24 de Noviembre de 2014
Dic
13

Una vida.

Categorías: , , ,

¡Hola a todos! ¿Qué tal todo? Bueno, después de “un tiempecito” teniendo el blog “un pelín abandonado” me gustaría darle un poco de vidilla y reanudarlo para tener actividad durante (espero) mucho tiempo, aunque ésta no sea muy frecuente y/o constante.

Me gustaría comenzar con esta vuelta con un poema de un corte más serio (y también insulso, pero bueno jeje), algo alejado del enfoque que tenían los que hacía hasta ahora. Espero que os guste.

UNA VIDA 

Nace, llora,

respira, se mueve.

Su vida ahora

comienza, y en breve  

 

 

gatea, mira,

sonríe, aprende,

pasan los días

y su cuerpo crece.

 

 

Hace amigos,

alegrías y sorpresas

llenan su camino

de una gran fuerza

 

 

asentada en pilares

que ya están formados:

compañeros, padres,

aficiones y trabajo;

 

 

 

el trabajo de un niño,

que consiste en aprender

para en un futuro esquivo

poderlo retener.

 

 

Una nueva etapa,

el tiempo convierte

al niño de la infancia

en un adolescente.

 

 

Surgen las preocupaciones,

los deseos, los problemas.

Se buscan motivaciones

para pasar la tormenta.

 

 

Momentos de cambio,

de elecciones con prisa.

Le definirán sus actos

para el resto de su vida. 

 

 

 

Con el primer amor,

idealiza, espera,

actúa con tesón

y triunfa o desespera.

 

 

El joven no escatima,

experimenta y comete errores,

y aguanta las regañinas

que repiten sus mayores.

 

 

Al fin se hace grande,

ya piensa como un adulto.

Planifica (sin ser tarde)

un incierto futuro.

 

 

Forma una familia,

la cuida, la quiere,

se hace cargo de las vidas

que en poco tiempo vienen

 

 

 

y ve en su legado

un reflejo de sí mismo;

lo que a él le ha faltado

lo querrá para sus hijos.

 

 

Actúa de guía

como buenamente puede.

Les riñe, castiga,

tolera y comprende.

 

 

A la edad anciana,

ya está por terminar

y con su gente amada

descansará en paz.

 

 

5
Valoración media: 5 (1 voto)