19 de Junio de 2018
Mayo
22

Más allá de la Lontananza: Skies of Arcadia

"Imposible es una palabra que usa la gente para compadecerse a sí mismas cuando renuncian a su sueño"-Vyse


Antes yo consideraba que el género J-RPG ( al menos para las consolas de sobremesa) permaneció encallado en la época que enarbolaba a Squaresoft como “referente” del dichoso estilo rolero; independientemente de que cada nueva obra suya incorporara novedades al rol japonés o se mantuviera tradicional recreando fielmente una vez más todos los derroteros que le caracterizaba, no éramos pocos los que ansiábamos vivir la nueva experiencia que nos aguardaba en forma de bits compactado en un cartucho o en un CD. Y con sobrada razón, muchos juegos desarrollados por Squaresoft son joyas atemporales y dejaron un legado de momentos inestimables e imperecederos permanentemente empotrados en la memoria de todos los que disfrutamos sus respectivas historias encarnando al protagonista en ciernes de desencadenar una trama épica.


Sin embargo, he de reconocer* que enclaustrar la experiencia a tan solo a los J-RPGS creados por la compañía Squaresoft (chrono trigger,Cross, xenogears,saga Final Fantasy,Vagrant Story etc.) podría antojarse insuficiente para cualquier ávido introducido en un género que ya de por sí admite demasiados elementos heterogéneos ( sin perder sus rasgos de identidad en la mayoría de los casos) como para ignorar –e incluso menospreciar- las obras de otras casas productoras. Pero el propósito de esta entrada no consiste en listar someramente las viejas glorias desarrolladas por otras compañías durante una época muy prolífica para el género en cuestión, sino en un título en específico, buque insignia de la pretérita pero memorable consola Sega Dreamcast, en conjunto de los Sonic de toda la vida y la franquicia Shenmue. (haz click en las imágenes para visualizar sus respectivas intros).





 

Overworks, uno de los grupos desarrolladores pertenecientes al departamento SEGAWOW, -y responsables directos de sagas tan inmensas como Fantasy Star- fueron los artífices del título al cual se circunscriben estas palabras. En ese entonces, durante el 2000, surgieron Skies of Arcadia y Grandia II como recios representantes del género dentro del parco catálogo que representaba a la Sega Dreamcast. Si bien, los de Overworks no pretendían innovar con su más reciente obra, dedicaron sus esfuerzos a ofrecer una experiencia inolvidable para los espectadores al dotarlo con un universo que lo distara (más no en esencia) del resto de los J-RPGS en el mercado; inspirándose en leyendas, mitos piratas, de los acontecimientos acaecidos durante la época de las colonias europeas y el descubrimiento del “Nuevo Mundo”. Con su respectiva dosis de ciencia ficción e inmersa en un rezumante mundo nuboso, Arcadia se perfilaba como un producto espléndido y excepcionalmente prometedor sin apenas desvelar mucho de sí. No en balde, su majestuoso universo se desvinculaba del trapaleo incesante y kilométrico que suelen proponer la gran mayoría de los JRPGs de antología; Arcadia es un mundo íntegramente aéreo que alberga un sinfín de maravillas y fenómenos, dejando patente una vez más la solemne fascinación que tienen los japoneses por los parajes místicos y las islas flotantes.

"Las mujeres son como las puestas de sol...hermosas, pero mañana podría haber otra bien
distinta"-Gilder






Sin embargo, sería un error pensar que semejante universo, al estar plenamente ambientado en un paraje nuboso, se encontraría expedito de los consabidos obstáculos terrestres que suelen delimitar las vías de nuestro personaje al iniciar su travesía, obligándolo a seguir un tramo lineal. Ya que, aunque en realidad Skies of Arcadia no se ve tan severamente sometida a esa linealidad tan habitual presente en cualquier J- Rpg, en nuestro viaje por el mundo de Arcadia nos aguardan barreras naturales inexpugnables como lo son arrecifes rocosos, nubosos, vientos huracanados, vorágines y demás tribulaciones ocultas detrás de una lontananza que sustenta en gran parte las cábalas que cuentan los lugareños, restricciones que harán que las primeras horas de juego sean bastante lineales. Pero descuiden, todas esas restricciones se irán disminuyendo dramáticamente acorde avancemos, suprimiendo la linealidad como factor determinante en el desarrollo jugable.



Ahora bien, considerando lo anterior, como a través del mundo de Arcadia transcurre una era de descubrimientos, conquistas y especulaciones, es justificable que al principio de nuestra aventura las oportunidades de exploración sean tan exiguas como hierba en el páramo (y que el mapamundi parezca bastante diminuto a primera vista). Pero afortunadamente el nuevo jugador no tendrá que esperar demasiado para disfrutar de uno de los mayores alicientes que nos ofrecerá Skies of Arcadia, ¡Un buen puñado de tierras ignotas y fenómenos aclaman ser descubiertos! más adelante explicaré en qué consiste este aspecto del juego.




Pese a que el argumento se sostiene en la típica búsqueda de radiantes piedras preciosas imbuidas con atributos mágicos elementales, nos plantea el devenir de la historia desde una perspectiva, que si bien no resulta ser tan inusual, es interesante. Arcadia se divide en dos eras:- El Mundo Antiguo y la Actualidad. Durante el Mundo Antiguo, la tecnología evolucionó mucho más rápido que la madurez mental de la humanidad, y consecuentemente, cada nación la emplea con fines bélicos y destructivos para colmar su ambición desmenuzada por adquirir poder, pero a la final -como era de esperarse- termina siendo artífice de su propia aniquilación; sin embargo, ante tan asolador panorama, surge una misteriosa “intervención divina” en forma de lluvia de meteoritos, sentenciando perentoriamente al Mundo Antiguo al aniquilar a toda civilización existente.



Así, al hacer borrón y cuenta nueva, la vida vuelve a emerger al nuboso mundo de Arcadia, aflorando nuevas civilizaciones por distintas regiones del mundo que ignoran lo acaecido en el aciago Mundo Antiguo y todos los avances bélico-tecnológicos quedaron relegados en el olvido. Pero la actual era, contrario a los designios y voluntad de los dioses, (por cierto, en Skies of Arcadia los dioses son múltiples lunas de distintos colores que orbitan en torno a Arcadia) distaba de ser del todo sosegada y apacible. La renovada Arcadia atravesaba por una época agitada por guerras entre poderosos imperios y, sobre todo, piratería, que debido a los conflictos era una práctica bastante rentable y tan prometedoramente emocionante que tentaba hasta el individuo más noble; la piratería contemporánea estaba coronándose con los láureos de su auge más que ninguna otra época.

Con lo escrito anteriormente, más que con la intención de desglosar la premisa de la trama, quería demostrar que Skies of Arcadia es uno de esos pocos Rpgs cuya valía argumental estriba en la manera en que se irá contando la historia y no en el concepto de la misma. (Así pues, pueden ir enfundando vuestras armas de índole punzo cortante o contundente, que aquí no van a conseguir personajes “coñazos”, “insufribles”, “empalagosos” o “estúpidos”, esto no es Star Ocean 4:the last hope majetes ).

El protagonismo recae en las manos de un pertinaz muchacho llamado Vyse, de su mejor amiga Aika y de Fina; los primeros dos son “piratas aéreos” integrantes de los Bandidos azules ( Vyse es hijo del líder) y la última es una advenediza de origen desconcertante en apuros. Los Bandidos azules son temerarios piratas cuyos principios les impide saquear navíos y embarcaciones comerciales de gente inocente (de todas maneras ni que fueran a conseguir gran cosa robándole a barquitos del tamaño de una caja de zapatos), se dedican exclusivamente a saquear buques insignia y acorazados armados del imperio local y villano de turno: Valua.
Los primeros compases del juego nos introducen a Fina a bordo de un vetusto navío plateado apenas más grande que una regata, huyendo infructuosamente (ilusa) de un enorme buque insignia perteneciente al imperio de Valua, siendo capturada en el intento. Afortunadamente para Fina, el buque es asaltado por el barco velero de los Bandidos azules.




Con el propósito de robar el botín y llevar el pan a la mesa, Vyse y Aika saltan a la proa del buque insignia y empieza la primera batalla del juego. Skies of Arcadia hereda el tradicional y lento sistema de batalla por turnos de toda la vida, sin embargo, acopla elementos que lo dotan de mayor dinamismo y divertimento, empezando por el anecdótico tinte de Rpg táctico: “la barra de espíritu” que determina las acciones de cada ronda, ya que los movimientos (habilidades o magias) del personaje seleccionado consume spirit points (Sp), el número de SP incrementa ya sea ordenando a un personaje a concentrar SP y por cada ronda. El sistema de magias elementales es bastante sencillo y arbitrario, todos los personajes pueden aprender cualquier hechizo o conjuro (como en Final Fantasy), estos invocan la asistencia de las lunas para lanzar las magias dependiendo del elemento; el único aspecto verdaderamente interesante del sistema de magias es que al disponerlas podemos alternar el elemento de las armas que empuñan nuestros personajes en virtud de maximizar el daño infligido sobre el contrincante débil al elemento en cuestión.







Prosiguiendo, Vyse y Aika, luego de reclamar el botín, patearle el culo al almirante del Buque insignia (quién escapa mostrando una patética exhibición de cobardía y traición) y rescatar a Fina, vuelven al refugio y administran el botín. Tras lo acaecido durante eventos posteriores, Fina le revela al dúo las verdaderas intenciones de Valua relacionadas a desempolvar tecnología bélica del mundo antiguo con el fin de dominar el mundo. Vyse accede en ayudar a Fina a detener al ejército Valuan, involucrándose en una épica y extensa aventura que jamás podría imaginar, repleta de momentos emotivos, hilarantes y personajes entrañables que cobran suficiente protagonismo como para no dejar indiferente a ningún expectador, como Drachma, un viejo y adusto pescador ostensiblemente inspirado en la novela Moby Dick, o Enrique, el cortés príncipe Valuan que, lejos de ser el arquetípico príncipe mimado y narcisista, tiene un firme sentido del compromiso por su pueblo convirtiéndose en un inestimable aliado del equipo y suma y sigue. A lo largo y ancho de Arcadia, muchos se irán uniendo a la causa del visionario Vyse, que dada las circunstancias y a sus increíbles proezas (muchas veces dejando patente la ineptitud de sus enemigos) irá granjeándose la confianza de todos, asumiendo el liderazgo de los Bandidos azules y convirtiéndose en una joven leyenda viviente.

"La valía de un hombre no se mide por la belleza de su físico, sino por el perímetro de su panza"-Gordo the Round



Ahora entrando en materia de las exploraciones, Arcadia está atiborrada de referencias relacionadas a nuestro mundo, específicamente a la época de los grandes hallazgos geográficos y a la colonización; ya sea en barco o a pie, nos adentraremos a mazmorras, castillos y entre otras estructuras remanentes de la civilización pretérita. Cada continente flotante de Arcadia representa a culturas y etnias humanas de distintas regiones del mundo (como el Occidente,Medio Oriente,Oriente,Precolombino etc.), en Arcadia la diversidad de paisajes es tan pletórica que instiga al jugador a explorar hasta los rincones más recónditos del mundo. Es más, uno de los alicientes que estimula la exploración intensiva son los centenares de “secretos” ulteriores desperdigados por toda Arcadia y ocultos a simple vista, que bien podríamos descubrir por caprichos del azar (se desbloquean al pulsar A) o siguiéndole las pistas. Al descubrir un paraje secreto, nos dirigimos hacia el gremio de los marinos y al propalar la ubicación exacta recibiremos una justa remuneración, así como un aumento de prestigio, la recompensa dependerá de la dificultad e importancia del hallazgo. La única pega del asunto es que la exploración se puede ver muchas veces entorpecida por los Random Encounters con la fauna monstruosa local (para que se lo figuren un poco, imagínense que en una partida de algún juego de Pokémon estemos explorando de cabo a rabo una cueva o mazmorra sin repelente, así de coñazo son los Random Encounter en SoA).





Acorde avancemos en la épica aventura, nuestra embarcación irá mejorando notablemente, capaz de surcar por los más densos y vertiginosos arrecifes, así como elevarse a los expeditos cielos superiores y sumergirse a los oscuros inframundos de los cielos abisales; todo un contraste ambiental digno de ver. Y por si no fuera poco, cuando por fin nos apropiamos de un buque insignia, podremos contratar a nuestra propia tripulación que nos conferirán bonificaciones activas o pasivas al buque insignia cuando nos enfrentemos en una épica batalla naval contra otras embarcaciones del imperio Valua, piratas negros, titanes,bichos colosales etc.



Puede que los enfrentamientos convencionales de a pie no sean nada del otro jueves, pero lo que sí es incuestionable es que las batallas navales a gran escala son uno de los rasgos de identidad más espectaculares, desafiantes y cautivantes de Skies of Arcadia. Los enfrentamientos navales tienen los mismos esquemas de las batallas convencionales, con la diferencia de que cada ronda está comprendida por 3 o 4 turnos dependiendo del tamaño de nuestro grupo representado en una matriz cuadrada, en los cuadros correspondientes a cada personaje introducimos nuestras acciones en el orden deseado. Posteriormente de haber elegido nuestras órdenes se desarrolla el combate hasta la próxima ronda; la clave del éxito entraña trazar una estrategia y anticipar las acciones de nuestro contrincante (la barra superior de la matriz nos ayuda a inferir las acciones de nuestro enemigo) y créanme cuando les digo que las batallas navales no son moco de pavo, si no planeamos bien nuestra estratagema la pasaremos bastante canutas.






Otro aspecto que no podría dejar pasar desapercibido es la banda sonora de Skies of Arcadia, es habitual que en cualquier rpg japonés que se precie nos encontremos un apartado musical magistral digno de formar parte en nuestras bibliotecas musicales personales y éste Rpg no es la excepción a la regla. El gran trabajo musical de los compositores Yutaka Minobe & Takayuki Maeda es sencillamente hermoso e impresionante. Melodías cargadas de gran emotividad que se desenvuelven con tal exquisita soltura que enaltecen la intensidad épica de las batallas y se adecúan sutilmente a distintas situaciones. Como ya es consabido en la mayoría de los Jrpgs, Skies of Arcadia también carece de voces actuadas sincronizadas a los diálogos, sin embargo, si posee breves actuaciones de voz ya que los personajes pronuncian una que otra palabra al principio del diálogo.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.






No puedo dar por concluido el presente análisis sin antes recomendar sin lugar a dudas Skies of Arcadia, Jrpg que les garantizará una experiencia inolvidable ya sean o no incondicionales al género. Es un videojuego magistral con un maravilloso elenco de personajes y todo su universo es único e incomparable, nunca en un rpg japonés he podido vivir a plenitud semejante sensación de libertad. Es cierto que el concepto de la historia, a priori, no es demasiado novedoso y profundo, pero este pormenor es eclipsado por la estupenda manera en que se va contando la misma; tampoco puedo negar que los encuentros aleatorios se vuelven exasperantes en ciertos tramos y que ni en su época Skies of Arcadia fue un portento gráficamente hablando (aunque cumplía sin más, no obstante). Pese a lo anteriormente escrito, si nos habituamos al ritmo del sistema de batallas y volcamos suficiente paciencia que ameriten las exploraciones, les aseguro que disfrutarán a lo grande con esta joya de Dreamcast.
Así pues, si estás interesado preparaos, bienaventurado, a vivir la epopeya épica de vyse.

 

ESCOLIOS:
*Así era mi criterio cuando era un adolescente obtuso neófito en el mundillo del rol japonés.xD


Hasta la próxima.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

5 Comentarios:

Buena entrada, pensé que

Buena entrada, pensé que era un análisis. Personalmente tengo pendiente este título(pero antes jugaré a Tales of Symphonia y los dos Baten Kaitos de la saga), pero no me llama mucho lo de los encuentros aleatorios me tira para atrás pero nunca se sabe.. Voy a hacer referencia a esta frase: "La valía de un hombre no se mide por la belleza de su físico, sino por el perímetro de su panza"-Gordo the Round LMAO.

Por otro lado me ha llamado la atención lo de ls Lunas son dioses clara referencia a la saga DragonLance y lo de los barcos voladores me recuerda mucho a FFIX.

 

 

e aqui mi pregunta:¿hay

e aqui mi pregunta:¿hay versión oficial al castellano, o tengo que recurrir a molestos parches y emuladores?

este es para mi el mejor

este es para mi el mejor RPG jamas creado por encima de final fantasy toda esa chusta dirigida al ganado.

Una entrada del 15, te dejo 5 stars

Este juego me lo dejaron

Este juego me lo dejaron para GameCube y es una de mis grandes espinas clavadas, porque su dueño me obligó a devolverslo justo cuando estaba frente al jefe final. Y me dolió mucho porque, excepto las batallas navales (las cuales se me hacían largas y pesadas), fue un juego que me gustó mucho.

 

@lunarevelen

Está en castellano, no hay que tirar de parches.

Pirate Wrath

Uno de mis JRPG favorito de siempre. Se trata de un juego especial, con una ambientacion que se sale de los cliches de la fantasia medieval o la ciencia ficcion. Parte de su encanto es la constante sensacion de descubrimiento, ya sea por, bueno, los descubrimientos en el mapa o porquue cada nueva localizacion ofrece algo interesante. Especialmente las aldeas, que no solo tienen una gran ambientacion como ofrecen alguna curiosidad (las rampas en I'xa Taka, los barquitos en Yafutoma).

Y ademas mencionar un monton de detalles: el valor estrategico de la barra de espiritu, el carisma de los personajes, la interactividad con el VMU en la version de Dreamcast o el tener tu propia base (me encantan los RPG que te ofrecen esa opcion, como Suikoden oo Legend of Mana )

Solo espero que lo que me comentaste sobre una posible secuela termine por ser cierto.