27 de Agosto de 2014
Mar
11

Análisis: Outland

-
Outland fue uno de los grandes tapados de 2011, entre otras cosas, por ser un título de distribución exclusivamente digital para PlayStation 3 y Xbox 360. Por si no fuese poco, la versión de PS3 fue retrasada un par de meses y finalmente lanzada en el mes de junio, por los problemillas que hubo con PlayStation Network. 
-
Outland
-
A un neófito Outland puede parecerle a primera vista otro clon más de la fórmula Metroidvania... aunque lo cierto es que este título, a base de mezclar elementos de títulos como Super Metroid, Castlevania: Symphony of the Night, o Ikaruga, consigue ser original. A todo ello debemos sumarle, además, un apartado artístico de infarto, y una banda sonora jodidamente bella.
-
Pasad a esta reviú si queréis saber más sobre este titulico de aventura/plataformas/exploraçao
-

-
Historia/Argumento: Un día, un hombre empieza a tener sueños y visiones del pasado. Probó todo tipo de medicinas para intentar dejar de tener este tipo de sueños, pensando que se trataba de algún tipo de problema médico. La medicina era inefectiva; esto era algo mucho más grave. El hombre decidió buscar a un chamán para que le ofreciese respuestas sobre el significado de sus sueños y visiones, y para curarle. El chamán le cuenta al hombre historias muy tróspidas sobre una batalla que tuvo lugar hace 30.000 años entre un legendario héroe y las Hermanas del Caos -una controla la luz del sol, y otra controla la oscuridad de la luna. Las hermanas, y su poder, fueron sellados después de la batalla, pero el héroe murió al terminar la batalla. Resulta que el hombre con visiones es la reencarnación del héroe, y las Hermanas del Caos han escapado de su prisión, y han vuelto a las andadas. Este hombre, al cual maneja el jugador, es el único que tiene los suficientes cojones como para hacer algo, y darles de hostias hasta debajo del paladar a las dichosas Hermanísimas.
-
Como veis, la historia es simple, y llena de tópicos. Pero como suele ser habitual, en este tipo de juegos la historia importa poco o nada. 
-

-
Gráficos: Este juego tiene un apartado artístico realmente bueno, y a las imágenes me atengo para afirmar tal cosa con total impunidad. Los escenarios del juego son realmente bellos y variaditos, con todo tipo de adornos y elementos de atrezzo que le dan bastante personalidad.
-
Outland
-
El juego es bastante generoso en cuanto a colorido, sobre todo por el tema de la dualidad luz/oscuridad (representada en el juego con el binomio rojo/azul). Todo tipo de ataques de energía que emanan tanto de los enemigos como del propio escenario otorgan al juego de una vistosidad enorme, si bien es cierto que en algunas secciones del juego la pantalla puede llegar a estar realmente sobrecargada por destellos de luz, lo que puede dar lugar a breves momentos de confusión. 
-
El diseño de los enemigos está bastante bien, y el número de los mismos es más que decente. Mención aparte merecen los mastodónticos jefes finales, de diseño acojonante, aunque algo tópico. Las animaciones tanto de los enemigos como del personaje principal son bastante fluidas, lo que aumenta la calidad visual del conjunto.
-
La interfaz es clara y sencilla, minimalista. Se muestran la salud, la energía, la alineación (luz u oscuridad), el dinero, y si tenemos una llave de guardián o no. Lo justo y necesario, vaya. 
-
Gráficos: 9,5
-

-
Sonido: Outland posee una banda sonora digna de recordar, de esas que al escuchar un par de piezas distintas mientras juegas te dices a ti mismo "coño, mola", y en cuanto dejas de jugar vas como un logo a bajarte la OST del juego de forma ilícita. La banda sonora, de corte épico y ominoso es sencillamente brillante, sabe perfectamente lo que debe transmitir al jugador, y cuándo transmitírselo. Y esto, señores, es algo que no todos los videojuegos saben hacer. 
-
Los efectos de sonido no están nada mal, y el juego está en inglés, con textos en castellano. La única voz que oiremos en el juego será la del narrador, en los puntos importantes de la trama, que suele ser al derrotar a un jefazo final. El narrador cumple con su papel de forma notable. 
-
Sonido: 9,5
-

-
Jugabilidad: Este Outland es un título de plataformas/aventura bidimensional con algunos momenticos de acción. Como dije al comienzo del análisis, es otro título más que sigue la fórmula de Metroidvania, como Shadow Complex. Aunque el mundo del juego es "abierto", el camino a seguir queda delimitado por las habilidades que no poseemos. Si queremos avanzar por huecos estrechos, deberemos obtener la habilidad de deslizarnos por el suelo, por ejemplo.
-
Outland
-
Su principal seña de identidad es la bipolaridad que hay en el juego entre Luz (azul) y Oscuridad (rojo), de un modo muy similar al ya visto en otros títulos como Ikaruga o Silhouette Mirage. Automáticamente ignoramos todo daño producido por el elemento de la alineación que estemos usando en un determinado instante; y para dañar a los enemigos debemos ser de la alineación contraria. Es decir, que para zurrar a un enemigo azul, debemos ser rojos -cromáticamente hablando, nada que ver con el comunismo- y viceversa. La neutralidad se representa mediante el color amarillo, y este color representa ataques comodín, que pueden afectarnos tanto a nosotros como a los enemigos, independientemente de la alineación.
-
Al comienzo del juego, el personaje que controlamos empieza siendo amarillo, sin tener alineación. Para cuando llevamos alrededor de un tercio del juego completado, ya habremos conseguido ambas alineaciones, sin poder retornar de vuelta al estado neutral, de color amarillo. Llegados a este punto, es donde el juego despliega su verdadero potencial. Los escenarios están plagados de trampas elementales en forma de chorros de colorines, o de formas estrambóticas, amén de estar también infestados de enemigos de ambas alineaciones. Deberemos analizar con detenimiento cada situación para intentar recibir el menor daño posible mientras les repartimos estopa a los enemigos, y esquivamos sus ataques y a las propias trampas.
-
La salud se representa en pantalla con un indicador bastante evidente de corazoncitos verdes, y la magia con orbes amarillos. Para cargar la salud y la magia algunas rocas que nos la rellenan al completo, y algunos enemigos y vasijas del escenario las sueltan al destruirlos. Al eliminar enemigos obtenemos dinero, y por los escenarios también hay vasijas llenas de monedas de oro. Con el dinero podemos comprar expansiones de salud y magia si encontramos la ubicación de las estatuas puestas en los escenarios para tal fin. 
-
Outland
-
Cada enemigo tiene su propia forma distinta de ser derrotado de forma óptima. Eso es, sin recibir estacazos por su parte. Si nos limitamos a avanzar pegando sin saber realmente lo que se hace, poco duraremos en las convulsas tierras de Outland. No faltan tampoco a la cita los clásicos y gordacos jefes finales ocupapantallas, con barrita de vida incluída, en los que tenemos que aprender su modus operandi y actuar en consecuencia para hacer que muerdan el polvo.
-
Las habilidades que conseguimos durante el desarrollo del juego son las típicas, desde la espada que nos permite realizar ataques de melé, hasta la habilidad ya comentada de cambiar de alineación cual seleccionador nacional, o pegar barrenazos bastante sutiles y contundentes usando magia. Por los escenarios hay desperdigadas máscaras de los dioses, a modo de coleccionable. Recogiéndolas desbloqueamos mejoras para algunas habilidades, así como algunas imágenes de arte conceptual. 
-
Lo mejor de todo es que podemos pasarnos el juego entero en colaborando con un amigo -vía internet, eso sí- y avanzar por los distintos escenarios repartiendo mamporros y uppercuts a los incautos que osen interponerse en nuestro camino. También hay algunos retos cooperativos que nos proponen hacer tareas variaditas, aunque no hay un demasiado número elevado de los mismos. Además del modo historia y el cooperativo de la misma, también hay un modo Arcade que consiste en superar los distintos capítulos del juego en un tiempo limitado.
-
Jugabilidad: 8
-

-
Diversión/Otros: Completar el juego puede llevarnos un par de tardes, alrededor de seis o siete horitas. Esto teniendo en cuenta si es la primera vez que lo jugamos, subsecuentes playthroughs harán que la duración del juego caiga en picado, y se quede en la mitad o incluso menos.
-
Outland
-
Eso si decidimos rejugarlo, porque los alicientes que el juego nos ofrece para tal cosa son más bien escasos. El tema logros/trofeos, para los completistas, y los coleccionables del juego, que tampoco es que haya que hacer alguna proeza para conseguirlos, ya que muchos de ellos están a la vista o en localizaciones demasiado obvias en el mapa.
-
Algunos detalles de relativa importancia que le quitan algo de interés al juego es el hecho de que la curva de dificultad se me antoja algo desequilibrada. No puede ser que durante los primeros compases del juego seas un pr0 l33t que se mea -literalmente- en los enemigos que te salen al paso, y que de repente el juego pega un subidón de dificultad considerable porque sí, con todo tipo de aberraciones pululando los niveles. Hay secciones en las que el juego se convierte en un bullet hell jodidamente hardcore, rollo Contra y Metal Slug.
-
Pero eso al fin y al cabo son lo que son, detalles. Al final, y como en una mamada, lo que cuenta es el sabor de boca. Y con este Outland me lo he pasado pipa. 
-
Diversión/Otros: 7
-

-
Nota Final: (9,5 + 9,5 + + 7)/4= 8,5
-
Conclusión: Outland fue uno de los grandes tapados de 2011. ¿Tapados? Venga, en anglosajón, que le da más caché. Outland fue uno de los grandes sleepers de 2011. Un juego que recomiendo a los amantes de los videojuegos, y compra obligada para los amantes de los juegos de este tipo. Diez euros es un precio asequible...
-
...y a cero euros si te lo "regala" Superwon, es un precio de puta madre.
-
5
Valoración media: 5 (2 votos)

4 Comentarios:

Dos cosas: La primera, el

Dos cosas:

La primera, el juego me recuerda mucho, en sus escenarios, a Patapon.

La segunda ¿qué o quien es Superwon?

vU3m vl0c, ai t3 d3J0 m1s 10+!!!!!!!!!1111111

biZitaH 3l m1oO0!!!!!!1111unounouno http://gernemoma.blogspot.com/

P.D: ¿Como algunos pueden escribir así de manera tan natural?

Dualidad

 

No conocía de nada este juego. Me ha llamado la atención su sistema basado en los dos colores. Realmente, como dices, recuerda Ikaruga y Silhouette Mirage, y parece que lleva a situaciones interesantes tal como en esos juegos. Y el apartado visual me ha dejado boquiabierto (en espacial la penúltima foto)

Mil aplausos y 5 estrellas  

 

...

@Nenañiño: Sí, a mí me ha parecido inevitable también acordarme del trabajo de Rolito en la saga Patapon, aunque no lo haya mencionado en el texto.

...

No había caído mientras jugaba al juego, pero me he dado cuenta de que hay no pocas referencias en el mismo a Planescape.