23 de Octubre de 2018
Abr
11

Ninja Gaiden II, Impresiones

Una vez más, llego algo tarde a la actualización del blog, pero es que esta semana estuve en un viaje del que muy pronto sabréis cosas (muy interesantes) sobre juegos importantes de 360.

Pero al tema, las impresiones de Ninja Gaiden II en MeriStation. O cómo Team Ninja lo ha vuelto a lograr. Itagaki puede ser todo lo excéntrico que quiera, pero se lo puede permitir, porque joyas como estas son las que permiten mantener viva esta ilusión por los videojuegos, año tras año, plataforma tras plataforma, juego tras juego.

Mi primer juego en propiedad ha sido Shadow Warrior Ninja Gaiden para GameBoy (aparte del Tetris que venía con la consola, claro está), por lo que me siento especialmente unido a esta saga, que dada su dificultad me ha curtido bastante para los juegos a los que me enfrentaría con el paso del tiempo. El renacer de la saga en Xbox fue una gran alegría para mí, pero tras haber disfrutado de Ninja Gaiden II, me parece (ojo, exageración, lo sigo adorando) un juego para olvidar.

Ryu Haybusa vuelve mejor que nunca. Estoy ansioso por echarle el guante a la versión final y descubrir todo lo que esconde, y por ver su aspecto perfectamente pulido. Qué lejos se antoja el 6 de junio.

0