22 de Mayo de 2018
Mayo
20

Recordando: Tom & Jerry (juego de NES)

Tom Y Jerry son sin duda la más emblemática pareja de gato y ratón de la historia. Desde su primera aparición en 1940 el par a tenido toda clase de aventuras, se han enfrentado como deportistas y como espías, sufrido varios cambios de diseño, se vieron atrapados en la manía de lo políticamente correcto de principios de los 80 y la moda de las versiones “kids” de los 90, compartido la pantalla con estrellas de cine y protagonizado sus propias películas, y en todo este proceso hicieron las delicias de generaciones de niños…

…entre la cual estaba la mía, por supuesto. En mi infancia, Tom y Jerry era uno de mis dibujos animados favoritos (y todavía lo es). Cuando me entere que existía un juego para NES/Famicon (Famitom y Nesrry XD) mi hermano y yo volvimos locos a nuestros padres hasta que lo conseguimos. Y ahora siguiendo la onda de nostalgia de mi anterior artículo, aquí esta su análisis.

Felino vs Roedor

Tom ha secuestrado a Tuffy, el pequeño ratón amigo de Jerry, y lo ha encerrado en el ático. Por lo que ahora Jerry tendrá que atravesar la casa desde el sótano para rescatarlo. Quizás atravesar una casa no parezca un  gran desafío, pero cuando se tiene menos de 10 cm de altura, es como ser un Belmont que quiere llegar al cuarto de drácula pasando por toda castlevania. Así los escenarios de juego se desarrollan en zonas como la cocina, el baño, la sala o las tuberías de la casa. Quizás por el facto de que manejamos un ratón, los escenarios están estructurados como laberintos, con zonas sin salida, caminos alternativos y algún que otro atajo.

Por supuesto, todos esos laberintos están llenos de enemigos. Como soldaditos de juguete, cangrejos, ardillas u hormigas radioactivas (a juzgar por su color). Cada un o de estos enemigos era bastante diferenciado. Por ejemplo las arañas se movían aleatoriamente en su telaraña (la cual nos hacia perder velocidad al pasar frente a ella) o los caracoles no morían al ser atacados, simplemente se escondían temporalmente en su caparazón, momento que teníamos que aprovechar para pasarlos. Había otros obstáculos como tachuelas, salidas de fuego o corrientes de agua que nos hacían perder avance.

Para superar todos estos problemas, Jerry podía saltar, atacar con canicas y trepar en determinadas zonas. Aparte podía encontrar varios ítems que le otorgaban habilidades especiales: La taza de agua nos permitía hacer una “ametralladora de escupitajos”, el martillo podía matar a cualquier enemigo de un golpe, pero se tenia que estar muy cerca para usarlo, la tinta invisible nos daba invulnerabilidad, y la goma de mascar nos permitía encerrar a Jerry en una burbuja para flotar a otras zonas. Había también repartidos por todos los escenarios pedazos de queso. Los pequeños otorgaban puntos extra y los grandes recuperaban la energía. Había zonas secretas donde podemos recoger grandes cantidades de estos productos lácteos.

El juego estaba estructurad de forma semejante a Super Mario Bros, con mundos conformados por varios niveles, 3 para ser exactos. Los dos primeros niveles eran normales y el tercero era un combate de jefe contra Tom. Cada uno de esos combates era diferente. Por ejemplo en el escenario 1-3 el combate ocurría en un tanque de agua, y había que usar unas plataformas móviles para llegar a Tom y atacarlo, teniendo cuidado de ser golpeado por sus ataques y de no caer al agua. En el escenario 2-3 Tom está durmiendo bloqueándonos el camino, por lo que había que golpear un panal de abejas para que sus habitantes nos ataquen, y luego golpearlas rápidamente para que cambien de opinión y piquen a Tom.

Hay que decir que este es un juego difícil, no tanto como aquella maquina de tortura llamada Battletoads, pero si es de esos títulos que nos pueden hacer sudar tinta a chorros. Cada nivel es una prueba de pericia, y si no calculamos bien nuestros movimientos perderemos energía a velocidad máxima. Y además no había passwords ni batería, por lo que había que acabarse sus 15 niveles en una sentada. Todos los escenarios tenían varios checkpoints, pero si perdíamos todas nuestras vidas y continuábamos, teníamos que empezar el nivel de cero. Había un truco de vidas infinitas (en la pantalla de presentación derecha, derecha, arriba, izquierda, arriba, derecha, abajo, b, a, select, star, star) y créanme que en este caso usarlo no era trampa sino nivelar las cosas. Sigo sin entender porque alguien pensaría que es una buena idea ponerle a un juego claramente destinado al público infantil una dificultad que hasta le daría problemas a un adulto con larga experiencia en el uso del control pad.

Gráficamente es uno de los juegos más destacados de la NES. Con sprites de gran tamaño, bien diseñados y con animaciones simpáticas. Los personajes de la serie son fácilmente reconocibles, y los enormes sprites de Tom impresionan. Los escenarios realmente transmiten la sensación de ser enormes habitaciones, con objetos gigantes tales como bombillos, sartenes o consolas.

El apartado musical del juego está formado por una melodía MIDI conformada por varios fragmento de la banda sonora de la serie original, la cual se repite constantemente a lo largo de todo el juego, volviéndola un poco pesada después de un tiempo. Los efectos sonoros son de corte caricaturesco, lo que el tono con el resto del juego. Aunque es una pena que por las limitaciones tecnológicas de la época no podamos disfrutar de una versión digitalizada del famoso grito de Tom.

En fin un gran juego que le encantara a cualquier fan de la serie, aunque actualmente es bastante difícil jugarlo. Pero si quieren recordar buenos tiempos con este dúo les recomiendo intentar hacerlo.

5
Valoración media: 5 (5 votos)

6 Comentarios:

Recuerdos

Me recuerda mucho al juego de Chip y Dale que siempre jugaba cuando era niño en mi Polystation (mi famiclon xD)

excelente entrada, saludos!

Eso me recuerda, a que para

Eso me recuerda, a que para la PSOne, sacaron un Tom y Jerry, que consistía en un juego de lucha, donde ambos personajes se enfrentaban en distintas partes de la casa, era ideal para dos jugadores. Aunque no era gran cosa.

No hace falta que diga

¡Que no lo he jugado! LMAO Es lo que tiene no haber podido disfrutar de esa época Famicom.

A pesar de ser ocho bits, tiene bastante buenos gráficos (ese grifo de la captura, em ha impresionado), pero lo de la dificultad... Así muchos dicen que los juegos actuales están casualizados, claro, si se comparan con estos...

Yo puedo decir con orgullo

Yo puedo decir con orgullo que con mis nueve o diez años (no lo puedo recordar claramente) jugaba a este juego, me parecia uno de los mejores de graficos y por cierto muuuyyy dificil, me tomo meses poder terminarlo ya que un mes entero estuve atascado en la pantalla 1-2 (creo que era la 1-2) y no conocia el truco de las vidas. Entonces era sentar la cola en silla y darle duro, cuando termine el juego me llene de satisfacion porque era de los mas dificiles que habia probado, junto al captain Jsubatsa (sin el truco de los 3 muneros iguales que empezaba ya en el mundial con todos los players poderosos).

yo recuerdo ese¡¡ estaba

yo recuerdo ese¡¡ estaba entretenido :D

Oh me encantaban!!

Y de hecho cuando vienen los gemelos, mis primos peques, traen su DVD de Tom&Jerry e incluso a esta edad me siguen haciendo gracia ^^ El juego nunca llegué a jugarlo, pero para la época que salió pinta bien. Saludos