1 de Octubre de 2014
Nov
28

Juegos desconocidos: Rakuga kids

La Nintendo 64 nunca ha sido una consola conocida especialmente por sus juegos de lucha. Aparte Bio freaks, war gods o smash bros no ha habido más alternativas más o menos serias. Juegos como Dark Rift, deadly arts o Clay fighter 63 1/3 fueron los únicos juegos originales que pasaron por el sistema pero los grandes nombres se mantuvieron fuera de la consola de Nintendo.

En 1998 Konami lanzó un juego llamado Rakuga kids (Rakuga es la palabra para graffiti en japonés), un juego de lucha curioso, con estética 2d que nunca llegó a salir en países comerciales como Usa por ejemplo.

La historia del mismo habla de una ciudad llamada Twinkle town en la que seis niños encuentran una caja maquina dentro de una cueva. Se dividen el contenido entre ellos y descubren que pueden crear y animar dibujos.

Todos los personajes del juego están animados como dibujos en papel en un estilo similar al Parappa the rapper o paper Mario. Las animaciones son sorprendentemente fluidas y los movimientos de los personajes originales e interesantes. El juego se desarrolla en 2d aunque los fondos son en 3d, siendo, eso sí, estáticos. La banda sonora toma temas de rock surfero aunque ningún tema destaca especialmente.

El sistema de juego es bastante básico. Hay tres botones de puño y tres de patada como en los juegos de Capcom (una configuración bastante molesta con el controlador de n64) más un botón para burla y otro para magia. Todos los personajes pueden ejecutar salto doble y hacer un ataque ciclón que noquea al rivl lanzándolo por el aire y dándote la oportunidad de conectar un golpe en el aire.

Cada personaje tiene tres supers que se ejecutan manteniendo una dirección y pulsando el botón de maquina o, alternativamente, haciendo el input de la tradicional firewall. Hay una barra de super en la parte baja de la pantalla con estilo graffiti.

Manteniendo adelante más el botón de magia ejecutamos un ataque mágico que hace mucho daño. Manteniendo atrás y el botón de magia en cambio ejecutamos magia defensiva. No hace mucho daño pero lanza al rival lo suficientemente lejos como para darnos un descanso y algo de espacio. La magia de contraataque se consigue golpeando al rival mientras estás bloqueando y hace bastante daño.

Con un sistema simple Rakuga kids se muestra como un juego decente. No ofrece mucha innovación en el género aparte su particular estilo grafico, pero se deja jugar razonablemente bien. El mayor problema es que la acción se nota un poco extraña ya que los golpes no parecen conectar realmente en pantalla y los combos son realmente difíciles de conseguir. Esto, unido con la desproporcionada dimensión de algunos personajes hacen que no se sienta completamente pulido el juego.

Una idea más que interesante que no se vio de nuevo hasta la salida de Virtua Fighter 4 es el modo entrenamiento. No es un modo entrenamiento al uso donde tenemos un Dummy sobre el que practicar ataques sino que elegimos un personaje y vamos luchando contra oponentes controlados por la cpu que van aprendiendo y adaptándose a nuestro estilo de lucha y nuestras tácticas según progresamos. No es como enfrentarse a un ser humano pero lo más parecido que se puede conseguir con la ia.

Rakuga kids nunca se lanzó en Usa por algún motivo lo que influyó notablemente en el conocimiento del juego en el resto de occidente aunque si se lanzó una versión en ingles en Europa.

Si tenéis la oportunidad de jugarlo no lo dejéis pasar ya que, aunque no sea el mejor juego de lucha del mundo, merece la oportunidad de ser probado y puede proporcionarnos una tarde de entretenimiento y risas con los amigos.

0