23 de Octubre de 2018
Feb
7

Análisis: Dragon Quest VIII

Categorías: , ,


Muy buenas. Hoy de nuevo os traigo un análisis del antiguo Nejima Games, esta vez de Dragon Quest VIII. Me gustaría traer análisis más actuales pero llevo unos días algo ocupado y no he podido, pero muy pronto me pondré a ello, así que paciencia y gracias por visitarme :)


Aunque inmensamente popular en la tierra del sol naciente, la serie Dragon Quest ha tenido un duro camino en América, después de la llegada de Dragon Quest IV en 1992. La larga espera entre juegos, así como la no llegada de Dragon Quest V y VI para SNES, marcó una década de sequía en esta saga. En 2001 llegaría al fin a América una nueva entrega, Dragon Quest VII, pero esta vez no sería para la consola de Nintendo, sino para Play Station. Cuando los jugadores americanos lo tuvieron en sus manos, quedaron sorprendidos al ver los gráficos y jugabilidad, que recordaban a juegos como Final Fantasy VII o Star Ocean 2. Esta nueva entrega batió record de ventas en Japón, y obtuvo una puntuación de 38/40 en la exigente Famitsu. Sin duda fue un gran título, y uno de los mejores juegos de rol de PSX, pero no estamos aquí para hablar de Dragon Quest VII.

Dragon Quest ha sido siempre un clásico de los juegos de rol y un duro rival de otra gran saga de rol como lo es Final Fantasy: fantasía, la batalla del bien contra el mal, magia, dragones, amistad, y sobre todo, grandes mundos que explorar. Dragon Quest VII, si bien fue un grandísimo juego, no marcó un “después”, debido a sus gráficos, pero de eso se encargaría más tarde la siguiente entrega, Dragon Quest VIII.

Dragon Quest VIII llegó pegando fuerte en este aspecto. Los gráficos son una maravilla para la vista, con un enorme mundo por explorar, grandes mazmorras, ciudades repletas de vida, y lo más importante, unos gráficos cel-shading increíbles, con unos magníficos diseños a cargo del mismísimo Akira Toriyama, conocido por su famosa saga Dragon Ball.

En esta nueva aventura podemos controlar a cuatro personajes, creados con unas texturas cel-shading 3D, que les da un toque anime impresionante. Tendremos la sensación de estar jugando a un manga. Los personajes, además, disponen de un buen repertorio de animaciones que aparecen en batalla. Por ejemplo, si nuestro personaje se duerme o recibe daño, cerrara los ojos o mostrará dolor en su rostro, respectivamente. Añadido a esto, el equipo que llevemos en nuestros personajes aparecerá en la batalla, con diferentes texturas para cada arma o escudo. Cuando cambiemos el arma a nuestros personajes, podremos apreciarla en la espalda de nuestro personaje cuando no estemos en combate. Si bien las armaduras no aparecen en batalla, hay excepciones, ya que algunos trajes o armaduras cambiarán totalmente la apariencia de nuestro héroe tanto dentro como fuera de las batallas.

Este tratamiento gráfico también se aplica a los monstruos. Cada uno de ellos está muy bien animado, y algunos monstruos tienen animaciones únicas frescas y humorísticas. Algunos monstruos se combinarán frente a nosotros para formar un monstruo más poderoso, mientras que otros harán reír o llorar a nuestros personajes mediante, por ejemplo, una escena de marionetas.

El resto de texturas del juego no son cel-shading, pero su nivel de detalle no es para nada malo, todo lo contrario, de lo mejorcito de Play Station 2. Pero la pregunta es: ¿Qué es lo mejor que tiene Dragon Quest VIII? La respuesta es la sensación que obtienen los jugadores al encontrarse delante de un enorme mundo por descubrir. Debido al gran tamaño de este, y el extenso paisaje, es muy fácil perderse si no sigues los caminos y rutas que se te ofrecen. Esto refuerza un gran sentimiento de aventura que sin duda obtendrás.

Todo esto está muy bien, pero... y la historia? Hablemos de ella.

Como bien se ha mencionado antes, Dragon Quest es todo un RPG clásico, y la historia de esta entrega lo refleja en gran medida.

En esta entrega nos metemos en el papel de un humilde soldado, y debemos recorrer el mundo con el fin de dar caza a un bufón llamado Dhoulmagus, el cual ha robado un cetro mágico, un tesoro del Castillo de Trodain que ha pasado de generación en generación. Éste cetro esconde un inmenso poder en su interior, tan grande, que Dhoulmagus no puede controlarlo y acaba convirtiendo el castillo y todos sus habitantes en piedra, a excepción del rey y la princesa, que acaban siendo transformados en un duende y una yegua, respectivamente. En el camino encontraremos otros tres personajes que por alguna razón también buscan a Dhoulmagus y se unirán por ello a nuestra causa.

Si bien la historia en sí no puede parecer gran cosa, hay una serie de giros que no voy a desvelar que la harán más interesante. Aun así, se puede decir que es la típica historia que se ha hecho hasta aburrir durante los últimos años, así que, ¿por qué merece la pena?

Bien, merece la pena debido a la excelente caracterización presente en el juego. El pequeño elenco de personajes, hará que en seguida les cojas cariño y los verás crecer y madurar ante tus ojos, en parte, gracias a la habilidad de poder hablar con ellos en cualquier momento. Aunque no hay muchas voces que actúen en el juego, los textos son muy sólidos y hay una infinidad de situaciones que nos arrancarán una sonrisa en diversas ocasiones. Cada uno de los personajes tiene su propia personalidad y objetivos, lo que hará mucho más épica nuestra aventura.

La naturaleza épica del juego viene respaldada por un sistema de transcurso del tiempo entre el día y la noche. Cada una de las ciudades mostrará un aspecto distinto, así como la localización de los habitantes o sus diálogos, dependiendo si es de día o de noche. Esto, junto con la sensación de que el tiempo avanza en el juego, hará que sientas que tu búsqueda te toma meses, incluso años.

Otro de los aspectos de Dragon Quest VIII es que es fiel a las antiguas entregas, pero a la vez moderno en el género RPG. Esto es especialmente evidente en las batallas y los efectos de sonido.

Las batallas comienzan al más puro estilo de los viejos Dragon Quest de 2D, comenzando con una vista en primera persona ampliada de los enemigos. Una vez empieza la batalla y a la hora de introducir los comandos, vemos los enemigos en su totalidad. Al mover el cursor, escucharemos el típico sonido de los antiguos Dragon Quest, además de otros remasterizados. Sin duda el juego está diseñado para recordar a los más nostálgicos las antiguas entregas, sin desentonar ante los nuevos jugadores.

Respecto a las batallas en sí mismas, las habituales, con el típico menú visto en casi todos los RPG. Sin embargo, hay dos nuevas opciones añadidas a la forma tradicional: Puntos de Habilidad y Sistema de Tensión.

Los Puntos de Habilidad se consiguen al subir de nivel, y podremos usarlos para mejorar diversos aspectos de nuestro personaje, como el Valor, o la especialización de un tipo específico de arma, que afecta a ataques y hechizos que podremos aprender. De esta manera, nuestro héroe puede aprender a usar una espada para convertirse en guerrero, usar un bumerán o especializarse en curar. Además, puedes disponer de un mago con habilidades de atracción para embaucar a los enemigos.

Respecto al Sistema de Tensión, podemos decir que es una especie de homenaje a Dragon Ball Z de Akira Toriyama. Durante la batalla, cada personaje puede mentalizarse en vez de atacar. De este modo, se duplicarán sus fuerzas y hechizos. Pero, si seguimos mentalizando hasta llegar al máximo, nuestro personaje llegará a un nivel de tensión muy elevado, donde veremos nuestro personaje con un aura de fuego y el pelo volando hacia arriba, al más puro estilo súper saiyan de Dragon Ball Z. Por supuesto, este proceso toma algo de tiempo e incluso algunos jefes nos podrán arrebatar ese estado, pero de conseguirlo, asestaremos golpes realmente letales que podrán acabar con la vida del enemigo al instante.

Finalizando, Dragon Quest gusta a muchos, es innegable. Una búsqueda de más de 30 horas, una excelente música, diversos mini juegos como jugar en el casino, o formar nuestro equipo de monstruos, elementos ocultos, e incluso finales alternativos. Aunque al principio las batallas se nos hagan algo duras y tengamos que poner empeño a mejorar nuestros personajes, a la que avancemos un poco la aventura se nos hará más llevadera. Dragon Quest VIII no ha llegado a revolucionar el género de los RPG de consola, pero ha conseguido algo que los grandes RPG siempre persiguen: convertirse en el mayor clásico RPG de todos los tiempos. Si todavía no te has pasado a la Next Gen y buscas un buen juego de rol, Dragon Quest VIII es lo que buscas.


  1. Argumento
  2. Banda Sonora
  3. Estilo anime
  4. Viaje épico
  1. Dificultad algo elevada al principio, necesario entrenar pronto


4.857145
Valoración media: 4.9 (7 votos)

8 Comentarios:

Éste es mi juego de rol

Éste es mi juego de rol preferido. Me lo pasé en grande con él y fue mi primer Dragon Quest, me compré hasta la guía oficial. Es largo, bonito, entretenido y con mucho espíritu Dragon Quest. Lo recomiendo encarecidamente, es para mí el mejor juego de rol que he jugado, seguido de Final Fantasy X (no he jugado a los clásicos como Chrono Trigger, así que dentro de lo que sí he jugado es de lo mejorcito).

Saludos, y gran análisis, tan grande como el juego.

sencillamente esto es un

sencillamente esto es un juegazo. de los mejores que he jugado. y muy buen analisis

increible

muy buen entrada me ah gustado mucho, el analisis muy completo y facil de leer , y bueno que te puedo decir 5 estrellas.

y este es un juego que me llama la atencion pinta genial pero jamas eh sido buen jugador de los rpgs la verdad no entiendo lo de las batallas y eso de subir al personaje de nivel y que si repartir lo puntos, ya que veo que tienes conocimiento de sobra para esta clase de juegos no se si es mucho pedir una entrada donde se hable de los aspectos basicos de los rpgs para entenderlo y explicaras lo de las batallas y reglas basicas para afrontarlas me encantaria comprender un pokito mas. gracias y nos leemos pronto

Muy buen análisis, como

Muy buen análisis, como acostumbras, muy completo. En cuanto al juego, siempre me ha llamado la atención, era uno e mis pendientes de la generación pasada, y hace unos días me hice con él, y de momento, lo único que puedo hacer es alabarlo en todos y cada uno de sus aspectos. Es pronto para lanzar un veredicto, pero seguro que acaba siendo uno de los mejores rpgs que he jugado. Saludos!!!

Pues...

Es un juego que voy a recordar siempre por que me llevo tres intentos pasarmelo, por culpa de un par de enemigos finales muy muy muy dificiles ( y todo el que se lo haya pasado sabran quienes son xD ).

El juego es una delicia y los combates son muy buenos, y la exploracion en general mola mucho, sumandole las aventuras secundarias tenemos muchas horas para jugar y en general es todo un juegazo. Pero repito, esos dos jefes finales le pueden cortar el ritmo a mucha gente xD Muy buena entrada, un saludo ^^

El juego es relativamente

El juego es relativamente sencillo, no hay ningun monstruo dificil, si a ti lo resulto seria porque tendrias un nivel bajo

De pura casualidad he visto

De pura casualidad he visto este analisis en meristation y he dicho por que no leerlo? Hace ya varios años que lo juge, pero sin embargo es el juego que recuerdo con mas cariño y el que mas sensaciones de verdadera aventura me ha dado. Ademas de los increibles personajes lo que catapulta al juego es la grandisima variedad de objetos, zonas ocultas, mini-misiones como bien decia el analisis. Recomiendo encarecidamente este juego, sera una de las experiencias que recordaras con mas cariño en lo que se refiere a un RPG y a los videojuegos en general. Chapó al analasis.

Un analisis excelente

Un analisis excelente Nejima ^^

Es indudable la calidad del titulo, si bien a mi no me gusta en exceso el diseño de los personajes - al igual que me ocurre con blue Dragon - más que nada porque el estilo de su autor por todos conocido me llega a parecer bastante poco imaginativo, todos lo spersonajes me aprecen iguales.

Eso si, en el resto es un juego destacable, aunque para mi no el mejor de la generación ni mucho menos :)