31 de Octubre de 2014
Dic
1

Análisis: Doom II: Hell on Earth

-
"El infierno ha decidido que eres demasiado difícil de contener, se porta bien contigo y hace que un portal que te lleve a casita aparezca de la nada". Muy bien todo. Después de petarle el ano a todo bicho viviente en las bases militares y científicas de Phobos y Deimos, y de cruzar el mismísimo infierno reventando también a todo quisqui (incluyendo varios Ciberdemonios y Spider Mastermind)... el infierno decide que no ha tenido suficiente Doomguy, y por eso decide invadir la tierra. Porque sí. Porque pueden. Y, sobre todo, for the lulz. Que me expliquen a mí en qué puta cabeza cabe esto.
-
El yayo de los sóters sigue teniéndolos bien puestos
-
Doom II: Hell on Earth es, como suele ser habitual, más grande, más mejor, pese a no ofrecer grandes cambios con respecto al primer Doom. Porque, qué cojones. Si algo funciona, ¿para qué lo vas a cambiar? Como ya pasó con el análisis de la primera parte en aqueste humilde blog, que conste que en todo momento hablo del relanzamiento de este juego en XBLA, la plataforma de juegos de descarga digital de Microsoft para su Xbox 360. Este relanzamiento vino además acompañado de un nuevo episodio para el juego llamado "No rest for the living", y que supone todo un desafío. Y eso, teniendo en cuenta, que Doom II ya es jodido de por sí. Si queréis acompañarme en esta aventurilla, coged vuestra escopeta de dos cañones, y vámonos ya mismo a defender la puta Tierra
-

-
Historia/Argumento: La trama de Doom II: Hell on Earth se queda donde acabó el primero. Con las huestes demoníacas invadiendo la mismísima Tierra. Las defensas del planeta son hechas trizas en cuestión de días. Para cuando nuestro marine espacial sin nombre vuelve victorioso del mismísimo infierno mediante un portal, descubre que su victoria ha sido pírrica. No ha conseguido detener nada, ya que se encuentra el planeta devastado.
-
Nuestro amigo y vecino el Doomguy se dispone a patear anos de demonios de nuevo. 
-

-
Gráficos: A nivel gráfico este juego es idéntico a su precuela. Obviando, como es lógico, los nuevos enemigos incluidos, y el hecho de que los niveles son distintos y, sobre todo, son mucho más complejos. Están bastante mejor construidos. Se nota que la muchachada de id Software cogió bastante soltura con Wolfenstein 3D y el anterior Doom, y eso se nota en los niveles de Doom II.
-
Siempre es más mejor patear anos de demonios en compañía
-
Por lo demás, nada nuevo bajo el sol. Es Doom II adaptado a televisores HD, con multijugador a pantalla partida y poco mäs. Siguen estando las bandas negras laterales cuando jugamos en solitario. Detalle nimio para muchos, pero que a mí me importa bastante.
-
Gráficos: 7,5
-

-
Sonido: La banda sonora de Doom II me ha parecido bastante buena, aunque la pongo un simple peldaño por debajo de la del primer Doom. Cuestión de gustos simplemente. Como ya ocurría con el primer juego, hay melodías variaditas que nos inspiran congoja, valentía, y todo tipo de cositas típicas en las no tan típicas situaciones de yo contra todos. Los SFX cumplen, muchos se reciclan y los que no, es porque son nuevas inclusiones al repertorio ya existente.
-
Sonido: 9,5
-

-
Jugabilidad: La fórmula jugable de Doom II no varía con respecto a la del primer Doom. Pero no pasa lo mismo con la presentación. En el primer Doom, los niveles estaban divididos en episodios. Te armas hasta los dientes recogiendo ítems variaditos explorando, y superas los ocho niveles -o nueve, si encontrabas algún nivel secreto. Reinicia, y repite. Y así hasta pasarte el primer Doom. En Doom II, todos los niveles están dispuestos de forma secuencial. Lo que viene siendo pasarse el juego del tirón, vaya. La única excepción es el episodio adicional "No rest for the living", el cual es a su vez un homenaje a la forma de presentar los niveles del primer Doom; ocho, más uno secreto.
-
Escopeta de dos cañones: la cosa más cheta que he visto en EONES
-
Que hablando de este episodio adicional, es realmente jodido, y supone un desafío adicional considerable sólo recomendable para auténticos dementes. Doom II presupone que ya venimos curtidos de Doom, y No rest for the living a su vez presupone que venimos curtidísimos de Doom II: Hell on Earth. Avisados estáis. 
-
Las novedades jugables que hay en este juego son poquitas, aunque ahí están. Al arsenal se añade la escopeta de dos cañones, que es una de las armas más burras que yo recuerdo. Lo que la hace peculiar es el hecho de que, a pesar de que gasta el doble de munición por disparo -dos cartuchos-, dispara el triple de postas, de modo que sale muy a cuenta. En dificultad Ultraviolencia te pimplas a enemigos de lo más duro como los Hell Knight de dos o tres escopetazos bien dados.
-
También se añaden nuevos tipos de enemigos, entre los que destaco los Pain Elemental y los Archviles. Los primeros son los primos lejanos de los Cacodemonios, los cuales pueden hacer que spawneen Lost Souls de forma indefinida. Lo habéis adivinado: son una puta jodienda. Los Archviles son poco comunes, aunque cuando ves a uno la reacción suele ser la misma: huye. Corre por tu puta vida. Los Archviles son unos hijos de puta realmente peligrosos, ya que pueden conjurar una especie de piroclasto que te quita una barbaridad de vida, y por si no fuese poco, ¡pueden hacer que demonios de menor rango sean reanimados al acercarse a su cadáver!
-
El rifle de plasma vuelve del primer juego, y sigue siendo una puta burrada de arma
-
Nuevos enemigos implica nuevas estrategias para afrontar las nuevas situaciones a las que nos enfrentaremos durante los treinta niveles que componen esta aventura. Hay dos niveles ocultos, que son copia y pega de un par de niveles de Wolfenstein. Concretamente, E1M1 y E1M9, llamados "Wolfenstein" y "Keen". Por desgracia, y supongo que por cuestión de licencias, en estos niveles no aparecen soldados de las SS como sí pasaba en el Doom II original. 
-
Como en el primer Doom, podemos jugar a la aventura de forma cooperativa, o batirnos en un deathmatch con hasta 3 jugadores más ya sea de forma local o vía Xbox Live. 
-
Jugabilidad: 10
-

-
Diversión/Otros: Superar los 30 niveles que componen Hell on Earth y los 8-9 que componen No rest for the living nos llevará varias tardes. Doom II es difícil, y la curva de dificultad está bien ajustada por lo general, aunque con algunos piquitos que hacen que la dinámica habitual se rompa por momentos, pero consigue estabilizarse por momentos. 
-
A ver cuánto te dura ese 200-200 en dificultad Nightmare Laughing
-
Hacia el nivel 10 -Hell on Earth- las cosas empiezan a torcerse y a partir de ahí la dificultad se estabiliza, alcanza una especie de fase meseta. Y aquí es cuando comprendemos que Doom II realmente no es difícil, sino que es menos permisivo que el anterior juego porque supone que venimos ya con no pocas cicatrices de Phobos y Deimos.
-
Algunos niveles son realmente originales, mención especial al nivel 20: Gotcha!, en el que podemos hacer que se peleen una Spider Mastermind y un Cyberdemon. O si no otro llamado Barrels O' Fun, en el que tenemos que correr por nuestra puta vida huyendo de las explosiones de MILES de putos BARRILES EXPLOSIVOS dispuestos de forma ALTAMENTE TROLLEANTE.
-
Como ya pasaba con el primer juego en este relanzamiento de Xbox Live, tenemos a nuestra disposición una función de cargar y guardar partida en distintos bloques, al más puro estilo emulador. Usando esta función de forma adecuada podemos asegurarnos de no cometer dos veces el mismo fallo. Hay gente que considera a esto "hacer trampas", pero la función ahí está. Que cada cual la use como quiera. 
-
Diversión/Otros: 10
-

-
Nota Final: (7,5 + 9,510 + 10)/4= 9,2
-
Conclusión: No sabría decidirme entre este o el primer Doom, porque son juegos muy parecidos, y a la vez muy distintos. Eso sí, ambos son la hostia. Decisiones, decisiones...
-
0

3 Comentarios:

Ganas de comprar BFG

Ganas de comprar BFG Edition aumentando...

Max, maldito publicista de ID Software... ¡Que no tengo dinero! XD

Tendré que robar, prostituirme o algo, Bueno, ya se me ocurrirá sobre la marcha...XD

Buen análisis. Un saludo.

 

Precisamente esta mañana he

Precisamente esta mañana he comenzado a rejugarlo. Todo lo escrito lo secundo hasta el infinito. Ojalá volviesemos a los tiempos en los que se hacian juegos como Doom

De tanto jugarlos

En mi época de gordopecero, me acabé hartando de los Dooms. Me conozco todos los rincones del mismo (O conocía, a saber que recuerdo en este momento). Algo que no me pasa con Duke Nukem 3D... y espero que no me pase.

Buen análisis