14 de Diciembre de 2018
Mayo
17

Avalón:Damascio el proscrito

Avalón, es una solemne iniciativa literaria del foro Destiérrame  propuesta por Lester_Knight , una historia de ciencia ficción improvisada por múltiples autores,aunque actualmente la iniciativa se encuentra aparcada ya que Arckanoid no se ha reportado desde el año pasado xD,así como Lester.
El motivo de esta entrada es para actualizar el blog con algo de contenido. Cómo me habia planteado retomar gamefilia (practicamente un nuevo comienzo, no he participado activamente desde ya hace un año y, desde la partida del compañero Zerael, no he vuelto a entrar a gamefilia) planeo tambien crear entradas de nuevo. Espero poder contribuir más activamente, ya que me precede la reputación de ser uno de los bloggers más inconstantes de gamefilia.¡Desde 2008 y tán solo 37 entradas! me da un poco de penilla ajena Embarassed. Pero bueno, aquí estoy a pie de cañón de nuevo, aunque no valga un ardite xD.
No sé como estará el panorama actual de la blogósfera pero ha llovido mucho desde entonces y seguramente los bloggers que conocía (morgennes,rapsodos,franchuzas,lester,chouza,zerael,
dreamtheater,rqk,Kidicarusetc.) hayan abandonado sus blogs temporal o indefinitivamente.Veré como puedo acondicionarme a la actual gamefilia.
Pues eso, mi relato no es gran cosa, pero no guarda una relación directa con respecto a los capítulos anteriores, así que pueden leerlos en el orden que deseen.
Capítulos:
 
 
III. Damascio el proscrito.(borrador)
 
 
Como muchas otras criaturas, la raza humana se ha granjeado el derecho de poblar el planeta tierra por la vía de la devastación, el genocidio y las pandemias. Incluso siendo artífices de su propia aniquilación han logrado sobrervivir ante las adversidades, se podría incluso afirmar que la supervivencia forma parte de ese exiguo amasijo de virtudes que conforma al ser humano, lamentablemente, su ostensible indefensión ante razas beligerantes de tecnología bélica superior,ocasionó que la humanidad se abocara peligrosamente al abismo de la extinción. Aun así, pese a que la raza humana haya sido arrinconada por diversas tribulaciones, siempre se las apaña para sobrevivir,pero no obstante,tal acontecimiento marcó las postrimería de la era sedentaria que ha gozado la humanidad desde hace siglos, retrotrayéndola a la incipiente época nómada, errando por el espacio, construyendo enclaves intergalácticos como alberges temporales.

Eones más adelante, la humanidad sigue perviviendo en enclaves y vagando en búsqueda de un planeta en condiciones para terraformarla, pero ahora han sido sojuzgados por seres de procedencia deífica:"Los dioses estelares",obrando solo por la voluntad de estos. Por todo lo que adolece la humanidad contemporánea se hace evidente para cualquiera que ésta se encuentra en un progresivo decaimiento,muy a pesar de vivir en una era tecnológicamente avanzada,la incidencia de los seres deíficos ha hecho que la raza humana se asemeje cada vez más,si bien de carne y hueso, a un autómata bajo su servicio que a seres inteligentes dotados de raciocinio propio.

De todos los estratos sociales, que se expande desde la típica morralla hasta los que gozan de ciertos privilegios, figura un estrato en donde los que pertenecen no son más que una oligarquía de letrados: Los científicos. La ciencia del hombre siempre ha suscitado atención a los dioses de las estrellas, el rápido y constante desarrollo de la tecnología humana epata hasta el más impasible de los semidioses estelares; es por ello que los científicos que destacan sobre el granel son especímenes muy valorados por los dioses, incluso algunos han podido alcanzar elevados peldaños del escalafón y han sido piezas determinantes en el progresivo proceso de fortalecer la hegemonía de los dioses estelares sobre la raza humana; puede que a priori esto sea un acto de perfidia para su propia raza, pero algunos miembros destacados de la estirpe no se consideran ya a sí mismos como seres humanos, sino seres antropomórficos de un nivel muy superior al plano al que antes estos pertenecían. El yugo de los de los semidioses medra con él gracias a la prosperidad tecnológica del hombre en detrimento a su valía como ser viviente. Para ellos, los humanos no son más que utensilios degradables.

El cónclave de científicos está conformado por las mentes más taimadas de la colonia intergaláctica, no en balde, son tambien las personalidades más ambiciosas y obsecuentes a la orden de los semidioses. Entre ellos descollaba sobradamente Damascio, un hombre joven taciturno e inberbe de estatura mediana y de iris grisácea, su vedeja de tonalidad plata oscura caía irregularmente sobre sus hombros, su mirada era torva e inquietante capaz de turbar a sus compañeros con un simple atisbo,sin embargo,compartía con el resto una de las señas de identidad más elementales, como lo es frotarse la barbilla cuando algún fenómeno le despertaba interés. Nadie dudaba de la cognición y el intelecto de Damascio, pero como él acostumbraba mantener un perfil bajo, casi todos cuestionaban su reciente ingreso en el cónclave; lo que ignoraba la mayoría era que Damascio transcendía del simple hecho de ser otro científico genial, él era un individuo de prospecto sumamente inusitado cuyos aportes a diferentes vertientes de la ciencia no solamente han sido avalados y vitoreados por la cónclave, sino que también desconcertaba a partes iguales: Los descubrimientos de Damascio se sometían a extensas cesiones de debate, sus teorías parecían mas bien un compendioso ensayo de absurdos espurios atiborrados de seudociencia, pero luego de un riguroso estudio y de vastas demostraciones, ese aparente cúmulo de tonterías parecían albergar bajo su oscuro significado una postulación brillante que asombraba a la cónclave. Por eso lo apodaron como el “científico criptico” ya que su actitud difuminaba una genialidad que no se habia visto en eones.

Damascio era uno de los científicos más vilipendiados de la colonia (el resto no eran más que chiflados incompetentes), ya que, pese a que el cónclave de científicos lo respetaba, le irritaba de sobremanera la actitud indiferente que dedicaba a su prestigiosamente elitesco status social, además de que no sentía respeto alguno hacia sus superiores, aunque acataba las ordenes de manera irreprochablemente obsecuente. Y no solamente era vilipendiado por la colonia, sino que también suscitaba inquietudes entre los científicos, sospechaban que Damascio estuviera estudiando con tesón las ciencias ocultas de los mentalizadores, una disciplina críptica y sobrenatural prohibida por los seres deíficos del alcance de los humanos, sólo una minoría humana leal a estos que se han granjeado su potestad les han permitido aprender el subversivo arte de la mentalización. De ser cierto que Damascio investigaba la mentalización, sería irrefutablemente condenado al patíbulo o al exilio,a vagar de por vida en ignotos planetas con desalentadoras esperanzas de vida. No eran pocos los que desdeñaban su testa, así que también sería posible que denunciaran a Damascio con evidencias sustentadas por los espurios infundados y cundidos por toda la colonia, la superstición es un deleznable remanente que pervive en la sociedad humana desde el atroz medioevo. Pero lo cierto era que Damascio realmente investigaba el arte subversivo de la mentalización, claro está, nadie lo sabía con certeza, ni siquiera el cónclave, y consecuentemente, no recaudaban evidencias suficientes como para propalar sus supuestas investigaciones acerca de la mentalización. Pero su investigación no permanecía oculta ante los omnipresentes ojos de los seres deíficos estelares, quienes aguardaban expectantes con el fin de observar mayores progresos de su investigación en el área, ya que, pese a que menospreciaban a Damascio por su actitud impasible, reconocían a todas luces que era brillante y sumamente ambicioso, si hubiera algún científico capaz de lograr avances en la investigación de la mentalización, ese sería, sin lugar a dudas, Damascio.

Los dioses Estelares bien podrían ascenderlo a un jerarquía superior a sus compañeros de la cónclave, y estar bajo su servicio, pero su desmenuzada ambición auguraba a un individuo que lograría semejante poder con la mentalización que rompería las cadenas que lo subyugan y pasaría a ser un enemigo potencialmente peligroso para los dioses estelares.Así que simplemente dejaran que continúe sus investigaciones sobre la mentalización, y luego decidirán su infausta suerte, obviamente Damascio ignora que está siendo observado por entes mayores a su comprensión mortal.

Un grupo de colonizadores que exploraba planetas del sistema en búsqueda de alguno lo suficientemente apropiado para albergar vida, reportó a los dioses estelares una latente actividad anómala que provenía de un planeta de atmósfera hostil, éstos, desconcertados por la insólita naturaleza de la actividad, ordenaron acuciantemente a la colonia que preparara un equipo de investigación conformado por intrépidos voluntarios (muy pocos), prisioneros y condenados al exilio para embarcarse a una misión aparentemente suicida, con esperanzas de supervivencia desconocidas. Pese a la urgencia, la colonia no se iba a arriesgar a no prodigar en costes para una misión con probabilidades de éxito prácticamente indeducibles, por lo tanto le han asignado a la tripulación una inmensa nave colonizadora estándar clase C (categoría a la que pertenecen las naves de tecnología barata y funcional pero al borde de lo ya considerado perimido) en buenas condiciones para cumplir la ya dicha misión. Si bien a los dioses estelares no les importaba en lo absoluto las inversiones económicas de la colonia ni la seguridad de los tripulantes, deseaban que Damascio figurara entre el grueso de la tripulación, un sujeto con tanta afinidad a los fenómenos como él, si sobreviviese la nave a los estragos del viaje, realizaría estudios que acotarían un punto crucial en los avances de la investigación general, pero ellos sabían lo valioso que era para el cónclave a pesar de sus sospechas, no en vano algunos descubri-
mientos*1 de Damascio en diversas áreas de la ciencia han ido acrecentado el prestigio del mismo, y sin importar lo desdeñable que era Damascio para ellos y para el resto de la colonia no permitirían perder tan fácilmente semejante “Gallina de los Huevos de Oro”, por lo tanto, independientemente de los designios de los dioses estelares*2 ,nadie podía obligar a Damascio a menos que sea condenado al exilio o se muestre voluntario*3. No obstante, los dioses guardaban un as bajo la manga: Las incursiones de Damascio en la mentalización. Así que los dioses estelares condenaron a Damascio a la pena del exilio por la grave transgresión y entonces el cónclave,no sin lamentarlo, destituyó a Damascio relegándolo a científico paria. Por las evidencias presentadas, la colonia ni siquiera se molestó en someterlo a juicio. Damascio estaba perplejo, y no precisamente por su destitución o su condena, sino por las facultades sobrenaturales de los dioses, ya que por lo metódico y precavido que era, juraba que no había manera humana de saber a ciencia cierta de su transgresión.Para él fue una grata sorpresa, el poder de la mentalización lo epataba cada vez más, y pensó, que a la final podría valer la pena ser exiliado y empezar a estudiar aquel fenómeno que inquietaba a los dioses estelares, sin importar los riesgos que le deparaba la odisea, buscaría una manera de sobrevivir...

La nave colonizadora Avalón estaba siendo repostada de provisiones y el personal de mantenimiento inspeccionaba las instalaciones terminando los preparativos. Una agitada procesión de personas aguardaban expectantes la partida del Avalón, muy pronto zarparía la inmensa tripulación de la nave: soldados, científicos bien remunerados y criminales exiliados (entre ellos damascio) ya estaban siendo ingresados a las instalaciones. Los de la sala de control confirmaban el óptimo status de la operación y la nave fue liberada fuera de la colonia, estaba lista para surcar el espacio, se ha iniciado la misión; dado el buen estado de la nave y de sus tripulantes, la colonia volcaba grandes esperanzas de una ejecución exitosa. Damascio era ahora el científico de más baja graduación entre los presentes y solo podía desenvolverse bajo las órdenes de su superior,pero a esto poco le prestaba atención, así era mejor para sus intereses, los demás científicos lo consideraban repulsivo y raramente se dirigían a su persona, sin embargo, a más de uno le turbaba su presencia en la nave colonizadora, sabían que era más brillante que la mayoría de los que son ahora sus superiores y su críptica personalidad no hacía más que fortalecer una plétora de rumores que orbitaban alrededor de su persona, acerca de su pasado, sus descubrimientos, su vida cotidiana, sus preferencias etc. menudencias que no van realmente al caso. Damascio ahora anhela impacientemente la manifestación del misterioso fenómeno, siendo exiliado, ya no existían atavismos que le impidan seguir investigando el arte prohibido de la mentalización (aunque estaba bien seguro de que los dioses de las estrellas le estarían observando permanentemente), e intuía cierta cohesión sobrenatural entre este arte y la insólita anomalía, por algo inquietó a los omnipotentes y omniscientes dioses estelares. Definitivamente, debía de sobrevivir a toda costa a la travesía.

Y así termina este preludio de la odisea de Damascio el proscrito, el pronto descubrirá antes que nadie la naturaleza del fenómeno, y la utilizará a su favor para sobrevivir a múltiples adversidades.


ESCOLIOS
*1 Cada descubrimento de Damascio era motivo de celebración, ya que sus méritos también se les adjudicaba a el cónclave, y por lo tanto el resto de los miembros también escalaban peldaños dentro el marco piramidal de los dioses estelares, aunque a esto a Damascio le daba igual.

*2 Pese a que los dioses estelares eran la máxima autoridad, ellos no podían transgredir las leyes de la colonia, y más si su reputación de diligentes les precedía.

*3 Damascio, como había mencionado anteriormente, es un hombre comedido, y por supuesto, no se prestaría voluntario a una misión suicida.

 

Por cierto, cualquier persona interesada -afiliada o ajena a gamefilia-  puede participar, pero debido a la ausencia de Lester_Knight por motivos que desconozco, lamentablemente de momento tendrán que esperar.

Saludos

5
Valoración media: 5 (2 votos)

2 Comentarios:

Coño, al final sigue

Coño, al final sigue alguien ahí? Joder, yo dejé de visitarla cuando vi que en dos meses había sido la única persona que había posteado LMAO
P.D. Siento comunicartelo, pero.. de los bloguers que nombras solo franchuzas sigue aquí... y eso no quiere decir que postee, sino que ha sido el único que no ha colgado en su blog un adios....

Buenisíma tu entrada, a ver

Buenisíma tu entrada, a ver si rescatas esta iniciativa que cayo en su momento. ¿Alguien sabe que fue de Lester?? Sus relatos eran increibles y promovía mucho la construcción de nuevos relatos. 

 

¿Puedo hacer algo para poder continuar el relato? ¿En caso de que todos los fundadores-escritores originales hayan desaparecido podríamos continuarlo? 

 

Saludos =)