23 de Abril de 2014
Feb
27

Retro analisis: Eternal Champions (Mega drive)

Categorías: , , ,

Hoy toca analizar como excepción un juego que no salió en arcades sino tan solo en consola (Megadrive). Tenemos que retroceder a 1993, año en que Sega lanza para su consola principal un nuevo juego de lucha con el objetivo de iniciar una nueva franquicia.

 

Nueve de los más grandes luchadores de todos los tiempos han vuelto a la vida gracias al poder del Eternal Champion que les ofrece la oportunidad de participar en un torneo cuyo premio es retroceder al momento de su muerte e impedirla. La historia ya es original respecto a los juegos que salían por entonces, siempre es un torneo pero el hecho de que los personajes pertenezcan a diferentes épocas añade un toque particular y, sobre todo, diferencia mucho a los personajes. Estos pasan por trogloditas, reyes de la Antartida, ninjas o humanos con implantes cibernéticos. Se agradece tener una plantilla que, si bien no es tan extensa como otros juegos contemporáneos, si es más diversa entre personajes y más original que ninguna otra.  

El objetivo es derrotar a los ocho rivales para luego vernos las caras con el mismísimo Eternal Champions, uno de los final bosses más difíciles ya que, aunque con derrotarle un round bastaba para derrotarle, tenemos que acabar con cinco encarnaciones diferentes del mismo enemigo, es decir, que tras perder una barra de energía tomaba forma incorpórea y obtenía poderes nuevos para regresar al cuerpo con una barra completa, así hasta cuatro veces. Nosotros solo contamos con una barra por round, que, eso si, se rellena un 33% cada vez que el Eternal champion se reencarna.

 

En cuanto al sistema de juego Eternal Champions incluye elementos originales y otros influenciados de varios fighting games pero adaptados para darle al juego un toque único. El juego cuenta con seis botones de acción, tres de puñetazo y tres de patada como SFII. En megadrive es imprescindible jugar con mando de seis botones ya que si no nos veremos obligados a pulsar Start para pasar de puños a patadas y viceversa. 

En cuanto a la realización de los ataques especiales hay que destacar antes de todo que hay dos formas de ejecutarlos. Al contrario que la gran mayoría de fighting games que seguían y copiaban las convenciones impuestas por SFII de medias lunas y similares, EC divide sus ataques especiales en movimientos que se ejecutan bien pulsando varios botones simultáneamente o bien como movimientos de carga. Esto, quieras que no, le da un toque diverso ya que la primera partida seguramente trataríamos de hacer hadoukens y shoryukens sin éxito. 

Estos ataques especiales sin embargo no podian realizarse indefinidamente como en otros juegos sino que, junto a la barra de vida tenemos un ying yang que nos dice si podemos o no ejecutar los ataques especiales. Si está lleno podemos realizar cualquiera pero se irá vaciando conforme los ejecutemos hasta quedar reducido a un punto rojo. En ese momento tendremos que esperar un rato a que se rellene por si mismo sin poder ejecutar especiales. Esto dota al juego de un punto de estrategia y, sobretodo, impide a los jugadores abusar de movimientos.

 

Sin embargo este sistema tiene un pero, en mi opinión, que son los taunts. Los taunts se utilizan no solo para burlarte del rival sino también para reducir la barra de ying yang del rival. Esto que puede parecer atractivo es muy peligroso también ya que nada impide que, cuando estés a distancia de toda la pantalla insultes al rival mermando su barra de especiales provocando que este reaccione de la misma manera hasta que ninguno pueda usarla en un tiempo. Se puede pensar, y es así, que usar el taunt nos deja vendidos, pero a una pantalla de distancia no es así dándonos tiempo a reaccionar a los ataques. 

Los ataques especiales son bastante originales y acordes con los luchadores, es decir, Flash (el troglodita) te usará como bola de baseball con su garrote o lanzará púas que tiene incrustadas en el mismo, Midnight (un ser medio vampiro) se transformará en nube de humo para dañarte o Shadow (la ninja) se volverá invisible. Los ataques especiales son muy importantes y es esencial conocerlos en profundidad para tener posibilidades de ganar ya que uno bien conectado mermará considerablemente la vida del rival (ejemplo Xavier te convierte en oro dejándole combo gratis después), sin embargo, suelen ser lentos de ejecución por lo que debemos usarlos en momentos concretos para no gastarlos inútilmente.

 

Sin embargo no todos los elementos de EC son originales ya que, influenciado por Mortal Kombat, introduce los overkills. De la misma manera que los fatalities en la franquicia de Midway los overkills son movimientos finales que acaban con la vida del rival. La diferencia, y lo que los hace únicos, es que no son combinaciones de movimientos ejecutables cuando el  rival está derrotado, sino que forman parte del escenario (ventiladores, coches que pasan y te ametrallan) y requieren de ciertas condiciones para ejecutarse. Estas son que el rival caiga en un lugar especifico del escenario y que sea derrotado con el golpe que lo lance allí. Si esto sucede las barras de vida desaparecen y comienza la animación. Elemento muy hábilmente introducido por los diseñadores ya que, al contrario que en MK aquí el movimiento final es más circunstancial y raro de ver, haciendo que, cada vez que lo veamos, disfrutemos aún más del momento. 

Al no ser un juego de arcade sino directamente de consola EC cuenta con varios modos de juego que valen la pena nombrar ya que algunos son muy interesantes, y, extrañamente no han sido copiados posteriormente. Me refiero sobre todo al completísimo modo trainning donde contamos con decenas de opciones de configuración. Y no hablo de elementos que hoy día si tienen todos los fighting games sino que nos da la posibilidad de enfrentarnos a un rival sin sufrir daños para simular un combate real o colocar una serie de esferas en diferentes posiciones para practicar todo tipo de golpes.

 

Además cuenta con modo vs y torneo (donde un curioso bug por llamarlo así permite a la cpu realizar infinitos especiales aunque no cuente con barra para ello). Entre las varias opciones para configurar en estos modos podemos habilitar incluso repeticiones de los últimos segundos del asalto. Como curiosidad destacar que en el modo historia por así llamarlo (ya que en el juego no tiene este nombre) podemos continuar infinitamente pero siempre retrocedemos tres combates al hacerlo. La única excepción es si hemos realizado un overkill contra nuestro oponente no teniendo que repetir ese combate ya que se supone que está muerto. 

Aún nos quedan dos de los apartados más destacables del juego, como son los gráficos y la música. Visualmente hablando el juego era muy bueno en la época, es más, incluso hoy no desentona y se juega perfectamente sin dañarnos los ojos como sucede con otros juegos contemporáneos. Los escenarios, a pesar de no contar con elementos de fondo en movimiento destacables, si son ricos en colores y, sobretodo, muy acordes con los personajes y la época a la que pertenecen.

 

Musicalmente hablando el juego destaca sobremanera. Varias de sus melodías permanecen aún hoy en mi cabeza, y, aunque no son muy complejas y elaboradas en tema de composición, si son pegadizas y acordes a los personajes. Incluso la música de los menús destaca dejándonos en el recuerdo grandes temas como el de Larcen o Xavier. En cuanto ports se refiere no se puede hablar propiamente al ser un juego de consola pero si que, aparte su versión para Mega drive, hace tres años salió para la consola virtual de Wii ofreciendo la oportunidad a gente de generaciones posteriores de jugarlo. De las secuelas (una oficial y una cancelada) no hablaré en este artículo ya que tienen suficiente material como para un articulo propio en el futuro. 

Va llegando el momento de ir haciendo balance y ver que nos queda después de todo. Sobretodo nos queda una sensación extraña y me explico. El juego no consiguió el éxito que merecía (sus secuelas y repercusión de la franquicia así lo demuestran) a pesar de que contaba con la suficiente calidad como para gustar a muchos aficionados, que, aún hoy, lo recuerdan con mucho cariño e incluso alguno lo rejuega vía emulador u original.

 

Su originalidad, gameplay que, a pesar de algún que otro bug curioso se muestra sólido y entretenido, su música y ambientación hacen de el un juego que no puedo menos que recomendar a todos aquellos que en su día, o a día de hoy, no han tenido la oportunidad de jugarlo. A aquellos que lo conocen y lo han jugado ya saben de que hablo, saben que si se ponen a jugar otra vez con tal de rememorar viejos tiempos quedaran atrapados por el toda la tarde. Y es que  EC tiene algo que gusta mucho. Quizá no sea uno de los mejores juegos de todos los tiempos o el más complejo en cuanto a mecánicas, pero tiene algo que gusta mucho y hace que una partida, aún hoy, sea algo muy apetecible.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

11 Comentarios:

En su día me llamó la

En su día me llamó la atención, aunque nunca llegué a jugarlo. Muy bueno tu retro-análisis.

...

Este lo analicé yo hace un tiempecillo, juegazo de agárrate y no te menees, unos piques épicos a dobles. No entiendo cómo tuvo tan poca aceptación por parte del público, y lo que podría haber sido el comienzo de una saga bastante buena, se quedó en el olvido, exceptuando la secuela que salió para Mega CD.

Aunque los mayores puntos negros del juego son los que destaqué en mi análisis: en el Player VS Player basta con usar la cobarde estrategia de la tortuga, cubrirse hasta la saciedad, ya que con cada golpe cubierto el enemigo nos recarga la magia, y podemos contraatacar brutalmente.

Y por otra parte, los Player VS CPU eran asquerosos casi siempre. Por la sencilla razón de que si perdías un solo combate, no podías continuar desde el combate actual, no. Te ibas AL PRINCIPIO del roster. Y aparte, la máquina era muy puñetera. Podía realizarte ataques especiales sin tener la suficiente cantidad de magia reunida. 

E INCLUSO CON LA MAGIA VACÍA xDD

En fin, buena entrada, compañero. 5 estrellas of course. Saludos.

_________________________

Este juego era la leche , con esos fatalities.

¡Juegazo!

Este titulo fue, es y sera un JUEGAZO. ¡Me ha encantado este retro-analis! se nota que te has empapado en la materia :). Este juego me encanta, a parte de por todo lo mencionado, por lo carismaticos que me resultan casi todos los personajes. De los pocos juegos de lucha (refiriendome a los que han tenido relativa fama por occidente) que realmente brilla con luz propia y resulta una experiencia unica. Un saludo y gracias por traer del pasado esta joya :).

En su día lo tuve. Gran

En su día lo tuve. Gran juego, mis personajes favoritos eran el vampiro y el alquimista (no recuerdo sus nombres). Es un juego que Sega debería poner como descargable en el Live y en la Store, o bien incluirlo en alguno de sus chorrocientos recopilatorios de clásicos, en lugar de sobreexplotar tanto los Sonics de la Mega Drive.

Lamento ir en contra, pero

Lamento ir en contra, pero nunca le he pillado el gusto al juego. Quizá es porque fue uno de los más hypeados aquí en España (era el Street Fighter 2 killer), y me encontré con un juego que no me llenaba. Tenía buenas ideas, eso sí, pero algo no me "entraba".

OOOOOH CRAP

Por eso es que nunca consegui hacer movimientos especiales en este  juego.

Era un juego con ideas muy interesantes y origianles. Y un transfondo tremendo, con esa impresionante enciclopedia que lo explicaba todo sobre los peronajes. Eso si, aunqiue los graficos estaban bien diseñados, siempre encomtre la paleta de coloeres horrenda.

Es una lastima que esta serie no puidese continuar

wow

yo tube este juego y me encataba pasaba horas jugandolo mi personaje favorito era jetta y el que tenia el tridente en la mano no recuerdo el nombre, aprendi ah hacer los overkills solito y bueno fui bastante bueno la verdad es que ahora lo que le veo es que era medio lento pero como dicen es una lastima que no prosperara la saga 5 estrellas increible analisis

Yo tenía este juego!!Por

Yo tenía este juego!!Por aquellos tiempos era un chavalico y engatusado x los street fighter jugué a este creyendo q era parecido. No me gustó en su momento x verlo demasiado lento xro años mas tarde le dí una oportunidad y lo rescaté y entonces me di cuenta de cuanto potencial tenia. Y ahora voy y me entero d q tenia secuela...mmm....toca tirar de emulador

De que juego hablas ?

De que juego hablas ?

Parece ser que hemos

Parece ser que hemos escrito sólo la gente que adoramos este juego, y mira que es raro dada la gran cantidad de detractores que también ha tenido, aunque nunca entendí el por qué, ya que, te guste más o menos, creo que tiene muchas virtudes para como mínimo, merecerse un lugar entre los clásicos del género. Para mí, un auténtico juegazo de lucha.

Buenísima entrada. Saludos.