20 de Agosto de 2014
Mayo
30

Retro Analisis: Soul Edge (Arcade)

En 1996 los juegos de lucha en 3d estaban pegando fuerte. Ya habían pasado por los arcades tanto Virtua Fighter y su secuela, Toshinden y Toshinden 2, Dead or Alive o Tekken y Tekken 2. Con estos precedentes y teniendo en cuenta que Namco eran los responsables de los dos Tekken se lanzaron a la aventura de crear una nueva franquicia de lucha en 3d con el añadido de la lucha con armas tal y como lo hizo en su día Samurai Spirits en 2d. Veamos que valores aportaron y cual es su legado hoy día:

Soul Edge es un juego de lucha 3d con la particularidad de que cada personaje lucha con armas. Esto nos lleva a encontrar personajes muy diversos que portan Katanas, espadas de dos manos o incluso nunchakus. La plantilla la conformaron ocho personajes (cifra estándar del género gracias a Street Fighter II) a los que se añadieron dos poco mas tarde en una revisión de la recreativa. Entre estos personajes encontramos samurais, una guerrera griega, una ninja o un pirata español entre otros. La plantilla está bien confeccionada dando a elegir al jugador entre varios estilos y varias skins diferentes.

El sistema de juego es simple pero más profundo que otros juegos del género lanzados con anterioridad. Cuatro botones de ataque: A, B, K y G con el que podemos realizar todos los movimientos. Los dos primeros son ataques con el arma siendo el segundo más poderoso y de menor velocidad. El tercero es una patada y el cuarto botón sirve para defendernos. Al contrario que en Tekken en esta ocasión Namco nos da la oportunidad de luchar en verdaderas 3d al permitir a los personajes desplazarse verticalmente por el escenario. Esto lo realizamos pulsando abajo dos veces y nos sirve para esquivar golpes o huir de un posible ring out. Esta es una de las maneras de terminar el combate junto a la tradicional de dejar sin barra de vida al rival o ganar por tiempo, cosa que con muy poca frecuencia ocurrirá.

Combinando A y B con G realizamos lanzamientos. Cada personaje cuenta con una variedad de golpes bastante mayor que otros juegos 3d de la época permitiéndonos realizar golpes de todo tipo y altura. Cada golpe quita bastante vida lo que debemos tener en cuenta a la hora de lanzar golpes al azar ya que el rival nos puede castigar severamente. Existe la opción de rematar al rival tras tirarlo al suelo por lo que un okizeme inteligente se considera fundamental para no perder vida tontamente. Para levantarnos rápidamente podemos hacerlo tanto normalmente como rotando hacia cualquiera de los fondos. Como veis son bastantes posibilidades para lo que estábamos acostumbrados entonces pero aún queda lo mejor.

El juego incluye la posibilidad de repeler ataques del rival y contraatacar de manera rápida y mortal. Pulsando adelante mas guardia en el momento exacto en el que el golpe del rival nos va a alcanzar emitimos un destello verde que repele el ataque y nos coloca en una situación ventajosa. Si realizamos un ataque normal en el mismo momento exacto que nuestro rival las armas chocarán igual que en Samurai Spirits y deberemos jugar a un juego tipo Jan-Ken-Pon (Piedra-papel-tijera) en el que dependiendo del botón pulsado ganaremos o no el duelo con nuestro rival.

Otro elemento que se suma a lo ya visto es la barra de defensa. Esta se coloca bajo la barra de vida de cada personaje y disminuye cada vez que nos defendemos o realizamos golpes especiales que luego comentaremos. Si llega a cero perderemos el arma solo pudiendo combatir con nuestras manos desnudas lo que disminuye las posibilidades de ganar enormemente. Además desarmados cada vez que nos defendamos de un golpe perderemos algo de vida. Este sistema no tuvo continuación en la saga hasta el reciente Soul Calibur IV que metió algo similar.

Los golpes especiales a los que me refería antes se dividen en dos tipos: Los inbloqueables que tardan en ejecutarse y quitan gran cantidad de vida y las combinaciones mortales que se ejecutan pulsando A+B+K y luego realizando otra combinación de botones y que pueden aniquilar al rival si se lo como entero. Estos últimos consumen barra de defensa por lo que no podemos ni mucho menos abusar de ellos. Esta barra, no obstante se rellena de un round para otro al igual que recuperamos nuestra arma si la perdimos en el round previo. Sin embargo no se rellena totalmente si la barra estaba agotada o casi agotada por lo que defenderse en exceso está penalizado.

Diez personajes seleccionables (en la revisión del arcade) y un sistema de juego son sin duda sus grandes bazas y lo que lo diferenció del resto de juegos de la época, sin embargo no es oro todo lo que reluce.

Gráficamente el juego era bastante bueno superando incluso a Tekken 2 en este apartado. De la misma manera está el apartado sonoro. Efectos correctos y voces efectivas que se unían a una banda sonora de lo mejor que se podía escuchar entonces. Desde ese momento el apartado sonoro destacaría en la franquicia y se convertiría en un referente con melodías épicas muy acordes con los personajes y escenarios que gustaba escuchar muchas veces. Mención especial al tema de Taki.

El objetivo del juego no es otro que derrotar al resto de personajes para acabar enfrentándonos a Cervantes De León. Si lo derrotábamos la Soul Edge le poseia dándole mas poder aún del que ya tenia y llevándonos a un escenario onirico que se repetiría en posteriores entregas. No tardamos mucho en llegar al final debido a la cantidad de vida que quitan los golpes y el poco tiempo que se nos da para finalizar el combate. Además aquí está el otro gran lastre del juego: la dificultad. Porque finalizar el arcade era juego de niños. De hecho, es posible derrotar a todos los rivales pulsando solo dos botones, el B y la guardia. Ni siquiera hay que mover la palanca para finalizarlo. Alternando entre ataques consecutivos con B y defendiéndonos en el momento oportuno todos nuestros rivales caen con suma facilidad, incluidos Cervantes y Soul Edge. Un aspecto que enfatiza la necesidad de jugarlo en compañía ya que el reto proporcionado por la Cpu es mínimo e insatisfactorio.

El juego fue porteado a Psx con una de las mejores conversiones que se recuerdan en tema de añadidos pero también una de las peores en otro sentido. Se añadieron personajes a los diez de la actualización del arcade (Soul Edge, Myong, otra versión de Siegfried y dos de Sophitia) además de una ingente cantidad de modos de juego. Vs, team battle, survival, time attack, Practice y un interesantisimo modo Edge Master que consiste en recorrer el mundo derrotando a varios rivales cumpliendo una serie de requisitos en cada combate y consiguiendo sus armas. Este modo sería otro de los recurrentes en la saga. Además se le proporcionó a cada personaje un traje alternativo, endings y más temas para la banda sonora. Sin duda una de las mejores conversiones de todos los tiempos en este sentido.

Por otro lado los graficos eran sencillos comparándolo con juegos como Tekken 2 (o incluso el primero) o Dead or Alive. Los personajes estaban bien modelados pero los escenarios eran para dar de comer a parte. Quizá en su día se podían perdonar unos decorados simples y que se veían planos, como de cartón piedra, pero si rejuegas el juego en 2009 sinceramente son para echarse a llorar. Es normal que en estos aspectos los juegos 3d pierdan mucho con el paso del tiempo pero los mismos Tekken de la misma compañía lucían muchísimo mejor. Especialmente en los ring outs. La zona del escenario que se salía de los límites del ring era un plano de un solo color que bien podía estar hecho de papel de plata. Sin duda el peor aspecto del juego pero también quizá el menos importante ya que no afecta en absoluto a la jugabilidad que es lo que nos interesa.

En definitiva, nos encontramos con un juego con fallos bastante graves (dificultad) pero que aporta tantas novedades y valores jugables que causó sensación en su día llegando aún hasta hoy el éxito de la franquicia. Rejugandolo encontramos un juego que, obviando los fallos, sigue proporcionando buenas sensaciones y tampoco sería excesivo decir que es incluso superior a alguno de los juegos que nos han llegado en los últimos años. Siempre estará considerado Soul Calibur como el punto de inflexión de la serie, pero no olvidemos que exceptuando el tema de la dificultad la base la sentó está entrega.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

0

1 Comentario:

Soul

Uno de mis favoritos, y junto a Toshiden 2, el juego que me introdujo a los titulos de pelea 3d. Aun hoy es divertido jugarlo y el modo Edge Master es sencillamente genial y lleno de variedad suficiente para tenerte enganchado. Sin duda su secuela lo supero en todas las escalas, pero sigue siendo un gran juego.

Gran articulo, mil aplausos y 5 estrellas.

P.D: Se me olvidaba, la intro de la version de Playstation es de las mejores de la historia .