25 de Noviembre de 2014
Oct
3

Historia de los juegos de lucha (III): Innovando

Categorías: 

Continuamos este viaje por la historia de los juegos de lucha justo donde lo dejamos. Es 1985 y los juegos de lucha poco a poco se van haciendo con un rinconcito en los arcades. Es la época de la innovación y de los primeros pasos de grandes compañías en el género.

Onna Sansirou - Typhoon Gal - Arcade (1985)

Desarrollado por Taito, llegó a los salones nipones en exclusive en 1985. Protagonizado por una mujer por primera vez, Yuki, mantiene no obstante algunos elementos sociales tópicos como que lleve un gi rosa, llora cuando pierde o recibe joyería cuando derrota a los rivales más duros.

Es el primer juego de lucha que incluye throws y agarres. Aunque no sucede en todos los niveles también es el primer juego de lucha en incluir enfrentamientos contra varios rivales simultáneos. Su gameplay es divertido aunque no muy convencional por lo que tarda uno un tiempo en adaptarse. Primero hay que acercarse al rival y, tras iniciar un agarre, marcar una dirección y uno de los dos botones de ataque.

Se puede de esta manera atacar al rival o cambiar posiciones con él. Uno de los dos botones ejecutará un salto o, si estamos agarrando, un lanzamiento. Normalmente los lanzamientos solo eran posibles cuando el rival contaba con muy poca vida y son la única forma de ganar un combate. En los niveles interiores Yuki puede incluso pegar al rival vencido para ganar puntos extra.

La salud de Yuki se va regenerando a medida que esta descansa lo que hace que sea muy frecuente saltar como un poseso cuando nos enfrentamos a un rival solo para que nuestra vida se vaya regenerando al no recibir o ejecutar golpes. Si no existiese este sistema de regeneración de vida el juego sería imposible debido a su dificultad.

La  música es bastante tranquila en general, más animada y alegre en el sentido de lo que estamos acostumbrados en un juego de lucha. Los gráficos son muy buenos para la época con animaciones curiosas y detalles que logran dar una buena imagen del juego.

Shanghai Kid / Hokuha Syourin Hiryu no Ken - Arcade (1985)

A pesar de que figure Taiyo en la pantalla del titulo ellos no desarrollaron el juego. Fue desarrollado por Nihon game antes de que estos cambiasen su nombre por Culture Brain.

El juego nos presenta a un luchador sin nombre que debe derrotar a varios rivales también sin nombre. El gameplay es bastante diferente de los juegos de lucha de la época. Mientras nos enfrentamos a boxeadores, karatekas y demás expertos en artes marciales un objetivo aparecerá sobre uno de los dos personajes de forma aleatoria. En ese momento podemos ejecutar un movimiento con el botón de ataque y una dirección (si el objetivo está en tu rival) para atacar, o simplemente mantener una dirección para bloquear (si el objetivo está sobre nosotros).

El juego es extremadamente difícil por lo que no se podía pretender llegar muy lejos con una moneda. Sin embargo lo que hace que se disfrute el juego es el reto que supone intentar derrotar a un oponente más que la última vez. El juego tiene un sistema que previene el masheo de comandos haciendo que nuestro personaje pierda un poco de vida si ejecutamos el comando de ataque cuando el objetivo no está aún en nuestro rival.

El juego es más famoso por tener el primer sistema de combos conocidos. Los combos se consiguen masheando los botones a intervalos mientras la palabra rush aparece en pantalla. Estos combos son una serie de golpes más o menos iguales a los custom combos de Street fighter zero 2. También destaca por ser uno de los primeros juegos en incorporar movimientos especiales que se ejecutaban pulsando simultáneamente los dos puños y el botón de patada.

Galactic Warriors - Arcade (1985)

Desarrollado por Konami en 1985 es el primer juego de lucha en permitirnos elegir entre varios personajes. También es el primero en incluir características hoy día comunes como el block damage, bloqueo en el aire, proyectiles, barra de vida moderna, ejecutar varios ataques en el aire, movimientos específicos para cada personaje y varios niveles de fuerza en los ataques. Como veis un autentico innovador en el género.

Podemos elegir entre tres personajes: Samson, un robot con espada, Gaea, un robot femenino con proyectiles en el pecho, y Poseidon, un robot con miembros extensibles. Los tres personajes se mueven lentamente y rebotan entre ellos cuando contactan entre si. Imagino que es porque Konami quería dotar al juego de un poco de realismo en ese aspecto pero solo consigue hacer que el movimiento sea muy raro.

Hay tres botones, uno para atacar que va cambiando aleatoriamente entre tres diferentes tipos de ataque (puño, patada y un tercero exclusivo del personaje). Este sistema no es muy intuitivo haciendo que deseemos tener tres botones para poder elegir el golpe que queremos ejecutar. El segundo botón ejecuta el ataque seleccionado y el tercero sirve para bloquear.

Además de los tres personajes jugables hay varios bosses no jugables. Cada boss tiene un diseño único y sus propios ataques. La mayoría son vencibles pero el penúltimo es prácticamente imposible. Su dificultad es tal que uno de las pocas vías de derrotarlo es consiguiendo que se acabe el tiempo. El combate final es un mirror match. Cuando terminamos el último combate el juego se reinicia con el mismo personaje que estamos llevando contra los mismos rivales dándonos un arma extra tanto a nosotros como a los rivales.

CONCLUSION

Hasta aquí llega la tercera entrega de la historia de los juegos de lucha. En la cuarta entrega veremos como algunos manga se transformaban en juegos de lucha así como las más esperadas secuelas de la época.

Para acceder a las entradas anteriores usa este índice:

Parte 1

Parte 2

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

logicamente

logicamente estos juegos no los jugue en su dia porque era pequeño, pero si que son cuales son, los juegos de lucha siempre se han caracterizado como un genero con grandes franquicias como King of Fighter, Street Fighter, etc larga vida a los juegos de lucha, un saludo.

Muy interesante

Gracias. Excelente conocer estas maravillas.