29 de Abril de 2017
Mar
3

Análisis: GoldenEye 007: Reloaded

-
Ay, GoldenEye 007 Reloaded. Lo muy de puta madre que me lo pasé al poco de iniciarlo, y lo «mierder» que fue tornándose con cada nuevo nivel que fui jugando. No es que sea especialmente fan de las aventurillas de Jaime Vínculo, pero los jueguicos interpretados por el celebérrimo personaje parido por la mente de Ian Fleming siempre me han hecho un poquito de tilín. Tenían un je ne sais quoi que los hacían encantadores. Vamos, que emular a James Bond siempre es la hostia. Tiene el mejor trabajo del mundo. Conduce cochazos de lujo, se emborracha, mata gente, folla con hembras despampanantes... y además, recordemos que es su empleo. Vamos, que le pagan por ello.
-
¡Y esto por la broma con la pastilla de jabón!
-
Para los que no lo sepáis, Reloaded es la versión en HD y para consolas de verdad de GoldenEye 007 de Wii; lo que convierte a este videojuego en un port en alta definición del remake del original de Nintendo 64. Casi nada, ¿eh? Pues esperad a que pase una generación, u otra más, en la que tendremos que comermos el port del DLC de la precuela de la secuela de la reedición en 4K del juego origen.
-
La trama es la misma que la del film y el videojuego original, pero adaptada al estilo de las películas de Bond interpretadas por Daniel Craig; de modo que el rubiales le pone su careto al superespía, y todo o casi todo ha sido rehecho desde cero porque sí. En cierto modo parece más bien un reimagining que un remake, sin más. No sé vosotros, pero una cosa es adaptar una obra a los tiempos que corren ahora a nivel tecnológico (gadgets, armas, situación geopolítica) y otra muy distinta es cambiar las ubicaciones en las que se desarrolla la trama porque sí. Y eso mismo se hace en este Reloaded, donde te meten una fase en un club nocturno en Barcelona por la puta cara, y la misión final en Nigeria en lugar de Cuba. Con dos cojones.
-
Ciñéndonos al asunto que tenemos entre manos, que me voy por los cerros de Úbeda; la trama. Por lo general es idéntica a la del film en el que está basado el videojuego. Es decir, rusos malvados, satélite del mal, y James Bond salvando el día. Matando al villano y cepillándose a la chica de la semana durante el proceso. Lo que en prácticamente el 95% de las pelis de Bond, vaya. 
-
Killo, ¿me coge er teléfono?
-
A nivel gráfico no esperéis gran cosa. Es un port en alta definición de un juego de Wii, aunque lo jodido (a la par que gracioso) del asunto es que podría pasar por el enésimo Call of Duty por lo sobrio y pasillero que es el diseño de los escenarios. No sorprende, pues, que la distribuidora haya sido Activision. Esto se extrapola a otros aspectos del juego como la propia jugabilidad, de la que hablaré más adelante. Podría definir a este videojuego con las palabras «Bond of Duty» perfectamente, que no estaría faltando a la verdad.
-
Puede que el mejor aspecto de este videojuego sea el sonoro, pues al perfecto doblaje al castellano hay que sumarle el hecho de que tanto Bond como M conservan el mismo actor que en las películas, lo cual le da un pequeño plus de inmersión. Algo que no me ha gustado nada, y es que soy muy tiquismiquis con estas cositas, es el hecho de que no haya forma alguna de habilitar subtítulos en nuestro idioma. Soy así de moderno yo.
-
Donde realmente llega la vergüenza ajena, y la risa, es en la jugabilidad de este título. Que sé que os gusta leerme cuando estoy de mala hostia, y soltar mierda sobre cosas que odio. Chavalotes, es vuestro día de suerte, pues hoy estoy de mal humor, y Reloaded va a pagar los platos rotos. 
-
OUR GUNS GO PEW PEW PEW
-
Como ya dije más arriba, estamos ante un Call of Duty. Sustituid el protagonista mudo de turno por Bond y sus one-liners, y tendréis este GoldenEye. Realmente no tengo ningún problema con el sistema de juego de los CoD. Pero es que este título es un quiero-y-no-puedo que se queda a caballo entre el original de N64 y el enésimo shooter genérico de esta generación. A saber: tenemos el sistema de objetivos del que ya se hacía gala en el juego de Rare a finales de los 90. Es decir, para cumplir las misiones con éxito, debemos realizar una serie de objetivos adicionales además del más que tópico «llega al final del nivel». Dichos objetivos varían en función del nivel de dificultad escogido, aunque al final se reduce a «mayor dificultad, más objetivos por completar». Hasta aquí todo bien. El problema llega cuando, por alguna razón que escapa a mi entendimiento, acabamos una misión sin cumplir los objetivos que se nos piden, y el videojuego nos deja pasar al siguiente nivel sin más. La primera en la frente.
-
Por otra parte, el juego se vuelve un auténtico infierno en los niveles más altos de dificultad (sobre todo en Clásico, donde no hay regeneración de la salud) en los compases finales del juego. Lo más insultante de todo es lo terriblemente mal planteada que está la pelea final contra el villano del juego. Es un ejemplo claro de cómo no hay que diseñar un combate final. A saber: estamos en una habitación de un tamaño relativamente pequeño encerrados con él. Tenemos que realizarle cierta cantidad de daño (sin que haya ninguna barrita de salud visible, debemos deducirlo nosotros) para que le dé por llamar a sus refuerzos. Una vez llama a una oleada de esbirros dispensables, debemos despacharla. Reinicia, y repite. Tres veces. Y en la última oleada, tiene además un helicóptero dándole fuego de apoyo. Esta parte la pude completar en Clásico aprovechándome de algo que no tenían previsto los programadores: encerrarme adrede en una de las habitaciones por las que aparecen los enemigos de forma indefinida para «cerrar el grifo» y que sólo apareciesen en otra que estaba en el extremo opuesto de la estancia principal. A ver, no me quejo de la dificultad. Pero cuando muero, me gusta saber que ha sido por un error mío, y no porque un grupo de programadores bastante hijos de puta ha querido perpetrar un ejercicio de sadismo sin venir a cuento, pues el pico de dificultad que se inicia exactamente en al llegar a Nigeria es atroz no, lo siguiente.
-
Sobre el modo multijugador, es el típico que cabría esperar en estos casos. Está plagado de niños rata, y lo que es aún más risible: únicamente juegan al modo de juego Duelo por Equipos, llamado aquí convenientemente «Conflicto por Equipos». ¿Que por qué hace gracia? Porque, salvo el logrito de jugar en todos los mapas, no hay más trofeos desbloqueables ahí. El resto son relativamente sencillos y están únicamente disponibles en los modos en los que podemos manejar a una miríada de villanos de la saga Bond, como Tiburón, el Dr. Kananga, Tee-Hee o Max Zorin. Pero los niños rata no juegan a esos modos porque los modos guapos son por equipos, socio. Pese a que también puedas jugar con estos personajes en partidas temáticas con facciones.
-
-
KNOCK KNOCK
-
El multijugador a pantalla partida también se mantiene, aunque no esperéis bots ni nada que se le parezca. Son los grandes desaparecidos de esta generación. Vamos, que al margen de lo risible que resulta darle garrotazos a Bond con el Dr. Kananga empuñando un Laser Moonraker, no vas a obtener mucha más diversión que no puedas tener en cualquier otro shooter de consola con multijugador local. 
-
Como rimbombante extra de esta versión HD, tenemos una suerte de modo Operaciones Especiales à la Modern Warfare 2 que resulta terriblemente soso y que, además, no tiene cooperativo. Además, ni este modo ni la campaña son rejugables. Resumiendo: GoldenEye 007: Reloaded es un título mediocre. Como siempre digo, me lo paso muy de puta madre con los juegos buenos y con los juegos de mierda. Con estos últimos, además, tendría material para un Puta Mierda de Juego. Reloaded es un título que se queda en tierra de nadie, condenado al fracaso y al olvido. No te gastes dinero en él. Si te lo prestan, dale un tiento. Yo me gasté 10€ en él de primera mano, y casi que me estoy arrepintiendo.
-
Nota: 4 
-
5
Valoración media: 5 (2 votos)

4 Comentarios:

No fui capaz

Ni me lo pasé, fue llegar a la nieve que en la N64 era un mapa abierto donde podías hacer las misiones en el orden que te salieran del nabo, y aquí era un puto pasillo...hasta ahí pude soportar tal mierda de juego.

Un saludo y 5*

La campaña es puto COD,

La campaña es puto COD, puede que te metan fases de sigilo pero sigue siendo el mísmo pasillo con ejércitos de Rusos por matar. Esa copia burda del Spec Ops del MW2 se la podían habe ahorrado, el multi online está desierto y m´s muerto que Julio Cesar...

.....PEEEERO, hay una cosa que le redime y es su multi local. Poder echar una partidilla con 3 colegas más en tu casa como en los viejos tiempos con todos los trucos, pistola de oro, balas de pintura, el amigote cabrón que siempre se pilla a Odjob y unas birras te garantiza una buena tarde de risas y diversión. Ya solo sea por eso, redime el título.

Y ni se te ocurra quejarte del modo 007 clásico que es lo único bueno y con personalidad del juego. Que tu seas un manta que no sabe jugar sin salud regenerativa eso es otra historia...LMAO  No durarías ni 3 telediários en el modo 00 Agent del original, nenaza! XD

Un Saludo.

...

@ivanete84: Y bien que has hecho. El duelo final con Trevelyan en Clásico es bien gracioso.
 
@Sergio: Pero qué dices, so gitano. Si me lo he pasado en clásico. Y no, este juego no lo redime ni el polvo que echan en plena selva con todos los soldados mirando Bond y la chica de la semana. 

Ni con un palo

Olía mal desde que lo anunciaron. Un remake "adaptado a los nuevos tiempos" por Activision. Y ojo, que estoy abierto a remakes, pero huele a Call of Duty de lejos. No opinaré por tanto, simplemente lo dejaré pasar de largo.

Pasa algo parecido con Quantum of Solace. Que mezcla la jugabilidad de Call of Duty, pero algo mas pausada e intentando dar algo de historia (Supera a la película del mismo nombre, pero no era dificil, la verdad). A mí me gustó en su momento (Fue mi primer juego a 1000G en 360, de hecho), pero me parece que ese, y el 007 Blood Stone van a ser los únicos juegos decentes de Bond esta generación (El Legends es otro que me da miedo así que como con este Reloaded, pasaré de largo)

PD: Si tenían los derechos, podrían haber puesto el original de N64. Eso hubiese sido un añadido excelente. Como el Flashback del Bazar. Puede gustarte o no el Remake, pero que traiga el original es un extra muy jugoso.