22 de Agosto de 2014
Jun
10

Saga de Videojuegos- El Señor de los Anillos

 

mo hice con Jurassic Park, dedico ésta entrada a El Señor de los Anillos, una fructifera saga dentro de los videojuegos que cuenta con muchos y muy buenos títulos. ¡Adelante! 

 

El Hobbit se basa en la novela del mismo nombre que sirve como preludio a El Señor de los Anillos, y que nos cuenta la historia de Bilbo y de cómo encontró el anillo único en la caverna de Gollum. Como el propio libro, El Hobbit es sensiblemente más desenfadado que la trilogía de libros y películas que todos conocemos. Eso se nota en la estética que toma el videojuego, y en su desarrollo. En éste sentido, nos hallamos ante un plataformas clásico, con algo de peleas, en un estilo muy parecido al de sagas como Spyro. Siguiendo con mucha fidelidad las andanzas del libro de Tolkien, controlamos a Bilbo y debemos avanzar por los extensos mapeados, eliminando enemigos, saltando obstáculos, obteniendo objetos, etc.

 

  

 

Plataformeramente hablando, el juego es bastante simple, pero complicado. Saltaremos a lianas, a cajas, y haremos uso de grandes saltos para salvar distancias bastante importantes. El principal problema de todo esto es que el control no es todo lo fiable y preciso que pudiera ser, y algunos momentos serán verdaderos suplicios, exagerados si tenemos en cuenta el público al que va dirigido (estéticamente y en su desarrollo no nos hallamos ante algo especialmente adulto, aunque todo fan de Tolkien debiera probarlo). En lo referente a los gráficos, se toma un estilo cartoon muy desenfadado que va a juego con la jugabilidad. Las escenas de la historia se cuentan, por el contrario, por medio de dibujos y una voz en off muy agradable.

 

En definitiva y resumiendo, el juego tiene alicientes como el ser muy fiel al libro (iremos a Moria, a la Caverna de Gollum, lucharemos en la Batalla de los Cinco Ejercitos, pasaremos por el bosque negro… muy fiel) y de tener un apartado sonoro muy logrado, tanto en doblaje al español como en música. Recomendado a los fans del Tolkien especialmente (que no precisamente a los de la trilogía de Peter Jackson), o a aquellos que quieran averiguar el pasado de Bilbo pero no tengan ganas de enfrascarse en la lectura de la novela.

 

El contrario de lo que muchos pudieran pensar, éste La Comunidad del Anillo no se basa en la primera película de la trilogía de Peter Jackson, a pesar de que apareció por las mismas fechas. Basado en la novela de Tolkien, y con la premisa de ser, en teoría, un videojuego extremadamente fiel a la historia en el que se basa, La Comunidad del Anillo fue un verdadero desastre en crítica. El juego nos permitía controlar a Frodo, Aragorn y Gandalf en su periplo por la Tierra Media para destruir el anillo único. Jugablemente era una mezcla de acción y aventura, que nos permitía visitar lugares de la Tierra Media como La Comarca o Bree, así como Rivendel y demás parajes.

 

 

Desgraciadamente, el juego resultó ser muy simple en su apartado jugable y gráfico, y demasiado corto como para poder disfrutar algo de él. Por fortuna para todos los fans de El Señor de los Anillos, ese mismo año saldría, ésta vez si, la primera adaptación de la saga de Peter Jackson. Recomendar éste Comunidad del Anillo depende de muchas cosas. Si eres un gran fan del libro de Tolkien, puedes probarlo, ya que visitarás lugares y conocerás personajes que no aparecen en ningún otro juego (Tom Bombadil, por ejemplo). Pero como juego en si, no merece demasiado la pena, y menos con juegos como los que a continuación voy a comentar.

  

En 2002 se estrenó la segunda parte de la trilogía de películas basadas en la obra de Tolkien, dirigida por Peter Jackson y, personalmente, mejor que la primera, pero no que la tercera. Ésta vez si, apareció un videojuego oficial basado en la película más que en los libros, y como resultado salió éste Las Dos Torres, un clásico Beat’m’up de avanzar y matar sin parar, muy peliculero y que resultó ser un éxito de crítica. El juego nos propone ser Aragorn, Légolas o Gimli, y avanzar por la trama y los escenarios de las dos primeras películas (pues el juego se basa en la primera también, para rellenar al vacío creado por una no adaptación de la película de 2001), utilizando todo tipo de combos y peleando con enemigos de lo más variopinto, desde Orcos en todas sus variedades, a Uruk-Hai, el Calamar Gigante de Moria, el Troll y demás seres.

  

El planteamiento y el desarrollo de la aventura es más bien sencillo: avanzamos sin descanso, pegando espadazos y disparando flechas, venciendo a enemigos de a pie, hasta llegar al enemigo final de turno, que necesitará de una estrategia. Por ejemplo, para derrotar a Lurtz, deberemos dejar que golpee un trozo de piedra para que su espada se quede clavada en ella y así poder asestarle unos cuantos mandobles. El hecho de que, en éste caso, no todo sea pegar y pegar, hace del juego un reto muy divertido para el jugador. Tenemos la posibilidad de mejorar a nuestros personajes obteniendo “notas” por cada muerte, que se convertirán en puntos para las compras del menú de combos, que podremos aumentar mucho.

  

Y eso será realmente necesario ya que la dificultad del juego no es precisamente moco de pavo, y superarlo será todo un reto para los menos pacientes. Los extras son otro aspecto a destacar. Nos encontramos con escenas de las películas por todas partes, y lo mejor, making of y entrevistas con los actores de las películas, todo un acierto que toda adaptación película-videojuego debería incluir. Recomendar Las Dos Torres es muy fácil,  y no solo los fans de la Tierra Media disfrutarán de él, sino también todo aquel que aprecie un buen mata-mata complicado y exigente, pero motivante e intenso como pocos. Pero un año después, la formula terminó de mejorarse, si cabe…

 

Un año después de la salida del anterior juego, y con el estreno de la apabullantemente buena película final, llegó El Retorno del Rey, para muchos el mejor videojuego de todos cuantos se han basado en El Señor de los Anillos. Para mí, personalmente, no lo es, pero si que es el segundo mejor. De nuevo estamos ante un Beat’m’up, muy parecido a Las Dos Torres, pero enormemente mejorado. Comenzando por el plantel de personajes jugables, que pasa de tres a 9 (Aragorn, Légolas, Gimli, Gandalf, Frodo, Sam, y tres secretos, Merry, Pippin y Faramir).  

 

Gráficamente se nota una mejora muy llamativa en todos los sentidos. La historia se nos sigue contando por medio de escenas de la película, pero los escenarios son ésta vez más grandes, más trabajados y más repletos. Aunque los personajes son muchos más que en el anterior juego, no por ello se simplifica el sistema de combos, que sigue siendo extenso para cada uno de los personajes, y sigue contando con una tienda para mejorarse. El sistema de “notas” por muerte sigue estando, aunque ésta vez los personajes suben de nivel, hasta un máximo de veinte. El juego nos lleva desde el Abismo de Helm hasta el Monte del Destino, pasando por lugares como Osgiliath, Minas Tirith, Cirith Ungol o La Puerta Negra de Mordor.

  

El sistema de juego, aunque es el mismo, se ve notablemente depurado, y todo suena y se mueve mucho más “limpio”, por decirlo de alguna manera. Pero la implementación más llamativa en ésta entrega es, sin duda, el modo cooperativo, que nos permitía jugar junto a un amigo (sin pantalla partida, los dos en una sola imagen), superar el modo historia, lo cual aumenta significativamente la diversión y la motivación. Siguen habiendo making of y entrevistas con los actores, así como niveles extra y escenas de la película. El juego fue criticado muy positivamente, y se le tiene como una de las mejores adaptaciones de los videojuegos que existen,  y como he dicho antes, el mejor videojuego de El Señor de los Anillos que hay. Personalmente yo creo que es el segundo mejor, por culpa de cierto juego que aparecerá pronto… 

 

Vale la pena echarle un vistazo a éstas dos entregas para Game Boy Advance, que salieron junto a las de PlayStation 2 pero que tienen cierta personalidad. Ambas versiones (siendo El Retorno del Rey superior, claro está), se basan en el avance y la derrota de enemigos desde una perspectiva cenital. La particularidad de éstos dos juegos radica en que tienen cierto, y ligero, componente de rol. Cada enemigo deja caer equipo, desde espadas a escudos, pasando por capas y zapatos. Cada uno de ellos puede equiparse para mejorar nuestros stats y defendernos mejor en el campo de batalla. Además, los personajes pueden subir de nivel y aprender u mejorar magias de todo tipo, desde curación hasta ataque.

 

   

El juego nos da la opción de escoger entre distintos personajes de la saga (en El Retorno del Rey podemos ser Eówyn, incluso), y cada uno de ellos tendrá una historia diferente. Si escogemos a Aragorn, iremos por otros lugares que si nos decidimos por Frodo, por ejemplo. Gráficamente no eran un portento, pero hay que admitir que la banda sonora de las películas estaba bien utilizada, y sonaba muy agradable. Sin duda, unos curiosos juegos que, si bien no están a la altura de sus hermanos mayores, saben lo que son e incluyen suficientes novedades como para merecer aparecer aquí.

  

 

  

Y éste es para mí el mejor juego de El Señor de los Anillos, porque fue el que más disfruté de todos. Al fin Electronic Arts se decidía a darle una oportunidad al rol dentro de la saga, que sin duda le viene perfecto. La Tercera Edad es un juego de rol clásico, con combates por turnos, subidas de nivel, equipamiento, muchos personajes utilizables y enemigos por doquier, y también una dificultad exigente a veces, para qué negarlo. La historia nos lleva junto a Berethor y su grupo, que acuciados por Gandalf, van siguiendo el paso de la Compañía del Anillo, pasando por lugares conocidos de las películas y los libros. Es por tanto, una aventura paralela a la de la Compañía, pero muy parecida en desarrollo y escenarios. Viviremos lo mismo salvo que con otro grupo, y un poco después. La historia no está nada mal, a pesar de que no es demasiado compleja. Berethor recibe un ataque de los Nazgul y es salvado por Idrial, una Elfa, que intenta curarle sus heridas mientras siguen el camino que Gandalf les va marcando, a través de la mente del soldado de Gondor.

  

Jugablemente es muy divertido. Se trata ni más ni menos que de un juego de rol a lo Final Fantasy, con clasiquísimos combates por turnos, magias, límites y subidas de nivel. No tiene demasiado en particular, pero es que el género le va que ni pintado a ésta saga. Tendremos unos seis personajes a nuestra disposición, tales como un arquero, una elfa maga, un guerrero, etc. Podremos equiparles con armaduras y armas, y lo que es mejor, éstas se verán en nuestro personaje, tanto al caminar por el mundo como en las escenas. La variedad de armaduras es excelente, y actualizar el equipo es algo totalmente satisfactorio. De lo mejor que he visto nunca en cuanto a esto. Con nuestro personaje avanzaremos por los lugares de la Tierra Media, peleando muy habitualmente y enfrentándonos a jefes muy conocidos, como el Balrog, el Rey Brujo, y muchos más. Llegaremos incluso a luchar junto a personajes de la trilogía, como Légolas, Gimli, Aragorn, Gandalf o Eówyn. Éstos combates serán trepidantes, y los poderes de éstos personajes, asombrosos.  

   

Gráficamente el juego era totalmente satisfactorio, sobretodo por la enfermiza fidelidad visual con todo lo visto en la película. Reconoceremos lugares cada dos por tres, y serán exactamente iguales. Incluso veremos referencias a los libros, como los Trolls de Piedra de Bilbo. Viajar por la Tierra Media es todo un placer, porque no existe otro juego más fiel que éste visualmente. Espectacular. Además, era largo hasta decir basta, ya que cubría las tres películas, alcanzando perfectamente las 50 horas de juego. Y si ya hablamos del apartado sonoro, entonces es el acabose. Música de las películas, voces originales de los actores, y sobretodo vídeos de la trilogía por un tuvo con la voz de Gandalf (tan bella que es) por todas partes. Doblado al castellano, música original, voces de los actores… ¿Qué más se puede pedir?

 

La Tercera Edad es un juego totalmente recomendable, y para mí el mejor que se ha hecho sobre ésta saga, por descubrir el género que mejor le va y por, aunque haya muchos que no opinen así, hacer uso de el con éxito, y logrando que con cada acción nos sintamos más y más satisfechos, y eso es algo que en un juego de rol es vital.  

Extraño juego éste sobre El Señor de los Anillos. “Tácticas” salió exclusivamente para PSP y se centraba en la estrategia. El juego seguía el guión de las tres películas y nos llevaba por entre las batallas más importantes con un estilo de juego radicalmente distinto a lo visto dentro de la saga. Con personajes protagonistas y con refuerzos, debemos crear estrategias y movernos por casillas como si de un ajedrez de tratara, escogiendo los ataques (a distancia o cuerpo a cuerpo) para vencer al enemigo o cumplir el objetivo que se nos propone.  

Es por tanto un juego de estrategia puro y duro, simple pero divertido. Podremos subir de nivel y mejorar los ataques de nuestros personajes principales, que serán Aragorn, Gandalf, Sam, Frodo, Gimli y Légolas. Utilizaremos a otros personajes extras, como Éomer, pero no podrán subírseles de nivel, ya que solo nos acompañarán en determinadas batallas. El juego es bastante exigente y nos obligará a retroceder y entrenar a nuestros personajes en combates anteriores para subirlos de nivel y mejorar sus stats y ataques, como si de un juego de rol se tratara, para así superar los complicados retos que nos esperan.

 

  

El juego no está mal, pero es difícil recomendarlo para quien no tenga suficiente paciencia o no sea un gran amante del género. Todo es lento y la acción tarda en llegar, y aún cuando llega no es del todo increíble. Es un videojuego para pensar, reposar y tener paciencia, para los más estrategas. Los que busquen un juego de acción como los de PlayStation 2, éste “Tácticas” no lo es en absoluto, a pesar de ser un buen juego dentro del género en el que se aposenta. 

 

Siguiendo con la estrategia, ésta vez distinta, más parecida a Age of Empire o Age Mitology. La Batalla por la Tierra Media (las dos entregas), se basa en la estrategia de guerras y batallas con el enemigo, la conquista de sus territorios, la creación de nuestras filas, de héroes y criaturas… Deberemos gestionar nuestro propio ejercito para vencer al contrario, haciendo uso de las posibilidades clásicas del género, tales como armerías, caballerías, campos de cultivo, fortalezas… Decir que el juego es parecido a la saga Age of Empire es decir poco, ya que se basa mayoritariamente en su sistema de juego. Pero la verdad es que ésta vez resulta mucho más atractivo que, por ejemplo, el género al que pertenece “Tácticas”.

 

El juego cuenta con un completo modo historia, lleno de batallas y objetivos que nos harán jugar y jugar, aunque al final lo que quedarán son las batallas libres que haremos simplemente para entretenernos. Podremos engrosar nuestras filas con todo tipo de criaturas y hombres, desde Ents al Balrog, pasando por Trolls de todo tipo o Nazgul. La posibilidad de obtener éstas criaturas nos hace luchar y luchar hasta poder convocarlas, y la verdad es que es un placer verlas destruir campamentos enemigos y fortalezas inexpugnables. Las batallas pueden disfrutarse más gracias al pronunciado zoom que podemos hacer sobre ellas, aunque los gráficos no sean del todo buenos para lo que vemos actualmente, lo son lo suficiente como ser resultones y no comprometer al framerate cuando está toda la pantalla llena de guerreros, explosiones y criaturas.

 

  

Además, el juego incluye un completo editor de héroes, a los que podremos llamar cuando la batalla así lo requiera, y que podremos moldear a gusto, tanto su color, su forma como sus prendas. Crear héroes y utilizarlos será siempre entretenido, además de útil para conseguir la victoria. La Batalla por la Tierra Media no es especialmente innovador, y por ello no puede dedicársele un extenso texto, pero sin duda merece un hueco aquí por hallarse en un género sorprendentemente adecuado para la saga, y que resulta divertido y longevo como pocos.  

  

La idea de un multijugador masivo sobre El Señor de los Anillos hace la boca agua a cualquiera. Pues bien, Sombras de Angmar pertenece a ese género, y además, pasará a ser totalmente gratuito (al menos hasta el nivel 50) dentro de muy poco. Siguiendo la espesa y larga estela que World of Warcraft ha dejado en el mundillo de los Multijugadores masivos, Sombras de Angmar nos permite asumir el rol de un personaje de la Tierra Media, de cualquier raza, y mejorarlo a base de combates y exploración, en un mundo completamente abierto y basado en El Hobbit y en la trilogía del anillo, lleno de otros jugadores.

  

Pudiendo elegir ser un Hobbit, un Hombre, un Elfo o un Enano, lograremos mejorar nuestras habilidades y poderes venciendo a las criaturas del mundo, como trolls o Orcos, en lugares tan característicos como La Comarca o Moria (éste último en una explansión), así como escoger un oficio, o seguir la historia principal del juego, divida en libros y que nos llevará, incluso, a coincidir con la Compañía del Anillo. En una estrategia muy acertada, Turbine ha decidido rebajar hasta el límite el pago por jugar al videojuego: será gratis. A partir de otoño jugarlo no nos quitará nada de dinero, a no ser que queramos expansiones de objetos y de niveles, para lo cual si que habrá que desembolsar unos euros.

  

Sombras de Angmar es para aquellos que, si son capaces de soltar el WOW, quieran vivir una vida en la Tierra Media y pasar ratos (dentro de poco gratuitos) interactuando con el entorno y con la gente en un completo mundo mágico, como tantos otros juegos masivos. ¿Qué tiene éste de especial? Que no todos están basados en uno de los mundos más ricos en historia de la literatura, ni en una de las mejores trilogías y adaptaciones del celuloide.  

 

Aunque el Beat’m’up no es un genero precisamente virgen dentro de la saga del anillo, La Conquista tiene una premisa bastante peculiar, y que, como idea, es excelente. Desarrollado por los creadores de la saga Star Wars: Battlefront, expertos en multijugadores online, La Conquista nos permite vivir y luchar en las batallas más importantes de la trilogía como uno más (o como un héroe a veces). ¿Quién no ha deseado estar entre los jinetes Rohírrim en su ataque a los Orcos de Minas Tirith, o ser Aragorn cuando va corriendo hacia los Orcos en la Puerta Negra? Aquí podremos hacer algo parecido, aunque no exactamente.

  

El jugador puede optar por escoger a un Guerrero, fiero con las armas cuerpo a cuerpo, pero torpe en la distancia, un Arquero, todo lo contrario del guerrero, mortal a distancia y débil en las cercanías, un Mago, capaz de usar magia protectora, curativa y ofensiva, y para terminar un Explorador, un asesino silencioso capaz de hacerse invisible y matar de un golpe a un enemigo por la espalda. Utilizarlos a todos no será del todo vital, y podremos escoger el que queramos (usualmente el guerrero) para ganar las batallas. La poca variedad de uso de estos tipos de guerreros nos hace utilizar, la mayor parte de las veces, al guerrero. Por ser el más divertido de utilizar, el más resistente, el más dañino… El juego no llevará por batallas de todo tipo, como las de los Campos del Pelennor o la del Abismo de Helm, y otras nuevas como la de Cirith Ungol o las de Moria. En esas batallas tendremos que conquistar territorios enemigos, defenderlos, destruir a ciertos enemigos o objetos… Distintos objetivos que nos mantendrán atentos a la pantalla, porque aquí no hay segundas oportunidades: fallar en la misión supone reiniciarla desde el principio. Para evitar eso podremos asumir el papel de héroes de la Tierra Media, como Gandalf o Aragorn, con sus poderes únicos y personales, pertenecientes a cada una de las cuatro clases de guerreros del juego.

 

  

Para cuando hayamos superado el modo historia de bien, tenemos el del mal, que nos cuenta el qué hubiera pasado de haber triunfado Sauron en la guerra del Anillo. Es interesante y triste ver cómo se hubieran sucedido las cosas si Sauron hubiera conseguido el anillo de Frodo. Aunque esto dobla la duración del juego, hay que admitir que es más bien escasa, y que su principal aliciente es al modo multijugador. Pero EA ha cerrado los servidores de éste juego y éste se halla inactivo indefinidamente, así que el jugador debe conformarse con jugar a “Acción Instantánea”, lo mismo el online solo que contra la máquina. Igual jugabilidad, pero menos diversión por la desaparición del componente competitivo.

  

Aún con todo, La Conquista es totalmente inmersivo, y nos introducirá en las batallas gracias a su simple jugabilidad de pegar espadazos (a veces habrán decenas de enemigos en pantalla, y el framerate ni se inmutará, y por ello se resienten un poco los gráficos), su fidelidad visual y sobretodo su enorme banda sonora de las películas, motivante como pocas cuando te ves rodeado de orcos por todas partes, y suena el tema de la comunidad del anillo. Es una sensación que justifica la compra del videojuego para todo aquel fan de Tolkien. Aún con sus defectos, el juego merece los pocos euros que cuesta ahora, sobretodo por su inmersión y por su modo cooperativo, que nos permite luchar junto a un amigo a pantalla partida en la historia o en el modoacción instantánea.  

 

En fase de desarrollo, poco se sabe del título de Snowblind Studios. Será un juego de acción y aventura con componente RPG y multijugador, y saldrá para consolas y PC. Se verán nuevas batallas, las sucedidas en el Norte mientras la Guerra del Anillo emergía en el Sur, y podremos controlar a héroes de todo tipo de razas. No cabe duda de que una especie de Oblivion situado en la Tierra Media, y además con componente online sería un éxito sin precedentes.

  

De todas formas, poco se sabe de éste título, que deja de estar producido por Electronic Arts para serlo de Warnes Bros Entertainment, y del que se espera saber más en el venido E3. ¿Será el juego de El Señor de los Anillos definitivo? De momento solo tenemos un trailer, pero el tiempo lo dirá. El tiempo lo dirá.  

Conclusión

 

 El Señor de los Anillos no es una saga precisamente ignorada dentro del mundo de los videojuegos. Tiene muchas y muy buenas adaptaciones, de muchos géneros distintos, con muchos enfoques y muchas plataformas en las que jugar. No debe de haber demasiadas quejas en lo referente a ésta saga dentro de los videojuegos, solo falta el juego de rol definitivo basado en la franquicia, que podría llegar con War in the North. Pero de momento hay mucho y muy bueno por rejugar. Así como los libros de Tolkien y la trilogía de Peter Jackson son excelentes en todos los sentidos, los videojuegos de éstos mantienen el tipo notablemente, y son recomendables para todo fan de los videojuegos, y totalmente obligatorios para aquel que guste de ésta estupenda saga. 

5
Valoración media: 5 (7 votos)

8 Comentarios:

Muy buena entrada

Mis títulos favoritos basados en esta franquicia son El Retorno del Rey y La Batalla por la Tierra Media. El de La Tercera Edad me pareció una copia barata de Final Fantasy X.

Saludos ^^

Buenisima entrada, muy buen

Buenisima entrada, muy buen analisis de los juegos de lotro. Espero verte por mi blog :D

 

Un saludo!

pues la gran mayoria los

pues la gran mayoria los pase, buen analisis

semper fi

SC

MUCHACHO

se te ha colado esdla: las guerra del anillo

gñe

Excelente entrada, muy bien segmentada y puesta en orden.

De todos los juegos de la lista, me quedo con "El retorno del Rey" por su cooperativo (también llamado "modo pelea con tu amigo por ver quien se queda con Gandalf), "la Batalla por la Tierra Media 2" (y expansión "Rise of the Witch King) por sacarse de la manga que pasó mientras Frodo y compañia marchaban hacia Mordor y el malogrado juego de Vivendi, "La Comunidad del Anillo".

Los demás...bueno, hay unos más correctos que otros, alguno está sin acabar de pulir ("las Dos Torres"), otros no van con mi estilo de juego ("El Hobbit", "Tácticas"), otros me parecen adaptaciones a medio gas y faltos de imaginación ("Final Fantasy AnilloX  La Tercera Edad y sus anticarismáticos personajes) y LORT Online (que pronto será gratis) es un intento fallido de llevar (pronto gratuïtamente) el fantástico universo tolkeniano por encima de WoW (que a diferencia de este, no es gratis).

 

Excelente entrada =D

explotation

EL HOBBIT fue un intento de explotar los derechos de las novelas por parte de los descendientes de Tolkien, hasta que llegaron a un acuerdo con EA.

Respecto a lo de KING KONG 2005, el film costo unos 300 millones de $ aproximadamente, a los que hay que añadir lo gastado en marketing, o sea, 225 millones de $. Todo junto sumado da unos... 525 millones de $ aproximadamente. Si para tratar de amortizar el gasto tan colosal, hasta sacaron la novelizacion del guion de la peli...

Encontré este reportaje

Encontré este reportaje mientras comprobaba una cosa de lo hablado por privado, y mira por donde, me parece que sí que te lo has currado. Por ende, aquí la tienes, la única, la inimitable, la que te dice que te pongas traje, la....

MEDALLA LEGENDARIA

¿Que es esto? ¿Como lo consigo? ¿Quien me lo puede dar? 

Y por cierto, espero tu contestación :D 

Me ha gustado mucho la

Me ha gustado mucho la entrada, como fan de los videojuegos y de El Seño de los Anillos (tanto de los libros como de las películas). De los que has nombrado mis favoritos son, por este orden: La Batalla por la Tierra Media (1 y 2) y El Retorno del Rey (está en segundo lugar porque para disfrutarlo al máximo es recomendable jugar conotra persona).

Buena entrada y 5*

Saludos