18 de Noviembre de 2018
Jul
1

Giros Locos 03:

Derrape 3: Bubcock Irish Avenue está Loca, parte 2.

Demencial. Esa palabra describe perféctamente la maniobra de Basil Gallus, que atravesó como una bala la barricada policial desgarrando los laterales y abollando los frontales de los coches patrulla. Mariah y Vicky pasan detrás, y reciben disparos por parte de los policías, siendo Vicky la afectada en su rueda trasera izquierda, espejo retrovisor derecho, el otro espejo retrovisor y parte del lateral derecho de su vehículo.

-Tuneador, aquí Vicky. Ese gilipollas de Gallus ha hecho que nos disparen. Voy coja de atrás.

-Apartate si puedes. Gallus me ha hecho hacer algo que no quería hacer.

-¿Y que harás al respécto?

-Darle una última oportunidad... a mi manera.

La comunicación por radio se corta mientras Gallus pierde fuelle y es alcanzado en paralelo por Mariah, mientras cerca de otra curva cerrada se prepara otro frente policial. Para su sorpresa, Maríah ve como la ventanilla del copiloto del coche de Gallus se baja, permitiéndola ver a un Basil Gallus furioso y encolerizado.

-¡Prepárate, zorra!

Gallus dispara a Mariah, alcanzándola en la puerta, el adelantador izquierdo, y cerca del depósito de gasolina. Sorprendida ante semejante maniobra, Mariah avisa por radio, mientras la barrera está cada vez más cerca.

-¡Tuneador, Vicky, ese hijo de puta maricón de Gallus me ha disparado, y encima, creo que me ha dado al depósito!

-Salvate tú y deja el coche agonizar en la barrera, yo estóy de camino. Vicky está también tocada.

-De momento aguanto como puedo... pero espero que Gallus se estrelle de una puta vez.

-Le pillaré próximamente. Buena suerte.

Tras cortarse la comunicación, Gallus se vuelve a estrellar contra la barrera... pero empleando óxido nitroso, haciendo que el coche se eleve varios metros y luego vuelva a aterrizar tras chocar con los morros de los coches patrulla que le bloqueaban el paso. Mariah salta de su coche antes de estrellarse en la barrera policial, con tal mala fortuna que se golpéa el cuello con un semáforo, cuyo ruido del crujido se pudo escuchar dolorosamente. Vicky, sorprendida de tal fatal desenlace, prefiere parar el motor del coche y frenar como una desesperada. Uno de los policías toma el pulso a Mariah... certificando su defunción.

Mientras, Gallus va a trompicones debido a los daños sufridos, sin perder velocidad. Con el frontal medio destrozado, y feliz por haberse quitado de encima a Mariah, a la cual nunca ha soportado. Basil Gallus no puede hablar por su estropeada radio al ver enfrente suya un bulldozer dorado que va a toda velocidad en dirección contraria.

"Maldito imbécil", piensa Gallus mientras pita el claxon de su Dodge... hasta que el bulldozer no sólo no se aparta sino que se lo lleva por delante, elevándole varios metros y haciéndole dar una vuelta de campana. Varios policías y sanitarios acuden al Dodge destrozado de Gallus, lográndole sacar vivo del coche... pero con graves heridas en su brazo derecho, mano izquierda, mano derecha y el esternón.

-No noto nada... no noto... nada.

0