21 de Octubre de 2014
Ene
8

Análisis: The Binding of Isaac

-
Me declaro muy fan de lo que yo llamo juegos hijos de puta. Ese tipo de videojuegos que te obliga a estar siempre alerta, en los que vas vagando por los escenarios y la muerte puede llegarle a tu avatar en el jueguico por el lugar y en el momento más insospechado.
-
Y esto sólo es el comienzo...
-
The Binding of Isaac es uno de esos videojuegos que, como Spelunky, mezcla distintos géneros que dan lugar a una auténtica bomba de relojería a nivel jugable. La gracia de estos juegos está, principalmente, en que hay lo que en el mundillo se conoce como permadeath. Que te mueres pa siempre, vaya. O dicho de otro modo: te tienes que pasar el juego del tirón. No hay ningún modo de guardar la partida una vez se inicia la aventura.
-
Antes de lanzarme a la piscina, he de decir que en este cutretexto hablaré de The Binding of Isaac junto con su DLC: Wrath of the Lamb. Como no he tenido la oportunidad de jugar a este juego sin su expansión, no sabría separarlos para hablaros de las bondades de uno y de otro, así que avisados estáis. 
-
La historia de The Binding of Isaac está inspirada por la historia bíblica homónima. Isaac, un niño pequeño, y su madre, vivían felices hasta que esta buena señora comenzó a escuchar a Dios. El Señor le dijo a la madre de Isaac que el alma de su querido niño estaba siendo corrompida por el mal, y que debía despojarle de ese mal. Sin pensárselo dos veces, la atenta y devota madre tira todas las pertenencias del pobre crío, incluyendo juguetes, videoconsolas, e incluso su ropa. Pero la voz divina vuelve a hablarle, esta vez pidiendo que aisle al niño de todo el mal que hay en el resto del mundo, dando lugar a que la señora encierre con llave al niño en su cuarto. Por tercera y última vez, la madre escucha la voz de Dios, esta vez pidiéndole que sacrifique a su hijo como muestra de amor y devoción. Ella está decidida a hacerlo. El pequeño, que ha visto la escena por un agujero de la puerta de su habitación, se acojona vivo. Empieza a buscar una salida desesperadamente en su cuarto, y la encuentra. Se trata de una trampilla que da al sótano. Viéndose atrapado, decide escapar por el sótano, aunque quizá no haya sido una muy buena idea...
-
Al final podemos acabar yendo así de chetos, con un mojón en la cabeza y la cabeza de nuestro gatito Guppy orbitando alrededor de Isaac
-
Pese a lo que dije más arriba, y siendo este Isaac del género del que es, no es tan hijoputa como cabría esperar. Por lo que he leído en foros y en hilos de comentarios de análisis del juego en distintos sitios, la gente se queja mucho de la dificultad. A mí el juego no me ha parecido excesivamente difícil, aunque ya vengo curtido de Spelunky. Creo que el principal problema que los jugadores tienen con este juego es que no llegan a comprender del todo la mecánica. No sólo es bueno explorar en pos de nuevos ítems que aumenten nuestras posibilidades de supervivencia, sino que es lo que debes hacer si quieres hacer precisamente eso, sobrevivir. Desde mi punto de vista, no puedes pretender ir avanzando nivel tras nivel dejándote habitaciones sin explorar en las que pueden haber power-ups que te salven el culo. Lo idóneo es arramblar con todo lo que pilles cuanto antes mejor, puesto que la resistencia que ofrecen los enemigos al principio de la aventura es mínima en comparación con lo que te encuentras más adelante. Vamos, que si avanzas porque sí, en realidad estás haciendo que el juego sea más difícil por no tener un equipamiento en condiciones.
-
Los controles son realmente sencillitos, y el combate es muy loco y acelerado, todo en tiempo real. En este aspecto, el juego puede recordarnos a un Smash TV, ya que para avanzar de una habitación a la siguiente debemos liquidar a todos los enemigos de la estancia en la que se está actualmente. Eso en el caso de haberlos, lógicamente. 
-
Uno de los principales alicientes para la rejugabilidad del juego es la forma aleatoria que tiene el juego de presentarte absolutamente todo: tanto la forma de generarse que tienen los niveles, como los elementos que puede haber en cada estancia (enemigos, objetos), además del propio tipo de habitación. Como en muchos otros juegos del género. Así, cada partida es radicalmente distinta a la anterior, y es virtualmente imposible que haya dos partidas iguales
-
OLA K ASE
-
Hay una cantidad muy bestia de objetos, y se dividen en varias categorías. En primer lugar, tenemos las propias lágrimas de Isaac, que es con lo que ataca el pobre niño asustadizo. Algunos objetos modifican el comportamiento de los proyectiles que lanzamos, y podemos tirar lágrimas cuádruples, o incluso rayos láser. Por otro lado, tenemos objetos consumibles cuyo efecto depende del propio objeto en sí, otro que es un objeto de equipo que nos proporciona mejoras pasivas, y un último que podemos utilizar en momentos puntuales y cuyo efecto también varía según el objeto, pero con la peculiaridad de que sólo podremos reutilizarlo cuando avancemos un determinado número de habitaciones. Se presupone que este último tipo de objeto es muy cheto, y por ello requiere un tiempo de reutilización entre uso y uso. 
-
Al margen de enemiguillos estándar que hay en las habitaciones, también hay jefes finales. Los patrones de ataque y comportamiento de todos ellos no son excesivamente complejos de adivinar, todo lo contrario. La principal dificultad del juego radica, por tanto, en la propia aleatoriedad del mismo y en el hecho de que se trata de una especie de carrera de desgaste. El más mínimo error puede condenarnos, y es mejor jugar siempre sobre seguro. En un juego en el que el azar influye tanto, no puedes confiar en este factor ni por asomo.
-
Lo más llamativo del juego es sin duda su peculiar apartado artístico. Antes de jugarlo siempre he leído adjetivos como «asqueroso» o «escatológico». A mí me parece muy graciosa y resultona la forma que han tenido de usar flash McMillen y Himsl. Hay que reconocer que imaginación no les falta. Entre todo el elenco de enemigos deformes del juego nos encontramos muchas referencias a varias religiones, principalmente el cristianismo. Estas referencias van más allá y se dejan ver bastante también en el inventario. También hay algunas referencias a la cultura pop e incluso algunos memes dentro del juego en forma de item chorra uberpoderoso (bombas TROLOLOL o el SHOOP DA WHOOP). Hay mucho sentido del humor. Humor negro, negrísimo, eso sí. Tan negro que Angelina Jolie podría adoptarlo. 
-
;_;
-
La banda sonora del juego es variadita, con algunos temas ominosos y acongojantes y algunos incomprensiblemente entusiastas pero que pese a todo quedan la mar de bien. En los enfrentamientos contra los distintos jefes finales suena un tema realmente épico. Pero épico del tipo de los que no quieres que la batalla acabe para seguir escuchándolo.
-
Además de a Isaac, podemos seleccionar a otros personajes bíblicos, incluyendo Judas, Caín, Sansón, Eva o Magdalena. Básicamente son pallete swaps de Isaac, pero con unos atributos iniciales distintos (salud, daño, velocidad, alcance de proyectiles). Más variedad aún si cabe. Y hablando de reskins, cada item equipable cuyos efectos se solapen tienen efecto estético en nuestro personaje. Anoche mismo mientras jugaba, Isaac era un niño obeso, con un pañuelo de vidente en la cabeza, tuerto, con la cara llena de hollín y con tacones. Ah, y rodeado de una seta de 1UP de Super Mario, su hermanito fallecido, y su gatito decapitado; estos tres últimos entes orbitando alrededor de él. Jodidamente macabro. Y esta es sólo una posibilidad de, literalmente, millones de ellas.
-
Y es precisamente esto lo que hace bastante más asequible este The Binding of Isaac que Spelunky, hablando de dificultad. En este juego puede haber miles de combinaciones ganadoras, si nos tomamos el tiempo suficiente para ir acumulando items durante la aventura, ya que los efectos se solapan. En Spelunky no hay tantas combinaciones al no haber tanta generosidad con los objetos. Y estas combinaciones te proporcionan la remota posibilidad de completar la aventura, tampoco te aseguran nada. Aquí influye la suerte bastante, mientras que la habilidad pasa un poquito a un segundo plano. En Spelunky pasa todo lo contrario.
-
Goodbye, cruel world
-
Además del juego estándar, hay una serie de desafíos disponibles que básicamente son comenzar la aventura con algún objeto ventajoso o alguna desventaja graciosa. Cada uno de estos mods tiene su propio logrico en Steam
-
Resumiendo, es un juego que me parece la hostia de divertido, con un apartado técnico resultón y rejugable hasta la saciedad. Está a un precio de risa en la plataforma de distribución digital de Valve, y prácticamente no hay Humble Indie Bundle en el que no lo encasqueten. Compra obligada para todo hijo de vecino. 
-
Nota: 10
-
5
Valoración media: 5 (1 voto)

3 Comentarios:

Buen análisis, un diez para

Buen análisis, un diez para mí es quedarse corto, fíjate lo que me impactó. Solo dos peros, en el apartado personajes el único añadido con la expansión WRATH OF THE LAMB es Samson, el resto venían de serie con el juego base y hay un personaje más oculto que se desbloquea pasándote el juego la friolera de 11 veces (cada vez que te lo acabas el final es diferente y "más dificil" se hace (lo entrecomillo para explicarlo en el siguiente pero. Sobre la dificultad han corrido ríos de tinta, que si es muy difícil, que si es muy injusto o frustrante... en fin, de todo. Después de estar jugando desde que salió y abandonarlo al poco de salir la expansión porque perdí la partida guardada lo he retomado estos días con la excusa del Humble Indie Bundle 7 y qué decir... han reducido la dificultad sobremanera. Cuando el juego salió al mercado o directamente las primeras semanas de salir la expansión el juego tenía picos de dificultad bastante importantes (The Widow iba muchísimo más rápida y te lanzaba muchas más arañas, salían menos puertas con tratos, las puertas celestiales que te convierten el juego en un paseo NO EXISTÍAN...) En resumen, que el juego al principio era muy difícil, pero no sé si es por las quejas de la gente o que con el tiempo me he curtido bastante pero ahora me parece un paseo. Lo dicho, buen análisis y si quieres dejo aquí mi perfil de Steam, para charlar o echar algunas partidas que visito bastante tu blog y me mola tu forma de analizar, un saludo! http://steamcommunity.com/id/Dridrini

...

@Dridrini: Ya he editado lo de los personajes. Lo de ??? lo sabía, lo de que la versión original era más troll no. Sé que con Wrath of the Lamb se incluyeron un porrón y medio de objetos... así que básicamente este DLC es un modo fácil para el juego. Muy bien todo.
 
Un saludo. 

Aunque pinta interesante

No me atrae lo mas mínimo. Y no sé porque. Quizá es por el hecho de que la gente lo endiosa tanto, que luego me pasa lo de casi siempre: Que no me parecerá para tanto, y es mas, le cogeré hasta asco por ello.

Le añades que tengo juegos sin probar a reventar (De PC y 360) y las ganas se diluyen aún mas. Quien sabe mas adelante. por lo pronto y como siempre, un placer leer tus janalisis ^^