22 de Octubre de 2018
Ene
1

Análisis: Worms: Ultimate Mayhem

-
Es curioso que una saga consagrada en eso de la estrategia por turnos, como es Worms, haya pasado más bien desapercibida en la presente generación. Y más llamativo es aún el hecho de que no haya aparecido ningún título nuevo en 3D de dicha serie de videojuegos.
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Porque este Worms: Ultimate Mayhem no es un título nuevo, ni mucho menos. Se trata de un dos por uno, una compilación de Worms 3D y Worms 4: Mayhem; con el lavado de cara típico, como una mejora del online, logros/trofeos, y muchos de los bugs y problemas de cámara que tenían los originales corregidos.
-
Si queréis enzarzaros en otra escaramuza tan épica como risible con los gusanos más gamberros del panorama videojueguil, pasad a esta reviú

-
Historia/Argumento: En este título se incluyen las campañas monojugador de Worms 3D y Worms 4: Mayhem, siendo la de este último la única que sigue una historia, por llamarla de alguna forma.
El equipo creado por el jugador son los nuevos alumnos del profesor Worminkle, quien nos encargará varios objetivos a lo largo de distintas épocas de la historia como la prehistoria, el medievo, o el far west.

-
Gráficos: Apartado técnico correcto y colorido. Es igual que el de los títulos originales, con todo lo que ello conlleva. Dada la peculiar estética del juego, esto es bueno, pues no se nota el paso de los años por el mismo.
-
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Los gusanos, así como sus animaciones, siguen siendo tan graciosos y pintorescos como siempre. Los escenarios, completamente destructibles (toma nota, Call of Duty), son de aspecto bucólico y hay distintas temáticas para que no nos parezcan clónicos. Lo mejor de este aspecto es, sin duda, la inclusión de un generador aleatorio de niveles, por lo que el número de los mismos es virtualmente infinito.
-
Los distintos efectos, como explosiones, humo, fuego y demás son de una marcada estética cartoon como el resto de elementos visuales. Es un juego de esos blancos y limpios, apto para los más peques también, pues la violencia mostrada en pantalla no pasa el humor negro típico que podemos ver en cualquier serie de dibujos animados.
Gráficos: 7
-

-
Sonido: La banda sonora ha permanecido inalterada también con respecto a los títulos originales. Esto es, durante los combates oiremos piezas curiosamente de tono relajante, en plan chill-out; en contraste con las explosiones y la masacre que se muestra en pantalla. 
-
Las voces del juego están en un completo inglés, y las voces in-game no están subtituladas al castellano por lo que no nos enteraremos de los graciosos chascarrillos de nuestros gusanos; aunque tampoco se acaba el mundo por esto. Sí que hay subtítulos para las escenas de vídeo, y para los objetivos a cumplir y elementos similares que sí afectan a la jugabilidad.
-
Los distintos efectos de sonido, cumplen sin más. 
Sonido: 7
-

-
Jugabilidad: El alma y la razón de ser de todo Worms que se precie. No es ningún secreto que este tipo de juegos ha nacido por y para el multijugador local, debido al género al que pertenece el propio juego, que es la estrategia por turnos.
-
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Hasta cuatro equipos de entre uno y seis gusanos pueden darse cera en los siguientes modos de juego: Combate mortal (deathmatch clásico), Homelands (deathmatch en un mapa simétrico en el que cada equipo posee una base), Destrucción (destruir la base enemiga) Defensa de estatuas (destruir las estatuas enemigas mientras se intenta defender las propias) y Superviviente (cada equipo utiliza un gusano por vez, la muerte de un gusano genera otro hasta que el equipo se queda vacío, gana el último en pie). Todos los modos anteriores pueden tener distintas configuraciones de equipo (2 VS 2, 1 VS 3, todos contra todos...), y además podemos habilitar distintos mutadores para las partidas, con cómico resultado.
-
La acción se sucede por turnos; en los mismos podemos hacer uso de una amplia gama de acciones, desde simplemente reconocer el terreno, hasta usar todo tipo de armamento absurdo tanto en lo concerniente a diseño como en lo concerniente al daño que provoca; o simplemente usar algún gadget para tomar ventaja del terreno. Porque pese a que el juego es mayormente de estrategia/acción, hay una parte plataformera cuya presencia es innegable también, y que brilla con mayor intensidad a la hora de buscar sitios tan enrevesados como estratégicamente óptimos para putear a los jugadores rivales el máximo posible.
-
Porque lo más habitual es que se llegue al límite de tiempo de la partida predefinido, a partir del cual la marea empieza a subir, y todo se convierte en una disparatada carrera vertical. Recordemos que los gusanos mueren instantáneamente al tocar el agua; por lo que es uno de los métodos más sencillos y preferidos por los jugadores para liquidar a los gusanos enemigos. 
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Las partidas son tan variadas que prácticamente no se verá dos veces la misma situación. A esto ayuda, además, el hecho de que aparte de los mapas que hay prefabricados haya un generador aleatorio de niveles. Rizando un poco más el rizo, en cuestiones de personalización y demás, podemos personalizar al completo a nuestro equipo de gusanos (nombre de equipo, nombre de gusano, gafas, manos, vello facial, tumba de equipo, bandera...) además de poder crear un arma a nuestro gusto como arma característica del equipo.
-
Dicha arma puede tener tres configuraciones distintas: ser un ataque aéreo, un objeto arrojadizo, o un arma que dispare proyectiles. Las posibilidades aquí son muy elevadas también, pues podemos trastear en distintos parámetros del arma, como que cause intoxicación, el daño causado, si se verá afectada por el viento o no... 
La gracia del asunto viene a la hora de elegir el proyectil lanzado; por experiencia propia os diré que lo más usado en mi copia del juego suele ser un ataque aéreo de mierda -sí, un helicóptero que pega una pasada soltando cacas explosivas-, un hámster que al explotar suelta más hámsters a modo de racimo, y un lanzacohetes que dispara abuelitas
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Al margen de los modos multijugador, que podemos disfrutar tanto en local como por Internet, tenemos una amplia gama de modos single player con los que pasar las horas muertas. Desde el típico tutorial que nos enseñará hasta dónde tenemos el pito si queremos mear, hasta las campañas de Worms 3D y Worms 4: Mayhem, y varios modos de desafío.
-
Las misiones de campaña son variadas y no se reducen al típico Deathmatch contra bots. Hay algunas de recogida de objetos por el escenario, otras de asedio, etcétera. 
Jugabilidad: 8
-

-
Diversión/Otros: Al ser un título enfocado directamente al multijugador, la duración del mismo será básicamente la que nosotros queramos darle. No obstante, no por ello se discrimina a los que disfruten con las misiones monojugador, pues tenemos más de cincuenta, que no son pocas.
-
Worms: Ultimate Mayhem 
-
Con el dinero que obtenemos en los modos monojugador podemos comprar accesorios, armas, modos de juego y mapas en la tienda que hay habilitada para tal fin, por lo que no puedo evitar pensar en el hecho de que se haya dispuesto de este modo para "obligar" al jugador a jugar a los modos single player. También hay una pequeña galería con imágenes y bocetos del juego, que desbloqueamos por completar misiones de la campaña de Worms 3D.
-
La IA hace muy bien su trabajo, aunque es cierto que por lo general resulta un tanto irregular. Es bastante errática, es según le de. Unas veces puede trollearte vilmente y convertirse en tu peor pesadilla, y otras tantas simplemente se dedica a hacer bulto en las partidas. 
-
El juego es accesible para todo el mundo, con unos controles sencillitos, si bien es cierto que para dominarlo y ser unos auténticos pros necesitaremos horas y horas de juego, para entender bien el comportamiento tanto de las armas como el de las físicas del juego, mención especial al viento. 
Worms: Ultimate Mayhem 
-
En resumen: Tenemos un producto bastante divertido, y accesible, al que todo el mundo puede jugar. Y esto es algo de lo que no todos los videojuegos pueden presumir. 
Diversión/Otros: 8
-

-
Nota Final: (7 + 7 + 88)/4= 7,5
-
Conclusión: Esta compilación es un título muy a tener en cuenta si pasamos mucho tiempo con los amigotes jugando en la misma consola, pues con un sólo mando basta para que jueguen hasta cuatro personas, pasándonoslo.
-
Un título entretenido, ameno, divertido, y perfecto para amenizar fiestas y reuniones de colegas. O para perder amigos, por los piques monumentales que pueden llegarse a ver.
5
Valoración media: 5 (5 votos)

4 Comentarios:

Worms

Yo tengo el Worms 4, y aunque lo considero un buen juego, nunca me pareció tan divertido como los Worms 2D. En mi opinión esta es una serie a la que las 3D le queda bastante bien en términos gráficos, pero en lo que toca a jugabilidad, no se, no me resulta tan entretenido.

Pero aun así tiene sus momentos, especialmente por la ridiculez e hijoputismo de muchas armas, y porque este juego siempre te arranca una risas si o si.

Mil aplausos y 5 estrellas.

P.D: Feliz año 2012

P.D2: Sinceramente, trolls con vidas tan patéticas que se dedican a molestar el primero de Enero

Wow

Excelente review/análisis del juego, la verdad es que sólo he tenido la oportunidad de jugar el 3D y parecio bastante divertido, aunque perdia bastante de la magia de los antiguos Worms 3D. para siempre será el mejor el World Party, con su tipicas vocecitas de gusanitos, ademas que en los antiguos los gusanos soltaban frases en distinto idiomas .

Saludos, feliz año nuevo y 5*'s ^^. 

Es un gran juego sin duda

Es un gran juego sin duda alguna, los piques con los amigos son descomunales y acababamos diciendo palabras tan amenas como "CABROOON" "QUE HIJO DE PERRA" y mutiples apelativos cariñosos. La putada de este juego es jugarlo a lo forever alone.

EDIT: Siempre dicen chorradas al final a pesar de ser una premsa especializada.

...

@lolworld: "La putada de este juego es jugarlo a lo forever alone"

Esa ha sido buena. Lo típico que verías en cualquier análisis de MeriStation, justo al final, donde ponen lo de "Lo mejor" y "Lo peor".