: , ,

Hoy vamos hablar de una de las sagas que más nos han hecho perder el tiempo y con un personaje que es uno de los héroes más haraganes y vagos de los videojuegos, un ejemplo nefasto de lo que no debe ser un héroe y con el cual Nintendo nos lleva engañando desde nuestra más tierna infancia. Un personajillo bajo la tierna apariencia de un inocente niño oculta todo un arsenal de armas que van desde un simple tirachinas a bombas de destrucción masiva con forma de ratón que persiguen a sus enemigos. Si, seguro lo reconocéis, estamos hablando de ese piojo verde con espada que va por allí pinchando a todo el mundo con al excusa de salvar a la princesa Zelda, Link.

Que le den a Marcus Fenix, 
Link si que va armado hasta las cejas...

¿De donde salio este criajo repelente? De la mano de Shigeru Miyamoto, cuando el diseñador japonés, buscando emular a Super Mario para ver si dejaba de ser tan tapón,  se trago setas alucinógenas y empezó a ver duendes armados con espadas, arcos y bombas destrozarle el piso. En medio de una borrachera con el presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, Miyamoto le explico esa experiencia con las drogas y el presi, que llevaba un pedo tremendo, le dijo… “wwwaaaa... shii…. Ja ji ji… hhmmm… ja… gglll…*baba*… Guaawww… *más baba*…” que traducido del Borracho al Cristiano significa “Vale, haremos un videojuego de eso.”.

Dicho y hecho, cuando Yamauchi se recupero de la cogorza se encontró que su equipo de diseño le estaba presentando un juego sobre un afeminado vestido de verde que iba pinchando cosas con su espada, y entonces se volvió al bar de nuevo, a reventar todos los fondos de Nintendo en alcohol antes que la empresa se fuera a la bancarrota por esa estupida idea. Aunque por desgracia no fue así, y las aventuras de Link hoy son uno de los engañabobos que más dinero otorgan a Nintendo, no solo en juegos, si no también en material y merchandising defectuoso y hecho con materiales prohibidos por sanidad.

La admiracion por el aragan de Link llega,
inexplicablemente, a otras galaxias... galaxias muy frikis...

Todas las aventuras sobre Link, empiezan de la misma forma, con el jodido vago sobando por algún lado del pueblo. En toda una muestra de entereza y juventud, Link esta durmiendo cual heroica marmota, generalmente en la casa de un familiar al que ha convencido para que le deje vivir allí, normalmente a cambio de favores sexuales, a los que Link se somete para tener un techo donde cobijarse.
¿Que no me creéis? ¿Es que aun no os habéis fijado que en la casa donde Link vive con su tío en “Link to the Past” solo hay UNA sola cama? No, no os dejéis engañar, no dicen que Link es un producto puramente japonés por que lo ideo un japonés, es que ya tiene la bandera de Japón impresa en las nalgas, gracias al “cariño” que le tiene su tío…

Entonces, mientras Link descansa extenuado de las vejaciones a las que es sometido para tener un lugar donde dormir, su letargo se ve interrumpido por un mensaje telepático de la princesa Zelda, que pide la ayuda a un héroe valiente para que la libere. Realmente Zelda lo que busca es aun héroe de verdad, no a un crió pre-púber que no se quita el disfraz de Peter Pan acabados los carnavales, pero la chica, algo cortita ella, no tiene otra cosa que hacer que enviar SMS mentales a las 2 de la madrugada, lo que hace que todo héroe decente la mande donde Jesus perdió las sandalias, con lo que se tiene de conformar con el crió y para animarlo, le dice que si la salva le enseñara a jugar al “Mama Chicho” con ella.

Con cada nuevo juego Link ha madurado y ha entendido el significado de su vida, la mision de su ser... beneficiarse a Zelda.

Tras levantarse y hacer 2 o 3 viajes al lavabo para desfogarse pensando en lo que el hara a la princesa Zelda cuando la encuentre, el chico se pone en marcha. Tan pronto como ponemos el primer pie en cualquiera de las representaciones de Hyrule, comenzamos a atar cabos de muchas cosas, en especial la perreria de Link.  Y es que hasta yo seria tan perro como Link si al salir de casa me diera cuenta que pegándole una patada a cualquier arbusto del camino, salta dinero.

Si señores, rupias, el dinero de Hyrule, salta con alegría con pegarle un tortazo a cualquier hierbajo. No se cual es la razón científica para que un organismo vegetal sin conciencia arrelado a un terreno salvaje perdido de la mano de dios necesite llevar dinero encima, será que el rey le cobra a las plantas por crecer en su reino y el centímetro cuadrado de terreno esta muy caro. En todo caso, avanzando un poco más, nos damos que cuenta que no solo los hierbajos hyruleños tienen dinero. Los jarrones, carteles, árboles, piedras, hasta las gallinas sueltan rupias con un par de tortas bien dadas. Tomamos buena cuenta de ello, y hacemos lo único que uno puede hacer al ver las posibilidades que eso conlleva: Arrasar el reino y no dejar piedra sobre piedra hasta que nos hagamos asquerosamente ricos. Y en unos pocos segundos nuestra marmota vestida de verde pasa a ser un avaricioso duendecillo que comienza a destrozar todo a su paso, cual tornado, para ver como las rupias saltan y engrosan su bolsillo.

Y encima, el hijo de fruta no tiene clemencia tan pronto como se da cuenta de las posibilidades. Y es que Link, para lo bobo que es, tiene mucha visión de futuro… si dándole una patada a una simple piedra, puedes sacar una rupia, que sacaras si haces volar por los aires todo un terreno? Ni corto ni perezoso el piojo verde compra bombas (Que también un poco subnormal quien le vende bombas a un niño…) y desde la lejanía puedes ver como el bastardo va dinamitando hectárea a hectárea el reino. Pero no solo piedras, árboles, estatuas, montañas… si hasta el cabron entra en tu casa, sin ni siquiera llamar a la puerta, y antes que puedas decir “Hola” ya se ha ido al muro del fondo, coloca una bomba y se larga cagando leches antes que explote y te deje un hueco en toda la pared con la excusa de que “estaba buscando salas secretas”.

Uno de los muchos carteles intentando desenmascarar
la autentica naturaleza de Link.

Otra guasa la tienen las tiendas en las que nos gastamos el sueldo “duramente” obtenido. Aparte de preguntarte por que aun hay auténticos idiotas que no se han dado cuenta que no necesitan abrir un negocio para ganar dinero, que con solo ponerse a pastar por el monte ganarían 10 veces más que pasándose todo el día tras un mostrador, también dudas sobre las costumbres de los habitantes del reino por lo que compran en su día a día.

Por ejemplo, repasemos los productos de la UNICA tienda que existe en el pretencioso “Mercado de Hyrule”:

Semillas Deku, vale, siempre esta bien plantar árboles. Un palo…Deku también, esta claro que la gente de Hyrule es algo pija, ya que si el palo no es marca Deku no lo compran. Leche Lon Lon, un manojo de flechas, un escudo de madera, bombas… un espectro en una botella…

Valeeee… teniendo en cuenta que es la única tienda de un mercado que debe alimentar a toda una ciudad, que clase de dieta sigue la gente de Hyrule? ¿Desayunan semillas Deku con leche? ¿Los Palos Deku son snacks ricos en fibra? ¿El menú habitual es fechas y bombas servidas sobre un escudo de madera, con un espectro en la botella como postre? No me extraña que la mayoría de habitantes de Hyrule tengan hagan cara de estreñidos, yo también la tendría si he de zamparme un escudo de madera día si y día también. ¡Si ni te dejan quedarte con los peces que pescas en los recintos de pesca! ¿Quieres calcio? ¡Un vasito de Leche Lon Lon con una bomba Raichu como si fuera un galleta Oreo, y tan feliz!

Viendo el desequilibro económico que haces que los vegetales necesiten dinero, la venda indiscriminada de explosivos a menores de edad y la mala alimentación del reino,  llegas a preguntarte si realmente Ganon/Ganondorf es tan malo. A lo mejor es un visionario que ve que el reino esta en declive, que la monarquía oprime al pueblo hasta el punto de hacerles pagar impuestos a los vegetales, que son negligentes con el contrabando de armas y que no se preocupan por la salud del pueblo, tal vez el reino estaría mejor si la familia real fuera derrocada… Entonces la princesa Zelda te recuerda telepáticamente que si la salvas te dejara hacer la cabalgada de tu vida y todas las dudas se desvanecen.

Link vuelve a la aventura, o al menos a la única que conoce, la de las casas de apuestas fraudulentas. Y es que Hyrule en un lugar de vicio y perversión que deja en pañales Vice City. Cada dos pasos hay un ser dispuesto a apostar contigo por cualquier cosa, una competición de tiro, una carrera de caballos, ordeñar más vacas, correr contra un fantasma… generalmente por premios que por sus nombres solo podemos deducir que son drogas, la poción roja, la poción azul, el brebaje de chu chu, trozos de corazón…


Link es como los gremlins, mojalo un poco y
dentro de nada se multiplicara jodiendolo todo.

Pero ahora si, volviendo a la aventura seriamente, (Si eso es posible…) en algún de todos los Legend of Zelda momento nos encontraremos con la necesidad de hacernos con la arma, pomposamente llamada, “Espada Maestra”. Lo curioso del asunto es que… Link ya lleva como 1000 espadas  de estas y el hijo de fruta la sigue perdiendo aventura tras aventura. Pero no solo la espada, el arco, las bombas, el garfio arrojadizo, la trifuerza... no importa que hagas que el tío las encuentre en un cofre perdido de la mano de dios 300 veces, ten por seguro que el próximo día que link se despierte por los SMS telepáticos de Zelda, el piojo verde no recordara ni donde dejo su propia ropa y aparecerá vestido con un uniforme de marinerito de los Village People.
Antes de llegar hasta la estupida espada, Link debe demostrar una vena coleccionista sobrehumana haciéndose con todos los trastos inútiles que esconde Hyrule. Los tres medallones sagrados, las cuatro piedras de los elementos, los siete trozos de cristal mágico, los ocho sabios de Hyrule, 20 arañas doradas, 50 piezas del jarrón de tu abuela  o los 120 pokemons de la edición “Marrón Zurullo”. Cuando Link tenga una cierta cantidad de estos objetos inútiles e inservibles en la mochilla, pasara algo, por ejemplo la aparición de Sheik, la versión transexual de la princesa Zelda, y nos explicara que realmente no fue secuestrada si no que astutamente se disfrazo para que Ganon no la encontrara mientras Link corría el riesgo de una muerte segura para buscarle los coleccionables y la espada maestra a la jodida princesa.

En ese momento, antes que Link pueda dar su opinión a la princesa sobre a que clase de oficio se dedicaba su madre, aparecerá Ganon, más listo que los otros dos, y secuestrara, ahora si, a la princesa. Entonces la trama se aclara y si antes lo sospechábamos, ahora lo sabemos seguro. La princesa Zelda debe sufrir algún tipo de retraso mental, por que solo alguien retrasado le daría por descubrirse antes de habernos dado tiempo a derrotar a Ganon.

En todo caso, se presiona al joven Link con que vaya a la fortaleza de Ganon cagando leches o en vez de montar a la princesa, su tío le volverá a montar a el para toda la eternidad, a veces usando a una hada pelmaza que solo sabe que decir “Hey!, hey! Hey!, Look here!, hey!” como espantoso mensajero. Resignado, el”heroe” se internara en la fortaleza (generalmente mal defendida con enemigos que link ya venció, ósea que Ganon no solo es un idealista si no que le va el reciclaje por lo que parece…) y llegara a la sala del trono donde Ganon le espera, con pose digna y autoritaria y empieza el combate entre el malo y ¿El… no tan malo? En este encuentro suelen pasar dos cosas que muchos definen como giros dramáticos, pero para mi serian putadas del 15.

Primera, cuando probamos de asestar un golpe definitivo a Ganondorf con la mítica Espada Maestra, el arma de los heroes, el filo que destruye el mal, la llave del templo del tiempo… se le han acabado las pilas. Exacto, he conseguido poner a Ganon contra las cuerdas dejándome el orto en ello, para que en el último espadazo este me diga que la espada no sirve por que es una cutre espada comprada en los chinos, que sin pilas no funciona. Bravo Miyamoto, eso lo llamo yo “dejarme vendido”.

¿Y cual el curso de acción lógico que todo héroe del tiempo toma ante esta situación? ¡¡Salva su culo como pueda en una aparatosa y mortal huida!! Y si lo conseguimos, nos tocara ir a buscar las jodidas pilas, pero no las que podemos encontrar en cualquier estanco, no, si no las “Duracel Divinas” hechas especialmente para la espada maestra y escondidas en nuevos paisajes turísticos donde miles de monstruos están esperando para morderte el culo.

La nueva espada Maestra del proximo Zelda . Esta vez se ha
decidido no ocultar su autentica naturaleza, osea, absurdamente inutil.

La segunda situación tiene lugar cuando hemos conseguido las putas pilas y nos hemos pateado de nuevo la jodida fortaleza de Ganon. No encontramos con el de nuevo, generalmente más poderoso y con una sonrisa de hijo de fruta al recordar como se rió de nosotros la ultima vez, pero esta vez pensamos que le vamos a borrar la sonrisa de la cara a espadazos, con ahora la potenciada espada maestra que además hace lucecitas gracias a las pilas. Después de un mortal combate 1 contra 1, asestas un golpe mortal a Ganon con esa espada que simboliza la luz de la verdad, el símbolo de la justicia, la pesadilla del mal, la segadora de la oscuridad… ¡¡¡Y LA JODIDA VUELVE A NO FUNCIONAR!!! Mientras se nos vuelve a quedar la cara de vendidos, Ganon, por segunda vez, se nos mofa diciendo que la espada por si sola no sirve para vencerle, que además necesitamos las flechas de luz.

Llegas a dos conclusiones. Primera, que para vencer a Ganon se necesitan más putos requisitos que para hacer funcionar el Crysis en calidad alta. Segundo, que nos hemos pateado media Hyrule para conseguir la espada más inútil del universo, ni la de He-Man hacia menos que esta oye...

Entonces es cuando aparece Zelda, liberada mágicamente por una de esas casualidades de la vida, y nos dice que ella tenía o puede crear las putas flechas. Pero a ver, pedazo de anormal, ¿Tienes la puta arma para destruir al malo maloso, y te da por recordarlo cuando ya hecho hasta el puto pino para conseguir la espada más ridícula de este plano de existencia?

En este punto, apagas la consola, coges el cartucho/dvd, admiras la obra que ha creado la “brillante” mente de Miyamoto, con la imagen en tu mente de ese Link que se deja la suela de sus zapatos y la integridad de su culo para que le digan al final del juego que ninguno de los objetos que tiene es util. Seguidamente colocas el juego en ese lugar privilegiado para obra de tal calibre… la taza de un vater del que a continuacion tiraras de la cadena…

 


Red_Stalker: Si lo se, el concurso "Odio lo que amo" de Logankeller ya se celebro hace un año atrás. Pero me quedo tan bien el de Castlevania, que he decido transformarlo en un sección habitual de mi blog. Además, todos siempre hablan bien de los clásicos, pero pocos son los que los ponen a parir con buen humor. Los que no conozcan la iniciativa de "Odio lo que amo", se trataba de un concurso en que debíamos poner de vuelta y media a nuestros juegos, personajes o aficiones favoritas. Así que tened por seguro que mi impresión real es completamente adversa a lo que aquí relato, son solo mofas a ciertos aspectos oscuros del juego y invenciones con ganas de reírnos un rato, así que ahorraros las acusaciones de troll y sacrílego nintenderos...
5
Valoración media: 5 (4 votos)

3 Comentarios:

xDDDDDD

te ha quedado un texto jodidamente brutal. Reseñaría alguna parte peero es que todo me parece grande. Lo de las pilas especiales duracell que te tienes que conseguir en una mazmorra a tomar por culo con montruos sedientos de tu sangre me ha matao porque es un cliché muy común de todas las aventuras, y me lleva a recordar uno de los puntos de la guia del malvado supremo:

- El Artefacto Que Es La Fuente De Mi Poder no será guardado en la Montaña De La Desesperación Mas Allá Del Río De Fuego Guardado Por Los Dragones De La Eternidad. Estará en mi depósito de seguridad. Lo mismo es aplicable al Objeto Que Es Mi Única Debilidad.

LOL

es la mejor entrada de blog que he leído en años, deberías publicarla en la incilopedia o en la frikipedia, eso si es humor del bueno, y eso que soy fan de Link

Juasjuasjuasjuas una

Juasjuasjuasjuas una entrada tremenda Raven, me he reido cosa mala con el piojo verde y tu curiosa vision sobre su mundo X-D

Esto es un contra-analisis en toda regla juasjuas