20 de Agosto de 2014
Sep
23

Crítica de lo último de Ghibli: Arrietty.

Amigos, por fin he encontrado un hueco para acercarme al cine a ver la última película del estudio Ghibli estrenada en España, “Arrietty y el mundo de los diminutos”. Como aficionado a la obra de este estudio le tenía muchas ganas, y la verdad es que no me ha decepcionado en absoluto. Si seguís leyendo este artículo os contaré más cosas de la película (para aquellos que no sepáis de ella) y os diré qué impresiones me ha dejado la nueva obra de este mítico estudio.

 

Para empezar, se trata de una película basada en la novela “The borrowers”, de Mary Norton. Esta vez la dirección ha caído en manos de Hiromasa Yonebayashi, que ya trabajó junto al maestro Hayao Miyazaki en todas sus películas desde Mononoke y que ahora se estrena como director. Pero no es en absoluto un proyecto ajeno al alma máter del estudio, ya que Miyazaki se ha encargado del guión. Así pues tenemos la esencia Ghibli asegurada.

La cinta cuenta la historia de Arrietty, una chica de 13 años que vive junto a su familia debajo de una casa de campo. Y es que ella y su familia son “diminutos”, unos pequeños seres de unos 10 cm que tratan de mantenerse fuera de la vista y del conocimiento de los humanos, aunque de vez en cuando realizan incursiones para tomar prestados ciertas cosas humanas, como un terrón de azúcar (que les dura un año) o cualquier otra cosilla que puedan necesitar. Pero todo cambia cuando un joven llega a la casa para guardar reposo de una enfermedad y ve por accidente a Arrietty. Entre ellos surgirá una preciosa amistad, aunque la interacción de ambos también supondrá un grave peligro para la existencia de estos pequeños seres.

La historia de la película es muy sencilla, pero no se pretende otra cosa. De hecho esta sencillez es, como en anteriores obras del estudio, parte de la esencia de la película. Y es que a veces no se necesitan grandes giros argumentales y situaciones impactantes para crear una buena historia. La película mantiene tu interés gracias a las pequeñas cosas. Destacan especialmente las incursiones de Arrietty en la casa de los humanos, que podría decirse que son en sí mismas pequeñas aventuras llenas de momentos ocurrentes y divertidos. El otro gran pilar de la película es la relación de Arrietty con el joven humano, otra faceta en la que se demuestra que Ghibli sabe hacer películas que respiran su propio aire. Y es que esta relación se hace fuerte a partir de encuentros muy breves pero importantes para ambos, encuentros narrados de forma íntima y especial, donde afortunadamente no aparecen en el guión los típicos clichés de las historias de amistad del cine norteamericano (por algo el guión es de Miyazaki).

Si hay que buscarle un pero a la historia (porque somos así de mala gente) quizás podría decir que hacia la segunda mitad de la cinta se echa en falta un clímax algo más fuerte. Quizás no hubiese estado mal que los protagonistas tuviesen que hacer frente a una amenaza algo mayor, porque dicha amenaza existe, pero es bastante ligera y no genera apenas tensión. En todo caso hay que dejar claro que esto se debe al mismo espíritu de la película, ya que no se pretende contar una historia de gran trascendencia, sino una historia de pequeños detalles, de una relación que no puede ser pero que aún así es, y eso lo consigue a la perfección, por lo que no hay, en mi opinión, nada que echarle en cara.

 

Técnicamente solo puede decir que disfruté como un enano en el cine. Ghibli nos regala de nuevo una joya de la animación tradicional en 2 dimensiones, de esas que ya casi no existen salvo cuando ellos estrenan una nueva obra. Sobre el diseño y la animación de los personajes nada que decir, tan excelente como siempre, pero es en los fondos donde verdaderamente yo me quedaba embobado. Y es que cada fondo (dibujados y pintados a mano, por supuesto) tiene una riqueza de detalles y un mimo que emociona. Además, al estar la mayoría de la cinta centrada en una protagonista diminuta, la mayoría de objetos cotidianos pequeños aparecen a gran tamaño, y es ahí donde se observa el cuidado con que todo está recreado. Desde el jardín del exterior de la casa (con toda su vegetación y fauna enormes para Arrietty) hasta el interior de los armarios de los humanos y sin dejarnos la pequeña casita en que viven los diminutos, todo es un recital de pequeñas y grandes maravillas de vivos colores ante el que uno tiene que quitarse el sombrero (una pena que no gaste sombrero).

Y aprovecho ahora para una pequeña reflexión. Y es que todo lo expuesto arriba me hace plantearme una cuestión: ¿puede la animación por ordenador propia de Pixar o Dreamworks conseguir personajes y escenarios con tanta vida y con tanta alma? ¿Puede conseguir esta técnica que una película respire de la forma en que lo hacen las de Ghibli? Y estamos hablando de un estudio genial como Pixar que ha producido obras dignas de admiración, ojo. No lo sé, por ahora a mí no me lo parece. No digo que no se pueda, solo que hasta ahora a mí no han conseguido transmitirme lo mismo, por lo que me planteo si la mayoría de estudios de animación del mundo han tomado el mejor camino para hacer las mejores películas. Ahí queda.

 

Reflexiones aparte, la música de Arrietty también está a un gran nivel, aunque se nota un gran cambio con respecto a otras obras del estudio. Esta vez corre a cargo de la compositora francesa Cécile Corbel, con un estilo muy diferente al del habitual Joe Hisaishi. Es también una música más íntima, pero en mi opinión muy acertada, con gran presencia del arpa y un toquecillo celta interesante.

Para ir concluyendo diré que “Arrietty y el mundo de los diminutos” no es, como leí en una crítica, una obra menor de Ghibli. A mí me dejó una gran sensación, mejor que la que tuve tras ver “Ponyo en el acantilado” (probablemente también porque Ponyo, pese a poder disfrutarse a cualquier edad, está más dirigida a los niños). Arrietty es un buen Ghibli, siempre y cuando tengas claro lo que ya he dicho en este artículo, que vas a ver una historia de pequeñas cosas, de detalles, de magia. He de decir que me alegra ver que en Ghibli hay cantera de buenos directores que entienden el espíritu del estudio, ese espíritu del que los aficionados estamos tan enamorados y que nos hace esperar con ansia cada nuevo trabajo. Pues bien, ese nuevo trabajo está aquí, se llama Arrietty  y es, para mí, una diminuta GRAN  película. 

 

5
Valoración media: 5 (3 votos)

4 Comentarios:

genial reseña...

y genial pelicula, no la he visto aún pero por lo que cuentas tiene la pinta de ser otra gran obra de Ghibli, la verdad es de lo que más soporto de anime (nos es que odie el anime pero ¿realmente el resto de peliculas anime estan al nivel Ghibli?). Ya sin Satoshi Kon entre nosotros, esto es lo mejor que encuentro personalmente al anime. Lo que son capaces de transmitir estos señores hoy dia pocos estudios de animación ya no solo de Japón si no de todo el mundo son de transmitir. Grandes Ghibli, ahora esperando el remake de Porco Rosso...

Un saludo y 5* 

Buen reseña. ¿Se ha

Buen reseña. ¿Se ha estrenado en cines o sólo son en lugares "selectos"? Me gustaría verla. Lejos queda el día en que fui a ver "Mononoke Hime" en el cine. Se nota que somos muy diferentes en este aspecto. Aquí es más Pixar y Dreamworks.

Viendo las imágenes, se nota el estilo Ghibli de antaño. Aunque no sólo es cuestión de animación, sino del todo que suponen los demás aspectos de la obra (historia, personajes, música,...). Mis favoritas del estudio: "Tenku no Shiro Laputa", "Mimi o Sumaseba", "Mononoke Hime" (como no) y "Sen to Chihiro no Kamikakushi".

PD: No me había enterado que se había muerto Satoshi Kon. Lástima. Me gustó mucho ver "Paprika" y me queda pendiente "Perfect Blue" y "Millenium Actress".

No me he leido la entrada

No me he leido la entrada porque voy esta noche al cine y no quiero saber nada wahahahahaaaaaaaa. Pero así la dejo en seguimiento.

Tengo unas ganas terribles

Tengo unas ganas terribles de ver esta película. Supongo que a partir de la semana que viene, tendré ocasión de ir al cine, si es que sigue en cartelera ya que a nadie le pilla por sorpresa la paupérrima distribución que tienen este tipo de cintas en España.

Saludos ^^