31 de Octubre de 2014
Mar
30

Infiernos Viables 04

Categorías: 

Hola a todos/as:

Bienvenidos/as una vez mas a los Infiernos Viables, lugares donde cualquiera que haya cometido el más vil de los actos contra cualquier persona, sufriría por dichos actos si el Infierno fuera un lugar que realmente existiese. Tras mirar y remirar a quien someter al calvario de una penitencia infernal, hoy toca ver como lo pasan de mal...

... los/as TORTURADORES/AS.

Aquellos/as que lo hayan pasado bien torturando a gente hasta matarla, son recibidos con todo tipo de controles, a cual más humillante y soez, cuanto más degradante, mejor. Desde desnudarse hasta grabar en brazos y piernas y frente su nombre o el insulto que más se acerque al torturador/a... todo vale para comenzar el mayor castigo que se recuerde.

Una vez marcados/as a fuego infernal, los torturadores/as son pasados a una habitación idéntica a la que ellos/as torturaron a sus víctimas, solo que ahora son ellos los torturados por representaciones grotescas y deformadas de aquellos/as que torturaron hasta causar la muerte, o simplemente por diversión. Los instrumentales son iguales a los usados por ellos, pero mucho más grandes. Además, hay público que hace sugerencias, que normalmente suelen ser atendidas, a cual más sanginaria o perversa. Solo se para hasta que los gritos de dolor son muy, muy altos, lo cual provoca el aplauso del público asistente.

Para los/as torturadores sexuales, tenemos un castigo especial: vestidos/as con el uniforme escolar (caso de que fuesen a colegio privado...) o no, aquellos torturadores/as con el sexo por arma, serían tratados con su propia medicina, hasta que el dolor que sintieran fuera tan fuerte que ni gritar pudieran. Aparte de torturas sexuales que ellos hubieran empleado, los invisibles torturadores emplearían torturas de otros/as torturadores/as para variar la tortura, de manera aleatoria, sin orden prefijado.

Sin embargo, para todos/as los torturadores, hay un detalle especial: conocer las torturas más atroces de la historia... viviendolas a través del tiempo. Así, torturadores/as van viajando a través de la historia viviendo en las personas de gente sometida a todo tipo de torturas desde el princípio de los tiempos hasta el final de sus días, con el recuerdo de todo lo sufrido al volver al tiempo presente. Si aún se quiere cebarse con el torturado/a, en plena conmoción, se le puede volver a someter a ese viaje en el tiempo, pero acentuando aún mas los castigos que sufre. Resultado, todo un cuerpo, o semblante de cuerpo, con mas cicatrices y rasguños que ni el peor cadaver víctima de un psicópata. A modo de burla, se les echa sal en las cicatrices y heridas recibidas (normalmente, por todo el cuerpo, de la cabeza a los pies...), con lo que eso lleva consigo.

Aunque lo más doloroso, lo más cruel que puede sufrir un/a torturador/a, es ver a hijos/as sin su presencia, y ver como son torturados/as por alguien igual o peor que ellos, todo ello aderezado por demonios que proclaman burlas o ánimos, según les dé, en función de las reacciones del torturado/a ante lo que ve, y según lo visto, se lo hacen ver repetido una y otra vez durante mucho, mucho tiempo.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

A esto me refería con mi

A esto me refería con mi comentario en los brutos, infiernos realmente jodidos.