24 de Noviembre de 2014
Jun
16

Philip Marlowe, ¡qué tío!

Categorías: 

Raymond Chandler (Chicago, 1888 - California, 1959) es una de mis pasiones. Me encanta la novela negra, y he pasado por Cain, Hammet, Highsmith (a la que, probablemente, le dedicaré un aporte en breve) y otros, pero las novelas de Chandler son distintas.

Fue educado en Inglaterra, y se dedicó a cosas tan dispares como militar, periodista, empleado de banco, ejecutivo de una petrolera... Aquí lo despidieron por acosar a las secretarias, e intentó suicidarse. Después de participar en la Primera Guerra Mundial, se instaló definitivamente en California. Se casó a los 36 años con una mujer de 54. En 1954, su mujer muere sumiéndolo en una profunda depresión, con varios intentos de suicidio, nuevamente.

Literariamente, empezó a escribir bastante tarde. Pasó por la poesía, los relatos y la novela, pero se le conoce prácticamente por esto último. Era un gran aficionado a las novelas de misterio, y admirador de Dashiell Hammet. Le gustaba el enfoque negro que le daba a sus novelas, dónde, misterios a parte, se retrataban las miserias de la sociedad, la ambición, el poder, el capitalismo. Se propuso hacer lo mismo al crear a Philip Marlowe, pero no creo que esperara superar tanto a su admirado escritor.

A mi parecer, Hammet es mucho más frío, más seco y duro. Chandler consigue darle a Marlowe un encanto, un humor (cínico) y una profundidad que ningún Spade de ningún Hammet han conseguido.

Marlowe trabajó para la fiscalía de Los Ángeles, aunque fue despedido. Se instala entonces como detective privado. Su extraña moral le impide aceptar casos de divorcio, pero sin embargo tampoco se atormenta por dejar libre a un culpable. Es barato y fiel a su cliente, y esto hace que los ricachones de turno se fíen de él para que arregle sus trapos sucios.

 

Resulta muy interesante ver cómo evoluciona con los años. En las primeras novelas su amargura es evidente, aunque se escuda a menudo en el sarcasmo y grandes cantidades de alcohol para disimular sus penas. Poco a poco, va aceptando su papel en el mundo. Al final, encontramos a un Marlowe igual de cínico, pero más "tranquilo", menos bebedor, y con algo de mejor humor. Viste de traje (sin gabardina), fuma cigarrillos y en pipa, le gusta la poesía y el ajedrez, y el cognac del bueno se lo bebe de un trago.

De la misma forma, vemos como cambia Los Ángeles. Las localizaciones a veces se repiten de libro a libro, pero con años de distancia. Así, lo que era una urbanización de ricos, con el tiempo se ha convertido en una gran barriada de clase media con pretensiones. Dónde había un núcleo de juego y mafias, acaba siendo un pueblo tranquilo. La policía vive una fuerte transformación, bastante pareja a la que sufrió realmente durante esos años.

Aunque Chandler dijera que "Si alguna vez hubiese tenido la oportunidad de elergir a un actor de cine que representara mejor la imagen que yo tengo de él, creo que tendría que haber sido Cary Grant", mi imagen (¡y no soy el único!) de Marlowe es la de Humphrey Bogart. El personaje ha sido interpretado también por George Montgomery, Robert Mitchum, Elliot Gould, Danny Glover y James Caan, pero Bogart, aunque había encarnado a Sam Spade (El halcón Maltés, 1941) sabe captar plenamente la esencia, y el cigarrillo colgando de la sonrisa torcida es algo que uno puede ver cuando lee. Da igual que Marlowe sea más alto y más corpulento; habla, se mueve y gesticula como Bogart.

 

Recomiendo empezar por La dama del lago (1943), de trama más sencilla y digerible, pero apasionante de todas formas. Marlowe debe encontrar a la desaparecida mujer de un acaudalado hombre de negocios. Fue un gran éxito comercial, y llevada al cine por Robert Montgomery en 1946, en cámara subjetiva.

La hermana pequeña (1949) y El largo adiós (1954) me parecen obras maestras. En la primera, el detective se verá envuelto en las frivolidades de Hollywwod, y en la segunda se encontrará en un grave aprieto al ayudar a un amigo a escabullirse de un asunto del que no está enterado. Soberbias. El largo adiós fue rodada por el aburrido de Robert Altman en 1973.

Adiós, muñeca (1940) y La ventana alta (1942) son notables, pero lejos de los mencionados anteriormente. Adiós, muñeca la firmó Dick Richards en 1975, y Robert Mitchum dio vida a Marlowe.

Playback (1958) es breve y tremendamente divertida, pero es muy recomendable conocer bien al personaje para disfrutarla. Poodle Springs quedó a medias al morir Chandler, y posteriormente fue terminada por Robert B. Parker en 1989. Raro.

El sueño eterno (1939) merece mención especial. Muchos conocerán más la película (Howard Hawks, 1946), incluso sin verla, que la novela. Además de eso, es quizá la mejor adaptación al cine. Encontramos una trama tremendamente enrevesada (habitual en Chandler). Chantajes, conspiraciones, asesinatos y pornografía se entremezclan con decenas de personajes. Tan confuso resulta todo que ni Hawks fue capaz de explicar algunas incongruencias de su película (LMAO). Pero los diálogos están estupendamente llevados, Humphrey Bogart y Lauren Bacall tienen una química increíble (fue la primera película que rodaron estando casados) y el clima está perfectamente plasmado. Imprescindible.

Recientemente se anunció que Clive Owen daría vida al detective en una nueva película, basada esta vez en los relatos cortos (Finger man, 1934, y Marlowe takes on the Syndicate, 1961). Lo tiene difícil pero, siendo ahora un actor que me gusta, si se sale con la suya pasará a ser el protagonista de mis noches más húmedas (¿la chica podría ser mi Scarlett, por favor? Drool).

5
Valoración media: 5 (2 votos)

5 Comentarios:

Pue sinceramente, apenas he

Pue sinceramente, apenas he leido nada de este señor, y lo hice hace tiempo, con lo que no puedo decir nada a favor ni en contra (¿te he dicho que tengo memoria de pez?) X-D X-D

Es increible como ciertas mentes con tanta creatividad e imaginación, luego sean inestables (me refiero a lo del suicidio)

Gran entrada, a ver si me leo algo y te puedo dar una opinión más "currada", ahora mismo me siento algo inculta X-D

5 estrellazas. 

Jo...

Estas ultimamente elitistamente espeso, primero con Joseph Conrad, y Ahora con este... XD

¡Queremos posts cachondos y divertidos! ^_^

Yo ultimamente estoy bastante perro... Internet me ha pervertido, antes me leia una media de unos 6-8 libros al mes, y ahora hace meses que no me leo ninguno... :$ Fijate que hasta en mis tiempos mozos, me dieron 2 años consecutivos el premio de la biblioteca de mi pueblo por ser el que mas libros se pillaba :p

¡Si señor! Grande

¡Si señor! Grande Chandler. Mi favorita de Marlowe y para mí la mejor (Obviamente, si no no sería mi favorita xD) es Adiós Muñeca. Y si podéis, mirad las adaptaciones al cine protagonizadas por el genial Robert Mitchum...

¡Como bien dices, Phillip Marlowen, Forever! 

¡Inculta, dice! Sí, es

¡Inculta, dice! Sí, es algo que uno no deja de ver leyendo tu blog, es cierto...Razz Siempre habrá más cosas que uno no ha leído de las que sí ha leído, esto es así y nos pasa a todos Wink

Ku, como sigas con esos comentarios, ¡¡conocerás mi faceta supersayan!! Evil or Very Mad Además, la entrada de Batman tenía intención humorística (al menos intención, de humor algo cabrón). Pero si no es suficiente, hay un par de comentarios de un (o una) espontáne@ bastante divertidos Very Happy.

Logan, en realidad "Adiós, muñeca" se suele considerar el mejor libro de Marlowe. Yo prefiero unos antes que otros (normal), pero la verdad es que por poco, no hay ninguno que no me guste.

Medalla al canto

Esto es una entrada literaria con todas las de la ley ¡He Dicho! (Otorgable por LoganKeller, RikkuInTheMiddle, In_Anywhere o Shaiyia)
(Pincha para Informarte de como conseguir este reconocimiento)