13 de Diciembre de 2017
Oct
28

EL PAÑUELO (Lo primero que escribo)

Saludos!!! 

antes que nada, tengo que decir, como siempre lo hago, que,  estaba rascandome, cuando decidi escribir una entradita el blog... y pense, si escribo algun cuento o relato o algo??? nunca lo habia hecho, asi que no se como me salio... lo que si, me costó, y mucho... mis respetos a los que se dedican a esto de escribir

Esta el mi primera vez, asi que no me "peguen" tanto...  hahaha, no, no hay problema, si me quieren dar una manito en lo que a esto respecta, consejos y hasta insultos, serán bienvenidos

bue.. sin más, aqui les dejo esta "cosa"

EL PAÑUELO

Salí temprano de casa ese día, tenia una entrevista de trabajo, y tenia que tomar dos autobuses (a.k.a colectivos) para llegar a mi destino, empilchado (vestido) con mi mejor camisa y una corbata, que me presto mi hermano (la que uso en el casamiento, muy lindo por cierto y mucho mas lo fue la fiesta) partí, no sin antes poner, en el bolsillo, mi “pañuelo de la suerte” aquel que me regaló mi madre para mi cumpleaños numero 18, el ultimo cumpleaños que festejo conmigo antes de abandonar este mundo.

Recuerdo, en aquel entonces, haberle preguntado, Para que me regalas un pañuelo?!?! Según ella, era de la “suerte” y que siempre le había funcionado en todas las ocasiones en que necesitaba esa ayudita extra.

Me hubieras dado unas monedas para ir a, lo que mi sobrino tan delicadamente llama, “puterío” (prostíbulo, cabaret, como quieras llamarlo) a lo que ella me respondió con inteligencia y gracia, como siempre lo hacia,... no mijo, para eso, consígase una amiga o “arrégleselas solo”

De mas esta decir, que el pañuelo no me ayudo para nada en la entrevista de trabajo, bueno, si, para secarme el sudor que me producían los nervios.

Salí de la oficina, cabizbajo, y sabiendo que no conseguiría el trabajo, y como cualquier joven de esta generación, decidí que tenía que compartir mi experiencia vivida con las demás personas, y que mejor manera de hacerlo, que escribiendo una entrada en mi blog, si, si, para cualquier tontería hacemos una entrada en los blog.

Entre en el primer cibercafé (no se como le llaman por allí) que me encontré, voy a usar una horita, le dije al muchacho que atendía, que... debe haber estado embobado chateando o algo parecido, porque lo único que atino a decirme era, a ha....mientras no dejaba de teclear.

Tranquilo, calmado y, gracias al aire acondicionado, “fresco” me senté frente al PC Mientras intentaba pensar una manera lo suficientemente atrayente para escribir la entrada para mi blog, nada salía de mi pequeño cerebro, nada. La hoja blanca del “Word” parecía burlarse, jamás vas a escribir algo que les interese a los demás. Decía el maldito cursor titilante.

Como en la mayoría de las veces que estoy conectado a la red de redes, lo único que atine, fue a ver algo de eso que a los hombres nos gusta tanto, y, de repente... mi mano comenzó a realizar ciertos movimientos, como si tuviera voluntad propia, y observando casi sin poder hacer nada para detenerla, hizo algo que, jamás pensé que podría darme tanto placer...

Mientras me encontraba en “el mejor momento” un agudo dolor en el estomago detuvo mi accionar, cada vez mas dolor sentía, hasta que me dije a mi mismo “no te quedes así, anda al baño!!!”

Me levante dificultosamente y le dije al muchacho, “paso al baño” a lo que me respondió nuevamente, “a ha....”

Me apure a bajar el pantalón y sentarme en el inodoro rápidamente .No entrare en detalles para no ser juzgado, pero las acciones que realicé, llevaron a mi corazón a acelerarse de tal manera, que pensé que se saldría de su lugar.

Sudoroso y tembloroso comencé a apreciar una extraña y creciente sensación, la cual, precipitadamente me llevo al nirvana mismo...nunca, y digo nunca, pensé que un ser humano podría experimentar semejante placer., placer del que estoy seguro, todo el mundo a sentido

Pasaron aproximadamente 7 u 8 minutos después de haber “terminado” , con mi corazón ya calmado, y con plena conciencia de lo que había sucedido, procedí a limpiarme, acicalarme o como quieran llamarlo, cuando me di cuenta de que, no poseía a mi alcance, lo necesario para realizar tan compleja, y depende de como se lo mire, asquerosa tarea.

Para mis adentros maldije a todos y cada una de las deidades que se cruzaban por mi mente, sin importar de que religión fuesen... resignado y sin un ápice de esperanza de poder salir de semejante situación de una manera, podrimos llamarle, “civilizada” accedí, de mala manera a realizar un sacrificio, que resolvería mis problemas

Así fue, como ese día, y con el más grande dolor, sacrifique el “pañuelo de la suerte” mientras pensaba... tenias razón, mamá, hoy, si el pañuelo me dio esa ayudita extra que tanto necesitaba...

5
Valoración media: 5 (1 voto)

5 Comentarios:

estupendo

un relato divertido y realista (los pañuelos y sus manchas de..."chocolate"...). y se agradecen los terminos que usas en tu pais para determinadas cosas, es enriquecedor.

Pues para ser tu primer

Pues para ser tu primer relato no ha estado mal. No soy quien para juzgar ya que mi capacidad e imaginación a la hora de redactar historias es paupérrima. Eso sí, has cometido muchas faltas ortográficas (falta de acentos en su práctica totalidad) pese a que esos errores le ocurren a cualquiera.

Un saludo ^^

Medalla

Marchando una medallita del Club de la Lectura para un relato bastante ameno y entretenido. La frase del final es bastante bonita y emotiva ^^

¡Saludos!

 

Esto es una entrada literaria con todas las de la ley ¡He Dicho! (Otorgable por LoganKeller)
(Pincha para Informarte de como conseguir este reconocimiento)

para ser tu primer escrito,

para ser tu primer escrito, esta bueno, una situacion que a cualquiera le puede pasar, sigue adelante y con el tiempo te puliras

semper fi

SC

wuaaaa medalla!!!!! es un

wuaaaa

medalla!!!!! es un buen incentivo para que los negados en el arte de escribir sigamos adelante... gracias!!!

nos vemos

chau