22 de Junio de 2017
Dic
5

MEGA CD COLLECTIONS (VOL. 2)

 

Uno de los grandes géneros de los videojuegos en 2D fue, sin lugar a dudas, los juegos de lucha; o, mejor dicho, los “tipo STREET FIGHTER”. Los años posteriores a la salida de STREET FIGHTER II en los arcades de todo el mundo, hubo una auténtica fiebre de este género, con juegos para todos los gustos… Uno de los grandes rivales –por no decir su GRAN rival- de STREET FIGHTER II fue SNK con sus geniales sagas de lucha: FATAL FURY, SAMURAI SHODOWN, WORLD HEROES, ART OF FIGHTING, etc. Por supuesto, el gran MEGA CD tuvo excelentes conversiones (aunque creo que podría haber dado mucho más de sí), pero solo de los dos primeros. Y, además, nos llegó la continuación del excelente aunque criticado ETERNAL CHAMPIONS de la SEGA Mega Drive

Aprovecharé esta entrada para analizar la excelente conversión de FINAL FIGHT que desarrolló la propia SEGA para su gran MEGA CD; toda una killer app del sistema, y uno de los mejores beat’em up para un sistema de 16 bit.

 

 

ETERNAL CHAMPIONS: CHALLENGUE FROM THE DARKSIDE

Uno de los más grandes luchadores de la historia, Dark Champion, te ha desafiado a la prueba más terrible de todos los tiempos… Los 13 campeones (y 11 personajes escondidos) luchan entre ellos en este torneo del infierno, presentando crueles capacidades de destrucción y brutales gráficos. ¡Este juego no es para débiles!

Desarrollado, publicado y lanzado por SEGA para Mega CD en el lejano año 1995, ETERNAL CHAMPIONS: CHALLENGUE FROM THE DARKSIDE (también conocido como ETERNAL CHAMPIONS CD o ETERNAL CHAMPIONS 2), es la segunda parte del magnífico Eternal Champions de Mega Drive (he aquí el análisis que hizo el gran robotnik16). Como hemos comentado al principio de esta reseña, en efecto, este torneo es cruel, es sangriento y los gráficos son brutales (literalmente). En comparación con su antecesor, tendremos más luchadores, más movimientos, mejores gráficos, más niveles y sobre todo, mucha más sangre… Ríase usted de Mortal Kombat.

Técnicamente, es un portento de las 2D… Los personajes son enormes y muy animados, los fondos son increíbles y el sonido es acojonantemente bueno, tanto como se puede esperar de la calidad que puede dar un CD. En cuanto a la jugabilidad, es parecido al primer ETERNAL, aunque aquí la dificultad está mejor ajustada, no es tan frustrante, aunque de fácil no tiene nada… aunque sigue con sus bugs. Se repiten personajes pero con más movimientos, y se añaden nuevos con sus respectivos escenarios. Pero la principal novedad es la inclusión de nuevos movimientos especiales: las “Vendettas” y los “Cinekills”; aunque yo no destriparé nada, vosotros simplemente miradlo (que chiste más malo xD).

En resumen, un excelente juego de lucha que mejora en todos los aspectos a su antecesor en Mega Drive. Sin duda, uno de los mejores juegos de lucha para una máquina de 16 bit; a pesar de sus carencias jugables.

 

GRÁFICOS: 90, MÚSICA: 95, JUGABILIDAD: 75

TOTAL: 88

 

 

FATAL FURY SPECIAL

Los luchadores más fuertes del mundo se han reunido una vez más… ¡Y claman venganza! ¡Patea culos callejeros mientras compites en el último torneo de FATAL FURY!

Fatal Fury es una saga de lucha que nació en los grandes tiempos de Street Fighter II; aunque, a diferencia de otras sagas, fue de menos a más. El primer Fatal Fury (con conversión para Mega Drive) fue un juego de lucha 1 vs 1 bastante simple (aunque con mucho potencial); pero su segunda parte, Fatal Fury 2, resultó ser un juego muy bueno con un port para Mega Drive sublime.

Pues bien, Fatal Fury Special es una versión muy mejorada de Fatal Fury 2, (algo así como Ultra Street Fighter IV y el primer Street Fighter IV); donde se mejora la rapidez y la jugabilidad, se añaden nuevos mecanismos jugables y combos, etc. Lamentablemente, no hubo conversión de fatal Fury Special para Mega Drive, aunque sí para Mega CD; desarrollada por Funcom y publicada por JVC en 1995-1996, la misma compañía que programó el port para el CD de SEGA de Samurai Shodown.

El estilo de juego se mantiene con respecto a los anteriores Fatal Fury; es decir, un juego de lucha 1 vs 1, con el añadido de dos planos de profundidad, con dos botones de puñetazo y dos de patada. Tenemos cambios climáticos y una curva de dificultad yo creo que bastante bien implementada, como se espera de un juego de este género. La fantástica jugabilidad del arcade se mantiene, es decir, tendremos movimientos especiales, cargas, etc, etc.

Técnicamente, aunque inferior al arcade, es una conversión bastante superior a la de Super Nintendo. Grandes sprites, detallados escenarios, cambios día-noche entre los actos de los combates… Aunque cuenta con unos gráficos espectaculares para ser una máquina de 16 bit casera, da la impresión de que, igual que ya veremos con Samurai Shodown, se podría haber hecho una conversión mejor teniendo en cuenta las capacidades de Mega CD. Sonoramente, la música es tan buena como en todos los títulos de Mega CD, es decir, caña noventera en calidad CD…

Sin duda, una fabulosa conversión de Fatal Fury Special y un imprescindible del género si te gustan los juegos de lucha y posees un Mega CD.

 

GRÁFICOS: 85, MÚSICA: 90, JUGABILIDAD: 90

TOTAL: 88

 

 

FINAL FIGHT CD

La ciudad de Metro City ha sido tomada por una banda de pandilleros muy chungos llamados Mad Gear. Y tú, querido amigo, en el papel del alcalde Haggar o su yerno Cody o, incluso, su amigo Guy; tendrás que restaurar el orden en la ciudad a base de tortazos.

Si Streets of Rage 2 fue el dios de los beat’em up, sin duda Final Fight fue el Rey. Gracias a este juegazo, se popularizó este género tanto en los salones recreativos como en los sistemas domésticos; y no solo por su gran y bestial jugabilidad, sino también por sus increíbles gráficos, todo un salto de gigante para la época, allá por el año 1989.

Debido a su popularidad, Final Fight fue convertido a multitud de sistemas domésticos, desde la infame conversión de SNES hasta el port 1:1 del X68000 (que nunca llegó a estos lares). Pero, una conversión destacó por encima de todas: la de Mega CD, desarrollada y publicada por la propia SEGA en el año 1993. Sí señores, qué pedazo de conversión. Se añadieron animaciones a los sprites haciendo el juego más fluido si cabe, se incluyeron vídeos, se dotó al juego de sonido con calidad CD, pudimos jugar a nuevos niveles, se añadió el modo de dos jugadores y un nuevo modo de juego… Toda una conversión de lujo para los pocos privilegiados que tuvieron Mega CD.

Jugablemente, podemos decir que estamos, salvando las distancias, ante la misma recreativa. Y no solo eso, a diferencia de la cutre-conversión de Super Nintendo que nos llegó un año antes, por fin pudimos jugar a dobles en nuestros hogares… ¡Y además, tenemos una fase extra y un nuevo modo de juego!

Resumiendo, una espectacular conversión de uno de los mejores beat’em up en 2D de la historia de los videojuegos. Y un imprescindible de Mega CD.

 

GRÁFICOS: 95, MÚSICA: 95, JUGABILIDAD: 99

TOTAL: 96

 

 

 

 SAMURAI SHODOWN

Saca tu espada y prepárate para defender tu honor contra los 11 guerreros supremos de Samurai del mundo…

Llegado directamente de los salones recreativos, Samurai Shodown fue, en opinión de este humilde bloguero, uno de los mejores arcades de lucha en su momento (cuantas monedas pude gastarme, ains…); no es de extrañar que sea una de las licencias más valoradas y reconocidas de la gran SNK. Desarrollado en 1993 por Funcom y publicado por JVC en el mismo año –aunque a Europa llegó en 1995-, estamos ante una conversión con mejoras pero con pocas diferencias en comparación con la de Mega Drive (que ya se analizó en el Mega Drive Zone Act 1) y un reflejo fiel de la inmaculada jugabilidad del juego original de Neo Geo.

En la vorágine de juegos de lucha que se lanzaron tras el increíble éxito de Street Fighter II: The World Warrior, solo unos pocos elegidos crearon escuela, y Samurai Shodown fue uno de ellos. Malamente resumido, Samurai Shodown es un “Street Fighter con espadas”; un grandísimo y sólido juego de lucha ambientado en el Japón feudal (wow…) y desde luego, uno de los mejores juegos de lucha en 2D que podemos encontrar en una máquina de SEGA. Si la conversión a Mega Drive ya era buena, la de Mega CD es todavía mejor: personajes más grandes y definidos, escenarios mucho más detallados, sonido en calidad CD, se recuperan la intro y los videos del arcade, aunque jugablemente similar. Lamentablemente, en este port no tenemos el zoom que sí había en la recreativa y seguimos sin poder jugar con Earthquake. Dudo que una conversión 1:1 hubiera sido posible, pero seguro que Mega CD podía haber tenido una conversión mejor en lo gráfico…

Si en Mega Drive, Samurai Shodown fue uno de los mejores juegos de lucha; en Mega CD es, sin duda, el mejor. Es divertido, tiene un carisma del que pocos juegos pueden presumir, goza de un diseño cuidado y, lo mejor de todo, disfrutaremos de una jugabilidad sólida e incombustible.

 

GRÁFICOS: 85, MÚSICA: 90, JUGABILIDAD: 95

TOTAL: 90 

0

2 Comentarios:

QUE.

Que grandes consolas y que recuerdos, que tardes pase en las recreativas, con juegos como Final Fight, Fatal Fury, Double Dragón o King Of Fighter 94 etc, muy buena entrada, me he puesto nostálgico, tienes mi blog para visitarlo cuando quieras, un saludo.

Pues sí, fueron grandes

Pues sí, fueron grandes tiempos... Entonces los videojuegos yo creo que eran algo más artísticos, más mágicos, más contundentes, lo principal era la jugabilidad y la innovación y no el marketing... Sin embargo, ahora son demasiado comerciales y parece que todo el mundo entiende de todo pero lamentablemente parece que la magia se ha perdido :-(

Yo tuve la suerte de tener un bar debajo de mi casa con Final Fight, y otro en frente, con Street Fighter II.... cuántas pagas pude dejarme  jeje!!

Muchas gracias por comentar, me pasaré por tu blog ;-)