1 de Octubre de 2014
Mayo
11

Análisis: Bionic Commando: Rearmed

-
Bionic Commando: Rearmed es uno de esos remakes que ya no se hacen. Un remake que no sólo es fiel al juego original de NES, sino que también añade varias cositas que mejoran la ya de por sí acojonantemente buena mecánica jugable. Con motivo del 20 aniversario desde el lanzamiento del Bionic Commando original, los chicos de la ya extinta GRIN lanzaron este juego en 2008 para PC, PlayStation 3 y Xbox 360.
-
Bionic Commando: Rearmed
-
Tanto es el amor que hay depositado en este juego, que los de GRIN tuvieron que hacer ingeniería inversa con el juego original para poder replicar al 100% la curiosa y obviamente esperpéntica física de este. Por no hablar, además, de que los artworks de los personajes están hechos por nada más y nada menos que Toshiaki Mori, alias Shinkiro, artista gráfico que es un habitual en los juegos de SNK. En resumen: un producto bastante redondo.
-
Pasad al análisis si queréis volver a meteros en el pellejo de Spencer y detener a toda costa el Proyecto Albatross
-

-
Historia/Argumento: En el mundo de BC: Rearmed hay dos grandes facciones; los Estados Federados de América y el Imperio. Los imperiales descubrieron unos planos de un proyecto nazi ultrasecreto que se creían olvidados desde el siglo XX, que describían detalladamente cómo desarrollar un arma que acabase con todas las guerras, el arma definitiva. A estos planes se les conoce como Proyecto Albatross.
-
El Generalísimo Killt, del Imperio, roba esos planos con la vaga esperanza de ponerlos en práctica él mismo. Cuando a la FSA le llegan rumores del descubrimiento y posterior robo de los planos, deciden enviar a Super Joe, su mejor hombre, en una misión de infiltración en solitario para destruir el Proyecto Albatross. Pero por algún motivo Joe falla y es capturado. La FSA decide enviar a un segundo operativo, el capitán Nathan Spencer. Y aquí es donde empieza la verdadera aventura. 
-

-
Gráficos: A nivel visual el juego ha sufrido cambios bastante importantes, obviamente para bien, con respecto al título original. Aunque el movimiento está restringido a un plano estrictamente bidimensional, todo -exceptuando algunos sprites en 2D para representar armamento y otros power-ups-, absolutamente todo, está recreado en 3D. 
-
Bionic Commando: Rearmed
-
La iluminación dinámica y los distintos tonos luminosos le sientas de fábula al juego; y estos son empleados con sapiencia en según qué habitaciones o estancias para darles un aspecto visual único y rompedor.
-
El diseño tridimensional tanto de personajes humanos como robóticos y mecánicos es bastante bueno, y estos tienen un tamaño considerable en pantalla. Además, poseen un colorido bastante llamativo.
-
En cada zona distinta se ha respetado el color bandera que dicha zona tenía en el juego original, y esto ha sabido explotarse bastante bien. Si jugamos al original reconoceremos los niveles al instante. 
-
Gráficos: 9
-

-
Sonido: La banda sonora del juego, compuesta por Simon Viklund, es una puñetera pasada. Sabe mezclar a la perfección los ritmos clásicos de 8 bits con otros más contemporáneos, y además hace que queden bien. Los temas de la banda sonora son remixes de los temas clásicos pero hacen que suene todo más actual, por así decirlo. Son temazos de esos que sin quererlo te pones a tararear.
-
Los efectos sonoros no le van a la zaga, y hay alguna que otra vocecilla por ahí, aunque no es nada del otro jueves. 
-
Sonido: 9
-

-
Jugabilidad: A nivel jugable, estamos ante un calco del original con unas mejoras leves. Esto quiere decir que estamos ante un título de plataformas de dificultad infernal, de la vieja escuela. Spencer no puede saltar, y para movernos por los niveles debemos hacer uso y abuso del gancho de nuestro brazo mecánico.
-
Bionic Commando: Rearmed
-
Esto da lugar a que haya secciones en las que debemos tener un timing muy preciso, sin apenas margen de error. Por los escenarios pulula toda clase de enemigos, y nosotros tenemos distintas armas -con munición ilimitada- que podemos usar para dar buena cuenta de ellos. 
-
Se mantiene el mapamundi que también estaba en el juego original, que hace de selector de niveles bastante elaborado. Los niveles están interconectados entre sí mediante caminos y carreteras; y en este mapa también hay convoyes enemigos. Si nos cruzamos con uno accederemos a fases especiales en perspectiva cenital en las que deberemos aniquilar a todos los soldados imperiales que nos salgan al paso. El hecho de que en algunos niveles necesitemos powerups para poder avanzar añade un componente de exploración al juego, aunque sea mínimo.
-
Hay un selector de dificultad que nos permite jugar al juego original en cuanto a, valga la redundancia, dificultad, o tener una experiencia mucho más asequible con vidas ilimitadas, menos enemigos, y algunos bloquecitos extra que tapan ciertos peligros del escenario como caídas al vacío, pinchos, y suelo electrificado. 
-
Bionic Commando: Rearmed
-
Otras novedades que no había en el original son: una barra de vida en lugar de una cantidad preestablecida de HP, rediseño de los jefes finales tanto a nivel visual como en cuanto a patrones de conducta, la posibilidad de cambiar de arma en cualquier momento -en el original sólo podías seleccionar armas antes de cada nivel-, o la habilidad que tiene ahora Nathan Spencer para coger barriles y usarlos como escudo o para lanzárselos a los enemigos cual Donkey Kong. 
-
También hay un modo cooperativo para la aventura principal para hasta dos jugadores en la misma consola. La IA se adapta al número de jugadores, y ambos jugadores comparten vidas. Si uno se aleja mucho del otro, la pantalla se divide automáticamente; y viceversa. Esto puede ser un poco molesto aunque es simplemente cuestión de acostumbrarse.
-
También hay un modo versus bastante resultón, para hasta cuatro jugadores. Podemos seleccionar a nuestro personaje preferido de entre cuatro importantes en la trama: Spencer, Super Joe, Groeder y Killt; cada uno con sus propios parámetros de salud, munición y daño.
-
Bionic Commando: Rearmed
-
Hay tres modos de juego: Deathmatch, Último hombre en pie y Sin tocar el suelo. Los dos primeros son autoexplicativos, y en el último tenemos que lanzar a nuestros enemigos contra el fondo del escenario para matarlos, un poco a lo Super Smash Bros. 
-
En el juego también hay un completísimo tutorial y salas de desafíos de dificultad muy bestia, no aptas para cardíacos ni niñatas lloronas.
-
Jugabilidad: 9
-

-
Diversión/Otros: Si jugamos en el modo fácil, podemos superar el juego en apenas un par de horas. La gracia del juego está obviamente en jugarlo en la dificultad más alta, la que es fiel al original, y pasárnoslo como auténticos machos cabríos.
-
Bionic Commando: Rearmed
-
Este BC: Rearmed es un remake con todas las de la ley. Podríamos decir que fue uno de los últimos juegos buenos que salieron de Capcom, y eso que ellos sólo lo distribuyeron ya que lo desarrollaron los de GRIN. Es totalmente fiel al original y además añade varias novedades para hacerlo un pelín más interesante. Y la banda sonora es la leche.
-
Pese a que hubo censura con el original en NES -el líder al que se refieren era nada más y nada menos que Adolf Hitler- aquí no hay ningún tipo de censura, y de hecho el Führer es perfectamente reconocible cada vez que aparece su sucia jeta por pantalla. Da un gustazo reventarle la jeta...
-
Eso sí, mucho mejor en consola que en PC. Sólo por el hecho de que es más cómodo jugarlo con pad -pese a que en PC también puedes pillar uno- y además en PC es cinco euretes más caro.
-
Diversión/Otros: 9
-

-
Nota Final: (9 + 9 + 9 + 9)/4= 9
-
Conclusión: Bionic Commando: Rearmed es un juegaco del copón. Juégalo sí o sí, cojones.
-
3.4
Valoración media: 3.4 (5 votos)

1 Comentario:

Es uno de esos que al final me pillaré

Incluso en su momento tenía planteado el cogerlo de salida del bazar, pero el no tener gente interesada en jugarlo (Mi entorno de por aquí, salvando a mi novia y un colega son bastante paquetillos) me echó para atrás.

Soon