23 de Octubre de 2014
Abr
11

Analisis de Akumajo Jugdment (Wii)

Categorías: ,

Coliseum el club de la lucha por mhtdtr se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://blogs.gamefilia.com/mhtdtr

 

Este texto (así como todo el contenido del blog) es propiedad de su autor y se encuentra bajo licencia Creative Commons. Se permite la reproducción total y parcial siempre que sea reconocido el artículo original mediante un enlace visible al principio del artículo. Cualquier copia o reproducción total o parcial del artículo sin enlace de reconocimiento será denunciado bajo licencia Creative Commons. 

Akumajo Jugdment es la última entrega de la popular franquicia. Estrenándose en Wii y en formato de lucha uno contra uno veamos que nos aporta:

En primer lugar destacar que es un juego de lucha en 3d uno contra uno un tanto especial. Si recordáis juegos como Power Stone os podéis hacer una idea del tipo de gameplay que ofrece. Si no os lo recuerdo. Es un juego de lucha 3d donde puedes moverte libremente por el escenario. Este cuenta con objetos destruibles que nos proporcionan power ups y ventajas para el combate, además de servir como armas arrojadizas contra nuestros rivales. Además, algunos escenarios cuentan con trampas y elementos de peligro como cuchillas, monstruos que destrozan parte del escenario o pinchos.

Todo esto da lugar a unos combates dinámicos donde los personajes no estarán constantemente luchando entre ellos, sino que pasarán parte del tiempo recorriendo el escenario bien sea para huir, recoger power ups o preparar el próximo ataque. Al tener un gameplay tan peculiar no puede juzgarse al juego de la misma manera que a cualquier otro juego de lucha 3d y no va a ser así como lo evalúe. Sus intenciones son otras, sigue siendo un juego de lucha por supuesto, pero en ocasiones también parece que nos enfrentamos a algún boss en un hack and slash, máxime teniendo en cuenta las fases extra con las que nos encontraremos, pero vayamos por partes.

Teniendo claro como se juega debemos centrarnos en los elementos que componen el juego. En primer lugar disponemos de catorce personajes seleccionables, no todos ellos están disponibles desde el principio, de hecho, en el modo historia, solo empezamos pudiendo elegir a dos, y, poco a poco, vamos desbloqueando el resto. Cada personaje cuenta con una serie de golpes únicos que los diferencian de los demás. Lamentablemente son pocos y todos los personajes los ejecutan de la misma manera, luego una vez que conozcamos como realizar los movimientos de un personaje, seremos capaces de controlar a todos. No es el único fallo en este sentido, ya que el hecho de que los combos se realicen pulsando un solo botón de manera consecutiva o dos a lo sumo simplifica en exceso las cosas. No obstante debemos tener en cuenta que quizá esto se  haya hecho así a propósito para dotar al juego de un gameplay asequible para todo el mundo y alejarlo de propuestas mas elaboradas.

Junto con los golpes normales y especiales de cada personaje podemos ejecutar un hiperataque una vez que la barra del inferior de la pantalla está llena. Este hiperataque se ejecuta pulsando un solo botón y quita media barra de vida si conecta. La animación de estos ataques es espectacular pero quizá un poco lenta. Una vez lo hemos ejecutado media docena de veces estaremos deseando que se acabe la animación cuanto antes. El problema de estos ataques es que quitan mucha vida en comparación con lo rápido que se rellena la barra para ejecutarlos. Es cierto que no es fácil meterlos contra oponentes humanos medianamente listos pero contra la cpu no nos costará nada, facilitando en demasía los enfrentamientos.

También disponemos de objetos para arrojar contra nuestros enemigos. Para ello necesitamos recoger corazones por el escenario ya que, dependiendo del objeto, consumen más o menos corazones. Estos objetos varían bastante entre cruces, dagas, murciélagos o agua bendita pudiéndose hacer más potentes manteniendo pulsado el botón correspondiente. Recogiendo  power ups en forma de cajas podemos alternar entre diferentes tipos de objetos arrojadizos.

En cuestión de escenarios hay suficiente variedad para no aburrir, contando cada uno con elementos propios que los diferencian del resto en forma de trampas o peligros. La mayoría cuenta con ring outs, algunos precisan de romper ciertas partes del escenario para activarlos y otros están ahí desde el principio. Cierto es que la ambientación de todos es muy similar pero es la que se corresponde con la temática y la franquicia que da titulo al juego.

Gráficamente el juego no destaca demasiado. Wii es una consola capaz de mostrar gráficos mejores sin duda pero aun así no son malos y cumplen su papel. Algunos elementos no tienen mucho detalle y los personajes tienen bordes extraños y animaciones un poco ortopédicas a veces pero en general cumplen con su propósito que es lo que se espera de un juego de lucha gráficamente hablando.

La cuestión del control siempre es controvertida en Wii. Podemos jugar con el mando de wii, el de gamecube o el clásico pudiendo incluso conectar un hori stick que, inexplicablemente, reconoce los botones pero no la palanca. Un fallo menor tras probar a jugar con el mando clásico. Sinceramente es la opción más lógica para jugar a este juego. Se puede jugar con el mando de Wii pero es poco recomendable si no te quieres cansar de agitarlo y perder precisión con cada ataque. El de gamecube es demasiado incomodo para juegos de lucha por su ergonomía y colocación de los botones (este juego requiere bastantes) por lo que el mando clásico es la mejor opción para jugar. Fluido y con cada botón donde se supone que tiene que estar. Un botón de guardia, otro de salto, un ataque normal, un ataque secundario, el botón de objetos, el de  hiperataque, una palanca para mover al personaje y otra para las evasiones.

En cuanto a modos de juego está bien servido. Un modo historia compuesto de diez enfrentamientos a una sola ronda, siendo el sexto un combate especial contra monstruos al estilo devil may cry. Realmente no hay mucha historia en este modo y eso tiene una explicación sencilla. Una vez completamos el juego con los trece primeros personajes (todos menos Aeon) el modo historia se convierte en el verdadero modo historia. Cada vez que lo terminemos con un personaje lucharemos contra el verdadero final boss (el time reaper) y veremos el final de nuestro personaje. Lamentablemente este final consiste en alguna línea de texto por lo que tampoco motiva en exceso más allá de ir desbloqueando personajes.

El modo arcade es casi idéntico siendo los combates al mejor de tres asaltos y con el aliciente de terminarlo en el menor tiempo posible. El modo survival es el típico de cualquier juego de lucha solo que peor. Me explico. Es increíblemente sencillo y aburrido. La primera vez que lo probé llegue al nivel 79 sin esfuerzo. Los primeros 60 niveles son tan sencillos que aburren y te hacen plantearte dejarte ganar. Cada 20 niveles nos enfrentamos con Drácula pero es igual de sencillo que los demás enfrentamientos salvo a partir del nivel 80 donde sube de nivel afortunadamente. Llegando lejos en este modo desbloqueamos objetos para personalizar al personaje que estemos controlando. Estos objetos pueden ponérsele a cada personaje en el modo accesorios donde los personalizaremos con sombreros, gafas, capas o alas según nuestros gustos.

Otro modo y quizá, el mas interesante a priori, es el castillo. En el debemos superar una serie de pruebas hasta llegar a Drácula. Son muchas pruebas consistentes en cosas como coger x objetos del escenario, derrotar a un rival con un hiperataque o romper x objetos. Sinceramente, lo que al principio parece muy interesante se torna absurdo incluso antes de finalizar la primera planta al enfrentarnos a misiones tan divertidas como recoger 6 objetos de un nivel mientras un rival nos pega. Cada x niveles podemos guardar la partida y recuperar parte de vida. Así mismo, cada x niveles nos dan objetos para personalizar el personaje que estemos llevando.

Por ultimo el juego cuenta con combates online tanto con amigos como con rivales (gente con la que te has enfrentado y que, tanto el como tu, os habéis declarado rivales) en partidas normales o competitivas con rankings. Lamentablemente este modo de juego no he podido catarlo ya que nunca he encontrado rivales con los que jugar. En el ranking figura gente con mas de 300 combates disputados pero sin duda el retraso a la hora de salir el juego en Europa ha provocado que poca gente lo juegue online a estas alturas.

A nivel musical el juego cumple. Melodías oscuras y típicas de la saga que ambientan a la perfección los combates. Tienen a repetirse con el tiempo pero nunca cansan y, algunas, son de calidad alta. Claro que también os tiene que gustar ese estilo de música.

En definitiva un juego que recomiendo a todo aquel que tenga wii y le gustan los juegos de lucha tipo Power Stone. Al menos os proporcionara mas de diez horas de juego hasta que debloqueis todo lo desbloqueable. Teniendo en cuenta que ha salido por menos de 30 euros es una buena inversión. Abstenerse puristas de los juegos de lucha, o aquellos que busquen una propuesta exigente y dura. Es un juego hecho para divertir a corto plazo y, todo lo que no sea juzgar  así el juego, es un error de bulto. No os cambiará la vida pero os hará pasar ratos muy entretenidos.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

5
Valoración media: 5 (2 votos)

2 Comentarios:

es un buen juego pero con

es un buen juego pero con SF4 en casa ni siquiera lo miraremos

semper fi

SolidCaim "the lone wolf" 

Castlevania

Cuando me entere de que existia un titulo de pelea de Castlevania me sorprendi mucho. Ciertamente prueba que cualquier franquicia puede ser usada en cualquier genero si se tiene ingenio.

Los titulos tipo Power Stone me producen opiniones contradictorias. Suelen ser divertidos y llenos de detalles originales, pero a la larga terminan pareciendo demasiado simples a nivel jugable.

Mil aplausos y 5 estrellas.