22 de Diciembre de 2014
Feb
8

-Crítica y Valoración de SOUL CALIBUR V (por Voyevodus)-

Categorías: 
 
"The legend will never die" 
Hablar de Soul Calibur (1998, Arcade/1999, Sega Dreamcast) es hablar de la leyenda. De estelas de luz, espadas malditas y letales guerreros. De sobrecogedor catálogo de técnicas y abrumador número de movimientos. De imbatible equilibrio, del techo de un género... hablar de Soul Calibur es hablar del maestro. Una leyenda que se gestó como secuela de Soul Blade (1996, Arcade/Sony Playstation), que con la más alta honorabilidad se armaba con espadas, dagas, lanzas, nunchakus y hachas para revelarse como verdadero baluarte de los juegos de lucha de su tiempo... hasta Tekken 3, alumbrado 2 años más tarde por los mismos padres e idéntico formato, y último exponente del género para Namco antes de Soul Calibur, título que rozaría la perfección jugable como casi nunca ha hecho ningún videojuego... 
-
Si queréis seguir leyendo la colaboración de Voye, entrad.

16 años después de Soul Blade, 14 desde Soul Calibur, y más de 3 con respecto al IV, Project Soul esculpe para Namco una pieza de incuestionable belleza, de formas llenas de calidad y de fondo inmenso como un templo... pero que se muestra mutilada, inacabada, ni siquiera comprometida para abordar determinadas curvas y ciertos esbozos que le impone su linaje aunque no tanto su tiempo. Soul Calibur V toma la base marcial de la cuarta entrega y le un inyecta en su aguerrida sangre mucha velocidad, más movimientos, mayor número de opciones para el ataque, la defensa, la esquiva y el desplazamiento, pero sufre serias heridas provocadas por sus escasos modos de juego y posibilidades para jugar en solitario, que en este último aspecto le condenan casi hasta el desangramiento. 
 

Casi dos décadas después de los hechos de Soul Calibur IV, los hijos de Sophitia, Patroklos y Pyrrha, protagonizan una trama que se desarrolla en un modo historia que consta de 20 episodios y donde únicamente se nos presentan algunos de los luchadores. Z.W.E.I. y Viola también son personajes totalmente nuevos y poseen características, armas y habilidades únicas y completamente originales (y en el caso de Viola, magistrales). Xiba, Natsu, Leixia, Aeon o Elysium aparecen por primera vez en la saga, pero luchan como alumnos de Kilic (personaje desbloqueable como segundo Edge Master) y Taki (fuera de la batalla por primera vez), la hija de Xianghua, un renacido Lizardman, o una divina Sophitia, manteniendo sus respectivas armas y estilos de combate. 
 

Repiten el incombustible ronin Mitsorugi, el sacro germano Sigfried, el caballero maldito Nightmare, los engendros Voldo y Astaroth, completamente distintos pero igual de letales, Raphael el mosquetero, el pirata español Cervantes o la alquimista británica Isabella Valentine... como viene siendo habitual, no falta un invitado de auténtico lujo para tan exclusiva plantilla, en esta ocasión, el gran Ezio Auditore, magistral asesino y magistral personaje, luciendo un aspecto y unas habilidades como nunca había hecho antes y que se integra de manera ejemplar en un roster plagado de derrochadores de sangre. En total, 28, y aunque algunos se repiten, tenemos a nuestra disposición más de 20 maestros o formas exclusivas de combate... y en Soul Calibur, y en esta entrega más que en ninguna, cada luchador posee un estilo que es digno de estudiarse. 
 

En sobrios pero elegantes, poco cargados pero magníficos escenarios tridimensionales se libran combates (obligados a ganar tres rounds en lugar de los dos habituales y sin posibilidad de cambiarse) llenos de posibilidades, entre luchadores de estilos similares pero muy diversos e igual de letales, y donde la velocidad y la intensidad en el ataque son completamente esenciales. Cada luchador vuelve a ser una auténtica enciclopedia viva de movimientos en el manejo de su arma, un erudito lleno de capacidades y conocimientos. Con el sistema clásico de 3 botones de ataque y otro para la guardia, todo personaje cuenta con 8 clases de ataque. Soul Calibur V hace gala de su estirpe de funanbulista y vuelve a dar una magistral lección de equilibrio, con desajustes presentes pero razonables, pero nivela estilos, capacidades, técnicas, réplicas y movimientos, en 3 dimensiones, como nadie. 

Equilibrio que alcanza también al ofrecer un producto de una jugabilidad altísima capaz de adecuarse a todo tipo de usuarios. Cada uno de sus luchadores cuenta con varias técnicas de realización sencilla pero altamente efectivas, y que adaptan los estilos a jugadores menos expertos. Para jugadores más experimentados en este tipo de juegos... Soul Calibur V es un regalo del cielo. Manejar un solo personaje a la perfección requiere tiempo, aprender todas sus técnicas y movimientos supone esfuerzo, y llevarlas a cabo en combate contra jugadores maestros... un desafío, un reto. Más de 20 personajes controlables en Soul Calibur se pueden hacer eternos... 
 

Alguna novedad ha sido necesario resucitarla desde el origen, desde Soul Blade, y otras se han tomado prestadas de estos nuevos tiempos. Soul Calibur 5 incorpora un movimiento básico de esquiva y posicionamiento, desechado cuando la saga pasó a denominarse Soul Calibur y evolucionó al sistema de 8 direcciones para su control. Estos "pasos", importantísimos en Soul Blade, vuelven para regalar más opciones para la defensa y la colocación de nuestro luchador para realizar en posición de ventaja determinados ataques. La defensa en Soul Calibur V, aunque simplificada respecto al IV y menos importante que el ataque, es completamente clave... guardia normal, guardia avanzada y just guards para realizar contraataques. Sin embargo, abusar de la defensa puede ocasionar su ruptura por parte de nuestro oponente, nos deja expuestos a agarres, y no todos los tipos de guardia contienen los mismos ataques... 

... pero estos guerreros no luchan por defenderse, lo hacen para vencer, y no hay victoria si no hay ataque. Cada luchador cuenta con más de 110 técnicas diferentes, puede realizar movimientos desde cualquier posición de combate (de pie, en salto, agachado, girando, agachado y girando y mientras se levanta) y encuadra todos estos ataques en 8 grupos: movimientos principales, ataques verticales, horizontales, patadas, ataques en carrera, movimientos de pulsación simultánea, lanzamientos y ataques de filo. Estos últimos funcionan como ataques especiales y son de dos clases, filos valientes (algunos de éstos , los clásicos imbloqueables) y filos críticos, las técnicas más poderosas del juego, que por primera vez en la franquicia incorporan el equivalente a los Ultra Combos de SF IV, los Desperation Moves de Art of Fighting o los POW de King of Fighters. 
 

Para realizar los ataques de filo, bien sean filos críticos o filos valientes, y la guardia avanzada, tenemos la barra de alma, que requiere al menos una de sus dos porciones para realizar cualquiera de estos movimientos. Barra y técnicas que insuflan un componente estratégico y táctico aún mayor y se suman a todas y cada una de las herramientas y posibilidades que Soul Calibur V pone en nuestras manos para el combate... nuevo sistema de guardia, steps letales, juggles, counters, contraataques, 7 tipos de ataques, agarres, y la siempre presente posibilidad de ganar un combate echando a nuestro rival del escenario (ring out)... conducir la pelea a una posición de ventaja aprovechando la morfología y características de cada zona de combate puede ser muy importante. 
 

Luchando, Soul Calibur V es un auténtico gigante, pero en cuanto a modos de juego resulta bastante justo, y se convierte en el juego doméstico de la franquicia que menos haya ofrecido nunca para jugar en solitario, siendo además por su capacidad quien ha tenido más posibilidades. Irrisorio modo historia de 20 fases, modos versus y entrenamiento (intachables), combate rápido, un demasiado corto modo arcade (6 combates y 3 dificultades) y el modo Almas Legendarias, un auténtico desafío y todo un regalazo para los usuarios expertos (y de obligada visita para desbloquear a Kilic y Algol), pero para jugadores de menor tradición en este tipo de juegos, una experiencia que sin duda resultará frustrante. La vida útil de Soul Calibur V se beneficia de su potente editor de personajes, muy mejorado respecto al IV, con un número mucho mayor de opciones para personalizar a nuestro luchador, con más de 20 estilos de combate (entre ellos el de Evil Jin de la saga Tekken, bloqueado de inicio), unos cuantos accesorios de serie y desbloqueables, y otros pocos que vendrán en infame contenido previo pago descargable. Pero este Soul Calibur está concebido para rendir en el modo online (completísimo e impecable), donde en detrimento de opciones para un sólo jugador, Namco ha volcado sus esfuerzos en poner su producto a la altura de los referentes de su género en las redes mundiales. 
 

Otra de las virtudes de esta entrega de Soul Calibur vuelve a ser todo su apartado técnico. Incluso por encima del elevado número de polígonos y la calidad de las texturas de escenarios y personajes, vuelven a destacar sus impresionantes animaciones, la excelsa fluidez de sus movimientos, algunos majestuosos efectos, y por supuesto, las míticas estelas de luz de colores. Los 27 escenarios son parcialmente destructibles y entre rounds aleatoriamente alterables. Los luchadores pueden despojarse de parte de sus atuendos y sufrir daños, pero no en tiempo real. El trabajo artístico y el diseño de escenarios y luchadores resulta impecable, muy trabajado, y refleja la pasión de sus creadores por nobles artes, y no solo marciales. Las 27 melodías que componen su BSO son espectaculares, llenas de calidad, de matices y de contrastes, derrochando épica, virtuosismo y solemnidad en cada corte. Los efectos sonoros de los tajos y los impactos son variados y nunca resultan cargantes, pero más irregular resulta el trabajo realizado con las voces, donde en algunos casos, muy puntuales, no logran alcanzar el nivel general de cuanto se percibe en tan bellos combates. 

Rápido, profundo y deslumbrante, Soul Calibur V mantiene el alma de la leyenda... pero no intacta. Acusa demasiado su falta de compromiso con quien lo goza en solitario como hizo siempre. Armado con online magnífico y a su vez mutilado de demasiados alicientes, cuando también en este aspecto fue siempre el gran referente. Pero en combate... Soul Calibur vuelve a convertir la lucha en auténtico arte. Transforma unas batallas brutales en danzas de estelas y filos que se asemejan a verdaderos rituales. Mucha profundidad, altísimo equilibrio, pasión por las artes marciales y devoción por las armas con alma, armas honorables. 

VALORACIÓN: 8,5 

Voyevodus (VGameCritics)
4.285715
Valoración media: 4.3 (7 votos)

8 Comentarios:

Pues nada tronco, un placer

Pues nada tronco, un placer colaborar contigo Miqui, esperemos que no sea la última y que te haya gustado el análisis. No debe ser malo, porque ya ha salido el envidias de las estrellitas...

Un abrazo del copón!!!

Y al baboso de la estrella... muchas gracias por seguir leyendo cuanto ecribo, ya va siendo hora de que aprendas un poco de esto, ridículo... 

Osea que como se confirma no

Osea que como se confirma no tiene modo historia de cada uno de los personajes como Tekken 6 en el que cada uno tiene sus rivalidades e historias, en ocasiones simples pero que hace que te den ganas de verlas todas ,¿no?

Confirmado.

Solo manejamos a 3 o 4 tíos en el modo historia, y además se repiten los personajes. Patroklos y Phyrra tienen dos versiones distintas. Alpha Patroklos y Phyrra Omega, que llevan la Soul Calibur.

No solo el modo historia es el peor que haya tenido la saga, el modo arcade también se hace muuuuuuy corto, y han desaparecido modos de juego, en fin... eso sí, el online, el versus y el Almas Legendarias... cojonudísimos.

Saludos tío!!! 

De esta saga

tuve la suerte de jugar al Soul Blade de PSX que me encanto en sus inicios por ofrecer un juego de lucha con armas, salvando el díficil Bushido Blade y el Soul Calibur II de PS2 que me gustó mucho.

Me ha gustado el análisis y dudo de que lo pillé más que nada porque me regalaron para bien y para mal el Marvel Vs Capcom 3 no el ultimate  ¬¬ y porque hayan descuidado el modo de un jugador no soy fan de online.

Un saludo

 

Cojonudo.

Mucho mejor que el análisis de meristation. ¡Un saludo!

A no ser que puedas jugar

A no ser que puedas jugar con más gente de manera habitual en el modo versus, si no te gusta el online... mi consejo es que no lo pilles, al menos hasta que no baje bastante de precio señor Ruiz.

Rafachan... muchas gracias hombre!

Un abrazo a los dos!! 

 

Totalmente de acuerdo con

Totalmente de acuerdo con todo el análisis. El modo historia lo completé en menos de dos horas, y eso teniendo en cuenta que te obligan a jugar con personajes que no tienes por que saber controlar, por lo que tuve que repetir algún combate varias veces. Aun así, como como comentas, una vez empiezan los combates olvidas todo lo demás, por que es un delicia visual y el control es estupendo. Una pena que hoy en día todo se hace pensando en el modo Online y los dichosos DLC´s.

Gracias Manu, un placer

Gracias Manu, un placer verte comentar.

Un abrazo!!!!