28 de Abril de 2017
Jun
1

¿Cómo tratamos los errores 404 (página no encontrada)?

El tratamiento de los errores 404 (página no encontrada) es más importante de lo que parece a simple vista. ¿qué triste es encontrarte con una página que te dice simplemente, esto que buscas no está? ...suena casi a un adiós muy buenas.

Además, esto aquí os puede afectar más ya que las URLs de las entradas de blog se derivan del título, y si lo cambias, también cambia la URL. Supongamos que los buscadores nos han indexado con la primera URL ¿cómo les podemos decir que la hemos cambiado? ...muy sencillo, aquí generamos lo que se llama XML Sitemaps, y es un tema que ya os expliqué en otra ocasión. Lo cual está muy bien, pero... ¿qué pasa si alguien nos enlaza desde otra página web? ...aquí los XML Sitemaps no nos van a servir de nada. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Pues muy sencillo, cuando detectamos un error 404, en lugar de mostrar un triste error sin más, vamos a analizar la URL y ver si podemos deducir alguna cosa a través de la cual podamos extraer la nueva URL y/o el blog donde se publicó esa entrada. Aparte de que, a malas, si no encontramos nada, podemos mostrar enlaces a las páginas de búsqueda, o a la nube de etiquetas, que quizá a través de ahí, el visitante pueda encontrar aquello que venía buscando.

La URL de la entrada no es dificil de deducir. Si os fijais, el formato de las URLs es /blog/fecha/número/título, donde número es el código interno de la entrada de blog. Entonces, si alguien cambia el título, esa parte va a seguir igual, así que cuando detectamos un error 404, si podemos extraer ese número, podemos buscar en la base de datos, a ver si encontramos esa entrada, aunque sea con un título distinto, y así proponérselo al visitante para que nos se nos vaya con las manos vacías. Como quizá también nos sea posible deducir en qué blog se publicó, podemos proponer un enlace a ese blog en particular, por si el autor borró la entrada y/o escribió algo relacionado en otra. En fin, no siempre será posible conseguir generar una página de error 404 con las propuestas alternativas más acertadas, pero menos da una piedra.

Aparte de esto, si quien genera un error 404 es un buscador de internet (Google, Yahoo! o MSLive, por ejemplo) que nos llega siguiendo un enlace que haya visto en otra página, que podría estar mal escrito, pues en ese caso le podemos mandar directamente a la página correcta de la entrada, y le pasamos un código de redirección 301 (que indica "redirección permanente") por lo que el buscador nos tendrá en cuenta con la URL correcta. Esto nos va a venir bien para que no descarten ese enlace cuando calculan el nivel de popularidad de nuestro blog (el famoso pagerank).

Bueno, igual suena muy técnico todo esto, así que veamos un ejemplo generando expresamente mal un enlace para esta misma entrada:

¿Qué tal pinta tiene la página que sale? El objetivo sería que el visitante que la vea la entienda a la primera. ¿qué os parece a vosotros? Neutral

 

Entradas relacionadas:

 

5
Valoración media: 5 (5 votos)

3 Comentarios:

Interesante, la verdad es

Interesante, la verdad es que he cambiado un par de títulos sin tenerlo en cuenta.

La página de error se comprende, la opción del enlace alternativo es muy interesante, ya que tanto el visitante tiene opción para continuar su búsqueda, como el visitado no pierde la visita.

A mi me parece un muy buen trabajo.

Un saludo.

Me parece excelente, al

Me parece excelente, al principio recuerdo que cuando se cambiaba el nombre a una entrada, un enlace anterior te daba error. Ahora se ve siempre (Al menos en mi casos) la entrada a la que quería ir.

¡Un buen trabajo, markus, como siempre! ;) 

Lo que no conviene es...

Lo que no conviene es que nosotros mismos vayamos dejando enlaces rotos por ahí, ya que este método que aplicamos no va a ser 100% efectivo en todos los casos. Aunque podamos deducir alternativas y las mostremos muy bien, cuando la gente ve un error 404 deja de leer. Los habrá que sí, pero no podemos confiar el ello.