25 de Octubre de 2014
Sep
5

Análisis: Ninja Gaiden 3

-
Supongo que a estas alturas todos estaréis al tanto del batacazo que se llevó Ninja Gaiden 3 en cuanto a reviews de prensa especializada. Y si no lo estáis, ya os lo recuerdo yo, qué coño. La reviú más destacada de este juego, amén de la que más dio que hablar fue la de IGN, ya que le dio un 3/10 y llamaba al juego, cito textualmente, "un desastre técnico". Luego vinieron los chistecitos, que si NG3 es un juego cuya nota va implícita en su título... y lo peor de todo es que desde fuera probablemente la nota de IGN pareciese algo radical, pero una vez catas el juego en profundidad te das cuenta de que no iban demasiado desencaminados.
-
Ninja Gaiden 3
-
Diréis lo que queráis, pero el hecho de que la calidad de este Ninja Gaiden 3 sea infinitamente inferior a la de las dos sobresalientes entregas anteriores es resultado directo de la marcha de Itagaki del Team Ninja. Fanboy de Xbox 360 y todo lo que queráis, sí, pero es uno de los pocos señores de esta industria tan prostituida que sabe lo que quiere, y cómo lo quiere. Como siempre, si queréis saber más sobre este mediocre hack 'n slash, haced clic en "Leer más".
-

-
Historia/Argumento: Unos tipos muy locos y con muy malas pulgas liderados por un psicópata con túnica carmesí y una máscara de ópera que se hacen llamar Lords of Alchemy (Señores de la Alquimia, LOA) han arrasado por completo la ciudad de Londres y la han reclamado para sí. Amenazan con hacerle lo mismo a distintas ciudades a lo largo y ancho del globo si no se cumplen sus exigencias. En este caso, exigen a Ryu Hayabusa.
-
Y ya. Poco más hay que contar, el argumento es un poco bastante ridículo. Incluso meten giros de guión absurdísimos como queriendo sorprender pero que realmente dan risapena dada su pésima ejecución.
-

-
Gráficos: A nivel visual el juego es notable, destacando sobre todo las bellas y variadas localizaciones que visitaremos durante la aventura. Eso sí, los escenarios pecan de estar vacíos, y la interacción con estos es prácticamente nula, a excepción de las zonas en las que podemos escalar o trepar por cuerdas.
-
Ninja Gaiden 3
-
El diseño de Ryu Hayabusa es el mismo que ya pudimos ver en Ninja Gaiden 2, y luce acojonantemente bien. Los enemigos son variaditos y tenemos desde terroristas hasta mutantes, quimeras, demonios, perros e incluso un jodido T-Rex. La pega está en que sólo hay un aspecto para cada tipo de enemigo, de modo que tenemos la sensación de estar machacando siempre a los mismos tíos. 
-
Se han eliminado incomprensiblemente las mutilaciones y demás desmembramientos que sí que podíamos disfrutar en Ninja Gaiden 2. Aquí los enemigos simplemente van mostrando su estado mediante heridas y los cortes que les asestemos con nuestra katana. Eso sí, al menos siguen sin cortarse un pelo en cuanto a la sangre.
-
La cámara siempre es libre, y podemos ajustarla como queramos con el segundo stick para procurar que los enemigos no nos peten el cacas. 
-
Gráficos: 7
-

-
Sonido: El juego está doblado tanto en inglés como en japonés, aunque hay subtítulos en castellano. La labor realizada en este apartado cumple, aunque ningún actor de doblaje destaca especialmente por su trabajo. La banda sonora pasa muy, pero que muy desapercibida, quedando en poco más que música machacona que acompaña mal a los combates.
-
Sonido: 5
-

-
Jugabilidad: Agarraos, que vienen curvas. La jugabilidad de este juego se ha simplificado hasta límites absurdos, suponiendo una involución más que clara con respecto a la anterior entrega de la saga. Una cosa es querer hacer el juego asequible para la mayoría de jugadores -algo que sinceramente, no tiene cabida en un Ninja Gaiden- y otra muy distinta es capar sistemáticamente opciones de juego.
-
Ninja Gaiden 3
-
Para empezar: sólo tenemos un arma blanca. La primera en la frente. Olvidáos de usar las cuchillas vigorianas o la guadaña, porque aquí sólo podremos usar la katana. Como arma de largo alcance tendremos un arco compuesto de estética muy hi-tech y, cómo no, los shurikens y dagas. Y ya está, este es todo el arsenal del que dispone Ryu para cargarse a los malos. Una total ridiculez.
-
Podemos esquivar los ataques enemigos deslizándonos por el suelo, y también podemos bloquear sus ataques con nuestra katana. Con el deslizamiento también podemos lanzar a los enemigos por los aires, lo cual puede dar lugar a juggles y combos tan simples de realizar como bonitos de ver.
-
La IA de los enemigos es más bien simple, y respetan la regla básica de las pelis de artes marciales: aunque estemos rodeados por más de veinte enemigos, sólo nos atacará uno de ellos. No se organizan, ni nos tienden emboscadas -más allá de las secuencias que hay scriptadas- ni nada por el estilo.
-
Ninja Gaiden 3
-
Cuando matamos a un número determinado de enemigos, el brazo de Ryu brillará de color rojo, indicando que podemos activar el modo cheto, en el cual Ryu hará insta-kill a cualquier enemigo que haya cerca exceptuando jefes finales. Matando enemigos y asestándoles katanazos también rellenamos una barrita adicional de Ninpo. Una vez llena, podemos usarla para realizar un ataque devastador que, además, nos sanará. 
-
No hay ningún tipo de power-up en los niveles. Lo que más se le parece son los halcones que hay esparcidos en distintos puntos de los escenarios, que sirven para guardar la partida y para rellenar nuestra salud. 
-
Con respecto a los modos multijugador... -sí, habéis leído bien, le han metido un multijugador al juego con un calzador bastante gordo- tenemos modos cooperativos y competitivos. Dichos modos nos meterán en la piel de un ninja anónimo al cual podremos personalizar con un editor bastante cutre en cuanto a posibilidades de edición.
-
Ninja Gaiden 3
-
En esta vertiente del juego está lo que cabría esperar, los típicos team deathmatch y misiones cooperativas, aunque también hay algunas misiones específicas que podemos jugar solitos. Ah, por cierto, el juego tiene online pass.
-
Resumiendo: un juego bastante casualón que se resume en aporrear X e Y sin sentido y hacer Izuna Drops a los enemigos. Se han cargado la esencia de Ninja Gaiden, y se la han cargado bien
-
Jugabilidad: 2
-

-
Diversión/Otros: Podemos completar las ocho misiones en las que se divide el juego en un par de tardes. Eso sí, los modos de dificultad más altos pueden ponernos en más de un aprieto. En este aspecto sí se ha respetado la esencia Ninja Gaiden. 
-
Ninja Gaiden 3
-
Seré honesto, con este juego he tenido un curioso dilema interior. Mientras que el comienzo del juego me gustó bastante -no en vano eso de un ninja cargándose terroristas con armamento hi-tech me recordó mucho al The Cyber Shinobi de Master System y ya se sabe lo que pasa con la nostalgia amén de que la ci-fi cutrilla me encanta-, poco a poco tanto el desarrollo como el argumento iban perdiendo fuelle hasta convertirse en poco más que un chiste. Para cuando has acabado la tercera misión es cuando te das cuenta de que el juego tiene poco o nada más que ofrecerte
-
No pedía una historia digna de Óscar, pero tampoco esta ridiculez extrema. Como acabo de decir, tiene un comienzo que me ha gustado muy mucho, pero el juego se hace terriblemente soporífero a medida que avanza la trama, usando personajes estereotipados a más no poder -no en vano es una japonesada- y retórica barata de supervillano. 
-
No he podido probar el multijugador pero por lo que he presenciado no me pierdo gran cosa. Es tan malo que el Bomberman Act: Zero a su lado parece un juego de ocho.
-
Diversión/Otros: 1
-

-
Nota Final: (7 + 51)/4= 3,7
-
Conclusión: Ninja Gaiden 3 es un juego bastante mediocre. Ni punto de comparación con los capítulos anteriores en las generaciones de 128 bits.
-
5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

Ni regalado lo quiero

es presuntuoso pero creo que molestarse en bajar la demo fue bastante como para que cualquiera tenga dos dedos de frente no lo pillé. Sin duda es el ejemplo de la involución en sagas de renombre DLCs por armas, solo una katana para pasarse el juego aunque creo que metieron la guadaña gratuita también que ´´generosos´´  con el porrón que había en los otros...

...

@IGRuiz: Es lo que digo en el análisis, que la marcha de Itagaki se nota, y mucho. Si hubiese tenido algo que ver en este proyecto no hubiese permitido semejante prostitución, vamos, sólo hay que ver la diferencia que hay entre NG2 y 3.