13 de Diciembre de 2017
Oct
2

The Dark Knight Returns Parte 1. El mito se anima.

Amigos, últimamente han sido varias las reseñas sobre películas animadas de Batman que he colgado en el blog, y siguiendo con esta tónica hoy os traigo mi análisis sobre la última de ellas aparecida, una película muy especial por ser la adaptación de la que casi todo el mundo considera la mejor historia de Batman jamás publicada. Me refiero, cómo no, al “The Dark Knight Returns” de Frank Miller, “El regreso del Caballero Oscuro” en España. Pues bien, si queréis saber qué ofrece esta atrevida adaptación animada del mítico cómic seguid leyendo y os lo cuento.

 

Antes que nada tengo que decir que yo no considero esta historia la mejor de Batman, como quizás sepan algunos de los que siguen este blog, pero aún así tenía muchas ganas de ver esta película, sobretodo por la curiosidad de saber cómo se las han apañado para adaptar esta historia que, independientemente de que me guste más o menos, reconozco que es muy transgresora. Acentuaba esta curiosidad el hecho de que la adaptación animada de “Año uno” (cuya reseña podéis leer pinchando aquí), no me convenció en absoluto por lo precipitada que resultaba al haber querido adaptar viñeta por viñeta el cómic original en poco más de una hora de película. ¿Volvería a caer Warner Bros Animation en el mismo error? Afortunadamente ya os adelanto que no ha sido así. Voy a contaros mis impresiones sobre esta película tratando de ser objetivo y de dejar de lado lo que pienso del cómic original.

Warner Bros Animation ha solucionado el problema del ritmo acelerado con una decisión bastante acertada, adaptar la historia en dos partes, por lo que esta primera parte que se acaba de lanzar adapta la primera mitad de la historia, es decir, los libros uno y dos. Se elimina así esta sensación precipitada que transmitía “Año uno” para dejar paso a un ritmo más similar al de las excelentes producciones anteriores, aunque sigue notándose que las películas están más equilibradas cuando se elaboran guiones originales (aunque se inspiren en historias de los cómics) que cuando se intentan adaptar cómics de prestigio con gran fidelidad. Y es que es tal el prestigio de los cómics que adaptan últimamente que el estudio se esfuerza mucho por ser realmente fieles a la obra original, con los problemas que esto acarrea en ocasiones. Afortunadamente, como decía, en la película que hoy nos ocupa este problema es muchísimo menos notorio gracias a esa decisión de realizar dos partes.

 

La historia de la cinta es por supuesto idéntica a la del cómic. No entraré en detalles porque lo veo innecesario, pero para los despistados que no la conozcan diré rápidamente que nos sitúa en un futuro en el que un Bruce Wayne más bien viejo y atormentado por la muerte de Robin hace ya diez años que colgó la capa, por lo que Batman no es prácticamente más que una leyenda urbana para los jóvenes. Sin embargo, atormentado por la delincuencia que observa día a día en Gotham, especialmente a manos de una banda conocida como “los mutantes” e incapaz de ignorar la insistente llamada del murciélago, retoma su misión para devolver la esperanza a los ciudadanos. Su regreso chocará, sin embargo, con los ideales de una sociedad bastante cambiada que ya no está tan dispuesta a tolerar sus duros métodos y que, en muchos casos, lo considera tan peligroso como los criminales a los que castiga. ¿Es Batman lo contrario a lo que debe buscar una sociedad civilizada? ¿Atentan sus métodos contra los derechos civiles? ¿Provoca el mismo Batman más violencia en la sociedad y resulta un imán para mentes psicóticas? Estas son algunas de las cuestiones que plantea esta historia.

La película animada es muy respetuosa con el cómic original. La característica forma de narración utilizada por Frank Miller contando gran parte de la historia a través de pantallas de televisión se mantiene aquí en bastante medida. Evidentemente no tiene tanto peso, pues resultaría aburrido y se llevaría por delante la mayoría del metraje, pero está ahí en su justa medida para que nadie lo eche de menos. En cuanto al desarrollo de la historia, sigue los acontecimientos originales prácticamente al pie de la letra, por lo que no creo que nadie pueda reprocharle falta de fidelidad en absoluto. También el diseño de personajes se inspira en gran medida en el arte de Miller. Viene siendo habitual en el estudio realizar diseños de personajes aptos para la animación pero que tomen en gran parte lo esencial del dibujo que vemos en las viñetas originales. En “Año uno” vimos una excelente adaptación de los dibujos de Mazzucchelli, y esta vez se ha tratado de hacer lo mismo con los diseños de Miller. Lo cierto es que particularmente me resultan un poco toscos y cuadrados, pero como digo tratan de tomar el espíritu de los originales. Probablemente no me entusiasmen porque, salvo algunos detalles muy interesantes, no me gusta para nada cómo dibuja Miller, especialmente en este cómic, pero sé que la mayoría de gente no está de acuerdo con esto y yo he dicho que iba a tratar de dejar de lado mi opinión sobre el cómic, así que no he dicho nada (pero dicho queda, jeje).

 

Técnicamente la película es muy vistosa y está muy bien realizada, en la línea de las últimas producciones del estudio que, dicho sea de paso, ha alcanzado últimamente un nivel bastante alto si tenemos en cuenta que hablamos de producciones lanzadas directamente en el mercado de vídeo. La música me ha gustado bastante, muy apropiada, acompañando y reforzando muy bien cada momento.

En general tengo que decir que, pese a tratarse de un cómic que no me hace especial gracia, la película me ha gustado. Quizá ha influido precisamente el hecho de que no esperaba que me hiciese mucha gracia, y probablemente también que esperaba encontrarme fallos de ritmo narrativo similares a los de “Año uno”, pero el caso es que me ha dejado bastante satisfecho y la tengo que recomendar. Desde luego vale la pena darle una oportunidad, aunque solo sea porque cuenta una historia de Batman diferente a cualquier otra que podamos disfrutar, enfoca al personaje desde otro punto de vista  y plantea cuestiones que, si bien cuando fue publicada la obra original resultaban bastante más innovadoras que ahora, son poco frecuentes. Desde luego sigo pensando que como película animada sigue quedando por debajo de otras como “Batman: capucha roja” (cuya reseña podéis leer pinchando aquí), películas concebidas desde su inicio como películas y, por tanto, mejor equilibradas, pero desde luego tengo ganas de que aparezca la segunda parte adaptando los libros tres y cuatro. Es precisamente en la segunda parte cuando creo que más se la va a Miller la historia de las manos, así que tengo curiosidad por ver cómo la adaptan. Concluyo pues esta reseña recomendando a todo el mundo que vea esta cinta y bastante satisfecho por cómo he conseguido dejar de lado lo que pienso del sobrevalorado cómic original. Mira, al final se me ha escapado sin querer... ¡Un saludo, amigos! 

 

5
Valoración media: 5 (2 votos)

2 Comentarios:

Ya es conincidencia que

Ya es conincidencia que hablemos de lo mismo el mismo día y casi a la misma hora. Bueno, más puntos de vista para la gente y desde dos ópticas distintas, porque a mí sí me parece el mejor cómic de Batman. Curiosamente, independientemente de eso a ambos veo que nos ha gustado, estupendo.

De cualquier forma, una entrada magnífica, felicidades.

Ay que ver la manía que le

Ay que ver la manía que le tienes al comic del  Regreso del caballero oscuro". Lo has mencionado muchas veces, pero aun no nos has explicado realmente por qué, a ver si lo haces en otra reseña. A mi personalmente me gusta mucho, esta entre mis favoritos, y quizas sería mi favorito si no fuera por el dibujo, que aunque a mi si me gustan los dibujos de Miller, en este comic no me pegan nada.

 

Ala! 5 premios!